Digitalización del fondo de manuscritos de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla.

La Biblioteca de la Universidad de Sevilla da por concluida la digitalización de los cerca de 1.200 manuscritos que custodia en la sede de la Biblioteca Rector Antonio Machado y Núñez junto con el resto de la colección histórica. El fondo de manuscritos de la BUS abarca desde el siglo XIII a la primera mitad del XX y procede tanto de las bibliotecas jesuíticas y conventuales como de donaciones y legados particulares.

Culmina así una labor iniciada hace unos años, también con otra ayuda del Ministerio, que ha permitido digitalizar 280.000 imágenes de manuscritos. El total de imágenes supera las 450.000. Estos manuscritos pueden ser consultados en la plataforma Internet Archive, donde la BUS aloja su fondo histórico digitalizado, en IDUS, Depósito de Investigación de la Universidad de Sevilla y en HISPANA.

Eduardo Peñalver, jefe de Sección Fondo Antiguo de la US, reconoce que ha sido un trabajo «laborioso y meticuloso», porque el material que se ha tenido que manipular (450.0000 imágenes en total ubicadas en la sede de la Biblioteca Rector Antonio Machado) ha requerido de tiempo, rigor y técnica. «Se trata de incunables y de libros impresos entre los siglos XVI y XIX, ejemplares únicos cuyo valor patrimonial es, sencillamente, incalculable. Muchos son piezas de museo», subraya Peñalver.

Eduardo Peñalver, jefe de Sección Fondo Antiguo de la US.

El fondo de manuscritos abarca desde el siglo XIII a la primera mitad del XX (de este último siglo, hay pocos ejemplares), por lo que son documentos clave para investigadores de campos como la Historia y la Filología. Sobre su estado de conservación, «hay de todo», reconoce el jefe del Fondo Antiguo. «Cada ejemplar ha tenido su propia vida. Ha estado en contacto con el fuego, el agua o ha sufrido ataques de xilógafos. Los libros más antiguos están mejor por la calidad del soporte», abunda Eduardo Peñalver.

Los manuscritos proceden de las bibliotecas jesuíticas y conventuales, pero también de legados y donaciones particulares, entre las que destacan las de Manuel Andérica, Antonio Delgado Hernández, Joaquín Hazañas y Luis y Santiago Montoto, entre otros.

Destacan los códices medievales, la mayoría iluminados, «algunos de una belleza extraordinaria», como la ‘Biblia’, que podría remontarse al siglo XIII o XIV, o la procedente del Colegio de San Acacio, en cinco volúmenes, datada en la primera mitad del siglo XV. Hay, además, manuscritos biográficos, como la ‘Historia de la vida del glorioso patriarca San Bruno’; religiosos, como un curioso ‘Tratado de exorcismos y exorcistas de la Iglesia católica’, e históricos, entre ellos, un traslado de la relación de cargos contra Rodrigo Calderón, marqués de Siete Iglesias.

Entre los muchos manuscritos, también «abundantes», de tema sevillano, el Fondo Antiguo resalta las ‘Reglas de la cofradía de la Santísima Vera Cruz’; el ‘Memorial de la Historia y cosas eclesiásticas de Sevilla’ y el ‘Catálogo de sus ilustrísimos arzobispos’, del abad Sánchez Gordillo; una copia del ‘Libro de las antigüedades y grandeza de la ciudad de Sevilla’, de Pablo Espinosa de los Monteros, o una interesante relación del incendio que asoló en 1792 al teatro El Coliseo de Sevilla, que lleva por título ‘Lo que sucedió en el corral de comedias del Coliseo de Sevilla’.

Fuente: Biblioteca Universidad de Sevilla

Reconocimiento de la Universidad de Granada a Salvador Vila.

Reconocimiento de la Universidad de Granada al Rector Salvador Vila a los 85 años de su fusilamiento, ocurrido el 23 de octubre de 1936.

Salvador Vila Hernández (Salamanca, 1904- Granada, 1936) 

En el  aniversario del fusilamiento del rector Salvador Vila, la Universidad de Granada rindió homenaje a los miembros de la comunidad universitaria represaliados durante la Guerra Civil, por la defensa de sus convicciones y de la Libertad, poniendo una placa en el Lugar de Memoria Histórica del Barranco de Víznar, en la carretera de Víznar a Alfacar.

Participaron en el acto:

  • Pilar Aranda Ramírez, rectora de la Universidad de Granada.
  •  Rafael Gil Bracero, profesor titular de Universidad del Departamento de Historia Contemporánea.
  • Miguel Gómez Oliver, catedrático de Universidad del Departamento de Historia Contemporánea.
  • Mercedes del Amo Hernández, profesora jubilada de Estudios Árabes Contemporáneos

A continuación Elodia Campos realizó la lectura del poema “Salvador”, y se ofreció una breve pieza musical a cargo del Grupo de Cámara de la Orquesta de la Universidad de Granada.

La Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca es depositaria de los fondos pertenecientes a la biblioteca de Salvador Vila en Salamanca, donada por los hermanos del profesor.

ENTRADA EN EL BLOG SOBRE SALVADOR VILA

Tenochtitlan: Flor y Canto. Visiones literarias del México antiguo

Con motivo de los 500 años de historia compartida entre México y España, la Universidad de Salamanca y la Universidad Nacional Autónoma de México celebran su larga trayectoria de cooperación con una serie de eventos académicos y culturales.

En el Salón de Claustros Lucía de Medrano se celebra la exposición titulada “Tenochtitlan: Flor y Canto. Visiones literarias del México antiguo”, proyecto inspirado en la obra del historiador mexicano Miguel León-Portilla, reconocido experto en el pensamiento y la literatura de la cultura nahua, en la que se ofrece una aproximación a las creaciones de los filósofos-poetas del pasado mexicano que cultivaron los géneros literarios Tlatolli (palabra o discurso) y Cuícatl (canto o poema).

Del 8 de octubre al 14 de noviembre de 2021.
Edificio Histórico Salamanca. Salón de Claustros Lucía de Medrano

Horario:
– Lunes a sábado: de 10 a 18.30 h.
– Domingos y festivos: de 10 a 13.30 h.

Izaskun Álvarez Cuartero, profesora de la Facultad de Historia de la Universidad de Salamanca, es la editora del tríptico para la exposición titulado “La Historia general de las cosas de la Nueva España (el códice Florentino) de fray Bernardino de Sahagún”, sobre la reconocida obra de la cultura nahua elaborada por el estudioso del siglo XVI y cuyo facsímil está depositado en la Biblioteca General de la Universidad de Salamanca.

Imago Sancti Iacobi: la iconografía xacobea

La Biblioteca de Galicia acoge desde principios de septiembre la muestra Imago Sancti Iacobi: a iconografía xacobea, una exposición que recorre los diseños, iconos e ilustraciones con las que fueron representados el Camino de Santiago, el Apóstol y la ciudad de Compostela a lo largo de los siglos.

La exposición se puede visitar en la Biblioteca de Galicia de septiembre a noviembre en horario de 09.00 a 21.00 h. El acceso es gratuito.

El representante de la Consellería de Cultura, Educación e Universidade destacó la importancia y la diversidad de los valiosos fondos de los que dispone la Biblioteca de Galicia, y destacó la idoneidad de ofrecer en el Año Santo esta antología significativa de la iconografía jacobea, de las representaciones del Camino de Santiago y del fenómeno de las peregrinaciones.

El secretario xeral de Cultura, Anxo M. Lorenzo, y uno de los comisarios de la muestra, Daniel Buján, en el acto de presentación de esta exposición.

Comisariada por Daniel Buján y Nacho Cabano, la exposición reúne más de 40 obras de la colección de la Biblioteca de Galicia sobre la evolución de una tradición iconográfica que contribuyó enormemente a engrandecer el fenómeno jacobeo y extendió el conocimiento del Camino y Compostela.

PRIMERAS REPRESENTACIONES DEL APÓSTOL. 

La exposición ilustra las primeras representaciones de la ciudad compostelana, y la paulatina aparición de iconografías y simbologías del fenómeno jacobeo, algunas ya presentes desde los primeros volúmenes manuscritos de los siglos XII y XIII. Incluye también las primeras representaciones del Apóstol, que se continúan a través de impresos de los siglos XVI al XIX, y en los que vemos a Santiago entronizado, peregrino o a caballo. Y visita también simbologías como la concha, el báculo o la calabaza que adorna estas figuras o las de tantos y tantos peregrinos reflejados en libros y estampas.

La reinterpretación que hicieron algunos de los grandes intelectuales gallegos de comienzos del siglo XX del tema jacobeo está igualmente presente en esta exposición. Al igual que imágenes tan identificables en la actualidad, como la flecha amarilla, que también se puede ver en tropel de impresos y no solo pintada en las piedras y demás señales que marcan en la actualidad el Camino.

Coser pliegos, vestir libros.

Exposición virtual fruto de un convenio de colaboración entre la Biblioteca Histórica José María Lafragua y el Grupo Bibliopegia, dirigido por el Dr. Antonio Carpallo Bautista, de la Universidad Complutense de Madrid. Esta exposición viene acompañada de dos conferencias.

ENCUADERNACIONES GÓTICAS

ENCUADERNACIONES MUDÉJARES

Lo más valioso de esta “unión de voluntades” ha sido adquirir una nueva mirada sobre la encuadernación como parte de la cultura del libro y de las bibliotecas. Observar con atención la técnica constructiva, en sus aspectos material y estructural, tanto como la técnica decorativa, se ha vuelto ya parte del trabajo constante que mira el aspecto exterior con la misma importancia que el interior, aspirando así a un análisis documental completo que incluya la descripción formal de la encuadernación junto a la descripción del documento.

Esta exposición virtual se suma a la trayectoria de trabajo emprendida, con el fin de mostrar una breve selección de las encuadernaciones más antiguas que la Biblioteca Lafragua alberga: las góticas y mudéjares. Ambos estilos implican una serie de ideas artísticas y de nociones culturales comprendidas en los orígenes del pasado virreinal de México. 

La ciudad de Puebla, notable receptora de las corporaciones religiosas por su importante ubicación entre comunidades indígenas, se vio enriquecida culturalmente desde sus primeros años con la instalación de los conventos franciscanos y dominicos, especializados en las misiones evangelizadoras, a los que se sumaron los conventos de la orden de san Agustín, del Carmen, de la Merced, del Oratorio de san Felipe Neri y del Convento-Hospital de Belén, así como los cinco colegios de la Compañía de Jesús. Para su labor, los miembros de dichos monasterios e institutos viajaron también con sus libros. A ellos les debemos la conformación de las amplias librerías conventuales y colegiales que andando el tiempo se incorporaron, por diferentes motivos, a la Biblioteca que ahora custodia ese tesoro intelectual con tanta responsabilidad y cuidado.

375 años de la Biblioteca Palafoxiana: de Puebla al mundo. 

DESDE LA BIBLIOTECA HISTÓRICA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA ENVIAMOS NUESTRA FELICITACIÓN A LA BIBLIOTECA PALAFOXIANA POR SU CONMEMORACIÓN DE 375 AÑOS, SIENDO UN REFERENTE EN EL MUNDO DE LAS BIBLIOTECAS HISTÓRICAS.

La Biblioteca Palafoxiana, es un tesoro universal que alberga el Centro Histórico de Puebla, y forma parte del Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO desde 2005 al ser un fiel reflejo de la herencia europea en América.

El fondo antiguo de la biblioteca incluye más de 45 mil volúmenes, 7 impresos mexicanos y 9 incunables siendo el libro más antiguo del año 1475. En cuanto a manuscritos, la Biblioteca Palafoxiana resguarda 5.348 en su colección, así como más de 800 impresos sueltos y cerca de mil 500 grabados, este fondo abarca una amplia variedad de temas y forma parte de una colección que pertenece al periodo comprendido entre 1473 y 1821, como señala la UNESCO.

Entre sus obras más importantes se encuentran La ciudad de Dios de San Agustín (1475); la Crónica de Nüremberg, de Antón Koberger (1493) y De Humani Corporis Fábrica, de Andreas Vesalio (1543). 

Para conmemorar sus primeros 375 años de vida, se puede visitar desde el 7 de septiembre una exposición con una cuidada y representativa selección de textos, de entre los 45 mil volúmenes que conserva, denominada  “Biblioteca Palafoxiana, 375 años de Puebla para el mundo: Palabras, Saberes y Memoria”  que busca reconocer la riqueza de la biblioteca.

[VER NOTICIA]

Dividida en tres secciones, lo mismo para mostrar ejemplos de volúmenes científicos, así como las “piezas más bellas” que refieren a libros vistos como objetos estéticos, la exposición estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2021, de martes a jueves de 10:00 a 17:00 horas y de viernes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. 

Paralelamente, cada mes, de septiembre a diciembre, habrá una serie de conferencias sobre la Biblioteca Palafoxiana: en septiembre sobre la educación en la Puebla virreinal; en octubre sobre los saberes de la biblioteca; en noviembre, en torno a la riqueza artística y científica de los libros que resguarda; y en diciembre, dedicado a la importancia de la imprenta y la propia Palafoxiana. La celebración cerrará en diciembre con un concierto de guitarra antigua y laúd.

Fundada el 5 de septiembre de 1646 por el obispo Juan de Palafox y Mendoza, quien donó 5 mil volúmenes de su colección particular a los seminaristas de los Colegios Tridentinos, se ubica en el corazón de la ciudad de Puebla, en lo que fuera el Colegio de San Juan. El deseo de Juan de Palafox fue que los volúmenes de su biblioteca personal pudieran ser consultados por todo aquel que quisiera leer o estudiar, por lo que se le considera la primera biblioteca pública del continente americano.

En 1773, el obispo Francisco Fabián y Fuero dio nombre a este recinto en honor a Palafox, donó libros para el acervo y ordenó la construcción de los dos primeros niveles de estantería en madera de cedro. La estantería que se puede apreciar en la actualidad es la original, se ubica en una sala de estilo de barroco, que recuerda inevitablemente a la Antigua Librería de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

Hoy en día, desde 1981, la Biblioteca Palafoxiana funciona como museo del libro y es el único lugar en el continente que resguarda un acervo de su tipo, correspondiente en concepto y estructura al de una biblioteca novohispana, de acuerdo con la Secretaría de Cultura, si bien aún brinda servicio a investigadores de todo el mundo. Asimismo, su acervo y los esfuerzos por conservarlo fueron reconocidos al decretarla como Monumento Histórico de México, como señala la Fundación ILAM.

La Biblioteca Palafoxiana cuenta también con la Sala Fabián y Fuero de exposiciones temporales; la Sala de Referencia, que es un espacio gratuito para quienes deseen consultar el Catálogo en línea; y la Sala Lúdica que es un espacio interactivo para niños.

Hallazgo de un incunable vinculado a la imprenta en Salamanca entre los fondos de la Biblioteca de Menéndez Pelayo.

La responsable de la Biblioteca de Menéndez Pelayo, Paz Delgado, sitúa el impreso entre 1495 y 1497. «La importancia de este incunable es que es un ejemplar único y desconocido», destaca la bibliotecaria. Hallado de manera casual durante los trabajos de catalogación de los fondos, su existencia había pasado desapercibida hasta el momento al carecer de pie de imprenta y colofón [ejemplar ‘sine notis’], por lo que no se le había signado fecha de impresión.

Escrito en latín, ha aparecido entre los fondos de la Biblioteca Menéndez Pelayo de Santander en una caja junto a otras obras sin encuadernar del siglo XVI al XIX. El impreso, posiblemente datado entre 1495-1497 es obra del licenciado Francisco de los Santos y gira en torno a los comentarios al Evangelio de San Mateo. La obra titulada «Expositio passiois domini secundum matheum: excerta ex Nicolao», consta de 23 hojas impresas en tres cuadernillos, donde falta la primera hoja, que se presupone en blanco. Características como la ausencia de portada, huecos en blanco en el lugar de las letras capitales iniciales, texto muy compacto, empleo exagerado de abreviaturas, márgenes amplios y letra gótica, hicieron sospechar a los responsables del fondo de que se encontraban ante un incunable.

De su autor, Francisco de los Santos, se han localizado dos obras en el CCPB, una de ellas en la BNE de 1495 y otra en la Biblioteca colombina de Sevilla, de 1497. Los datos que sobre él se poseen aparecen en la Bibliotheca Hispana Nova de Nicolás Antonio (1783-1784) que dice que «se trata de un autor segoviano, franciscano». En la Historia de la Universidad de Salamanca de Pedro Chacón de 1562 aparece como «repetidor de Gramática hacia 1477».

Por similitud tipográfica, la obra pertenece a la llamada «Segunda tipografía gótica del taller de Lope Sanz y Hutz», una de las imprentas activas en Salamanca en el s. XV.

El hallazgo fue dado a conocer ayer en rueda de prensa por Javier Ceruti, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Santander al que pertenece la Biblioteca; la responsable del centro Paz Delgado; y la directora de Cultura Eva Fernández, que han destacado la gran importancia del mismo.

Las joyas de la subasta de la Biblioteca Honresfield.

FUENTE: La Vanguardia

Reunida a comienzos del siglo XX por los industriales victorianos Alfred y William Law, la Biblioteca Honresfield es una de las más importantes de Gran Bretaña que se conservaban en manos privadas. Durante más de cien años se creyó perdida y su reaparición ha puesto en guardia a los bibliófilos que conocían lo sobresaliente de sus fondos que incluyen manuscritos históricos, ediciones príncipe, misivas íntimas y preciosas encuadernaciones de autores ingleses pero también universales como Ovidio, Homero, los hermanos Grimm y hasta Cervantes, pues contiene una edición del Quijote impresa en 1620 para Edward Bounte.

Está previsto que la galería de subastas Sotheby’s disperse esta colección a partir del 2 de julio habiéndose anunciado la formación de un consorcio de bibliotecas y museos británicos (del que forman parte, entre otros, la British Library, la Biblioteca Bodleiana de Oxford, así como las casas-museo de Jane Austen, Walter Scott, Robert Burns y las hermanas Brontë) que están tratando de recaudar los 18 millones de euros que se piden por estos fondos. 

«Una biblioteca privada de literatura inglesa de tal calibre no ha salido al mercado en décadas y es poco probable que vuelva a presentarse una oportunidad así. Es necesario un esfuerzo grande y coordinado para salvar esta colección excepcional», reza el comunicado emitido por los Amigos de las Bibliotecas Públicas.

La joya, sin duda, es el archivo documental más valioso sobre las hermanas Brontë. Los escritos conservados muestran aspectos sorprendentes y desconocidos de las exiguas biografías vitales de estas heroínas de la literatura mundial.

Encontramos desde una copia manuscrita de los poemas de Emily, con correcciones de Charlotte (de 930.000 a 1,4 millones de euros), una edición príncipe de Cumbres borrascosas (250.000 a 350.000 euros), una copia familiar de la Historia de las aves británicas de Bevick, el libro que se popularizó en las primeras páginas de Jane Eyre (entre 35.000 y 60.000 euros), repleta de ingeniosos comentarios del progenitor, Patrick Brontë. También se incluye la abundante correspondencia que las hermanas mantuvieron con otros escritores. Los manuscritos firmados por este terceto literario son muy raros y apenas un puñado han salido al mercado. En 2011, por ejemplo, un minilibro escrito por Charlotte cuando tenía 14 años, acabó entregándose por 800.000 euros.

La literatura escocesa es otro de los puntales de la Biblioteca Honresfield que atesora el manuscrito más valioso del poeta nacional escocés, Robert Burns, que todavía permanece en manos privadas; se trata de un compendio de poemas, notas e ideas reunidas bajo el título de First Commonplace Book por el autor cuando aún era un veinteañero desconocido. El romántico Sir Walter Scott (el segundo escritor más citado en el Oxford English Dictionary después de William Shakespeare) está representado por el original de Rob Roy, uno de los últimos manuscritos que se conservan de esta gran novela del siglo XIX.

Recuperan un Atlas Portulano manuscrito del siglo XVI.

Según ha informado la web de la BNE, se acaba de producir un valioso e interesante hallazgo cartográfico: Agentes de la Policía Nacional han recuperado un valioso Atlas Portulano manuscrito del S.XVI. Firmado por Battista Agnese,  se trata de un manuscrito sobre pergamino, con aplicaciones en oro fechado en torno a 1542-1546 cuya valoración ronda los 2 millones de euros. Una información anónima recibida en la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional sobre una posible salida ilícita del territorio nacional del atlas permitió iniciar una investigación que culminó con su recuperación tras la identificación del ciudadano británico que lo tenía en su poder.

El atlas ha sido finalmente donado a la Biblioteca Nacional de España. Esta restitución supone un enriquecimiento para la importante colección de cartografía de la Biblioteca Nacional de España. Este Atlas Portulano pertenece a los Atlas Tipo 2, llamados ‘post Californian’, por aparecer la península de California, que falta en los de tipos anteriores. Battista Agnese (circa 1500-1564) fue un cartógrafo italiano nacido en Génova, que trabajó en Venecia entre 1536 y 1564 y se convirtió en una de las figuras más importantes de la cartografía renacentista. Creó aproximadamente 100 mapas manuscritos, de los cuales se conservan unos 70 en todo el mundo, ya sean firmados o atribuidos a su escuela. Sus atlas, considerados obras de arte por su calidad y belleza, son en su mayoría atlas portulanos y náuticos, impresos en vitela para oficiales de alto rango o para ricos mercaderes.

También realizó numerosos mapas para Felipe II

Según el informe desarrollado por José Luis Gonzalo Sánchez-Molero, Decano de la Facultad de Ciencias de la Documentación de la Universidad Complutense “por la calidad de éste (menor que las de los encargos directos del Rey) da la impresión que el mapa le fue solicitado a Agnese por algún noble o potentado, con el propósito de ofrecérselo al joven Felipe II como regalo”. Se trata de una copia de taller, explica el informe: “Agnese hacía copias de una gran calidad, pero este ejemplar no es uno de sus mapas de mayor lujo. Para otros clientes disponía de copias de taller, no personalizadas, con menos elementos cartográficos, pero gracias a su ejecución “en serie” el cartógrafo italiano podía disponer siempre de ejemplares en su almacén con los que satisfacer a cualquier cliente que solicitara un mapa de su afamado taller”, añade el Decano en su informe.

Se pierde su pista a finales del s. XVIII

Para el profesor Gonzalo todo apunta a que “este Atlas Portulano […] fue un regalo que Diego Hurtado de Mendoza, embajador de Carlos V en Venecia, remitió al príncipe Felipe en 1546 o 1547”. Como explica el experto: “Hurtado de Mendoza fue embajador de Carlos V en Venecia, ciudad donde Agnese tenía precisamente su taller. La procedencia del obsequio se recoge en las cuentas del Libro de Cámara del príncipe en 1547. Aquí se anota una libranza (o pago) a Rodrigo Espinosa, cajero, «por vna caxa para vn libro de cosmografia que embio desde beneçia a su alteza don diego de mendoça, doçientos e setenta y dos maravedis.» (Archivo General de Simancas, Casa y Sitios Reales).

Según las pesquisas de Gonzalo, el mapa de Agnese permaneció desde entonces en la Biblioteca Real ya que se detecta su presencia en el Catálogo de los libros de su Magesta, un inventario de las obras que todavía tenía el monarca en el Alcázar Real de Madrid, tras haber enviado la mayor parte de su biblioteca personal al monasterio de San Lorenzo de El Escorial. “Se reservó para ser enviado a la biblioteca de San Lorenzo de El Escorial (así lo atestiguan las iniciales “S. L.”), pero no tenemos evidencia de que se enviara nunca a esta Biblioteca en 1611”, explica el profesor de la UCM en su informe. El ejemplar no presenta la típica cubierta monástica de los libros de El Escorial. Tampoco en sus hojas de guarda existe signatura topográfica alguna que revele una procedencia. El Atlas Portulano carece de tejuelos, exlibris, superlibris, o de signaturas topográficas que permitan detectar su propiedad, o en qué biblioteca estuvo. Solo aparece el escudo de Felipe II, siendo príncipe, al inicio del volumen.

La última de las pistas está en la encuadernación. No es del siglo XVI, no es la original, sino bastante posterior, del siglo XVIII, y puede afirmarse sin duda que el encuadernador del Atlas Portulano fue Gabriel Gómez Martín (1751-1818). Se conservan libros encuadernados y firmados por él, cuyas tapas y guardas son prácticamente idénticas a las de este volumen de Agnese. “Los hierros dorados que decoran las cubiertas de este Portulano son suyos, así como el estilo decorativo en general. Sabemos que Gómez trabajó para el rey Carlos IV, y que las tapas de algún libro con el exlibris de este monarca, encuadernado por Gómez, son gemelas a las tapas de este Portulano”, clarifica el informe. Tales coincidencias permiten situar este libro en Madrid, y en el propio Palacio Real, o muy cerca de la Corte, a fines del siglo XVIII o principios del XIX.

Una joya de la cartografía.

Los Atlas Portulanos de Battista Agnese, de los que sólo existe un único ejemplar en España, concretamente en la BNE (signatura RES/176), constituyen uno de los grandes tesoros de la cartografía internacional. Considerados como uno de los manuscritos más importantes confeccionados en Europa, son “joyas cartográficas” para las instituciones que los conservan.

El ejemplar que ha sido recuperado y donado a la BNE está en muy buen estado de conservación, con apenas alguna mancha de humedad poco apreciable. Su calidad media/alta se aprecia en numerosos detalles, como en el acabado de las cabezas de algunos de los vientos, o en el mapamundi dorado del final, que parece inacabado, pero no lo está. “Esto no desmerece la importancia de este ejemplar, pues solo se conservan unos 71 mapas de este cartógrafo italiano, manuscritos y, por tanto, piezas únicas cada una de ellos”, concluye Gonzalo. El precio estimado de esta obra, comparada con otras iguales o similares recogidas en la base de datos del Servicio de Valoración e Incremento del Patrimonio y con los precios de mercado, sería de unos 2 millones de euros.

El Atlas Portulano recién donado ya se puede consultar en la Biblioteca Digital Hispánica. La BNE agradece la colaboración del despacho Ramón y Cajal Abogados en el proceso de recuperación y donación de la obra.

Nuevo Portal de Guías Bibliográficas de la BNE.

La BNE publica esta semana un nuevo recurso digital: el Portal de Guías Bibliográficas de la Biblioteca Nacional de España. [ACCEDER]

Este nuevo espacio digital ofrecerá guías temáticas, que podrán abarcar una gran variedad de materias, y que incluirán amplios apartados informativos y numerosos recursos y servicios relacionados (bibliografía y referencias, fondo digitalizado, etc.).

Se inaugura el portal con estas tres guías:

El portal utiliza la herramienta LibGuides, sistema de gestión de contenidos utilizado por numerosas bibliotecas de todo el mundo para compartir información, elaborar guías temáticas que profundizan en materias diversas y difundir recursos bibliotecarios.