Digitalización de la Biblioteca General de la Custodia de Tierra Santa

Escritos en hasta 18 lenguas orientales y europeas, los más de 1.000 volúmenes de la Biblioteca General de la Custodia de Tierra Santa están siendo digitalizados desde hace más de cuatro años por un grupo de expertos polacos para asegurar su preservación antes de que el uso y el paso del tiempo dificulte aún más esta labor.

Entre su fondo descubrimos por ejemplo, un antifonario iluminado en tres volúmenes, regalo del rey Enrique IV de Inglaterra en el siglo XV. Otras obras, más humildes en sus orígenes, son «igual de significativas; como el breviario y el misal de los primeros franciscanos hace 800 años, o los libros de oraciones que se usaban para el culto en los lugares del nacimiento, la muerte y la resurrección de Cristo» a lo largo de los últimos ocho siglos.

A fray Lionel Goh, director de la biblioteca, le cuesta elegir entre ellos como a un padre entre sus hijos. «Cada manuscrito es único en sí mismo», explica. Al ser copias hechas a mano, «nunca hay dos exactamente iguales». Y a unos les da más valor su contenido; a otros, su época; en algunos, su unicidad está en el origen, el uso o incluso el tipo de costura que los mantiene unidos. [VIDEO]

Este tesoro estará en breve a disposición de todos, gracias a la próxima finalización del proceso de digitalización y catalogación del contenido de esta institución de la Custodia, mucho menos célebre que los santuarios y basílicas de los santos lugares pero casi igual de rica en historia. La ingente labor la ha llevado a cabo un equipo de investigadores polacos, dentro del Programa de Archivos en Peligro. Esta iniciativa de la Biblioteca Británica, explica fray Goh, pretende «salvar las fuentes antiguas de todo el mundo, escritas o no escritas, antes de que las destruya el tiempo, el uso o la guerra». 

Tesoros ocultos, disponibles a un clic

Los manuscritos y obras digitalizadas, además, estarán de forma virtual a disposición del público; sobre todo de investigadores. El director de la Biblioteca General de la Custodia se muestra muy agradecido por que esta haya podido entrar en el programa, pues «la digitalización es una tarea que lleva mucho tiempo y requiere equipamiento especializado. Una entidad pequeña como la nuestra no se lo puede permitir».

Pero, más que en términos cuantitativos o económicos, fray Lionel valora que «este proyecto salva el patrimonio de la humanidad para el futuro, incluso si los originales dejaran de existir. Y poniéndolo a disposición pública, los tesoros de muchas pequeñas bibliotecas, escondidos durante siglos, salen a la luz. Bibliotecas hasta ahora inaccesibles quedan solo a un clic. Se comparte el conocimiento, y se crean puentes entre las culturas, los espacios y las épocas».

Patrimonio multicultural

Si de una biblioteca se puede decir que es y ha sido puente entre lugares y culturas, es de la de los franciscanos de Tierra Santa. En su ya casi completado catálogo figuran obras en 18 idiomas, algunas del siglo XII, tanto procedentes de Europa (las más antiguas) como escritas por los propios frailes de la Custodia. Su director se muestra impresionado por «lo multiculturales que fueron los siglos pasados, a pesar de las tensiones en la región».

La mayoría de los manuscritos más antiguos son litúrgicos: misales, breviarios, antifonarios usados por los franciscanos en los santos lugares. Al ser necesarios para la vida diaria, seguramente eran los que se ponían los primeros a salvo. Biblias en diversos idiomas, libros de espiritualidad, sobre todo de sermones y enseñanzas de los Padres de la Iglesia; vidas de santos; obras teológicas y filosóficas de santo Tomás o san Buenaventura… Pero también hay libros de medicina que los frailes estudiaban y aplicaban en su atención a los enfermos. Gramáticas, itinerarios de viajes o diarios completan el catálogo.

Por ejemplo, hay un manuscrito de la encíclica Acerbo nimis (publicada por Pío X en 1905) traducida del latín al turco …pero con caracteres armenios. Esto muestra cómo se cruzaban las culturas y la facilidad con la que en una se usaba el alfabeto de la otra. Los manuscritos de los melquitas, maronitas, siriacos y armenios también atestiguan la relación entre estas iglesias. Todas estas culturas, religiones y confesiones se encuentran en una tierra que todos llaman Santa.

Salvados de guerras e incendios

Hasta hace unos años, los manuscritos y libros antiguos pertenecientes a la Custodia estaban dispersos por los distintos conventos franciscanos de Tierra Santa. La Biblioteca General se inauguró en 2013 por decisión del entonces custodio, Pierbattista Pizzaballa (ahora administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén). Le movía el deseo de proteger, catalogar y poner a disposición de los investigadores todo el patrimonio bibliográfico de la Custodia. A día de hoy, siguen llegando piezas de conventos franciscanos de la región.

Y, con todo, estas mil obras son solo una parte de lo que había originalmente. Probablemente muchas más se perdieron por la accidentada historia de Tierra Santa. No solo a causa de las guerras –matiza fray Goh–, sino también de los relativamente frecuentes terremotos, «que hacían volcar lámparas de aceite y daban lugar a incendios. Lo que se ha preservado ha sido gracias a diligencia de los frailes».


FUENTE: CUSTODIA TIERRA SANTA

De la producción a la preservación de la información: desafíos y oportunidades de la preservación digital.

Da produção à preservação informacional: desafios e oportunidades

Vaquinhas, N., Caixas, M., & Vinagre, H. (Eds.) 2017. Da produção à preservação informacional: desafios e oportunidades. Évora : Publicações do Cidehus. doi :10.4000/books.cidehus.2563

LEER EN LINEA

Este libro se centra en el estudio de los sistemas de información del pasado, la gestión de la información actual y la preservación digital. Es el resultado de un conjunto de fuentes de texto, cuyos enfoques reflejan los desafíos y oportunidades en el mundo de la información, tratados por especialistas que se ocupan de ello a nivel profesional y académico.

El campo de acción de un gestor de información es cada vez más amplio. Considerado en algún momento como protector de las fuentes históricas, se posicionó de manera única en la última etapa de lo que se consideró el “ciclo documental”. Sin embargo, en las últimas décadas, con las crecientes demandas en el contexto de la organización, el profesional de la información se ha colocado en nuevos frentes. Se han impuesto nuevas prioridades y formas de gestionar el flujo de información de su producción, independientemente de su medio.

El avance tecnológico proporciona y aumenta la velocidad de producción de la información, así como su propagación por múltiples canales y a los más diversos destinatarios, lo que en un primer análisis genera valor añadido institucional, eficiencia y eficacia. Sin embargo, si el archivero no se involucra en este proceso, desde la génesis de la información, cuestiones como la autenticidad, la trazabilidad, la accesibilidad, la confidencialidad, la seguridad y la preservación de la información seguirán sin duda sin vigilancia, lo que en un futuro próximo se traducirá en ineficiencia e improductividad. ¿Qué hacer con la gran cantidad de bytes de información? ¿Cómo procesar, guardar, recuperar y compartir este recurso?

La BNE reconstruye el pasado del videojuego y asegura el futuro

exposicion-sobre-videojuegos-game-on

La Biblioteca Nacional Española actualiza su labor como salvaguarda de la memoria colectiva : los videojuegos españoles son considerados a partir de ahora patrimonio cultural inmaterial y pasarán a ser tratados como los libros.

La Biblioteca Nacional de España (BNE) comenzará a recuperar el fondo de videojuegos que «aún no conserva» con la ayuda del sector, así como a guardar una copia de todo lo que publiquen los productores de videojuegos españoles para «asegurar» en el futuro «la preservación y el acceso al videojuego». 

En la reunión celebrada hace unos días en la BNE en la que han participado AEVI (Asociación Española de Videojuegos), AUIC (Asociación de Usuarios de Informática Clásica) y DEV (Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento) así como el Ministerio de Cultura, que coordina la Mesa del Videojuego, la Biblioteca ha expresado su voluntad de trabajar en la mejora de la conservación y el acceso a los videojuegos españoles, como parte del patrimonio cultural español, y tal y como prevé la Ley de Depósito Legal. 

Las asociaciones han mostrado su apoyo a esta iniciativa así como su interés en colaborar con el fin de facilitar el trabajo de la BNE y sumar esfuerzos en esta tarea. Esta colaboración se tratará de articular formalmente mediante un convenio de colaboración, si bien, se han previsto algunas actuaciones iniciales con el fin de ir avanzando en aquellos aspectos prioritarios y que resulta posible abordar. 

videojuegos - Búsqueda de Google

Una de las primeras tareas acordadas ha sido la identificación de la producción total del videojuego español, con el fin de determinar qué parte de la colección está ya depositada en la BNE (videojuego en soporte físico) y cuál debe ser recopilada. Para esta labor de identificación y de depósito de lo que no se encuentre en las colecciones de la BNE, las Asociaciones han ofrecido, por una parte, sus propias bases de datos y recursos de información y, por otra, su disposición a trasladar a sus asociados la posibilidad de donar o depositar en la BNE aquellos videojuegos que la BNE no conserva actualmente. 
Además de esta reconstrucción del fondo que hasta el momento no haya recibido la BNE por Depósito Legal, también se ha acordado trabajar para que los productores de videojuegos españoles comiencen a depositar en la BNE aquellos juegos que publiquen de ahora en adelante.


+Info en BNE

Memoria documental y derechos culturales.

Biblioteca Angelica de Roma

Garcia Aguilar, Maria Idalia. Imagen y memoria cultural: fotografía del libro antiguo. EN: Investigación Bibliotecológica: archivonomía, bibliotecología e información (0187-358x) vol. 18(36), 75-95 (2004). DESCARGAR PDF


Los libros antiguos son un objeto cultural entre cuyas características principales se encuentra la fragilidad material. Dicha fragilidad obliga a las instituciones custodias a determinar medidas de acceso restringido, al tiempo que se elaboran distintos productos culturales basados en digitalización y fotografías de los materiales custodiados.

La reproducción en México de materiales de bibliotecas y archivos implica diversas problemáticas sobre las que no se ha reflexionado mucho. Estas líneas analizan las características que estas reproducciones presenten y cómo se comprenden en términos legales, sociales y patrimoniales. El trabajo también propone soluciones para enfrentar la problemática que encaran las instituciones de custodia para reproducir originales con el objeto de socializar la herencia cultural heredada.

Día Mundial de la Preservación Digital 

El Día Mundial de la Preservación Digital ‹ Universo Abierto ‹ Reader — WordPress.com

Lista de bits’ de DPC de especies en peligro de extinción digital

El Día Mundial de la Preservación Digital se celebra el primer jueves de cada noviembre.

Con el tema ‘Materiales digitales en riesgo’, la comunidad de preservación digital se reunirá para celebrar su trabajo: las colecciones que han conservado, el acceso que han mantenido y la comprensión que han fomentado al preservar los materiales digitales.

Universo Abierto | Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

Las tecnologías digitales dominantes, cambiantes y ubicuas son una característica definitoria de nuestra era. Los materiales digitales son un producto básico para la industria, el comercio y el gobierno. Son fundamentales para la investigación, el derecho y la medicina. Las industrias creativas, el patrimonio cultural y los medios de comunicación dependen de un acceso confiable a los materiales digitales, mientras que las familias y los amigos extienden y mantienen sus relaciones a través de las interacciones digitales. ¿Qué mejores razones para celebrar las oportunidades creadas por la preservación digital?

Colonial North America : la vida económica y social en las colonias que se convertirían en los Estados Unidos.

Durante seis años, la Biblioteca de Harvard ha estado trabajando para que su vasta colección de materiales de archivo y manuscritos de la época colonial sea accesible en línea.

La colección digital Colonial North America de la Biblioteca de Harvard forma parte de un proyecto en curso y de varios años de duración que proporciona acceso digital a materiales destacados y de amplio alcance relacionados con la América del Norte de los siglos XVII y XVIII. [ACCEDER]

Durante seis años, la Biblioteca de Harvard ha estado trabajando para que su vasta colección de materiales de archivo y manuscritos de la época colonial esté accesible en línea. Hoy en día, aproximadamente 650.000 páginas digitalizadas de los siglos XVII y XVIII están a disposición del público de forma gratuita. Realizadas en 14 depósitos alrededor de la Universidad, las obras cuentan la historia de la vida económica y social en las colonias que se convertirían en los Estados Unidos.

A la vez que documenta la vida en Nueva Inglaterra, la colección también se extiende mucho más allá de esos límites hasta Canadá, otras áreas de Norteamérica y Sudamérica. También contiene material relacionado con las islas del Atlántico y a través del Océano Atlántico hasta Gran Bretaña, Europa continental y partes de África.

Harvard Library’s Colonial North America Project Now Provides Access to Over 650,000 Digitized Pages From 17th and 18th Centuries | LJ infoDOCKET
Mathematical notebook attributed to Thaddeus Mason Harris, ca. 1787. HUG 1445.320. Harvard University Archives. (seq 3)

Los materiales conservados y digitalizados ofrecen una mirada más profunda a varios temas -como la alimentación, la medicina, la esclavitud y otros- y sugieren formas de acercarse a diferentes tipos de materiales para obtener nuevos conocimientos.


Arcadia, la Fundación Polonsky, James B. Adler a través del Fondo de Preservación Adler, y Peter H. Darrow y William O. Nutting a través de un fondo para el Proyecto de Digitalización de América del Norte Colonial (“CNA”) en la Biblioteca de Harvard, brindan generosamente su apoyo a este proyecto de varios años de duración que aún está en curso.


FUENTE: Infodocket

Salvaguardar las colecciones en el siglo XXI

Resultado de imagen de Preservación en las Bibliotecas Association of Research Libraries

Safeguarding Collections at the Dawn of the 21st Century: Describing Roles & Measuring Contemporary Preservation Activities in ARL Libraries. (2009) Prepared by Lars Meyer. Washington : Association of Research Libraries

Este informe responde a una recomendación del Grupo de Trabajo ARL 2006 sobre el Futuro de la Preservación en las Bibliotecas ARL. El grupo de trabajo alentó a ARL a llevar a cabo una investigación de alto nivel sobre el rango y equilibrio de las actividades de preservación representadas entre los miembros de ARL. El informe es un análisis reflexivo y minucioso de cómo las actividades de preservación de las bibliotecas de investigación están evolucionando y expandiéndose en el siglo XXI. No sólo considera las actividades tradicionalmente realizadas por las Estadísticas de Preservación de ARL, sino también un sinnúmero de actividades emergentes centradas en gran medida, pero no exclusivamente, en el desarrollo de colecciones digitales e involucrando esfuerzos de colaboración.