Gestión de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España

La Universidad de Salamanca acoge la celebración de un seminario sobre la gestión del patrimonio mundial enmarcado en la celebración del VIII Centenario.

La Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca, a través del Master de Gestión del Patrimonio Cultural, acoge desde el pasado 22 de enero y hasta el 24 el seminario ‘La gestión del Patrimonio Mundial. Las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España’, organizado junto al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Ayuntamiento de Salamanca.

Este seminario, dirigido a la comunidad universitaria en general, a técnicos del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España y a profesionales del sector, se enmarca en la programación oficial del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

A lo largo de las tres jornadas de trabajo participarán representantes de la UNESCO, del Área de Patrimonio Mundial del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y de la Junta de Castilla y León. Asimismo intervendrán concejales y técnicos especialistas de las 15 Ciudades Patrimonio de la Humanidad, de la ciudad de Florencia, y colectivos sociales y culturales como Boamistura o ZOES.

La matrícula es gratuita y la inscripción debe realizarse a través del Centro de Formación Permanente de la Universidad de Salamanca.

Ciudades Patrimonio

La UNESCO ha incluido en la Lista del Patrimonio Mundial 46 lugares y bienes del territorio español y, de forma significativa, 15 conjuntos urbanos con un valor universal excepcional por las huellas culturales heredadas y el valor de sus rasgos inmateriales. Las tramas urbanas y el imaginario colectivo que encierran, constituyen un patrimonio frágil a las agresiones y vulnerable a la banalización cultural debido a las múltiples presiones que soportan. La gestión de estos espacios complejos en el presente y de cara al futuro encierra múltiples retos y desafíos para los técnicos y profesionales que trabajan en conseguir armonizar de forma equilibrada y sostenible la conservación con la mejora de la calidad de vida de la población local residente y las sinergias que provoca en el desarrollo de las actividades económicas.

Por este motivo, los objetivos de este Seminario se encaminan a dar visibilidad ante la sociedad en general a los diversos impactos que sufren las ciudades y, por otro lado, analizar y evaluar las líneas estratégicas que se siguen en la gestión diaria de las mismas en las áreas de turismo, de la conservación del patrimonio, y de la economía, todo ello desde la perspectiva de la función social que debe desempeñar este rico patrimonio cultural. En definitiva, las reflexiones y conclusiones resultantes de los espacios de debate quieren enriquecer y contribuir a la gestión creativa, inteligente y sostenible de las 15 ciudades españolas reconocidas como Patrimonio de la Humanidad: Alcalá de Henares, Ávila, Baeza, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza/Eivissa, Mérida, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo, Úbeda y Salamanca.

Anuncios

‘Guinzé Sefarad’, los archivos de Sefarad

Un estudio del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas de España) rastrea en documentos administrativos el quehacer cotidiano de los hebreos en la península entre los siglos XIII y XV. El proyecto de denomina ‘Guinzé Sefarad’, los archivos de Sefarad, e intenta recuperar la historia de los judíos medievales en la Península Ibérica.

Cuerpo principal de la ketubbá o contrato matrimonial en pergamino de Yehudá Sarfatí y Dueña Sarfatí (1487), judíos de Jaca. Se extrajo de las cubiertas de un protocolo notarial de 1544 de un notario de Berdún (Huesca) y allí permaneció oculto hasta fechas recientes.
 Ketubbá o contrato matrimonial en pergamino de Yehudá Sarfatí y Dueña Sarfatí (1487), judíos de Jaca.

La sociedad, la cultura, y las redes sociales y familiares de los judíos medievales de la Península Ibérica son un campo de la historia que aún presenta muchas lagunas para los investigadores. Para intentar recuperar su historia, un proyecto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se está encargando de buscar, restaurar y analizar cientos de documentos manuscritos de los judíos producidos con anterioridad a los decretos de expulsión de Sefarad.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan el investigador del CSIC Javier Castaño, (Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo) y su equipo es la escasez de documentos manuscritos producidos por los judíos de esa época, y los que existen se encuentran muchas veces en mal estado tras haber sido reciclados con otra función. “Durante la Edad Media el papel no abundaba, el pergamino era caro y muchos documentos pasaron componer otros, como en el caso de las encuadernaciones de piel rellenas de cartón compuesto por documentos de menor valor”, explica Castaño. “La historia se fundamenta en el estudio de documentos conservados en archivos, pero los archivos existen si la institución pervive o se transforma. Las comunidades de judíos conservaban documentación relevante, pero sus archivos, comunitarios y personales, desaparecieron porque las conversiones y los decretos de expulsión resultaron traumáticos. En esas situaciones, muchos documentos quedaban sin uso ni valor, por lo que no tenía sentido conservarlos, como sucede con los privilegios reales, o en el caso de conversión, de los contratos matrimoniales… Todo ese material quedaba sin uso y, o bien se destruía, o se reciclaba”, añade el investigador.

El proyecto trata de superar ese obstáculo y reconstruir de manera virtual, con fragmentos y documentos tomados de aquí y de allá, lo que hubiera sido un archivo judío. En el proceso los investigadores están analizando documentos de diferente naturaleza: contratos matrimoniales (o ketubbot), últimas voluntades, inventarios de propiedades, o nóminas fiscales, entre otros documentos civiles. “Nos encontramos con tipologías documentales novedosas y eso hace que esta colección sea única en Occidente ya que, por ejemplo, en Alemania e Italia muchos de los fragmentos que se han rescatado son de carácter literario, y no permiten reconstruir la historia de los judíos de carne y hueso”, apunta Castaño.

El Mapamundi más grande del siglo XVI ya se puede ver completo.

  FOTOGALERÍA:   El mapamundi de Urbano Monte reconstruido por la Universidad de Stanford.
Mapamundi de Urbano Monte reconstruido por la Universidad de Stanford

Un equipo de expertos de la Universidad de Stanford ha conseguido dar vida al proyecto de un cartógrafo italiano del siglo XVI, que dibujó un mapa del mundo tan detallado que ocupaba 60 láminas y dejó escritas las instrucciones para que alguien, algún día, las pusiera juntas. Ese día ha llegado y el resultado es fascinante y se puede consultar AQUI. Tres por tres metros y en más de cuatro siglos nadie lo había visto completo.  “Es el mapa del mundo más grande del siglo XVI”, afirma David Rumsey, director de la colección de mapas históricos que lleva su nombre y que alberga Stanford. Pero eso no es lo más importante. “También es artísticamente grande. Tiene información de eclipses, del Sol, la dirección de los vientos o la duración de los días en las distintas zonas del mundo”.

Además de estar digitalizado lámina por lámina, en la web de la colección se puede encontrar montado tal como lo concibió Urbano Monte, e incluso proyectado sobre un globo, de forma que se ve dónde acierta en las proporciones y dónde no.

El autor es Urbano Monte, un cartógrafo milanés que seguramente utilizó como fuentes los trabajos de los otros grandes cartógrafos del siglo XVI, Gerardo Mercator, Abraham Ortelia o Giovanni Gastoldi. “Monte tomó de todos ellos. Todos se copiaban”. En una esquina vemos al propio Monte, que se hace un autorretrato a la edad de 43 años. Encima de este dibujó otro, dos años después, lo que parece indicar que hizo correcciones al mapa.

La particularidad del mapa de Monte, además de su tamaño y artística, es que está proyectado desde el Polo Norte. Es decir, el centro del mapa es el Ártico; la deformación se produce en la Antártida. Según sus propias instrucciones, las láminas debían pegarse juntas sobre una gran bola de madera para tener sentido. “Sabemos que le encantaba enseñar, entendía el mapa como una herramienta de enseñanza, hay mucho texto describiendo los lugares”. Monte dibujó, en definitiva, un enorme globo terráqueo.

Un mapa colosal para perderse en el siglo XVI
El mapa está lleno de monstruos, algo habitual en los mapas de la época, donde los cartógrafos dibujaban criaturas fantásticas para no dejar huecos vacíos

Lo dibujó dos veces. La otra copia está en Milán. Pero el equipo de la Colección de Mapas Históricos David Rumsey ha digitalizado todas las láminas, más el mapa montado completo, y lo ha puesto en Internet a disposición de todo el mundo. “Estamos convencidos de que cualquier material que esté libre de derechos de autor debe estar en Internet con la máxima calidad a disposición de todo el mundo”, dice por teléfono Salim Mohammed, conservador jefe de la institución.

El mapa es, además, una especie de foto fija del siglo XVI. En él aparecen barcos donde se detalla “Armada del Rey de España” en medio del Atlántico o una flota que viaja hacia el Este, etiquetada como “Flota de las Indias, hacia España”. El artista puso en el mapa también a todos los líderes que vienen a explicar el mundo de aquella época. El más grande es el rey Felipe II, en una barca frente a la costa de Venezuela. Aparecen el rey de Portugal, el de Polonia, el emperador del Sacro Imperio Romano, un sultán de Turquía, el rey de Etiopía, el Papa y Moctezuma (“que fue rey de México y de las Indias Occidentales”, explica Monte).

Curiosidades que se digitalizaron en 2017.

Un artículo de Atlas Obscura nos resume los proyectos de digitalización más relevantes en el año 2017. Documentos, fotografías, manuscritos digitalizados en 2017, algunos de ellos revelados por primera vez este año, otros ampliados de manera significativa con nuevos contenidos

Christina Rice, bibliotecaria y responsable de la Colección de Fotografías de la Biblioteca Pública de Los Ángeles, compartió imágenes del archivo del periódico Valley Times, periódico que cubrió el Valle de San Fernando de 1946 a 1965 . “En 2017, hemos digitalizado alrededor de 5,800 fotos, todas de nuestra colección Valley Times, un archivo fotográfico de un periódico que cubre el Valle de San Fernando de 1946 a 1965”.

La imagen puede contener: 12 personas, personas sonriendo
Carrie Fisher (STAR WARS) con su padre, el cantante Eddie Fisher, recibiendo un regalo de las Brownies Valley.

The Black Experience en Children’s Books: Selections From Augusta Baker’s Bibliographies . Este grupo de libros raros y agotados datan de entre los años treinta y sesenta. Los títulos “cuentan con jóvenes personajes negros de la diáspora africana y representan la vida de los niños en África y América del Norte”, dice Maira Liriano, bibliotecaria jefe asociada de la División de Investigación y Referencia Hutson de Jean Blackwell.

Índice

La biblioteca de la Academia de Medicina de Nueva York tiene más de medio millón de volúmenes, de los cuales 32.000 pertenencen a la colección de libros raros. De este grupo, la Academia recientemente digitalizó este manuscrito iluminado por el cirujano Guy de Chauliac, conocido como Chirurgia magna. Chauliac escribió este volumen de 181 páginas a mediados del siglo XIV para registrar el conocimiento médico de la época. Esta edición está iluminada en oro y plata, con bordes florales adornados. La fijación de piel de becerro data de la época de Enrique VII o de la era isabelina (los expertos no pudieron fecharla con precisión).

<em> Chirurgia magna </ em>, fecha desconocida.

Desde su creación en 1934, los Archivos Nacionales han documentado la historia y cultura de los Estados Unidos, desde el Cuerpo de Camuflaje de la Reserva Femenina hasta los Planes Maestros para Parques Nacionales . Desde el 12 de diciembre de 2017, su catálogo en línea contiene 38,213,784 artículos. Estas vastas posesiones incluyen más de 100 archivos oficiales del personal militar para “individuos históricamente significativos”, dice Kleiman, “como héroes militares, líderes políticos, figuras culturales, celebridades y artistas”. Esto incluye a Joe Louis, Elvis Presley, James Stewart, Arthur Ashe y Neil Armstrong, y cubren todo, desde cartas de admisión hasta historiales médicos y recortes de periódicos.

Cartas del registro militar de Jimmy Stewart, 1941.

Estos volúmenes acertadamente nombrados son enormes. A pesar de su tamaño, Julia Ainsworth, Jefe de Fotografía e Imágenes Digitales de Folger, explicó que el proceso de digitalización fue relativamente sencillo, ya que caben en un soporte de copia Kaiser completamente extendido (un dispositivo de montaje utilizado para la fotografía). La Boydell Shakespeare Gallery se inauguró en 1789, y las copias de los grabados en estos volúmenes también se vendieron individualmente en un tamaño estándar de impresión artística.

Illustration of Act II, Scene I, <em></dt><dd class=

Los documentos de la colección de García Márquez incluyen manuscritos originales, predominantemente en español, de diez libros suyos, junto con más de 2.000 piezas de correspondencia, borradores de su discurso de agradecimiento para el Premio Nobel de 1982, más de 40 álbumes fotográficos que documentan diversos aspectos de su vida a lo largo de casi nueve décadas, las máquinas de escribir Smith Corona y los computadores en los cuales escribió algunas de las obras más queridas del siglo XX, álbumes con recortes de periódicos de América Latina y de todo el mundo que documentan meticulosamente su carrera como escritor.

MSS_GarciaMarquezG_6_5_003
Comienzo de ‘Cien años de soledad’

Sojourner Truth, 1863.

Este retrato de Sojourner Truth abolicionista, activista por los derechos de las mujeres, fue tomado en 1863 e incluye un detalle personal sutil. En su regazo tiene una fotografía de su nieto, James Caldwell. Según las notas de este retrato, Caldwell había servido en el 54º Regimiento de Infantería de Massachusetts y fue recluido como prisionero de guerra entre 1863 y 1865. Este retrato fue donado a la LC en 2017, y se une a un número estimado de 40,000 nuevas imágenes en su archivo en línea este año.

La Universidad de Iowa alberga, entre otras colecciones, algunos libros en miniatura particularmente encantadores , un manuscrito birmano con joyas y 10.000 volúmenes de fanzines de ciencia ficción, fantasía y terror de James L. Hevelin “Rusty”, un vendedor ávido , editor y coleccionista. La Universidad adquirió la colección después de la muerte de Hevelin y ha estado digitalizando lentamente sus contenidos. La empresa tiene un punto de crowfounding, ya que los fanáticos han realizado subastas benéficas para ayudar a financiar la colección y los propios fanzines están disponibles para su transcripción por parte de voluntarios. Solo este año han sido puestos en línea 408 fanzines, un total de 6,355 páginas.

Manuscrito birmano. Detalle.

La LC digitaliza el Códice Quetzalecatzin

El misterioso mapa del siglo XVI revela la conformación de la América actual, realizado en 1593, cuando el pueblo náhuatl entabló los primeros contactos con los colonizadores europeos.

Tras la adquisición de la pieza histórica, el 21 de noviembre de 2017, la biblioteca anunció que el Códice Quetzalecatzin, al que también se ha llamado mapa de Ecatepec-Huitziltepec, ya se puede ver en internet

Un fragmento del histórico mapa
Acceso al mapa en la LC
[The Codex Quetzalecatzin]. [Mexico] : [Producer not identified], 1593. Not drawn to scale. 1 manuscript map : color ; 90 x 73 cm. G4701.G46 1593 .C6
  • Muestra información genealógica y propiedad de la tierra para la familia Náhuatl “de León” de 1480-1593.
  • Cubre el sur de Puebla desde la iglesia de Todos Santos, Ecatepec (ahora suburbio al noreste de la moderna Ciudad de México), y el Lago Texcoco (ahora Reserva Nacional “El Caracol”) hasta la iglesia de Santa Cruz Huitziltepec, Pue en la parte inferior derecha, con la porción inferior del mapa cruzada por lo que parece ser el río Atoyac en el norte de Oaxaca.
  • Relieve ilustrado.
  • Título de la publicación del distribuidor.
  • Papel europeo, algunas decoloraciones y pérdidas reparadas, y montado sobre tela.
  • Incluye texto, glosas en Náhuatl romanizado para los jeroglíficos, la fecha “1593” en latín en la parte inferior izquierda, e ilustraciones a color.
  • Nombres de lugares en latín con traducciones de numerosos jeroglíficos mexicanos antiguos.

‘El Debate de Elena y María’ y ‘Morales sobre el libro de Job’

La Biblioteca Nacional de España ha adquirido a la Casa Ducal de Alba dos importantes manuscritos medievales: el Debate de Elena y María, una singular obra de literatura popular del siglo XIII y una traducción realizada por Pedro López de Ayala de Morales sobre el libro de Job, del Papa Gregorio I, uno de los mejores ejemplos conocidos de las artes de libro castellano del siglo XV gracias a su extraordinaria iluminación y encuadernación.

Imagen del Debate de Elena y María

Las dos obras, que ya están accesibles en la Biblioteca Digital Hispánica, serán presentadas este miércoles 29 de noviembre a las 19.00 horas en la Biblioteca Nacional de España, en un acto el que se explicará su importancia para la colección de la BNE. Intervendrán:

  •  Javier Docampo, Director del Departamento de Manuscritos, Incunables y Raros de la BNE
  • Miguel Ángel Pérez Priego, Catedrático Emérito de Literatura Española de la UNED
  • Gemma Avenoza, profesora titular de Filología Románica de la Universidad de Barcelona y
  • Arsenio Sánchez, restaurador de Manuscritos e Incunables de la BNE.

Don Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, Duque de Alba, también acudirá a la presentación.

El Debate de Elena y María, cuya fecha estimada es del año 1280, es una muestra única de la literatura medieval española. Se trata de un poema que recoge el debate de dos hermanas, Elena y María, sobre la preferencia del amor del clérigo o el del caballero. Ha llegado a la BNE en un extraño manuscrito en papel de minúsculas dimensiones (65x55mm). Se trata de uno de los pocos textos conservados de los debates medievales castellanos, ya que la plasmación por escrito de la poesía popular de estos siglos es muy escasa – habitualmente la representaban los juglares y su transmisión era, por tanto, oral-.

En cuanto a Morales sobre el libro de Job, el tema de la mutación de la fortuna fue motivo de reflexión durante la Edad Media, poniendo al hombre ante la necesidad de desapego de los bienes temporales. Cuanto más cerca se estaba del poder, más se desafiaba a la fortuna y de ahí que las lecturas de la nobleza estuvieran plagadas de este tipo de historias de ensalzamiento y caída, siendo modelo paradigmático la historia bíblica de Job. El Canciller de Castilla D. Pero López de Ayala, por su historia personal, sabía muy bien lo que era llegar al punto más alto de una carrera: ser rey, y perderlo todo, el reino y la vida, como le sucedió a Pedro I de Castilla, por ello no resulta extraño que Ayala fuera uno de los exponentes más notables del desarrollo de la materia de Job en lengua castellana y de su obra de mayor ambición, la traducción de un famosísimo texto patrístico: los Moralia in Iob del Papa Gregorio el Grande, a la que añadió una traducción propia del libro de Job.

 

Restaurando uno de los mapas más raros del mundo.

Hace más de 350 años, los comerciantes holandeses produjeron el primer mapa a gran escala de Australia, y ahora ha sido cuidadosamente restaurado.

En 1663, los europeos llamaron a Australia “New Holland” ; Nueva Zelanda se consideraba una masa de tierra y Tasmania sólo había sido avistada por Abel Tasman  (pasarían otros cien años antes de que los europeos pusieran un pie allí).

Creado en 1663 por el cartógrafo Joan Blaeu, el Archipelagus Orientalis, sive Asiaticus (Archipiélago oriental y asiático) se basa en parte en un viaje exploratorio de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales y también en los avistamientos de Abel Tasman en 1642. Se cree que se utilizó principalmente como decoración de pared en una gran casa o palacio.

La costa este no se ve a simple vista, Queensland se representa como unida a Nueva Guinea, porque el Estrecho de Torres aún no se ha descubierto. Se incluyen partes de la costa este y oeste de Tasmania. Y hay una sombra que representa a Nueva Zelanda.

El primer mapa a gran escala de la tierra que llegaría a conocerse como Australia, es uno de los más raros del mundo. El presidente del consejo de la Biblioteca Nacional de Australia, Ryan Stokes, describe el cuadro como “el más raro de los raros“. Se sabe que existen cuatro ejemplares, y la Biblioteca Nacional de Australia adquirió uno de ellos en 2013.

“El mapa es considerado por muchos como el certificado de nacimiento de Australia”

“El mapa se encontró en una unidad de almacenamiento en Suecia en 2010 “, dice Libby Melzer, conservador principal de papel de la Universidad de Melbourne, que formó parte del equipo de restauración del Grimwade Centre for Cultural Material Conservation. “Estaba en muy mal estado porque fue diseñado como un mapa mural“, explica. “La exposición al aire, las personas que lo tocan y el barniz usado en la parte superior causaron una degradación considerable.”

En el pasado, los mapas Blaeu eran considerados muy prestigiosos y se colgaban en casas y edificios importantes.
Este mapa en particular formaba parte de una serie de mapas del mundo. La mayoría de los cartógrafos de la época producían cinco mapas en series mundiales, pero Blaeu era un importante cartógrafo y sus mapas más prestigiosos y completos, así que hizo siete. De ahí la razón por la que Australia está presente.