Limpieza de libros y documentos.

Cleaning. [2011]. Caroline Bendix, ACR, Accredited Library Conservator,
Alison Walker. The British Library (Preservation Advisory Centre). DESCARGAR PDF

El objetivo de este folleto es proporcionar orientación sobre métodos sencillos de limpieza en seco para eliminar la suciedad superficial de los volúmenes encuadernados y de los papeles sin encuadernar.

La suciedad superficial se define como material suelto que puede eliminarse sin frotar y sin el uso de equipos que no sean cepillos, aspiradoras, plumeros y paños. Este normalmente puede ser realizada por el personal de la biblioteca/archivo y por voluntarios que no son conservadores profesionales. Sin embargo, algunas de las técnicas descritas sólo deberían sólo deben llevarse a cabo después de haber recibido formación por parte de un conservador acreditado o bajo su supervisión, lo que se indica en el texto.

Manuscritos hebreos: viajes por la palabra escrita. (Reapertura)

Ilana Tahan, la conservadora del fondo hebreo y cristiano-oriental de la British Library, informa, en un post del siempre recomendable blog de las secciones de Asia y África de la BL, que la exposición Hebrew Manuscripts: Journeys of the Written Word vuelve a estar abierta desde el pasado 18 de mayo y hasta el 6 de junio. Esta muestra, de la que ya nos habíamos hecho eco, había sido inaugurada en marzo de 2020 y suspendida prácticamente a continuación por motivos harto evidentes. Por suerte, la reapertura permitirá a algunos afortunados disfrutar de la cuidada selección y exhibición de los materiales.

Para quienes no puedan aprovecharla en directo, la exposición ofrece otras posibilidades. Por ejemplo, el breve vídeo de presentación incluye algunas animaciones sobresalientes de las iluminaciones y micrografías de los manuscritos.

Pero sin duda uno de los mayores atractivos para los que no puedan o quieran desplazarse hasta la British es la impresionante visita virtual que permite una idea cercana de la complejidad y belleza de Hebrew Manuscripts: Journeys of the Written Word. Esta herramienta logra aproximar no solo los 44 manuscritos de la muestra, sino que también da acceso a los materiales suplementarios creados por los especialistas para acompañarlos, de modo que los paneles y cartelas son también legibles. De este modo podemos recorrer las cuatro secciones en las que se divide la exposición.

¿Qué es el Talmud? ¿Qué son las micrografías? La British Library creó hace unos años un sintético pero útil glosario de términos relacionados con los manuscritos hebreos, tanto referentes a su contenido como a su forma.

Como cabría esperar, la Biblia ocupa un lugar destacado, pero no exclusivo. En el apartado The Bible and beyond encontramos junto a rollos y biblias de diferentes épocas y regiones de la diáspora judía, manuscritos talmúdicos. Entre las obras escogidas destaca el llamado Pentateuco del Duque de Sussex (Add MS 15282), un códice del siglo XIV que destaca por las micrografías con las que ha sido decorado.

Pereq Širah (Or 12983)

De entre los fondos de la sección Living together, destinada a mostrar la interacción entre las comunidades judías y no-judías, Tahan con excelente criterio destaca en su post el Pereq Širah (Or 12983), un comentario midrásico a la Creación que cuenta con unas estupendas ilustraciones.

Las últimas dos secciones de la exposición son a la par antagónicas y complementarias. Si una de ellas está dedicada a las prácticas místicas y mágicas (Power of letters and words), la otra busca no dejar sin representación la vertiente más científica y académica (Science and scholarship). En el primer grupo tiene una predominancia total las obras cabalísticas, de entre las que Talhan destaca un compendio copiado en el siglo XV de textos escritos por Abraham Abulafia, un importante cabalista que nació en la Zaragoza del siglo XIII. En la sección científica, una de las piezas que más llaman la atención tanto por su singularidad como por su belleza es la traducción al hebreo que a finales del siglo XIII hizo Natán haMeati del celebérrimo Canon de Avicena, aquí en una copia del siglo XV espléndidamente decorada. Tanto la reapertura física como la visita digital ofrecen una buena ocasión para que todos podamos disfrutar de los numerosos fondos que, por diversas vías, la British Library ha logrado acumular.

Diego Corral Varela

40.000 mapas, de entre 1500 y 1824, disponibles en línea.

“Un nuevo mapa del mundo entero», por H. Moll. [En hemisferios, en la proyección estereográfica]» – British Library shelfmark: Maps K.Top.4.25.

40.000 mapas que datan de entre 1500 y 1824 del rico fondo de la Biblioteca Británica disponibles gratuitamente en línea por primera vez. Forman parte de la Colección Topográfica del Rey Jorge III (K. Top), e incluyen mapas, atlas, dibujos arquitectónicos, caricaturas y acuarelas.

El primer lote de 18.000 imágenes ya está disponible para que cualquiera pueda verlas en línea a través de la colección digital Flickr Commons collection, de la Biblioteca Británica.

La colección es una parte distintiva de la gran Biblioteca del Rey que fue presentada a la Nación por Jorge IV en 1823. Como una colección de mapas y vistas que fue construida durante el período formativo del Imperio Británico, es un recurso importante para el estudio de cómo Gran Bretaña veía e interactuaba con el mundo en general durante este período. El proyecto actual, para catalogar, conservar y digitalizar el K.Top, ha llevado más de siete años.

«Hemisphaerium Coeli Australe (Boreale), in quo loca Stellarum fixarum secundum Æquatorem, per ascenciones ad annum 1730 completum, sistuntur, a J.G. Doppelmaiėro; operâ J.B. Homanni.»

«Este es un conjunto trascendental e intrigante de mapas y perspectivas antiguas que proporciona múltiples visiones del mundo de los siglos anteriores», explica Tom Harper, Curador Principal de Cartografía Anticuaria. «Nos complace haber podido poner a disposición esta extraordinaria colección a través de la catalogación y la digitalización y permitir que se comprendan mejor los aspectos del pasado de Gran Bretaña».

Además, están disponibles en el espacio web de la Biblioteca  Picturing Places una selección de ensayos con imágenes de la colección K. Top

Lo más destacado de esta colección incluye:

  • Un mapa de la ciudad de Nueva York dibujado a mano, presentado al futuro Jaime II en 1664.
  • El vasto Mapa de China de Kangxi de 1719 hecho por el jesuita italiano Matteo Ripa.
  • Un conjunto de dibujos de Lucca del artista italiano Bernardo Bellotto, alrededor de 1742
  • El gran mapa manuscrito de James Cook de las islas de San Pedro y Miquelón, 1763
  • Acuarelas de renombrados artistas del siglo XVIII como Paul Sandby y Samuel Hieronymus Grimm
  • Vistas de partes de la actual Ontario, Canadá, dibujadas por la artista Elizabeth Simcoe alrededor de 1792
  • El primer mapa completo del uso de la tierra de Londres de 1800.

Los mapas también estarán disponibles en  ‘Georeferencer’, una aplicación interactiva que permite convertir los mapas en datos añadiendo ubicaciones a las colecciones digitalizadas, iniciando nuevas formas innovadoras de descubrimiento e investigación.

La cartografía de Mateo de París.

A portrait of Matthew Paris writing at a desk, from The St Albans Benefactor’s Book.

Mateo de Paris (n. c. 1200, d. 1259) fue un monje de la abadía benedictina de St Albans en Hertfordshire reconocido por su trabajo como cronista, escribano y artista.

Su entrada en el St Albans Benefactor’s Book (Cotton MS Nero D VII), producido poco más de un siglo después de su muerte, lo describe como un «incomparabilis monographus et pictor peroptimus» (un escritor sin igual y un excelente artista). Numerosos libros que se conservan muestran la evidencia de su mano y la influencia de su distintivo estilo de dibujo y pintura. Entre sus obras notables se encuentran Chronica Maiora, una historia universal del mundo, e Historia Anglorum, una historia de Inglaterra, ambas copiadas e iluminadas por él mismo.

Chronica Majora
Chronica Maiora

Además de sus otros logros, París también es considerado como uno de los más grandes cartógrafos de su tiempo.

MAPAS

Los mapas de Mateo de París sobre Gran Bretaña son significativos en la historia de la cartografía medieval, ya que representan algunos de los primeros intentos de describir el aspecto físico real del país. Los mapas anteriores representaban más comúnmente la relación entre las principales regiones o ciudades en diagramas esquemáticos que proporcionaban poca indicación de la distancia o la topografía. Cuatro de los mapas de París sobre Gran Bretaña sobreviven, tres se encuentran en la Biblioteca Británica y el cuarto en Cambridge, [Colegio de Corpus Christi, MS 16].

A map of Britain by Matthew Paris, showing Scotland, Wales, and much of Northern England.

El primer mapa aparece en un manuscrito que contiene copias de la Chronica maiora y la Historia Anglorum escritas de puño y letra en París (Royal MS 14 C VII). Aunque es más sencillo que otros ejemplos supervivientes, el mapa todavía incluye una serie de características geográficas importantes, como el río Támesis, las islas de Man and Wight, Snowdon en el norte de Gales (con un dibujo de la montaña) y las Orcadas frente a la costa de Escocia. París también cuenta con una ruta que atraviesa el país desde la costa sur hasta Durham. Las principales ciudades de Dover, Londres y York (aquí conocida por su nombre latino Eboracum) aparecen acompañadas por pequeños dibujos de castillos o fuertes, con almenas almenadas.

El segundo de los mapas de París fue originalmente dibujado en una sola hoja de pergamino que luego fue plegada, cortada e insertada en otro volumen, conocido como la Collectanea de John de Wallingford (d. 1258). El mapa fue dañado en el Incendio del Algodón de 1731 y ahora está encuadernado por separado (Cotton MS Julius D VII/1)

A map of Britain by Matthew Paris, partly damaged in the Cotton Fire 1731.

John de Wallingford fue el enfermero de la Abadía de St Albans y un contemporáneo y amigo de París. Su Collectanea es una miscelánea que incluye una gran variedad de material: recetas médicas en inglés medio, copias de cartas y textos históricos, e incluso una tabla para predecir la hora de la marea alta en el Puente de Londres, así como varios dibujos del propio París. John añadió sus propias adiciones y anotaciones al mapa de Gran Bretaña con tinta negra, y utilizó el reverso de la hoja para el texto de su Crónica, que contiene varias tablas y diagramas.

ITINERARIOS

París también creó una serie de mapas de caminos ampliados, conocidos como itinerarios, que detallan las rutas emprendidas por los viajeros que van en peregrinación a Italia y a Tierra Santa. Trazado a través de una sola abertura en el manuscrito, este itinerario esboza una ruta potencial que podría ser tomada entre Londres y Nápoles. Presenta las diversas ciudades, puertos, abadías y monasterios, y otros sitios importantes que un peregrino podría esperar encontrar en su viaje. Todos ellos están conectados por una serie de líneas dibujadas en rojo, con inscripciones que indican el tiempo que pasaría entre cada parada del camino. Una inclusión particularmente notable es un dibujo del hospital que se encuentra en la cima del Monte Cenis, el principal paso alpino que los peregrinos tardarían en llegar al norte de Italia.

An opening from Matthew Paris’ Book of Additions, featuring an itinerary map of the route between London and Naples.
Liber additamentorum, 1250-1259, St Albans (Cotton MS Nero D I, ff. 183v-184r)

El segundo itinerario describe la ruta entre Londres y Palestina (Royal MS 14 C VII, ff. 4v-5r). Complejo y ambicioso en su diseño, consta de numerosas representaciones detalladas de los diferentes sitios que aparecen en la ruta de peregrinación. Las solapas de pergamino también han sido cosidas a algunas de las páginas para permitir dibujos adicionales y proporcionar rutas alternativas e información para los viajeros. La sección final del mapa está dominada por un gran contorno de la ciudad de Acre -uno de los únicos bastiones cruzados que quedan en la región en la época de Mateo París- y otros sitios importantes en Tierra Santa, como Jerusalén (etiquetada como «CIVITAS IERUSALEM»), el Monte Sinaí y Belén, que aparece con su estrella brillando en el cielo.

An opening from an itinerary map designed by Matthew Paris, showing an outline of the city of Acre, with added parchment tabs.
Sección final de un mapa de la ruta entre Londres y Tierra Santa, que muestra un bosquejo de la ciudad de Acre, así como las ciudades de Jerusalén y Belén

FUENTE: Blog British Library

Manuscritos hebreos: viajes por la palabra escrita

Hebrew Manuscripts: Journeys of the Written Word 
British Museum. Del 20 marzo al 2 agosto 2020
+ INFO

Desde una de las primeras obras científicas escritas en hebreo, hasta guías de meditación mística y un libro de hechizos, esta exposición reúne manuscritos dolorosamente bellos y minuciosamente detallados. Los documentos, que se remontan al siglo X, se refieren a las comunidades judías de todo el mundo y muestran el intercambio de conocimientos entre ellas y sus vecinos.

Hebrew Manuscripts. EXPOSICIÓN

A través de tesoros raramente vistos esta exposición nos lleva desde Europa y el norte de África, hasta el Oriente Medio y China. ¿Cuánto conocimiento y cultura se intercambió entre estos grupos? Fascinantes trabajos expuestos sobre música, ciencia y filosofía por famosos eruditos judíos sugieren que hubo más de lo que podríamos pensar. Tesoros que son testigos tanto de los momentos álgidos como de los bajos de estas relaciones.

La respuesta de un rabino italiano a Enrique VIII, que buscó consejo para divorciarse de su primera esposa. Una carta anglo-judía del siglo XIII que muestra la transmisión de propiedades entre personas de diferentes creencias. Y los signos de conflicto al encontrar la censura cristiana en los textos judíos.

A lo largo del camino, nos encontramos con los sabios versados en magia, Cábala y alquimia, e incluso aprendemos una o dos pociones de amor, a medida que descubrimos el poder de la palabra escrita.

Los monstruos marinos en los mapas medievales y renacentistas

Sea Monsters on Medieval: Amazon.es: Chet van Duzer: Libros en idiomas extranjeros

Chet Van Duzer. (2015). Sea Monsters on Medieval and Renaissance Maps . London: British Library, 2013. 144 pp. ISBN-13: 978-0712357715. Ver PRIMERAS PÁGINAS

El libro “Sea Monsters on Medieval and Renaissance Maps” (“Monstruos marinos de los mapas medievales y del Renacimiento”), publicado hace unos años por la Biblioteca Británica, estudia la evolución de las icónicas serpientes de mar, sirenas y otras criaturas míticas que aparecen en los mapas del mundo desde el siglo X y hasta la época renacentista. A pesar de su fantasiosa apariencia, la mayoría de las criaturas estaban basadas en encuentros reales con animales marinos, constituyendo claras evidencias de cómo la mitología y el folclore pueden evolucionar partiendo de hechos verídicos.

En el libro de Chet Van Duzer aparece representada toda una serie de “monstruos marinos” que los cartógrafos utilizaban para ilustrar regiones misteriosas e inexploradas del globo terráqueo, avisando de los posibles peligros que supondría la navegación por dichas latitudes. A lo largo de la historia, son muchos los que han asumido que estas criaturas míticas fueron el resultado del divertimento de imaginativos ilustradores. Sin embargo, lo cierto es que numerosas criaturas del océano, como ballenas, morsas y calamares, rara vez se veían, y en aquellos tiempos eran considerados bestias monstruosas.

En la medida en que proporciona a los cartógrafos formas decorativas, examina cómo los monstruos registran la «diversidad o la plenitud de la creación de Dios» y orientan a los espectadores hacia los océanos con «significado geográfico», desde los mosaicos antiguos hasta los manuscritos iluminados y los mapas grabados. Van Duzer se centra en la reutilización y supervivencia de una amplia gama de imágenes de lo monstruoso entre «los mejores amigos del cartógrafo», ya que la iconografía que servía para enmarcar los límites conocidos del mundo llegó a ser una herramienta para dirigirse a las audiencias de los cartógrafos, desde manuscritos medievales hasta globos del Renacimiento, llenando espacios desconocidos o marcando encuentros con lo desconocido. Las reproducciones fotográficas de alta calidad a lo largo de este estudio nos presentan criaturas vívidas, a menudo pasadas por alto como signos cartográficos, y su lugar en los diseños de los mapas modernos.

[VER VIDEO PRESENTACIÓN]

Manuscritos escritos en inglés del medievo.

A monk kneels before a bishop
The Weye of Paradys: Harley MS 1671, f. 1r 

La Biblioteca Británica posee una de las colecciones más importantes de manuscritos escritos en inglés de la Edad Media.

Gracias a una generosa donación de The American Trust for the British Library, se ha podido digitalizar un número considerable de estos manuscritos, cuyo primer lote se puede ver ahora en la web de Manuscritos digitalizados de la BL. Van desde copias de las obras de Geoffrey Chaucer hasta Piers Plowman de William Langland, y desde textos relacionados con la medicina veterinaria hasta la Chronicle of London.

Se trata de un trabajo que se irá ampliando de manera progresiva,  así que habrá que estar atento al Blog de la British Library para las novedades.

A decorated page in Lydgate's Life of Our Lady
 Harley MS 3862, f. 1r

Algunos de los manuscritos puestos recientemente a disposición en línea son:

  • Harley MS 172: A devotional miscellany of Middle English prose and verse
  • Harley MS 271: The true processe of Englysh polecie; Benedict Burgh, Parvus Cato, Cato Maior
  • Harley MS 372: John Lydgate, The Life of St Edmund and St Fremund; Advice to an old gentleman who wished for a young wife; …
  • Harley MS 525: The Seege of Troy; Robert of Cisyle; Speculum Gy de Warewyke.
  • Harley MS 3862: John Lydgate, Life of Our Lady

Y podemos consultar el listado completo: AQUI

 

Un manual de herbolaria del primer cuarto del siglo XI

 Cotton MS Vitellius C III es un increíble manual de herbolaria de más de 1,000 años de antigüedad que al fin ha sido digitalizado para su consulta en línea. [AQUI]

Manuscrito medieval de remedios herbolarios disponible en línea

Este magnífico libro del siglo XI está lleno de ilustraciones y remedios a base de plantas para curar cualquier padecimiento, desde el mal olor corporal (hay que hervir alcachofas en vino) hasta el dolor de pecho (que se resuelve con raíz de regaliz). Gracias a que está escaneado en alta resolución, es posible ver muy de cerca los textos escritos en inglés antiguo y los detallados dibujos de plantas y animales utilizados por sus propiedades curativas. Pero, si tienes problemas para entender el inglés antiguo, está a la venta una traducción al inglés moderno publicada en 2002.

Cotton MS Vitellius C III    Date 3rd quarter 9th century-1st half 17th century  Title Old English Illustrated Herbal; Medicina de quadrupedibus in Old English; Peter of Poitiers, Chronicle; Macrobius, Saturnalia, books i–ii; notes by William Harvey

Aunque los remedios herbales eran bastante comunes en la medicina anglosajona, el manuscrito de la Biblioteca Británica es el único manual ilustrado que sobrevive al día de hoy. “Nadie sabe a ciencia cierta cómo fue usado este manuscrito ni quién lo hizo”, comparte la directora del proyecto, Alison Hudson. “El estilo de decoración y escritura hacen que su producción sea asociada con los escribas monásticos de Canterbury y de Winchester, pero esto no es para nada seguro. Los monasterios en esas áreas funcionaban como centros de curación tanto natural como sobrenatural, y también como bibliotecas y centros de estudio”. Cada remedio en el manual incluye el nombre de las plantas o animales en varios idiomas; una descripción de los padecimientos que puede curar; e instrucciones para encontrarlos y prepararlos.

800 manuscritos medievales creados entre 700 y 1200 d.C. : British Library y BNF

La British Library, la Bibliothèque Nationale de France, y la Polonsky Foundation se han unido para que algunos de los manuscritos ilustrados de sus colecciones estén disponibles para el público en general.

Ahora, dos sitios web ofrecen un fácil acceso a 800 manuscritos medievales creados entre 700 y 1200 d.C.

Los sitios fueron creados como parte del Proyecto England and France de la Polonsky Foundation, creado en 2016 con el propósito de hacer que el legado intelectual de las Edad Media estuviera disponible para el público en general.  Los portales pueden ser visitados a través de la British Library o la Bibliothèque Nationale de France. El sitio web de la British Library también incluye una buena selección de artículos en inglés sobre temas como la música en la escritura o el conocimiento médico en la época medieval.

“St. Denis Missal”, mediados del siglo XI. British Library.
“St. Denis Missal”, mediados del siglo XI. British Library.

Los manuscritos pueden ser consultados por tema, autor, lugar de origen, o siglo. Si sabes lo que estás buscando, es posible descargar una lista completa en orden alfabético (AQUI) del material que está disponible. Además de ser un recurso para ver y revisar manuscritos, este portal te permitirá descubrir más sobre la Edad Media en general. Una amplia sección de recursos (AQUI) no solo enlaza a otras colecciones digitales, sino que también destacan las exposiciones, conferencias y publicaciones relevantes para los amantes de la historia medieval.

“Dos sobresalientes colecciones medievales han sido unidas a través de un ambicioso proyecto financiado por la Polonsky Foundation, fruto del compromiso compartido por la Bibliothèque Nationale de France y la British Library para aprovechar nuestra experiencia científica y tecnológica y poner estos tesoros invaluables al alcance de todos”, señaló Laurence Engel, presidente de la Bibliothèque nationale de France. “Éste es un ejemplo del patrimonio común que buscamos compartir juntos”.

Estos sitios representan un logro notable y son un ejemplo de colaboración entre las instituciones de diferentes países por el bien común.

Explora 800 manuscritos medievales ilustrados de Francia e Inglaterra
Diagrama del Zodiaco. De “Miscellany of works on computus and astronomy”. Bede. Primer tercio del siglo IX–Finales del siglo XI. BnF.


FUENTE: My Modern Met

Manuscritos de moda en el mundo de la moda

Los manuscritos están de moda. El actor Ezra Miller causó revuelo en el estreno de la  película Fantastic Beasts (Animales Fantásticos, de la saga Harry Potter). Y este mes de septiembre, la propia Biblioteca Británica acogió un evento de la Semana de la Moda de Londres: La Presentación de Nabil Nayal de su colección Primavera 2019.

Liber Medicinalis vs. Animales fantásticos

Pero Nabil Nayal no es un extraño en la Biblioteca. Hizo en ella su investigación de doctorado sobre la vestimenta isabelina, y los manuscritos de Elizabeth I y de la Biblioteca Británica fueron una gran inspiración para su reciente colección. Como dijo en el lanzamiento, esperaba que su colección inspirara a las mujeres modernas a «defender lo que crees y ser tu verdadero yo, liberar a tu reina interior».

Aquí están las historias de algunos de los manuscritos que inspiraron a Nabil Nayal.

Hours Dress
Vestido diseñado por Nabil Nayal inspirado en la página del Libro de Horas del s. XV (Harley MS 2971, f. 13r)

Uno de los primeros manuscritos que apareció en la colección de Nayal fue un Libro de Horas hecho en París sobre 1450. Este manuscrito fue hecho posiblemente para una mujer: una oración en f.20v usa la forma femenina ‘famule tue’ (‘tu sirvienta’), aunque otra, unas cuantas páginas más tarde, usa la forma masculina común ‘miserrimo paccatori’ (‘la más miserable pecadora’). Las iluminaciones finas han sido asociadas con el taller que produjo las Horas de Bedford. El vestido de Nayal se basa en una página que muestra a San Juan Evangelista escribiendo mientras estaba exiliado en Patmos.

Hours suit
Traje diseñado por Nabil Nayal  y página del calendario de Beaufort Hours: Royal MS 2 A XVIII, f. 30v

Nayal transformó un calendario propiedad de Margarita Beaufort (1443-1509) en un elegante traje basado en la página de junio. Vemos notas en el margen de las victorias históricas ganadas por su hijo, Enrique VII, en las batallas de Blackheath y Stoke. Estas notas no fueron hechas por Margaret misma, sino añadidas por miembros de su familia. También hay notas sobre el nacimiento de su nieto, el futuro rey Enrique VIII, el 28 de junio. Una mano posterior ha añadido una nota sobre la propia muerte de Margarita el 29 de junio de 1509. El diseñador Nabil Nayal colocó la chaqueta de modo que un lado esté dominado por la escritura gótica de un fino escribano que trabajaba en la primera mitad del siglo XV, mientras que el otro lado tiene los guiones cursivos más rápidos de las notas añadidas de finales del siglo XV y principios del XVI.

Tilbury Ruffle
Diseño de Nabil Nayal y una página del Discurso de Tilbury: Harley MS 6798

El manuscrito que inspiró muchos de los trajes fue Harley MS 6798. En él aparece el Discurso de Isabel I de Inglaterra a sus tropas en Tilbury (1588) antes de la derrota de la Armada Española:

«Se que soy dueña de un débil y frágil cuerpo de mujer, pero tengo el corazón y el estómago de un rey, más aún, de un rey de Inglaterra, y considero con esquiva repugnancia el que Parma o España, o cualquier soberano de Europa, se atreva a invadir las fronteras de mi reino; lo cual, si sucediera, antes que una mancha caiga sobre mi honor por mi culpa, yo misma empuñaré las armas, ya misma seré su caudillo y su juez, y sabré recompensar sus virtudes en el campo de batalla».

Nayal ha dicho que usó este manuscrito repetidamente en su colección porque «era muy importante para mí recordar a la gente este discurso. Es el momento en que se revela como una mujer fuerte y desafiante que va a superar los obstáculos a los que se enfrenta».

Funeral coat

Isabel I se mantuvo en muy buena salud hasta la vejez, pero incluso la más poderosa de las reinas tuvo que lidiar con la mortalidad. Deprimida tras la muerte de su prima segunda y jefa de la cámara privada, Katherine Howard, condesa de Nottingham, Elizabeth dejó de comer y perdió la capacidad de hablar. Murió en la madrugada del 24 de marzo de 1603 en el Richmond Palace de Surrey. Su funeral tuvo lugar en la Abadía de Westminster el 28 de abril.

La colección de Nayal incluía un abrigo inspirado en los dibujos de la elaborada procesión funeraria de Isabel I, (Add MS 35324). El abrigo contiene la parte del manuscrito que representa el ataúd de Isabel envuelto en terciopelo púrpura, llevado por seis caballeros y rodeado por doce barones, que portaban pancartas con su linaje. Sobre el ataúd está su efigie funeraria, construida de cera, madera y paja, que a su vez estaba basada en su máscara mortuoria. Llevaba su toga parlamentaria, con una corona en la cabeza y un cetro en la mano. Podemos obtener una idea de cómo era esa efigie de otras fuentes. Entre 1605 y 1607 su sucesor, Jaime I, empleó al francés Maximiliano Colt para construir una tumba y una efigie a un precio de 965 libras esterlinas. La efigie de mármol blanco se basaba en su efigie funeraria, que sobrevivió hasta mediados del siglo XVIII, cuando se hizo una reconstrucción (que aún se encuentra en la Abadía de Westminster). El corsé original que llevaba la efigie también sobrevive, y probablemente fue uno de los que llevó la reina en vida.


Para los que quieran profundizar en este tema, la Biblioteca Británica ha lanzado un nuevo recurso web sobre moda. En colaboración con el British Fashion Council y el Council of Colleges, esperan animar a los estudiantes de diseño a utilizar sus colecciones únicas.  Fashion web resource.

FUENTE: British Library Blog

 

 

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca