Ser Salamanca se da una vuelta por la Biblioteca

Resultado de imagen de cadena ser salamanca

Escuchar AUDIO

La cadena de radio SER en su búsqueda de espacios culturales en Salamanca, ha visitado la Biblioteca Histórica de la Universidad de la mano de su directora Margarita Becedas, quien nos ha mostrado el depósito (no accesible a la vista del visitante), la Antigua Librería (con sus aprox. 40.000 libros impresos, las cédulas de excomunión, “libros redondos”, el mobiliario procedente del Colegio San Bartolomé), el Sancta Sanctorum (donde se encuentran los 3.000 manuscritos y 500 incunables y el arca de las cinco llaves de la Universidad).

 

Anuncios

200.000 tesoros que la BNE puede exponer en Twitter

En los archivos de la Biblioteca Nacional de España (BNE) hay 33 millones de documentos, libros, revistas, periódicos, partituras, mapas, dibujos, fotografías, manuscritos, grabaciones sonoras y vídeos. Esta institución pública lleva almacenando reliquias desde 1711. Tres siglos después, en 2011, abrió su cuenta en Twitter.

200.000 de esos tesoros han sido digitalizados, así que pueden ser compartidos en Twitter, la red social de más éxito para la Biblioteca. “Me gusta pensar que difundir las piezas de la Biblioteca supone reconocer que es patrimonio de todos. Lo acerca al público general”, dice a Verne vía telefónica Elena Sánchez, responsable del Servicio de Difusión de Contenidos Digitales, Portales y Redes Sociales de la Biblioteca.

“Hay tantas cosas en la Biblioteca que, sea cual sea el trending topic del día, tenemos algo que aportar”, añade Sánchez. Pero la BNE no fue siempre así en Twitter. Hasta 2014 se limitaban a promocionar exposiciones y dar noticias. “Por entonces fue el boom de las series históricas: Isabel, Carlos, rey emperador, El Ministerio del Tiempo…”. Un tuit sobre el testamento de la reina Isabel fue el “punto de inflexión” para la Biblioteca: “Después de compartirlo en Twitter durante un capítulo de la serie se convirtió en el documento más visto de la web de la BNE en todo 2014. Nos dimos cuenta del poder de lo que teníamos entre manos”. La cuenta de Twitter tiene 185.000 seguidores.

 

Twit BNE
Tuit sobre el testamento de la reina Isabel

“Nuestros recursos digitales son inagotables, no tienen fin”, indica Sánchez cuando le preguntamos cuándo se quedarán sin nada que compartir en Twitter. “Esta es una forma de acercar el contenido de la Biblioteca al público general, más allá de los investigadores y estudiosos que están más acostumbrados a visitarnos”, añade. En la Biblioteca hay contenidos para todos los públicos.

La responsable de redes de la Biblioteca asegura que “está previsto” abrir una cuenta en Instagram, sin precisar una fecha concreta. “Sabemos que lo que tenemos es muy de Instagram”. En Facebook, la Biblioteca tiene 280.000 seguidores, 100.000 más que en Twitter, “pero con menos interacciones, menos conversación y apenas crecimiento; Twitter es nuestra red social más importante”.

FUENTE:  Verne

Los libros encadenados.

Dentro de una sala especialmente construida y de temperatura controlada en la Catedral de Hereford, cientos de manuscritos medievales se sientan encadenados a sus estantes, exactamente como lo hacían hace siglos.

Resultado de imagen de libros encadenados

Desde la Ciudadela en Juego de Tronos hasta la biblioteca de Kamar-Taj en Doctor Strange, ha habido un resurgimiento en la cultura popular de libros antiguos encadenados a sus estantes.

Estas bibliotecas encadenadas existían: en la Edad Media los libros eran un bien relativamente escaso y, por lo tanto, valioso. El encadenamiento de libros a estanterías se convirtió en el sistema de seguridad más extendido y eficaz de las bibliotecas de toda Europa.

En 1590 Diego Pérez de Mesa, autor de ‘Las grandezas y cosas notables de España, describe los fondos de la Biblioteca de la Universidad de Salamanca en los siguientes términos:

“Hay infinidad de libros en todas las ciencias y muchos doblados y tresdoblados, todos asidos con sus cadenas y con mucha distinción, puestos los de cada ciencia y profesión de por sí, …”

La biblioteca encadenada más grande del mundo se encuentra en la Catedral Hereford en el Reino Unido, donde todos los libros se mantienen bajo llave y bajo llave en sus cadenas originales. Ha sido reconstruido en su disposición original, exactamente como había sido entre 1611 y 1841.

En este vídeo, BBC Culture explora la biblioteca encadenada con su bibliotecaria, la Dra. Rosemary Firman, obteniendo una visión de algunos de los 229 manuscritos medievales que aún se encuentran en sus estantes y explorando cómo la influencia de la biblioteca encadenada todavía se puede sentir en las bibliotecas modernas de hoy en día.

Fuente: http://www.bbc.com/culture

 

Amoríos del siglo XVI entre damas españolas y un alto clérigo.

La investigadora Patricia Marín Cepeda descubre en una remota abadía italiana medio millar de cartas amorosas entre damas españolas y un alto clérigo del siglo XVI,  el cardenal Ascanio Colonna.

Resultado de imagen de Ascanio Colonna
Retrato del cardenal Ascanio Colonna

Hay constancia de que el clérigo se estuvo carteando de forma paralela entre 1586 y 1608 con al menos cinco mujeres españolas, posiblemente nobles casadas o incluso puede que alguna de ellas fuera religiosa. Todas firmaban con seudónimos extraídos de las novelas pastoriles, muy populares en esa época: Dórida, Lisarda, Marfira, Ninfa Castalia y Henarda, Pastora del Henares. Y él a todas contestaba con igual fervor.

“Gloria no tengo otra sino ser yo tu esclava (…) y saber por momentos de ti”, escribe en una carta una mujer española que se oculta bajo el seudónimo de Henarda, Pastora del Henares. Y otra, muerta de celos, que se hace llamar Ninfa Castalia: “La señora la consada (sic) (…) te quiere más que a su vida y a su alma (…) pero más rabias se haga porque conoce su señoría que a tus ojos no hay otra como tu duquesa”. Lo interesante es que el destinatario es un alto clérigo, el cardenal Ascanio Colonna, miembro de una poderosa familia italiana, que vivió en España cuando era estudiante, en torno a 1580. Fue cuando conoció a las autoras de las efusivas misivas, aunque la relación, por lo que se ve en los escritos, se mantuvo después de ser ordenado.

Parece literatura, alguna de esas notas que se intercambiaban los amantes en las comedias del Siglo de Oro, pero no lo es. Es un verdadero alijo de misivas amorosas inéditas, valiosísimas por lo que cuentan de la vida privada de las mujeres en el siglo XVI, que encontró por azar la investigadora Patricia Marín Cepeda en una abadía remota de Italia.

La investigadora Patricia Marín Cepeda.

Algo que hace muy valiosas las cartas halladas por Patricia Marín Cepeda, investigadora becada por la Fundación BBVA, es que no son literatura, sino que expresan sentimientos reales de mujeres reales del Siglo de Oro. “No hay documentadas muchas, primero porque las mujeres escribían poco y segundo porque generalmente lo que escribían no salía de su esfera más íntima”, explica Marín Cepeda. “Es cierto —añade— que están muy influidas por la literatura amorosa de la época, todos esos tópicos de las novelas de caballería y pastoriles que tanto les gustaban, pero entre esos tropos estoy segura que voy a encontrar expresiones más genuinas y personales”. La correspondencia también servía para hacerse intercambios de regalos. Todo lo que pudiera entrar en un sobre era susceptible de convertirse en presente. Así el cardenal reclama en una de sus cartas el mechón de pelo que le prometió Dórida. Y en otra le agradece la cruz que recibió en pago del rosario que le envió. “Era también frecuente que se enviaran pequeños retratos portátiles pintados al óleo, con forma de medallón, lo que sería una especie de selfie actual”, apunta Marín Cepeda.


FUENTE: El País 2018/07/26

Sistemas de conservación preventiva en la Biblioteca Histórica.

La Universidad de Salamanca y la Fundación Santa María la Real optimizan los sistemas de conservación preventiva de la Biblioteca General Histórica.
La intervención contempla la monitorización de la Sala de manuscritos e incunables y la Antigua librería del Estudio salmantino en el marco del proyecto internacional HeritageCare para la conservación del Patrimonio.

Resultado de imagen de sala manuscritos usal
Detalle de la Sala de manuscritos e incunables

El Grupo TIDOP de la E.P.S de Ávila desarrolla la iniciativa, seleccionada como ‘proyecto modelo’ en el Año Europeo del Patrimonio Cultural y puesta en marcha coincidiendo con la conmemoración del VIII Centenario.

La Universidad de Salamanca y la Fundación Santa María la Real optimizan los sistemas de conservación preventiva de la Biblioteca General Histórica | Sala de Prensa
Detalle de una de las reconstrucciones 3D del Edificio Histórico realizadas por el Grupo TIDOP de la Universidad de Salamanca

La Universidad de Salamanca, a través de su Grupo de Investigación Reconocido TIDOP, y la Fundación Santa María la Real optimizan los sistemas de conservación preventiva de la Biblioteca General Histórica en el marco del proyecto internacional HeritageCare, que impulsa la conservación preventiva del patrimonio histórico arquitectónico del Sur de Europa y que acaba de ser seleccionado como proyecto modelo en el Año Europeo del Patrimonio Cultural.

La sinergia entre ambas entidades propiciará el desarrollo de un sistema experto adaptado al patrimonio que, alimentado por datos 3D e imágenes junto con datos de monitorización de la antigua librería del Estudio salmantino, permita ser una herramienta que apoye “no sólo la conservación preventiva del edificio sino también su conservación predictiva, atendiendo al lema del proyecto Más vale prevenir que curar”, según explicó el responsable del proyecto en la Universidad, Diego González Aguilera, a Comunicación USAL.

Son varias las actuaciones que tanto el GIR TIDOP como la propia Fundación Santa María la Real han realizado sobre el patrimonio histórico de la institución salmantina. Sin embargo, es la primera vez que ambos colaboran en favor de uno de los legados más preciados de la institución, la Biblioteca General Histórica.

Monitorización de la biblioteca

Para ello, se ha procedido a la instalación de una treintena de sensores que, distribuidos en lugares estratégicos, tanto de la Biblioteca como de la sala de incunables, permitirán a los expertos controlar y saber cómo se encuentran en todo momento las condiciones de temperatura, humedad o luminosidad.

Otra de las variables monitorizadas será la presencia de xilófagos que podrían afectar tanto a los manuscritos como a la estructura de la biblioteca. Igualmente, se tendrán en cuenta aspectos como la seguridad o la radiación solar.

Un año de observación y toma de datos

Aunque los sensores comenzarán a captar y transmitir información en los próximos días, los técnicos de la Fundación Santa María la Real, encargados de su instalación, recuerdan que para poder tener una información certera y precisa de las condiciones y variables que afectan al espacio es necesario observarlo durante al menos un año. A partir de ese momento, sí podrían extraerse conclusiones que permitan optimizar las medidas de conservación preventiva y mantenimiento.

Asimismo, con la instalación efectuada en la Biblioteca se ha aprovechado también para llevar a cabo tareas de mantenimiento en los sensores ubicados en la Fachada Rica. Cabe recordar que, durante la restauración de la Fachada Rica de las Escuelas Mayores, se instalaron sensores en la Sala de manuscritos e incunables con el objetivo de comprender mejor los procesos de degradación y establecer políticas de conservación preventiva. El análisis de los datos ha permitido entender cómo las visitas afectan a la conservación de los libros más valiosos y se ha propuesto un cambio en los horarios de ventilación para mejorar su conservación.

Mapa tridimensional inédito de las Escuelas Mayores y la antigua librería

Asimismo, el Grupo TIDOP ha acometido recientemente una digitalización tridimensional de la Biblioteca y del conjunto de las Escuelas Mayores con un sistema láser de cartografiado móvil, capaz de proveer información a medida que nos desplazamos por el edificio incluso por sus partes más complejas, generando un mapa tridimensional inédito hasta el momento, lo que supone una gran contribución a la preservación del legado de la institución salmantina en el año de su VIII Centenario.

La biblioteca de la cátedra salmantina es un espacio único, no solo por su arquitectura, sino por albergar más de 2.770 manuscritos, 483 incunables y otros 62.000 volúmenes impresos entre los siglos XVI y XVIII. El proyecto HeritageCare permitirá desarrollar acciones que contribuyan a seguir mejorando la conservación preventiva del espacio y de los volúmenes que custodia.

Digitalización completa de la Biblioteca y de las Escuelas Mayores en su conjunto

La digitalización tridimensional completa e integral de la Biblioteca General Histórica y de su sala de incunables, así como de todo el edificio histórico (incluyendo el antiguo Cielo de Salamanca y el bajo cubierta de la propia biblioteca), imposible de adquirir por los sistemas láser e imagen convencionales, permitirá disponer de una información de enorme valor no sólo para el proyecto europeo, sino para posteriores estudios sobre el conjunto arquitectónico.

HeritageCare

El proyecto internacional HeritageCare, en el que se enmarca eta nueva actuación, está coordinado desde la Universidade do Minho y desde su inicio en 2016, el equipo multidisciplinar que integra el proyecto trabaja para mejorar la conservación preventiva de edificios históricos, así como para crear una entidad que se ocupe de garantizar el cumplimiento de la metodología y la sostenibilidad de los resultados.

La iniciativa tiene como principal objetivo mejorar la conservación preventiva de edificios históricos mediante el desarrollo de una metodología, basada en buenas prácticas, que involucre a los propietarios de los edificios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico. El proyecto incluye 60 casos de estudio e intervención y uno de ellos es la Biblioteca de la Universidad.

La Universidad de Salamanca y la Fundación Santa María la Real son, junto con el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, las tres entidades españolas que participan en el proyecto. HeritageCare se enmarca en el programa Interreg SUDOE y cuenta con un presupuesto global de 1.686.282,82 €, de los cuales 1.264.712,11 € se financian a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Integrantes del Grupo TIDOP en una foto de archivo. A la derecha, el catedrático de Ingeniería Cartográfica, Geodésica y Fotogrametría y director del Grupo TIDOP, Diego González Aguilera

Grupo de Investigación Reconocido y Unidad de Investigación Consolidada TIDOP

Se crea en el año 2005 y pertenece al Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Escuela Politécnica Superior de Ávila. Bajo la dirección del catedrático de Ingeniería Cartográfica, Geodésica y Fotogrametría Diego González Aguilera se caracteriza por poseer una composición multidisciplinar, con miembros especializados en diferentes campos: geomática, informática, computación, ingeniería industrial, ingeniería civil y arquitectura.

Una de las principales fortalezas del GIR TIDOP es su amplia transferencia de tecnología con más de 15 patentes y 25 propiedades intelectuales. Premiado a tanto a nivel internacional como nacional en numerosas ocasiones, actualmente centra sus esfuerzos investigadores en el desarrollo de algoritmos y herramientas para el modelado tridimensional a escala utilizando para ello fotografías o nubes de puntos.

Fundación Santa María la Real

La Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, un proyecto desde Castilla y León, es una entidad privada sin ánimo de lucro, cuya misión fundamental es la de promover iniciativas de desarrollo sostenible, basadas en estudio, investigación, restauración, conservación y difusión del patrimonio.

La BNE digitalizará 545 obras propuestas por la comunidad académica e investigadora

La Biblioteca Nacional de España digitalizará 545 obras, unas 133.000 páginas, durante 2018 y 2019 a propuesta de la comunidad académica e investigadora con el objetivo de mejorar la pertinencia científica de las líneas estratégicas de digitalización de la institución.

Resultado de imagen de digitalizar libros antiguos

El pasado 20 de marzo la BNE convocó por primera vez a grupos de académicos e investigadores para que enviaran sus propuestas de digitalización. A lo largo de estos meses, se han recibido un total de 18 peticiones, que se concretan en casi 900 títulos, procedentes de equipos multidisciplinares, tanto nacionales como internacionales.

Entre estas obras están romances de la tradición oral hispánica, gacetas impresas en España durante el siglo XVII, obras medievales impresas en castellano, textos de escritoras españolas anteriores a 1800, catálogos comerciales de libreros, editores e impresores de los siglos XVIII al XIX, tarjetas postales históricas u obras de contenidos lingüísticos.

La Real Academia Española (RAE), La otra Edad de Plata de la Universidad Complutense de Madrid, la Fundación Ramón Menéndez Pidal, el Grupo de Investigación de Patrimonio y Culturas Populares y el grupo Historia cultural del Mediterráneo, ambos del CSIC, el Grupo de Estudios Peirceanos de la Universidad de Navarra, el Proyecto Iberian Early Modern News, el grupo Clarisel de la Universidad de Zaragoza, BIESES (Bibliografía de escritoras españolas), Exemplar de la Universidad de Barcelona, VICARTE de la Universidad de Lisboa y Estudios de Literatura y Pensamiento de la Universidad de Salamanca son algunas de las entidades que han remitido propuestas a la BNE.

Una vez recibidas las propuestas, un comité de valoración de la Biblioteca Nacional de España ha revisado y analizado las solicitudes siguiendo criterios de viabilidad. A falta de estudiar físicamente todos los ejemplares, en esta fase preliminar de evaluación se han aceptado los fondos que no presentan restricciones de difusión en cuanto a derechos de propiedad intelectual y cuyos formatos no superaban el A2.

Ahora la institución trabajará en la identificación del ejemplar ideal para su reproducción y/o valorar si necesitarán o no intervención previa por parte de los equipos de restauración. Una vez completada esta segunda fase de evaluación, se procederá a la digitalización sistemática de las propuestas aprobadas a lo largo de 2018 y 2019, y posteriormente a su carga en la Biblioteca Digital Hispánica donde estos títulos pasarán a estar disponibles para toda la comunidad investigadora.

Dado el éxito de esta primera convocatoria, la BNE se reafirma en la intención de continuar con esta iniciativa que periódicamente buscará acercar aún más el patrimonio documental a quien le pertenece: la ciudadanía.

Información relacionada

Apadrina un libro.

La Red de Bibliotecas Franciscanas de la provincia de Santiago presentó hace unos días su nueva web  para poner en valor un patrimonio documental que se enmarca dentro de la apuesta que se realizó hace menos de dos años de volver a abrir las puertas de la biblioteca y acercarla a los investigadores y a todos los interesados en el libro antiguo. Se fundó en el monasterio de Santiago en el siglo XIII  y hoy atesora   más de 100.000 libros, de los cuales 80.000 pertenecen al fondo antiguo, que abarca desde el siglo XVI al XVIII, y con 72 incunables.

Resultado de imagen de Red de Bibliotecas Franciscanas de la Provincia de Santiago
Red de Bibliotecas Franciscanas de la Provincia de Santiago

En ella se pueden buscar los libros que figuran en el catálogo informatizado que depende de la Red de Bibliotecas de Galicia, así como consultar las normas de la biblioteca, la forma en la que se pueden pedir libros para exposiciones y la posibilidad de realizar actos en la instalación.

También se puede solicitar cita a través de la web, tanto para la consulta de libros del fondo antiguo como del actual, un procedimiento que también sirve como mecanismo de consulta. Asimismo, se puede solicitar participar las actividades. En resumen, se trata sin duda de una web innovadora dentro del mundo de las bibliotecas que lo irá siendo a medida que la Biblioteca Franciscana siga creciendo.

Uno de los proyectos que desarrolla es: APADRINA UN LIBRO,  con el fin de cofinanciar la restauración de libros que se encuentran en un mal estado de conservación, por el módico precio de 5€ anuales para ayudar a conservar y a desenvolver las actuaciones que se realicen en el libro antiguo.

Apadrinar un libro
APADRINA UN LIBRO

Las personas que quieran apadrinar un libro recibirán fotografías del proceso que están desarrollando nuestros profesionales y se les mostrará el resultado final. Además de venir a conocer el resultado podrán conocer la Biblioteca de manera particular.


La Red de Bibliotecas Franciscanas de la Provincia de Santiago la conforman todas las bibliotecas conventuales, de colegios y centros de estudio de la Provincia Franciscana de Santiago, que actualmente abarca los territorios de Galicia, Asturias, Castilla, Salamanca, Palencia y la custodia de Venezuela.