Un manual de herbolaria del primer cuarto del siglo XI

 Cotton MS Vitellius C III es un increíble manual de herbolaria de más de 1,000 años de antigüedad que al fin ha sido digitalizado para su consulta en línea. [AQUI]

Manuscrito medieval de remedios herbolarios disponible en línea

Este magnífico libro del siglo XI está lleno de ilustraciones y remedios a base de plantas para curar cualquier padecimiento, desde el mal olor corporal (hay que hervir alcachofas en vino) hasta el dolor de pecho (que se resuelve con raíz de regaliz). Gracias a que está escaneado en alta resolución, es posible ver muy de cerca los textos escritos en inglés antiguo y los detallados dibujos de plantas y animales utilizados por sus propiedades curativas. Pero, si tienes problemas para entender el inglés antiguo, está a la venta una traducción al inglés moderno publicada en 2002.

Cotton MS Vitellius C III    Date 3rd quarter 9th century-1st half 17th century  Title Old English Illustrated Herbal; Medicina de quadrupedibus in Old English; Peter of Poitiers, Chronicle; Macrobius, Saturnalia, books i–ii; notes by William Harvey

Aunque los remedios herbales eran bastante comunes en la medicina anglosajona, el manuscrito de la Biblioteca Británica es el único manual ilustrado que sobrevive al día de hoy. “Nadie sabe a ciencia cierta cómo fue usado este manuscrito ni quién lo hizo”, comparte la directora del proyecto, Alison Hudson. “El estilo de decoración y escritura hacen que su producción sea asociada con los escribas monásticos de Canterbury y de Winchester, pero esto no es para nada seguro. Los monasterios en esas áreas funcionaban como centros de curación tanto natural como sobrenatural, y también como bibliotecas y centros de estudio”. Cada remedio en el manual incluye el nombre de las plantas o animales en varios idiomas; una descripción de los padecimientos que puede curar; e instrucciones para encontrarlos y prepararlos.

Anuncios

800 manuscritos medievales creados entre 700 y 1200 d.C. : British Library y BNF

La British Library, la Bibliothèque Nationale de France, y la Polonsky Foundation se han unido para que algunos de los manuscritos ilustrados de sus colecciones estén disponibles para el público en general.

Ahora, dos sitios web ofrecen un fácil acceso a 800 manuscritos medievales creados entre 700 y 1200 d.C.

Los sitios fueron creados como parte del Proyecto England and France de la Polonsky Foundation, creado en 2016 con el propósito de hacer que el legado intelectual de las Edad Media estuviera disponible para el público en general.  Los portales pueden ser visitados a través de la British Library o la Bibliothèque Nationale de France. El sitio web de la British Library también incluye una buena selección de artículos en inglés sobre temas como la música en la escritura o el conocimiento médico en la época medieval.

“St. Denis Missal”, mediados del siglo XI. British Library.
“St. Denis Missal”, mediados del siglo XI. British Library.

Los manuscritos pueden ser consultados por tema, autor, lugar de origen, o siglo. Si sabes lo que estás buscando, es posible descargar una lista completa en orden alfabético (AQUI) del material que está disponible. Además de ser un recurso para ver y revisar manuscritos, este portal te permitirá descubrir más sobre la Edad Media en general. Una amplia sección de recursos (AQUI) no solo enlaza a otras colecciones digitales, sino que también destacan las exposiciones, conferencias y publicaciones relevantes para los amantes de la historia medieval.

“Dos sobresalientes colecciones medievales han sido unidas a través de un ambicioso proyecto financiado por la Polonsky Foundation, fruto del compromiso compartido por la Bibliothèque Nationale de France y la British Library para aprovechar nuestra experiencia científica y tecnológica y poner estos tesoros invaluables al alcance de todos”, señaló Laurence Engel, presidente de la Bibliothèque nationale de France. “Éste es un ejemplo del patrimonio común que buscamos compartir juntos”.

Estos sitios representan un logro notable y son un ejemplo de colaboración entre las instituciones de diferentes países por el bien común.

Explora 800 manuscritos medievales ilustrados de Francia e Inglaterra
Diagrama del Zodiaco. De “Miscellany of works on computus and astronomy”. Bede. Primer tercio del siglo IX–Finales del siglo XI. BnF.

FUENTE: My Modern Met

Manuscritos de moda en el mundo de la moda

Los manuscritos están de moda. El actor Ezra Miller causó revuelo en el estreno de la  película Fantastic Beasts (Animales Fantásticos, de la saga Harry Potter). Y este mes de septiembre, la propia Biblioteca Británica acogió un evento de la Semana de la Moda de Londres: La Presentación de Nabil Nayal de su colección Primavera 2019.

Liber Medicinalis vs. Animales fantásticos

Pero Nabil Nayal no es un extraño en la Biblioteca. Hizo en ella su investigación de doctorado sobre la vestimenta isabelina, y los manuscritos de Elizabeth I y de la Biblioteca Británica fueron una gran inspiración para su reciente colección. Como dijo en el lanzamiento, esperaba que su colección inspirara a las mujeres modernas a “defender lo que crees y ser tu verdadero yo, liberar a tu reina interior”.

Aquí están las historias de algunos de los manuscritos que inspiraron a Nabil Nayal.

Hours Dress
Vestido diseñado por Nabil Nayal inspirado en la página del Libro de Horas del s. XV (Harley MS 2971, f. 13r)

Uno de los primeros manuscritos que apareció en la colección de Nayal fue un Libro de Horas hecho en París sobre 1450. Este manuscrito fue hecho posiblemente para una mujer: una oración en f.20v usa la forma femenina ‘famule tue’ (‘tu sirvienta’), aunque otra, unas cuantas páginas más tarde, usa la forma masculina común ‘miserrimo paccatori’ (‘la más miserable pecadora’). Las iluminaciones finas han sido asociadas con el taller que produjo las Horas de Bedford. El vestido de Nayal se basa en una página que muestra a San Juan Evangelista escribiendo mientras estaba exiliado en Patmos.

Hours suit
Traje diseñado por Nabil Nayal  y página del calendario de Beaufort Hours: Royal MS 2 A XVIII, f. 30v

Nayal transformó un calendario propiedad de Margarita Beaufort (1443-1509) en un elegante traje basado en la página de junio. Vemos notas en el margen de las victorias históricas ganadas por su hijo, Enrique VII, en las batallas de Blackheath y Stoke. Estas notas no fueron hechas por Margaret misma, sino añadidas por miembros de su familia. También hay notas sobre el nacimiento de su nieto, el futuro rey Enrique VIII, el 28 de junio. Una mano posterior ha añadido una nota sobre la propia muerte de Margarita el 29 de junio de 1509. El diseñador Nabil Nayal colocó la chaqueta de modo que un lado esté dominado por la escritura gótica de un fino escribano que trabajaba en la primera mitad del siglo XV, mientras que el otro lado tiene los guiones cursivos más rápidos de las notas añadidas de finales del siglo XV y principios del XVI.

Tilbury Ruffle
Diseño de Nabil Nayal y una página del Discurso de Tilbury: Harley MS 6798

El manuscrito que inspiró muchos de los trajes fue Harley MS 6798. En él aparece el Discurso de Isabel I de Inglaterra a sus tropas en Tilbury (1588) antes de la derrota de la Armada Española:

“Se que soy dueña de un débil y frágil cuerpo de mujer, pero tengo el corazón y el estómago de un rey, más aún, de un rey de Inglaterra, y considero con esquiva repugnancia el que Parma o España, o cualquier soberano de Europa, se atreva a invadir las fronteras de mi reino; lo cual, si sucediera, antes que una mancha caiga sobre mi honor por mi culpa, yo misma empuñaré las armas, ya misma seré su caudillo y su juez, y sabré recompensar sus virtudes en el campo de batalla”.

Nayal ha dicho que usó este manuscrito repetidamente en su colección porque “era muy importante para mí recordar a la gente este discurso. Es el momento en que se revela como una mujer fuerte y desafiante que va a superar los obstáculos a los que se enfrenta”.

Funeral coat

Isabel I se mantuvo en muy buena salud hasta la vejez, pero incluso la más poderosa de las reinas tuvo que lidiar con la mortalidad. Deprimida tras la muerte de su prima segunda y jefa de la cámara privada, Katherine Howard, condesa de Nottingham, Elizabeth dejó de comer y perdió la capacidad de hablar. Murió en la madrugada del 24 de marzo de 1603 en el Richmond Palace de Surrey. Su funeral tuvo lugar en la Abadía de Westminster el 28 de abril.

La colección de Nayal incluía un abrigo inspirado en los dibujos de la elaborada procesión funeraria de Isabel I, (Add MS 35324). El abrigo contiene la parte del manuscrito que representa el ataúd de Isabel envuelto en terciopelo púrpura, llevado por seis caballeros y rodeado por doce barones, que portaban pancartas con su linaje. Sobre el ataúd está su efigie funeraria, construida de cera, madera y paja, que a su vez estaba basada en su máscara mortuoria. Llevaba su toga parlamentaria, con una corona en la cabeza y un cetro en la mano. Podemos obtener una idea de cómo era esa efigie de otras fuentes. Entre 1605 y 1607 su sucesor, Jaime I, empleó al francés Maximiliano Colt para construir una tumba y una efigie a un precio de 965 libras esterlinas. La efigie de mármol blanco se basaba en su efigie funeraria, que sobrevivió hasta mediados del siglo XVIII, cuando se hizo una reconstrucción (que aún se encuentra en la Abadía de Westminster). El corsé original que llevaba la efigie también sobrevive, y probablemente fue uno de los que llevó la reina en vida.


Para los que quieran profundizar en este tema, la Biblioteca Británica ha lanzado un nuevo recurso web sobre moda. En colaboración con el British Fashion Council y el Council of Colleges, esperan animar a los estudiantes de diseño a utilizar sus colecciones únicas.  Fashion web resource.

FUENTE: British Library Blog

 

 

Cuando el escriba también dibujaba.

La elaboración de manuscritos medievales fue una actividad de equipo, en la que diferentes personas asumieron diferentes papeles en la producción. Debido a esto, no es frecuente que haya evidencia de que un escriba también sea el artista que trazó los dibujos originales para acompañar el texto.

En el caso del manuscrito que contiene a Sir Gawain and the Green KnightPearlCleanness, and Patience (British Library, MS Cotton Nero A.x), sin embargo Maidie Hilmo,  experta en manuscritos ilustrados del inglés medieval, ha descubierto que es muy probable que tanto el texto como los dibujos procedan de la pluma de la misma persona.

Los nuevos datos científicos que Paul Garside, el científico de conservación de la Biblioteca Británica, proporcionó sobre los pigmentos es que la tinta de los dibujos tapados y el texto es la misma.  Trabajando de forma independiente y simultánea, la paleógrafa Jane Roberts también se ha preguntado: “¿Y si los dibujos fueran hechos por el escriba?” Su investigación corrobora la evidencia científica.

Además de esta nueva información científica y paleográfica, el estudio de Hilmo considera cómo algunos de los detalles perdidos o mal interpretados que la pintura  posterior oscureció son importantes para ampliar la gama iconográfica e interpretativa de las miniaturas y, reflexivamente, de los poemas, todo lo cual apoya la probabilidad de que el escriba fuera creador de los dibujos tapados.

Introduction to “Did the Scribe Draw the Miniatures in British Library, MS Cotton Nero A.x (The Pearl-Gawain Manuscript)?” Journal of the Early Book Society, 20 (2017), 111-36

Was the Gawain Scribe also the Artist?

Por ejemplo, en Pearl el iluminador ha pintado sobre el dedo índice del padre , ha borrado un océano lleno de peces en Cleanness, y en Patience ha hecho que el arpón  parezca más una paleta que un arma, ocultando los significados adicionales que el artista original había dibujado deliberadamente.

Was the Gawain Scribe also the Artist?

En Gawain, el colorista ataca de nuevo, pintando pelo rubio sobre lo que habría sido la corona de hojas del Caballero Verde, y alejándolo de una asociación con el Hombre Verde, personaje familiar para el público medieval según Hilmo. El hecho de que estos detalles fueran dibujados en primer lugar implica según la investigadora “una familiaridad con el texto y un deseo de ampliar su alcance interpretativo para un público familiarizado con narrativas e iconografías relacionadas”.

Además de tener una relación íntima con el texto, ¿qué otra evidencia sugiere que el escritor y el artista podrían haber sido el mismo? Usando imágenes multiespectrales, fluorescencia de rayos X y análisis de pigmentos, el Dr. Paul Garside confirmó a Hilmo que los dibujos en segundo plano estaban realizados con tinta de hierro, algo que era anormal para los dibujos en inglés, pero no para el texto. Es decir, un escriba en Inglaterra (donde se cree que este manuscrito fue producido) usaría tinta de hierro, pero un artista no lo haría. Un escriba/dibujante, sin embargo, podría haber usado fácilmente su propia tinta familiar para ambos.

Was the Gawain Scribe also the Artist?

Una de las miniaturas más importantes del manuscrito representa la Fiesta de Belshazzar (que se encuentra en Cleanness) y presenta la divina “Escritura en la Pared”. Hilmo y Jane Roberts han observado que esta escritura se parece mucho a la escritura formal del escriba en varios puntos del manuscrito. Parece improbable que el escriba haya colocado la escritura en el lugar correcto para la miniatura antes de enviarla a otro artista. Es lógico concluir, entonces, que la escritura en el dibujo fue creada con el dibujo en primer lugar, es decir, por el escriba.

 

Biblias moralizadas.

Durante los reinados de Luis VIII (1223-1226), su esposa Blanca de Castilla (m. 1252) y su hijo Luis IX (1226-1270), París fue el centro artístico de Europa. Entre las creaciones artísticas más espectaculares de sus reinados se encuentran las Biblias de imágenes moralizadas conocidas como Bibles moralisées. Cada una de ellas contiene, literalmente, miles de imágenes ricamente pintadas y doradas, diseñadas (en palabras del profesor John Lowden) para “crear una impresión de una incomparable majestuosidad”.

Harley_ms_1527_f120v
Apocalipsis.  Harley 1527, f. 120v

Estos libros se conocen como ‘Biblias moralizadas’ porque las escenas bíblicas en redondeles están emparejadas con su interpretación simbólica o teológica o “moralizaciones” con un breve extracto bíblico o moralización explicativa añadida al lado de cada cuadro. Cada uno fue hecho como una orden real para un miembro de la familia real francesa o un pariente cercano.

Dos de los manuscritos incluyen una imagen de un rey y una reina, o un rey, así como un artista trabajando en un libro con redondeles como los de las Biblias moralisées.

Estas Biblias son en realidad creaciones extraordinarias en todos los sentidos. Su producción en un taller de París debe haber sido una tarea enorme y extremadamente costosa, ya que los libros parecen haberse realizado de forma sucesiva y rápida, en un período de unos diez años, de alrededor de 1225 a 1235. Cada página ilustrada tiene ocho redondos, y se enfrenta a otra página con el mismo diseño, de modo que el espectador se enfrenta a dieciséis imágenes en cada apertura ilustrada. La asombrosa complejidad de las imágenes, sus moralizaciones y los textos que las acompañan sugieren que los destinatarios reales las habrían visto y/o leído en compañía de sus capellanes o sacerdotes personales.

Se ha sugerido que las dos primeras copias, ahora ambas en Viena, fueron hechas para el propio uso de Blanca de Castilla y Luis VIII (una en francés, y la segunda latinizada del francés). [Österreichische Nationalbibliothek, MS 1179, MS 2554]

Las otras dos copias, (una dividida entre Oxford, París y la colección Harley de la Biblioteca Británica, y su gemela, ahora en Toledo y New York ), son aún más ambiciosas Tal vez fueron encargados por Blanca de Castilla como regalo de bodas para su hijo, Luis IX, y su esposa Margarita de Provenza (1221-1295) en su matrimonio de 1234. [Oxford, Bodleian Library, MS Bodley 270B + Paris, Bibliothèque nationale de France, MS lat. 11560 + London, British Library Harley MS 1527 ;  Toledo, Tesoro del Catedral + New York, The Morgan Library & Museum, MS M.240].

Un volumen de la Harley Bible moralisée de la British Library se exhibe ahora en el Metropolitan Museum de Nueva York, como parte de la exposición  Armenia! que se inauguró el 22 de septiembre y durará hasta el 13 de enero de 2019. La exposición es la primera en examinar la notable contribución artística de los armenios en un contexto global.

Harley_ms_1527_f046r
British Library, London (ms Harley 1527) expuesta en Armenia!

Un aspecto importante de la exposición es la exploración de las conexiones entre las artes del reino armenio de Cilicia y la corte de Luis IX. El fraile franciscano Guillermo de Rubruck (Willem van Ruysbroeck) (c. 1210-c. 1270) llevó consigo manuscritos iluminados sobre su misión a los mongoles en 1253, incluyendo una Biblia que le fue dada por Luis IX y un salterio que le fue dado por la reina Margarita de Provenza (m. 1295). Puede ser que estos manuscritos influyeran en el estilo y las composiciones de T’oros Roslin (activo 1256-1268), el más destacado pintor miniaturista armenio de la Edad Media.

VIDEO DE LA EXPOSICION

El libro europeo que fue encontrado intacto en un ataúd

Si eres un aficionado de la historia británica, el mes que viene es el momento ideal para estar en Londres y visitar exposición de la British Library  Reinos anglosajones: Arte, Palabra, Guerra , que se inaugura el 19 de octubre hasta el 19 de febrero de 2019 y donde se exponen tesoros de la propia colección de la Biblioteca Británica, incluyendo los bellamente iluminados Evangelios de Lindisfarne, Beowulf y la Historia Eclesiástica de Bede, junto a los impresionantes hallazgos de Sutton Hoo y el Staffordshire Hoard. El mundialmente famoso Domesday Book ofrece su inigualable representación del paisaje de la Inglaterra anglosajona tardía, mientras que el Codex Amiatinus, una gigantesca Biblia norteña llevada a Italia en el año 716, regresa a Inglaterra por primera vez.

Pero entre todas estas joyas hoy destacamos el Evangelio de San Cuthbert, el libro europeo totalmente intacto más antiguo que se conserva, una copia latina del Evangelio de San Juan.

Resultado de imagen de Evangelio de San Cuthbert

El libro, que originalmente se llamaba Stonyhurst Gospel, adquirió su nombre actual porque se encontró dentro del ataúd de San Cuthbert, un monje ermitaño que murió en 687 y cuyos restos, según la leyenda, eran incorruptos. Este supuesto milagro inspiró un culto que colocó ofrendas alrededor de la tumba de Cuthbert. El momento y la forma en que el pequeño libro llegó a su ataúd sigue siendo un misterio. Probablemente fue entre los años 700 y 800 después de Cristo, cuando su cuerpo fue trasladado a Durham debido a incursiones vikingas.

Cuando se abrió el ataúd de Cuthbert en 1104, el libro se encontró “en perfecto estado milagroso”, escribe la Biblioteca Británica , dentro de “un maletín de cuero rojo con una honda muy gastada hecha de hilos de seda”. La creación del libro alrededor de los años 700 y 730, suscita gran interés tanto para los académicos como para los laicos, no solo por la leyenda de San Cuthbert, sino también por las cualidades físicas del libro y su propia naturaleza incorrupta. “El manuscrito  conserva sus páginas originales y su encuadernación”, un hecho notable para un libro de su edad.

St Cuthbert Gospel

Su condición lo convierte en un ejemplo importante de arte insular, que se creó en las Islas Británicas e Irlanda entre 600 y 900 EC.

Atado con una técnica de costura que se originó en el norte de África (llamada “costura copta”), el libro “simple pero elegante”, explica Meier (periodista especializado de JSTOR Daily), “refleja la transmisión del conocimiento editorial en toda Europa” desde el Mediterráneo. Su pequeño tamaño y ubicación en una bolsa de cuero también es importante. El Evangelio de San Juan a veces se empleó como talismán protector, usado en una bolsa en el cuerpo para protegerse del mal. No está claro por qué uno de los admiradores de Cuthbert le habría dado tal talismán a su cadáver.

Si no puedes acercarte a la exposición en la Biblioteca Británica para ver este fascinante libro en persona, puedes ver su encuadernación milagrosamente bien conservada y las páginas escaneadas por la Biblioteca Británica aquí.

Los mapas de Georg Wilhelm Schimper sobre Etiopía

Etiopía es el producto de un largo proceso histórico, desde el imperio Aksumita hace 2000 años, pasando por la introducción del cristianismo en el siglo IV, la expansión política de varias etnias, el desarrollo artístico de las iglesias rupestres a lo largo de siglos, seguido por la intervención militar portuguesa y la religión católica romana en los siglos XVI y XVII, y finalmente la unificación del país bajo el emperador Tewodros II (reinó en 1855-1868).

Los europeos han viajado por el país y han escrito sobre sus experiencias añadiendo a este conocimiento geográfico mapas de las rutas de sus viajes, como el escocés James Bruce, que publicó su relato en 1790. En la Europa del siglo XIX, la creciente importancia de la geografía como disciplina académica llevó a muchos viajeros a crear mapas, que a veces complementaron con potentes historias de las tierras, los turbulentos tiempos políticos y las costumbres y tradiciones de las poblaciones.

Uno de esos viajeros fue el botánico alemán Georg Wilhelm Schimper (1804-1878), que vivió y trabajó en Etiopía desde 1838 hasta su muerte en 1878. Fue testigo de trastornos y guerras, la coronación del emperador Tewodros II en 1855, se casó y tuvo hijos con mujeres etíopes, pero lo más notable es que recorrió el país para investigar la flora del país. Él envió los especímenes botánicos secos de vuelta a Alemania y Francia y se ganaba la vida gracias a la cortesía de asociaciones de viajes como la Reiseverein de Esslingen, que adelantó dinero a Schimper y lo recuperó de la venta de sus especímenes de plantas secas a los herbarios europeos.

Cuando estos ingresos se agotaron, tuvo la suerte de ser nombrado administrador regional en Enticho, en el norte de Etiopía, hasta 1855. En la década de 1860 se dedicó a algo totalmente nuevo: debido a su conocimiento detallado de la vida vegetal en varias regiones, dependiente como estaba de los diferentes suelos y formaciones rocosas, procedió a integrar la información geológica en los mapas que él mismo dibujó, acompañando los mapas con abundantes y detalladas observaciones botánicas, geológicas y geográficas.

Georg Wilhelm Schimper en Abysinia

Elaboró cuatro mapas manuscritos, que obran en poder de la Biblioteca Británica en Add. MS 28506. Los mapas y los comentarios de Andreas Gestrich, Dorothea McEwan y Stefan Hanß han sido publicados por el Instituto Histórico Alemán de Londres y están disponibles en línea. La base de datos presenta 221 folios de las páginas originales alemanas, transcritas en alemán moderno y traducidas al inglés, con una bibliografía y biografía totalmente anotadas de Schimper.

ACCEDER A George Wilhelm Schimper en Abisinia

Schimper3