XX Jornadas de la Asociación Española de Bibliografía

Las Jornadas de la Asociación Española de Bibliografía van a congregar a cerca de veinte especialistas de diversas instituciones (universidades, CSIC, bibliotecas históricas) con el fin de dar a conocer los trabajos de ámbito bibliográfico, en el más extenso sentido de la palabra: incunables, imprenta, sainetes, encuadernación, proyectos bibliográficos, edición, bibliotecas históricas, manuscritos, relaciones de sucesos, autoras… También se presentarán las obras de Bibliografía que se han publicado en el último año.

Las Jornadas reúnen a especialistas de gran experiencia y a jóvenes investigadores, que van a dar a conocer sus trabajos o proyectos en marcha. Sirven como un lugar de intercambio de información y de conocimiento de la labor bibliográfica a través de comunicaciones cortas y variadas.

Información práctica
Miércoles 27 y jueves 28 de noviembre de 2019, a las 9:30h.
Salón de actos. Aforo limitado.
Imprescindible inscripción previa en informacion@aebib.es.

Información relacionada

Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2019

El Área de Restauración del Museo Nacional del Prado, Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2019

Trabajos de restauración en los talleres del Museo del Prado

El jurado del Premio Nacional ha propuesto la concesión del Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales correspondiente a 2019 al Área de Restauración del Museo Nacional del Prado. Este premio, concedido anualmente por el Ministerio de Cultura y Deporte, está dotado con 30.000 euros.

El jurado ha destacado “una trayectoria profesional marcada por la calidad del trabajo llevado a cabo desde la creación de la institución, en el bicentenario de su constitución. Se galardona especialmente la multidisciplinariedad del equipo humano, integrado mayoritariamente por mujeres, así como los criterios y metodología que han guiado la intervención en la práctica totalidad de la colección de obras de arte del museo. El jurado premia también la singularidad y alcance del proyecto didáctico y pedagógico desarrollado por el Área de Restauración. Asimismo se reconoce la complejidad del trabajo ejecutado, habida cuenta de la problemática laboral que el sector de la restauración presenta en la actualidad”.

Desde su creación el 19 de noviembre de 1819, las funciones de conservación y restauración en el Museo Nacional del Prado se consideraron imprescindibles. Los trabajos de restauración durante la primera mitad del siglo XIX no sólo se centraron en las pinturas del Museo sino que también fueron restauradas obras pertenecientes a la Corona en los diferentes Reales Sitios.

Durante la Guerra Civil, el taller de restauración del Museo llevó a cabo los trabajos más urgentes para garantizar la salvaguarda de las obras. En este periodo y bajo la dirección de Jerónimo Seisdedos, el Museo prosiguió con su labor de conservación y salvamento del tesoro artístico. La actividad tras la guerra continuó en los talleres a pesar de la precariedad y las dificultades materiales.

Durante los últimos 40 años la tarea del Área de Restauración ha sido inmensa. La importancia y el elevado número de obras en las que se ha intervenido permiten al visitante actual, hacer un recorrido por las salas del Museo disfrutando de sus colecciones en el más óptimo estado de conservación. Es reconocido internacionalmente como un Museo donde la técnica de los artistas se muestra al espectador en el estado más próximo al original.

Paralelamente a las actividades propias de la restauración, se ha realizado una importante tarea de formación de jóvenes restauradores nacionales e internacionales.

Durante 200 años, el taller de restauración ha integrado en su plantilla un elevado número de restauradores, consiguiendo mantener unos criterios altamente valorados por el resto de museos de Europa. Destaca la colección de obras de Velázquez, incluyendo ‘Las meninas’, ‘La familia de Carlos IV’, las majas y la colección de Goya, ‘El Descendimiento’ de Van der Weyden, y las obras de Tiziano o Rubens como algunos ejemplos de la excelente conservación del conjunto de la colección del Prado.

Jurado

El jurado, presidido por Román Fernández-Baca Casares, director general de Bellas Artes y actuando como vicepresidente José Javier Rivera Blanco, subdirector general del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), ha estado formado por: José María Pérez González, Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2018; Gemma María Contreras Zamorano, subdirectora del Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación; Celestino García Braña, presidente de la Fundación DOCOMO Ibérico; Xerardo Estévez Fernández, arquitecto; Ana Yáñez Vega, secretaria general de ICOMOS-España e Isabel Tajahuerce Ángel, miembro del Instituto de Investigaciones Feministas, Universidad Complutense de Madrid.

Fuente: https://www.culturaydeporte.gob.es/actualidad/2019/10/191017-pnprado.html

Código del Patrimonio Cultural de las Administraciones Públicas

BOE.es - Patrimonio Cultural de las Administraciones Públicas

DESCARGAR EN PDF o EPUB

El objeto del Código de Patrimonio Cultural de las Administraciones Públicas es poner a disposición de los profesionales una recopilación de normas vigentes de ordenamiento jurídico de ámbito estatal y autonómico relativas a los temas relacionados con la formación profesional, permanentemente actualizada. En el caso de las normas autonómicas no se incluyen las de rango inferior a Ley; tampoco se incluye las normas europeas.

La compilación legislativa se ha realizado en colaboración con la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado, dentro de su serie de Códigos electrónicos. Se ofrece para su descarga gratuita en los formatos electrónicos PDF y ePUB, permanentemente actualizados en la página web de la editorial: Código de Patrimonio Cultural de las Administraciones Públicas. Se complementa con un sistema de alertas de actualización cuya suscripción se puede realizar en este enlace.


  • Unidad editora: Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
  • Propuesto por: Subdirección General de Patrimonio Cultural. 
  • En coedición con: Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

El proyecto PeopleAndWriting

Dos investigadores de la Universidad de Salamanca han conseguido 2.5 M€ de financiación para dos proyectos en la prestigiosa convocatoria ERC Starting Grants del Consejo Europeo de Investigación, que tiene como objetivo ayudar a los científicos y académicos individuales a construir sus propios equipos y realizar investigaciones pioneras en todas las disciplinas.

Dos investigadores de la Universidad de Salamanca consiguen 2.5 M€ de financiación para proyectos en la prestigiosa convocatoria ERC Starting Grants del Consejo Europeo de Investigación | Sala de Prensa
El Rector de la Universidad de Salamanca, la Vicerrectora de Investigación y los dos investigadores premiados

Con una financiación de hasta 1.5 M€ (excepcionalmente hasta 2 M€) por un máximo de 5 años, las starting grants suponen una verdadera oportunidad para que investigadores jóvenes con buenas ideas puedan convertirse en líderes de grupos de investigación.

Carlos Hernández-García, del Grupo de Investigación en Aplicaciones del Láser y Fotónica (ALF-USAL), y Ainoa Castro Correa, del Grupo de Investigación en Antigüedad Tardía y Alta Edad Media en Hispania (ATAEMHIS), forman parte de los 408 jóvenes investigadores de más de 51 países de todo el mundo, de ellos sólo 20 procedentes de España, que han logrado financiación para sus proyectos, a través del programa de investigación e innovación de la UE, Horizonte 2020.

Dos investigadores de la Universidad de Salamanca consiguen 2.5 M€ de financiación para proyectos en la prestigiosa convocatoria ERC Starting Grants del Consejo Europeo de Investigación | Sala de Prensa

“Proyecto PeopleAndWriting: The Secret Life of Writing: People, Script and Ideas in the Iberian Peninsula (c. 900-1200)”, de Ainoa Castro

Como norma general, solo se han conservado aquellos manuscritos medievales que fueron de interés para los personajes poderosos. Los códices existentes han sido apreciados a lo largo de los siglos como signos tangibles de preeminencia cultural y han sido portadores de la palabra sagrada. Estos manuscritos han servido para custodiar el patrimonio cultural y han sido testigos de la historia de las instituciones, divulgando las razones por las cuales los monasterios y las catedrales deberían ser objeto de veneración. Pero en contra de esta regla, durante de la Edad Media se crearon multitud de manuscritos que no sirvieron directamente a los propósitos de las minorías de alto estatus y que también se han conservado.

Estos manuscritos son códices que, pertenecientes a un rito eclesiástico que fue abolido, se mantuvieron como guardianes de la tradición. Estas fuentes nos muestran un lado diferente de la sociedad medieval en el que los individuos no poderosos fuera de las instituciones centrales desempeñaron un papel crucial en la comprensión de las implicaciones de la comunicación escrita, moldeando su memoria social y la de su pasado al integrar completamente la escritura en sus vidas.

El proyecto PeopleAndWriting tiene como objetivo explorar esta combinación común de escritura de personas para descubrir lo que la escritura significó para las comunidades laicas, cómo modeló su vida cotidiana y cómo fue el uso de la escritura de personas individuales dentro de sus sociedades.

A partir del estudio interdisciplinario de estas fuentes que desafían la regla, el proyecto propone un método novedoso que combina enfoques desde estudios de manuscritos hasta antropológicos para, basándose en el análisis gráfico, textual e histórico de las fuentes, revelar la historia oculta de las personas que escribieron, firmaron, leyeron y guardaron estos manuscritos.

Además, el proyecto se centra en un corpus de manuscritos hasta ahora no estudiado de la Península Ibérica que se pondrá a disposición del público en general, con el objetivo de integrar a Iberia en el debate recientemente abierto sobre Comunicación Medieval, explorando nuevas vías de investigación sobre escritura y cultura.

DESCARGAR AUDIO

La Villa de los Papiros.

Científicos estadounidenses investigan una nueva técnica de rayos X para descifrar los papiros enterrados y carbonizados en la erupción del Vesubio en el año 79 d. C.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Kentucky ha desarrollado una procedimiento sofisticado a base de rayos X de última generación que, en combinación con un programa no menos sofisticado de inteligencia artificial, permitirán “circular” dentro de los rollos, escanearlos, desenrollarlos virtualmente y leerlos sin necesidad de abrirlos físicamente.

Libros que vuelven del fin del mundo

Según ha explicado el profesor Brent Seales, investigador principal del trabajo que se está realizando se ha ideado un método utilizando tecnología punta de rayos X con la que no se arriesgan a destruir los preciosos pergaminos, tecnología que ya utilizaron con éxito en un papiro hebreo de 1.700 años que se encontró en el arca sagrada de una sinagoga israelí en En-Gedi. Para ello van a utilizar Diamond, la instalación nacional británica de radiación sincrotrón, la cual es capaz de proyectar una luz más brillante que el sol. Dicha instalación utiliza electrones para producir una luz extremadamente brillante que se puede utilizar para estudiar todo, desde fósiles y motores de aviones hasta vacunas y virus. [MAS INFORMACIÓN]

Recreación virtual  de la Villa de los Papiros, donde se hallaron 1.785 papiros enterrados por la erupción del Vesubio

“El 24 de agosto del año 79 d.C., la tremenda erupción del Vesubio destruyó por completo no solo Pompeya, sino también la pequeña localidad litoral de Herculano, en el golfo de Nápoles. Enterrada bajo unos veinte metros de cenizas volcánicas endurecidas hasta alcanzar la densidad del cemento, esta población, en la que algunos romanos acaudalados veraneaban en sus elegantes villas porticadas, fue olvidada hasta comienzos del siglo XVIII, cuando unos obreros que estaban abriendo un pozo descubrieron unas cuantas estatuas de mármol. Un funcionario austríaco —pues Nápoles estaba por entonces bajo el dominio de Austria— se hizo cargo de las obras y los excavadores empezaron a abrir zanjas en aquella espesísima corteza.
Los trabajos de exploración, que continuaron cuando Nápoles pasó a manos de los Borbones, fueron extraordinariamente toscos, menos parecidos a una investigación arqueológica que a un robo continuado con efracción. El responsable de las obras fue durante más de una década un ingeniero militar español, Roque Joaquín Alcubierre, que, al parecer, trató el lugar como si fuera un basurero fosilizado en el que había sido enterrado un botín infinito. («Este individuo», comentó cierto personaje de la época, escandalizado por la enormidad del daño gratuito que estaba haciéndose, «tiene tanto que ver con las antigüedades como la luna con los cangrejos.»)[44] Los operarios se dedicaban a abrir zanjas en busca de estatuas, joyas, mármoles preciosos, y otros tesoros más o menos conocidos, que encontraban en abundancia y entregaban en caótica profusión a sus regios señores.
En 1750, a las órdenes de un director nuevo, los exploradores empezaron a poner un poco más de cuidado en su labor. Tres años después, abriendo una galería entre los restos de una villa, dieron con algo sorprendente: las ruinas de una sala decorada con un pavimento de mosaico y llena de innumerables objetos «de casi medio palmo de largo, y redondos», como escribió uno de ellos, «con aspecto de raíces leñosas, completamente negros y, al parecer, de una sola pieza».[45] Al principio pensaron que habían dado con un montón de trozos de carbón, y quemaron algunos para mitigar el frío de primera hora de la mañana. Otros se imaginaron que aquellos fragmentos tan singulares quizá fueran rollos de telas quemadas o de redes de pesca. Casualmente uno de esos objetos cayó al suelo y se abrió. La inesperada visión de unas letras dentro de lo que parecía una raíz carbonizada llevó a los excavadores a darse cuenta de qué era lo que tenían ante sus ojos: se trataba ni más ni menos que de libros. Habían dado inopinadamente con los restos de una biblioteca particular. (…)

Muchos rollos de la que ahora se llama Villa de los Papiros habían sido aplastados por los escombros que les cayeron encima y el peso del densísimo lodo; y todos ellos fueron achicharrados por la lava, la ceniza y los gases volcánicos. Pero precisamente lo que carbonizó aquellos libros fue también lo que los conservó y evitó su ulterior destrucción. De hecho, durante siglos han permanecido guardados en un contenedor herméticamente cerrado. (Incluso hoy día solo está abierta a los visitantes una pequeñísima sección de la villa, y una parte considerable de ella permanece sin excavar.) Los descubridores, sin embargo, quedaron decepcionados: apenas pudieron descifrar nada de lo que estaba escrito en los rollos carbonizados. Y cada vez que intentaban desenrollarlos, los volúmenes se deshacían irremediablemente en pequeños fragmentos.
Decenas o quizá centenares de libros fueron destruidos en esas intentonas. Pero al cabo se comprobó que algunos de los rollos que habían sido abiertos contenían, en la parte central, algunos fragmentos legibles. En ese momento —después de dos años de esfuerzos infructuosos y más o menos destructivos— se mandó llamar a un erudito sacerdote de Nápoles que había estado trabajando en la Biblioteca Vaticana de Roma, el padre Antonio Piaggio. Rechazando el método de investigación predominante hasta entonces —consistente ni más ni menos que en arrancar las capas exteriores achicharradas de los rollos hasta que se lograban distinguir algunas letras—, inventó un ingenioso artilugio, una máquina que permitía desenrollar delicada y lentamente los volúmenes carbonizados de papiro, sacando a la luz unos materiales mucho más legibles de lo que nadie habría imaginado que pudiera conservarse.”

El giro: De cómo un manuscrito olvidado contribuyó a crear el mundo moderno Serie Mayor: Amazon.es: Stephen Greenblatt, Joan Rabasseda, Teófilo de Lozoya: Libros

 

Stephen Greenblatt. El giro: De cómo un manuscrito olvidado contribuyó a crear el mundo moderno.  Traducido por Joan Rabasseda. Editorial Crítica, 2014. 

La Biblioteca Nacional expone el Libro de horas de Carlos V.

La restauración de uno de los manuscritos iluminados más importantes de la BNE, el Libro de horas de Carlos V (Vitr/24/3) ha motivado que sea desencuadernado y que sus hojas puedan ser expuestas por separado en una oportunidad única, ya que el libro será reencuadernado tras su restauración.

La Biblioteca Nacional expone restaurado el ‘Libro de horas de Carlos V’

Además de treinta y siete páginas del manuscrito la exposición se acompañará de otras cuatro piezas de la propia BNE, una estampa, una encuadernación y dos manuscritos, que proponen elementos de comparación y ayudan a contextualizar esta obra maestra de la iluminación francesa en el tránsito entre los siglos XV y XVI. [VIDEO PROMOCIONAL]

El libro, realizado en un taller parisino hacia 1500, posee una extraordinaria riqueza de imágenes, más de 1.200, muchas de ellas de gran originalidad iconográfica. Aunque no fue encargado para Carlos V es probable que formase parte de su biblioteca, y por ello pudo emplearlo en sus rezos cotidianos.

El comienzo de la obra plantea un calendario ilustrado muy original ya que los dos ciclos iconográficos habituales, los signos del zodiaco y los trabajos de los meses, quedan arrinconados y las escenas principales desarrollan la historia de dos hermanos, uno bueno y piadoso, que terminará por ascender al cielo, y otro disoluto y lujurioso que acabará sus días en el infierno. A continuación las imágenes del libro plantean un complejo discurso teológico que servía al fiel que lo utilizaba como guía de su vida cotidiana. En este sentido puede seguirse buena parte del relato bíblico desde las escenas del Génesis en torno a Adán y Eva hasta las historias de los Evangelios e incluso algunos pasajes de la historia de los primeros siglos del cristianismo como la leyenda de la Santa Cruz.

Junto a estas escenas religiosas el Libro de horas de Carlos V contiene un Oficio de difuntos, ilustrado con diferentes y variados temas macabros, que incluyen temas de raigambre medieval como el Encuentro de los tres vivos y los tres muertos o la Danza de la muerte, en la que la figura alegórica de un esqueleto arrastra hacia su fin a miembros de las distintas clases sociales.

Una obra tan compleja y con un número tan grande de imágenes tenía que ser obligatoriamente fruto del trabajo de varios talleres de miniaturistas, entre los que se encuentran varios de los más importantes y activos en París en el tránsito entre los siglos XV y XVI. Son maestros anónimos, pero de gran calidad, conocidos por nombres convencionales como el Maestro de Martainville, el Maestro de la Crónica Escandalosa, el Maestro de Robert Gaguin, el Maestro Morgan 388 y el Maestro de Jacques de Besançon.


Galería de imágenes:  Un museo en miniatura: el Libro de horas de Carlos Vseparador

Biblioteca Nacional de España

Comisario: Javier Docampo Capilla
Del 10 de octubre de 2019 al 4 de enero de 2020. Entrada gratuita.
Antesala del Salón General (2ª planta)
De lunes a viernes, de 9:30 a 20:00 h. / Sábados, de 09:30 a 14:00 h. / Domingos y festivos cerrado.
Último pase media hora antes del cierre.
Aforo limitado a 20 personas – Entrega de entradas en la propia sede de la BNE. Debido a que el aforo de la Sala de los códices es muy reducido es imprescindible recoger una entrada en la propia sede de la BNE. Pases cada 15 m. Con aforo completo duración máxima de la visita 15 m.