España en mapas antiguos. Colección de Rodríguez Torres-Ayuso.

Carmen MANSO PORTO. España en Mapas Antiguos. Catálogo de la Colección Rodríguez Torres-Ayuso. Madrid: Real Academia de la Historia y Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, 2021. 2 v., 353 il. (Cartografía, Textos históricos). ISBN 978-84-340-2739-8

La colección de mapas antiguos de Rodríguez Torres-Ayuso, donada a la Real Academia de la Historia en 2016, constituye el grueso de la que, a lo largo de los años, fue recopilada por el barcelonés don Antonio Rodríguez Torres, catedrático de Microbiología de la Universidad de Valladolid desde 1972 hasta su jubilación, y miembro de la Real Academia de Medicina y Cirugía de dicha ciudad.

Está formada por 321 mapas de España entre los siglos XV al XIX, fruto de su afición a la cartografía histórica, derivada de la búsqueda de grabados y libros antiguos iniciada en los años 1963-65, cuando realizaba en Madrid sus estudios de Salud Pública. A partir de 1983, en que estudió al detalle las ediciones impresas de la Geographia o Cosmografía de Claudio Ptolomeo -la primera de ellas en 1475- se orientó a la búsqueda de mapas históricos de España, convirtiéndose en un experto comprador de originales, en sus frecuentes visitas a las librerías de anticuarios especializadas, en España y en sus viajes al extranjero.

Su progresivo conocimiento de la historia le permitió ampliar el interés a los diversos territorios que pertenecieron a la Monarquía de España o han estado históricamente bajo la soberanía española, así como a las ciudades y a diversos acontecimientos de nuestra historia. Objetivo especial para él eran los grabados en los que los mapas se adornan con dioses y héroes de la mitología grecolatina, o con ilustraciones diversas (barcos, monstruos marinos), guiado siempre por un criterio estético altamente desarrollado.

Estos dos tomos con sus 321 fichas nos permiten tener el privilegio de conocer tan excelsa colección, única en España.

El mundo a través de los mapas, 1400-1600 : mapas manuscritos de la Biblioteca Beinecke.

The World in Maps (1400-1600). The Beinecke Rare Book & Manuscript Library (New Haven, Connecticut) . Desde el viernes 22 de julio de 2022 al domingo 8 de enero de 2023

Esta exposición presenta muchos de los mapas manuscritos más significativos desde el punto de vista histórico de finales de la Edad Media y principios de la Edad Moderna, procedentes de la amplia colección de mapas de la Biblioteca Beinecke.

Se centra en las cartas portulanas, grandes y coloridas cartas que mostraban la línea de costa del Mediterráneo y que eran utilizadas por los marineros para navegar de un puerto a otro. Estos mapas fueron cruciales para la expansión del comercio europeo en los siglos XV y XVI. La Biblioteca de la Universidad de Yale cuenta con una de las colecciones de mapas más importantes de este periodo y posee algunas piezas únicas que no se encuentran en ninguna otra colección. Cuando los fondos que anteriormente se encontraban en la Sala de Mapas de la Biblioteca Sterling Memorial se consolidaron con las colecciones de la Beinecke Rare Book and Manuscript Library en 2018, se formó el mayor depósito individual de mapas portolanos de Norteamérica.

Esta exposición presenta mapas de varios grupos históricos diferentes y demuestra cómo los mapas funcionaban para situar a las personas en un contexto mundial más amplio. Aunque se centra principalmente en los mapas europeos, también incluye mapas del mundo de Oriente Medio y Asia para ilustrar los elementos comunes y destacar también las diferencias significativas. Además, la exposición presenta algunas falsificaciones de mapas y cómo se determinó que eran falsos mediante análisis científicos e históricos.

Las vitrinas planas de la planta baja de la histórica Beinecke Rare Book & Manuscript Library permiten mostrar doce mapas de gran tamaño uno al lado del otro para que el visitante a la exposición pueda hacer comparaciones entre los mapas realizados en distintas épocas y momentos de los años cruciales que rodearon el descubrimiento, desde la perspectiva europea, del nuevo mundo.

Piezas destacadas

El mapa de Aguiar de 1492, la carta portuguesa portulana más antigua que existe, muestra de forma espectacular el mundo tal y como lo habrían visto Cristóbal Colón y su tripulación en su primer viaje en 1492. Junto con el mapamundi de Henricus Martellus (abajo), estos mapas indican los peligros reales a los que se enfrentó Colón y responden a preguntas fundamentales sobre su primer viaje.


El mapa Martellus (ca. 1490) es uno de los más grandes de la colección, aunque demasiado grande para exponerlo junto con los portulanos, por lo que se exhibe un facsímil. El mapa muestra una perspectiva muy diferente a la de los portulanos: se basa en los antiguos mapas compuestos por Ptolomeo, transmitidos a Europa por científicos y geógrafos árabes. El mapa, que data de alrededor de 1490 y representa la superficie de la Tierra desde el Atlántico, en el oeste, a Japón, en el este, está salpicado de descripciones en latín de diferentes regiones y pueblos.


La carta portulana de Beccari (1403) es mucho más antigua que el mapa de Aguiar, pero contiene una cartela crucial que describe cómo los cartógrafos como Beccari componían estos mapas, en particular su confianza en el conocimiento oral de los marineros utilizado para medir con precisión las distancias entre los puertos. Por esta razón, el mapa de Beccari es uno de los más estudiados por los cartógrafos.

«Francischus Becharius civis Janue, compusit cartam presentem in civitates Saone (anno) millessimo CCCC tercio, de mense februarii. Qui Francischus notum facit ad tollendam cunctis materiam dubitandi, et omnibus navigantibus et navigaturis mare oceanum protestatur, quod ipse Francischus, in hac et ceteris cartis per eum compositis ab anno Domini MCCC decursso citra, prolong avit distanciam itineris steriarum maris oceani spatio miliarum seu leucarum plusquam ipsemet Franciscus et ceteri magistro cartarum, tam Catalani, Veneti, Januenses quam alii qui cartas navigandi fecerunt temporibus retroactis, soliti errant in eis apponere; et potissime in costa Portugalli, videlicet ad capud Sancti Vincentis (sic) usque a capite Finisterre, et in steria maris seu litorum et locorum Byschaye et costa britanie atque insula Anglie, comperta veritatis essercia de predictis per experienciam efficacem et relationem certissimam multorum numero magistrorum, patronorum, naucleriorum et pilotorum maris Yspanie et illarum parcium, et aliorum eciam peritorum in maris exercitio plurimorum, qui frequenter et longo tempore per illas partes et maris navigarent. Et pro tanto, nullus miretur si de manu ipsius Francischi duarum formarum cartas super hoc dissimiles reperiret, qum ipse ante MCCCC primum aliarum cartae mensuras et magistrorum antiquorum formas et uestigia sequebatur et male.
Eciam, per multos patronos, nauclerios et marinarios sufficientes in arte marinarie michi, predicto Francischo, denunciatum fuerit pluries quod insula Sardinie, que est mari, non fuerat posita in cartis in loco suo proprio per magistros superius nominatos, ideo, in Christi nomine, auditis, posui dictam insulam in presentis carte, et omnibus aliis qui interfuerint, sit notum».


Península Ibérica en el mapa portulano de Judah Abenzara

El mapa de Abenzara (1500) es único por razones totalmente diferentes. Judah Ben Zara (o Abenzara) fue uno de los pocos cartógrafos judíos en Europa que conocemos y su religión tuvo un profundo efecto en sus mapas y en su vida. Sólo se conservan tres mapas suyos. Es el único portulano realizado en piel de cabra de nuestra colección y parece probablemente una adaptación a un clima que no producía los animales más grandes que proporcionaban las pieles de otros portulanos.


Mapa de Vinland. Entre las piezas destacadas está el «infame» mapa de Vinland, junto con el material adquirido con él que pretendía apoyar su autenticidad en 1965. Junto a él aparece el trabajo realizado por el Instituto para la Preservación del Patrimonio Cultural de Yale en 2019 para demostrar finalmente que el mapa era falso y algunas falsificaciones recientes adquiridas para que los historiadores y científicos puedan estudiar las técnicas que emplean los falsificadores. Este mapa muestra un mapamundi, presuntamente del siglo XV, copiado de un original del siglo XIII. Su importancia radicaría en que, además de mostrar África, Asia y Europa, el mapa representa una masa de tierra en el Atlántico llamada Vinlandia y dice que fue visitada en el siglo XI. Su autenticidad comenzó a desmoronarse en base a la tinta con la que fue trazado.

Cartografías en la Universidad de Salamanca: el fondo antiguo del Departamento de Geografía.

La Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca acoge hasta el próximo 6 de mayo la exposición ‘Cartografías en la Universidad de Salamanca: El fondo antiguo del Departamento de Geografía’ en la que se presentan 16 obras que abarcan las etapas fundamentales de la historia de la cartografía.

Exposición ‘Cartografías en la Universidad de Salamanca’
Del 20-04-2022 al 06-05-2022
Vestíbulo y claustro bajo de la Facultad de Geografía e Historia, Salamanca
Calle Cervantes, s/n, 37001 Salamanca

La muestra ha sido inaugurada este miércoles por el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero; el decano de la Facultad de Geografía e Historia, José Luis de las Heras; la vicedecana, Sara Núñez Izquierdo; el director del Departamento de Geografía, José Luis Sánchez; y por los profesores José Luis Marcello y Marcos Francos, comisarios de la exposición.

Desde su fundación en 1964, el Departamento de Geografía de la Universidad de Salamanca ha atesorado «una amplia colección de mapas«, tanto originales como facsímiles, que «atestiguan la apasionante variedad histórica de formas de representación de la superficie terrestre» y cuyos principales muestras están ahora presentes a la vista de los interesados.

En concreto, la colección, enmarcada dentro de las actividades de difusión del conocimiento geográfico y de promoción del Grado de Geografía, incluye 16 obras, organizadas en cuatro capítulos, que abarcan las etapas fundamentales de la historia de la cartografía.

Claudio Ptolomeo, Cosmographia. Siglo XV (1456). BG/Ms. 2586. Ejemplar de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca

El primer capítulo se dedica a las representaciones de la Edad Antigua y expone el Atlas de Claudio Ptolomeo (Cosmografía), en un facsímil de 1983. El segundo muestra «el esplendor y la imaginación de la cartografía de la Edad de los Descubrimientos«, con el mapa de Juan De La Cosa (1500, facsímil de 1892) y el Atlas Miller (1519, en un facsímil de 2006). El tercero da cuenta de «los progresos derivados de los avances en la instrumentación y del afán de los Estados modernos por el conocimiento exhaustivo del territorio nacional», con mapas provinciales originales de Tomás López (siglo XVIII) y Francisco Coello (siglo XIX), un mapa militar de 1800 de un tramo de la frontera hispanoportuguesa, y un facsímil del conocido Atlas del Marqués de Santarém (1849). El último capítulo recuerda «el papel imprescindible de la cartografía» como herramienta para la enseñanza de la geografía y expone mapas murales del siglo XIX que representan el mundo antiguo, Europa y Palestina, además de un globo terráqueo de 1874 y un atlas de 1839, según la información facilitada con motivo de esta muestra en Salamanca.

Atlas de los exploradores españoles.

Atlas de los exploradores españoles. AA VV. (1º edición formato reducido). Madrid: Sociedad Geográfica Española ; GeoPlaneta, 2021. DOSSIER DE LA OBRA
A la venta desde el 15 de septiembre 2021

Viajeros, aventureros, exploradores, cartógrafos, científicos, botánicos, artistas, antropólogos, fotógrafos… a lo largo de la historia los españoles han viajado por el mundo aportando su granito de arena al conocimiento del planeta. En los siglos XVI y XVII, España lideró las grandes expediciones de exploración del mundo, en particular en América y en el Pacífico, conocido entonces como “el lago español”. En las historias sobre sus viajes, hazañas y hallazgos no falta ningún ingrediente para componer un extraordinario relato de aventuras protagonizado por españoles. La primera vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano, el descubrimiento del Amazonas por Francisco de Orellana o el del Pacífico por Núñez de Balboa, comparten protagonismo con apasionantes aventuras casi desconocidas, como las de Antonio de Montserrat, que recorrió el Tíbet en el siglo XVII, Gabriel de Castilla, el primero en viajar a la Antártida, o de las de muchos botánicos y marinos españoles que completaron los mapas de América y del Pacífico en el siglo XVIII

Hay héroes famosos pero también otros muchos exploradores olvidados que la Sociedad Geográfica Española lleva dos décadas rescatando del olvido.

Con la colaboración de los mejores historiadores especialistas en la materia, la Sociedad Geográfica Española y la editorial GeoPlaneta nos presentan una edición revisada, actualizada y en formato más reducido de la obra de referencia Atlas de los exploradores españoles, un compendio ilustrado de estos viajes y de estos viajeros, con una selección de casi 200 historias de exploradores, desde la Antigüedad hasta nuestros días.

Los mapas y la primera vuelta al mundo.

Los mapas y la primera vuelta al mundo. La expedición de Magallanes y Elcano. Del 27 de enero al 04 de abril de 2021.

DESCARGAR CATÁLOGO DE LA EXPOSICIÓN.

El Instituto Geográfico Nacional, en colaboración con el Ayuntamiento de A Coruña, ofrece la exposición «Los mapas y la primera vuelta al mundo. La expedición de Magallanes y Elcano» que muestra en un recorrido cartográfico aspectos interesantes del viaje: sus antecedentes, preparativos, desarrollo y consecuencias. En esta exposición hay una mención especial a la Casa de la Contratación de la Especiería de La Coruña , creada en 1522 tras el retorno de Elcano.

La exposición fue inaugurada en el Instituto Geográfico Nacional en Madrid el 26 de abril de 2019 con motivo de la festividad de San Isidoro, patrón del IGN y de la cartografía en general, finalizando en abril de 2020. Posteriormente la muestra pasó a ser itinerante, siendo trasladada a distintas sedes hasta, al menos, 2022, último año de la conmemoración del V centenario de la primera circunnavegación de la Tierra.

La primera circunnavegación del mundo, que se inició en 1519 y finalizó en 1522, es la mayor gesta exploradora en toda la historia, que puede ser comparable con hitos más actuales como la llegada a la Luna. Esta empresa española fue impulsada y capitaneada por el portugués emigrado a España Fernando de Magallanes y comandada de vuelta a Sevilla por Juan Sebastián Elcano.

La exposición muestra en un recorrido cartográfico los aspectos más interesantes del viaje: sus antecedentes, preparativos, desarrollo y consecuencias. Partiendo de los conceptos geográficos de los antiguos, pasaremos por el inesperado descubrimiento del continente americano, el Tratado de Tordesillas por el que España y Portugal se repartían el mundo, el espionaje cartográfico entre las dos potencias ibéricas, el comercio de las especias como verdadero objetivo de la expedición o los primeros mapas del estrecho de Magallanes y de las islas Molucas, todo ello ambientado en la España del siglo XVI.

Información

Del 27 de enero al 04 de abril de 2021

Visitas
El aforo permitido es de 24 personas.
De lunes a domingo, de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 h.

Visitas Guiadas
Reducidas a grupos de 4 personas.
Solicitar cita previa en el correo: geografico.acoruna@correo.gob.es

La cartografía de Mateo de París.

A portrait of Matthew Paris writing at a desk, from The St Albans Benefactor’s Book.

Mateo de Paris (n. c. 1200, d. 1259) fue un monje de la abadía benedictina de St Albans en Hertfordshire reconocido por su trabajo como cronista, escribano y artista.

Su entrada en el St Albans Benefactor’s Book (Cotton MS Nero D VII), producido poco más de un siglo después de su muerte, lo describe como un «incomparabilis monographus et pictor peroptimus» (un escritor sin igual y un excelente artista). Numerosos libros que se conservan muestran la evidencia de su mano y la influencia de su distintivo estilo de dibujo y pintura. Entre sus obras notables se encuentran Chronica Maiora, una historia universal del mundo, e Historia Anglorum, una historia de Inglaterra, ambas copiadas e iluminadas por él mismo.

Chronica Majora
Chronica Maiora

Además de sus otros logros, París también es considerado como uno de los más grandes cartógrafos de su tiempo.

MAPAS

Los mapas de Mateo de París sobre Gran Bretaña son significativos en la historia de la cartografía medieval, ya que representan algunos de los primeros intentos de describir el aspecto físico real del país. Los mapas anteriores representaban más comúnmente la relación entre las principales regiones o ciudades en diagramas esquemáticos que proporcionaban poca indicación de la distancia o la topografía. Cuatro de los mapas de París sobre Gran Bretaña sobreviven, tres se encuentran en la Biblioteca Británica y el cuarto en Cambridge, [Colegio de Corpus Christi, MS 16].

A map of Britain by Matthew Paris, showing Scotland, Wales, and much of Northern England.

El primer mapa aparece en un manuscrito que contiene copias de la Chronica maiora y la Historia Anglorum escritas de puño y letra en París (Royal MS 14 C VII). Aunque es más sencillo que otros ejemplos supervivientes, el mapa todavía incluye una serie de características geográficas importantes, como el río Támesis, las islas de Man and Wight, Snowdon en el norte de Gales (con un dibujo de la montaña) y las Orcadas frente a la costa de Escocia. París también cuenta con una ruta que atraviesa el país desde la costa sur hasta Durham. Las principales ciudades de Dover, Londres y York (aquí conocida por su nombre latino Eboracum) aparecen acompañadas por pequeños dibujos de castillos o fuertes, con almenas almenadas.

El segundo de los mapas de París fue originalmente dibujado en una sola hoja de pergamino que luego fue plegada, cortada e insertada en otro volumen, conocido como la Collectanea de John de Wallingford (d. 1258). El mapa fue dañado en el Incendio del Algodón de 1731 y ahora está encuadernado por separado (Cotton MS Julius D VII/1)

A map of Britain by Matthew Paris, partly damaged in the Cotton Fire 1731.

John de Wallingford fue el enfermero de la Abadía de St Albans y un contemporáneo y amigo de París. Su Collectanea es una miscelánea que incluye una gran variedad de material: recetas médicas en inglés medio, copias de cartas y textos históricos, e incluso una tabla para predecir la hora de la marea alta en el Puente de Londres, así como varios dibujos del propio París. John añadió sus propias adiciones y anotaciones al mapa de Gran Bretaña con tinta negra, y utilizó el reverso de la hoja para el texto de su Crónica, que contiene varias tablas y diagramas.

ITINERARIOS

París también creó una serie de mapas de caminos ampliados, conocidos como itinerarios, que detallan las rutas emprendidas por los viajeros que van en peregrinación a Italia y a Tierra Santa. Trazado a través de una sola abertura en el manuscrito, este itinerario esboza una ruta potencial que podría ser tomada entre Londres y Nápoles. Presenta las diversas ciudades, puertos, abadías y monasterios, y otros sitios importantes que un peregrino podría esperar encontrar en su viaje. Todos ellos están conectados por una serie de líneas dibujadas en rojo, con inscripciones que indican el tiempo que pasaría entre cada parada del camino. Una inclusión particularmente notable es un dibujo del hospital que se encuentra en la cima del Monte Cenis, el principal paso alpino que los peregrinos tardarían en llegar al norte de Italia.

An opening from Matthew Paris’ Book of Additions, featuring an itinerary map of the route between London and Naples.
Liber additamentorum, 1250-1259, St Albans (Cotton MS Nero D I, ff. 183v-184r)

El segundo itinerario describe la ruta entre Londres y Palestina (Royal MS 14 C VII, ff. 4v-5r). Complejo y ambicioso en su diseño, consta de numerosas representaciones detalladas de los diferentes sitios que aparecen en la ruta de peregrinación. Las solapas de pergamino también han sido cosidas a algunas de las páginas para permitir dibujos adicionales y proporcionar rutas alternativas e información para los viajeros. La sección final del mapa está dominada por un gran contorno de la ciudad de Acre -uno de los únicos bastiones cruzados que quedan en la región en la época de Mateo París- y otros sitios importantes en Tierra Santa, como Jerusalén (etiquetada como «CIVITAS IERUSALEM»), el Monte Sinaí y Belén, que aparece con su estrella brillando en el cielo.

An opening from an itinerary map designed by Matthew Paris, showing an outline of the city of Acre, with added parchment tabs.
Sección final de un mapa de la ruta entre Londres y Tierra Santa, que muestra un bosquejo de la ciudad de Acre, así como las ciudades de Jerusalén y Belén

FUENTE: Blog British Library

Cartografía de Francia y del mundo desde el Renacimiento hasta el Siglo de las Luces

Ebook Cartographie de la France et du monde de la Renaissance au Siècle des lumières par Monique Pelletier

Pelletier, M. 2002. Cartographie de la France et du monde de la Renaissance au Siècle des lumières. Paris : Éditions de la Bibliothèque nationale de France. doi :10.4000/books.editionsbnf.1059


 LECTURA HTML —-  DESCARGAR PDF

Los cuatro textos publicados en este volumen se refieren a dos períodos importantes para la cartografía francesa, el Renacimiento y el Siglo de las Luces, que establecieron normas para la medición y descripción del territorio.

Estas dos actividades fueron llevadas a cabo por hombres de diversos orígenes -matemáticos, ingenieros, pintores, geógrafos- cuyos talentos eran a veces competidores y a menudo complementarios. Algunos de ellos propusieron métodos en el marco de instituciones prestigiosas como el Colegio Real (actualmente el Collège de France), la Academia de Ciencias o la Academia del Mar. Otros se enfrentaron más directamente al terreno que tuvieron que describir para diferentes categorías de usuarios: jueces, administradores, militares, navegantes, historiadores, etc.

Sin embargo, todos ellos trabajaban, directa o indirectamente, para el poder real, maestro no sólo de la cartografía de Francia, sino también de la descripción del mundo. Por supuesto, el control ejercido por este poder y el interés mostrado por los reyes y sus ministros pudieron promover el progreso de la cartografía y fomentar la publicación de documentos que ilustraran las acciones gloriosas del monarca y la grandeza de Francia, pero también restringieron la distribución de ciertos mapas cuya importancia estratégica era evidente.

Aunque no siempre son aparentes, los objetivos perseguidos por los cartógrafos y la forma en que se utilizan sus producciones se toman siempre en consideración en estos cuatro estudios, independientemente de la fecha de producción de los documentos.

Cartografía Apocalíptica.

Apocalyptic Cartography chet van duzer - Buscar con Google

Chet Van Duzer, Ilya Dines, Apocalyptic Cartography. Thematic Maps and the End of the World in a Fifteenth-Century Manuscript, . Leiden and Boston: Brill; Hes & De Graaf, 2016. ISBN 978-90-04-30453-6. 251p. , il. [+INFO]


Una profecía cristiana hecha en el siglo XV advertía que entre 1600 y 1606 los cuatro cuernos del Anticristo -crucia, engaño, astucia e imitación de la deidad- irradiarían desde Jerusalén hasta los confines de la tierra, conquistando a los carnales, a los codiciosos, a los orgullosos y a los hipócritas y persuadiendo a toda la humanidad para que le siguieran. La profecía se encuentra en un manuscrito alemán del siglo XV, acompañado de un mapa del mundo sorprendentemente original en el que cuatro enormes penínsulas, orientadas a los cuatro puntos cardinales, se extienden en el océano y representan los cuatro cuernos del Anticristo que engañarán a todas las naciones.

El manuscrito anónimo consiste en un breve tratado geográfico sobre el Apocalipsis ilustrado con mapas y una colección de textos sobre medicina astrológica. Sorprendentemente, el manuscrito contiene mapas históricos y temáticos.

Los mapas históricos más importantes del manuscrito son una serie que ilustra en etapas lo que se suponía que sucedería durante el Apocalipsis. Hay muchos y diversos elementos artísticos diferentes con los que se ilustra el Apocalipsis durante la Edad Media ; existe una cierta lógica para ilustrar esos grandes cambios con los mapas, pero no obstante, el citado documento no tiene precedentes.

Esta serie de mapas ilustra esas etapas según la propia cronología del autor, en los años 639, 639-1514, 1514-1570, 1570-1600, 1600-1606, 1606-1661, y por último el Día del Juicio Final. Como el manuscrito fue hecho en el siglo XV, todos menos el primero de la secuencia son mapas de profecía, y como tal, son mapas históricos.

 Para enfocarnos en uno de estos mapas, el mapa de los años 1600 a 1606 muestra el mundo después de que el Anticristo ha tomado el control : El mundo es un disco de tierra rodeado por el océano, con cuatro enormes penínsulas adentrándose en él y una isla unida al disco central por una calzada. Jerusalén está etiquetada en el centro del mundo, y se indica que el Anticristo está allí. Las cuatro grandes penínsulas, en un impresionante trazo de cartografía simbólica, representan los cuatro cuernos del Anticristo, que a su vez representan los cuatro métodos por los cuales él conseguirá que la gente le siga: engaño, astucia, crueldad e imitación de la Deidad. Las diez tribus perdidas de Israel son mostradas viajando desde su isla en el camino a Jerusalén para unirse al Anticristo.

La situación cambia completamente en el siguiente mapa, que muestra lo que el autor pensaba que ocurriría entre 1606 y 1661 : El centro del mundo está ahora ocupado por la bandera y la ley de Cristo, que según el texto será levantada y adorada en todo el mundo. En la parte inferior del folio hay un segundo mapa notable que muestra la superficie de la tierra desprovista de características y nombres de lugares, y el circunfluente océano vacío también. El texto que aparece a su lado explica que todos los rasgos de la tierra han sido quemados. El mundo está en blanco y no hay relaciones espaciales que el mapa pueda indicar.


Pero esta secuencia de mapas es cartográficamente muy rica, mucho más de lo que se puede indicar aquí en unos pocos párrafos.

El manuscrito también contiene algunos de los primeros mapas temáticos: un mapa de las islas del mundo, otro de sus ríos navegables, etc., y lo que es más importante, los mapas parecen haber sido creados con una concepción del género muy similar a la comprensión moderna del mismo. El autor incluye un breve discurso sobre las cuatro funciones que pueden tener los mapas, así como sobre la evolución de los mapas a lo largo del tiempo. El creador anónimo de este manuscrito fue un cartógrafo de sorprendente originalidad cuya obra merece ser mejor conocida.

En el libro Apocalyptic Cartography, los autores proporcionan una fuerte evidencia de que esta obra inusual estuvo en circulación, así como que el autor se llamaba Baptista, un médico de Lübeck que había sido designado por el Papa Pío II para atender a los peregrinos en el monasterio franciscano del Monte Sión.

La Carta marina de Martin Waldseemüller : obra maestra de la cartografía renacentista.

Martin Waldseemüller’s 'Carta marina' of 1516 | SpringerLink

Chet Van Duzer. Martin Waldseemüller’s ‘Carta marina’ of 1516 : Study and Transcription of the Long Legends. Springer International Publishing (2019). eBook ISBN978-3-030-22703-6. VII, 150 p.

DESCARGAR PDFDESCARGAR EPUB


Este libro presenta el primer estudio detallado de una de las obras maestras más importantes de la cartografía renacentista, la Carta marina de Martin Waldseemüller de 1516.

Al transcribir, traducir al inglés y detallar las fuentes de todos los textos descriptivos del mapa, así como las fuentes de muchas de las imágenes, el libro pone el mapa a disposición de los estudiosos de una manera totalmente inédita. Además, ofrece una visión reveladora de cómo Waldseemüller hizo el mapa, información que no se puede encontrar en ninguna otra fuente.

El Mapa de la Carta Marina es el resultado de un radical replanteamiento de Waldseemüller de lo que debería ser un mapamundi; en esencia, partió de cero cuando lo creó, rechazando el modelo ptolemaico y otras fuentes que había utilizado para crear su mapa de 1507, y añadió textos más descriptivos y una gran cantidad de ilustraciones. Por su contenido, el libro ofrece una obra de referencia esencial no sólo sobre este mapa, sino también para cualquiera que trabaje en la cartografía europea del siglo XVI.

Los monstruos marinos en los mapas medievales y renacentistas

Sea Monsters on Medieval: Amazon.es: Chet van Duzer: Libros en idiomas extranjeros

Chet Van Duzer. (2015). Sea Monsters on Medieval and Renaissance Maps . London: British Library, 2013. 144 pp. ISBN-13: 978-0712357715. Ver PRIMERAS PÁGINAS

El libro “Sea Monsters on Medieval and Renaissance Maps” (“Monstruos marinos de los mapas medievales y del Renacimiento”), publicado hace unos años por la Biblioteca Británica, estudia la evolución de las icónicas serpientes de mar, sirenas y otras criaturas míticas que aparecen en los mapas del mundo desde el siglo X y hasta la época renacentista. A pesar de su fantasiosa apariencia, la mayoría de las criaturas estaban basadas en encuentros reales con animales marinos, constituyendo claras evidencias de cómo la mitología y el folclore pueden evolucionar partiendo de hechos verídicos.

En el libro de Chet Van Duzer aparece representada toda una serie de “monstruos marinos” que los cartógrafos utilizaban para ilustrar regiones misteriosas e inexploradas del globo terráqueo, avisando de los posibles peligros que supondría la navegación por dichas latitudes. A lo largo de la historia, son muchos los que han asumido que estas criaturas míticas fueron el resultado del divertimento de imaginativos ilustradores. Sin embargo, lo cierto es que numerosas criaturas del océano, como ballenas, morsas y calamares, rara vez se veían, y en aquellos tiempos eran considerados bestias monstruosas.

En la medida en que proporciona a los cartógrafos formas decorativas, examina cómo los monstruos registran la «diversidad o la plenitud de la creación de Dios» y orientan a los espectadores hacia los océanos con «significado geográfico», desde los mosaicos antiguos hasta los manuscritos iluminados y los mapas grabados. Van Duzer se centra en la reutilización y supervivencia de una amplia gama de imágenes de lo monstruoso entre «los mejores amigos del cartógrafo», ya que la iconografía que servía para enmarcar los límites conocidos del mundo llegó a ser una herramienta para dirigirse a las audiencias de los cartógrafos, desde manuscritos medievales hasta globos del Renacimiento, llenando espacios desconocidos o marcando encuentros con lo desconocido. Las reproducciones fotográficas de alta calidad a lo largo de este estudio nos presentan criaturas vívidas, a menudo pasadas por alto como signos cartográficos, y su lugar en los diseños de los mapas modernos.

[VER VIDEO PRESENTACIÓN]

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca