El primer catálogo de incunables de la Biblioteca Histórica y los incunables desaparecidos.

bg_ms_1617-portada.jpg
Ms. 1617

En la Universidad de Salamanca, entre 1861 y 1862, el bibliotecario José Bonilla Ruiz llevó a cabo el primer catálogo de la colección de incunables. El resultado es un volumen manuscrito (Ms. 1617) en formato apaisado, distribuido en tres partes:

  • Un prólogo en el que se explica el germen del catálogo y se aborda la historia del libro manuscrito y del origen de la imprenta, terminando con una valoración de la colección incunable salmantina.
  • Un cuerpo central ordenado por autor, que incluye la descripción pormenorizada de cada incunable.
  • Finalmente, dos apéndices por orden alfabético: breves biografías de los autores y una relación de los impresores del siglo XV, indicando la ciudad en la que trabajaron.

José Bonilla distinguió como incunables 432 obras, aunque doce en realidad no lo son. El estudio ha aportado datos acerca de ejemplares de los que ahora podemos afirmar que ya estaban en la Biblioteca en 1862, pero sobre todo ha descubierto la falta de dos incunables –tal vez tres–, que estuvieron un día en la Biblioteca pero desaparecieron entre 1862 (Catálogo de José Bonilla) y 1949 (Catálogo de Fulgencio Riesco).
Sin duda no fueron simples desapariciones, sino sustracciones plenamente conscientes, pues se trata de obras de las que no se conservan muchos ejemplares y tienen en común el interés bibliográfico de ser obras en castellano o latín, con xilografías, de tema literario o médico y bastante conocidas dentro de la historia de la primera imprenta. El artículo continúa

Anuncios

El manuscrito «Debate de Elena y María»

En la Exposición «Dos españoles en la historia: el Cid y Ramón Menéndez Pidal» que la Biblioteca Nacional inaugura el próximo 5 de junio de 2019, el Cantar del Mío Cid no será la única joya bibliográfica que salga a la luz. Otro importante documento de la colección hará las delicias del público más exquisito.

Hablamos del «Debate de Elena y María», un libro del siglo XIII que podría haber sido propiedad de un juglar y que es, además, uno de los pocos textos conservados de los debates medievales castellanos. La Biblioteca lo compró a la Casa de Alba en noviembre de 2017. «Yo me atrevería a compararlo en importancia con el Cantar del mio Cid», decía Javier Docampo, director del departamento de Manuscritos, Incunables y Raros de la BNE. [VER NOTICIA]

El texto recoge la discusión entre dos hermanas, una casada con un caballero y otra con un clérigo, que debaten sobre cuál de los amantes es mejor, cuál de sus vidas es más virtuosa. Es un tema «tratado con cierta asiduidad en poemas de los siglos XI y XII», tal y como defiende Miguel Ángel Pérez Priego, catedrático emérito de Literatura Española en la UNED.

Es uno de los pocos textos conservados de los debates medievales castellanos y conservado en un formato único: un libro de minúsculas dimensiones (65x55mm.), en cuyas páginas cabe poco más que una frase. Su humilde encuadernación aleja su origen de las bibliotecas nobiliarias y hace pensar que sirvió de «chuleta» a los trovadores medievales. «Es una hipótesis, pero no podemos asegurarlo con rotundidad porque no se han conservado más de su especie», comenta Docampo. que refuerza esta teoría recordando que también se conserva la bolsa donde se transportaba la obra, que data del XV. El estilo sencillo del discurso, salpicado por una interesante influencia leonesa, apunta a su uso popular. «Sin los adornos retóricos ni el ropaje culturalista de sus congéneres europeos», subraya Priego, está escrito en un «estilo sencillo y directo, en pareados irregulares, forma métrica muy apta para el recitado de un juglar que se dirige a un público poco culto que se deleitaría con su crítica mordaz».

El manuscrito salió a la luz a principios del siglo XX gracias a Ramón Menéndez Pidal, de ahí su presencia en la muestra abierta en la Biblioteca Nacional desde el 5 de junio hasta el 22 de septiembre. Su estado de conservación es delicado, y por desgracia algunas de las páginas del inicio y del final se han perdido. Sea como fuere, se exhibe por primera vez. Una oportunidad única para echar un ojo a este manuscrito tan interesante.

El ejemplar, para gusto de filólogos e historiadores, ya se encuentra digitalizado en la BNE en su totalidad. [Acceder]


Fuente: Gabinete de Prensa de la Biblioteca Nacional de España (BNE)

Catálogo de manuscritos medievales UCM.

La Universidad Complutense acaba de publicar el Catálogo de manuscritos medievales de la Biblioteca Histórica, editado por Antonio López Fonseca y Marta Torres Santo Domingo. La obra incluye 150 códices en cinco lenguas (hebreo, arameo, griego, castellano y latín) copiados en distintas localizaciones entre los siglos IX-XVI y 11 manuscritos perdidos en la Guerra Civil.

Tribuna Complutense :: UCM

En la presentación del libro, celebrada en la propia Biblioteca Histórica, el rector Carlos Andradas, lo ha definido como una “impresionante obra en cuya elaboración han participado grandes profesionales, así que es obligado darles las gracias a todos ellos por su tiempo, esfuerzo, dedicación, cariño y amor que supone el trabajo bien hecho”. Añadió Andradas que “una obra de estas características solamente es posible porque está basada en el amor al conocimiento, a los textos, al patrimonio bibliográfico, cultural e histórico de la Complutense“.

Marta Torres, directora de la Biblioteca Histórica, asegura que “este catálogo era la gran carencia de nuestra biblioteca, porque a pesar de tener uno de los conjuntos medievales más impresionantes de España no estaban catalogadas”. La historia del actual proyecto, en palabras de Torres, comenzó hace unos veinticinco años, con la llegada de Manuel Sánchez Mariana y la construcción de esta Biblioteca Histórica, y con “una junta de gobierno de 1999 donde se logró el acuerdo de centralizar los fondos antiguos de todas las facultades”.

Desde entonces, continúa Torres, faltaba este pilar básico, un catálogo de los libros más antiguos y valiosos, y “durante todo ese tiempo no se pudo hacer por diversas causas, aunque sí se trabajó mucho en los manuscritos”. Recuerda la directora de la Biblioteca Histórica que hace casi tres años recibió una llamada de Antonio López Fonseca, director de Ediciones Complutense, quien la invitó a difundir los fondos de la UCM, y quien desde el principio entendió la importancia de este proyecto, tanto que se puede decir que “ha sido un editor a la manera renacentista, consiguiendo reunir a algunos de los mejores profesionales que hay en España, que han trabajado con ilusión, esfuerzo y armonía”.

El propio López Fonseca considera que “el equipo de 22 profesionales reunido para llevar adelante este catálogo es posiblemente irrepetible, y en él todos han sido generosos en el esfuerzo interdisciplinar, intergeneracional e interuniversitario“.

Con el trabajo en las manos, López Fonseca cree que “es testimonio de la más alta investigación en Humanidades y se ha hecho con un patrimonio extraordinario que además ya está digitalizado. Ahora se espera que este catálogo se convierta en un icono editorial de la máxima excelencia, heredero de aquella Biblia Políglota del Cardenal Cisneros, ya que además respeta el espíritu unitario del corpus primigenio de los fondos de la Universidad Complutense”.

Un equipo en torno a 150 códices

Álvaro Cancela, investigador contratado en la Universidad de Salamanca, ha sido el revisor del volumen y en la presentación del libro habló en nombre de los 22  colaboradores para resaltar que “el aspecto plurilingüe de este catálogo ha sido un auténtico reto, y es algo que no se suele hacer en otras grandes bibliotecas, ya que se ha llevado a cabo la labor de catalogar en un mismo volumen códices hebreos, arameos, griegos, latinos y castellanos”. De esa manera, se ha logrado la recuperación de la fisonomía originaria del fondo primitivo de esta Biblioteca, “no se ha perdido la perspectiva histórica de la conformación originaria de este fondo y la época fundacional de la Complutense queda establecida como un estrato geológico”.

Reconoce Cancela que hay más manuscritos en la UCM, pero al incluirlos se habría perdido esa perspectiva plurilingüe y arqueológica. Por el contrario, con este catálogo ahora “estamos en las mejores condiciones para editar y estudiar los antiguos fondos complutenses, comprendiendo en detalle su conformación progresiva, y de aquí saldrán artículos, tesis doctorales, investigaciones… Este catálogo es, por tanto, un punto de referencia para estudios que hoy ni siquiera podemos imaginar”. Para describir un fondo misceláneo como este de la Complutense, han hecho falta profesionales con diferente formación, en concreto veintidós especialistas que se han encargado de los 150 códices catalogados con un nivel de profundidad excelente.

Elisa Ruiz, directora técnica del catálogo y catedrática emérita de Paleografía, cree también que si ha habido algo interesante humanamente en esta aventura ha sido el equipo que se ha formado para el trabajo conjunto, en su mayor parte de la UCM, pero también de otras instituciones prestigiosas. Insiste en que el trabajo se ha realizado con una metodología en la que cada uno ha participado en el nivel de su competencia. Explica la catedrática que los manuscritos descritos tienen entre 1.000 y 500 años de antigüedad, y este es un “material que constituye el auténtico sanctasanctórum de la UCM”. Asevera que se inicia la colección con el cardenal Cisneros, quien ya se dio cuenta de que los estudios generales de Alcalá había que remozarlos y a tal fin adquirió, a través de una red enorme, las piezas más importantes del mundo para tener un fondo a la altura de los tiempos.

Universidad Complutense de Madrid

Todo ese legado es “un foro con variedad de lenguas y temáticas, que nos permite conocer los intereses y los saberes a la altura del umbral de la modernidad, porque aquella era una biblioteca moderna, actualizada y cuando se manejan estos libros, son los mismos ejemplares que consultaron, anotaron y manuscribieron figuras de la talla de Nebrija, Hernán Nuñez, Alonso Zamora…, que fueron unos humanistas espléndidos, con mentes abiertas a las corrientes intelectuales más originales y fértiles de su tiempo y que dedicaron su vida al estudio con el fin de ser los mejores en sus especialidades”.

Por todo ello este trabajo de dos años, en el que ella ha impartido el “don de consejo”, debe ser “un homenaje para estos maestros que nos han precedido y nos deben servir de ejemplo, un ejemplo a seguir para toda la Complutense”.


FUENTE: https://www.ucm.es/. NOTA DE PRENSA

Uso de Wikidata para la búsqueda de entidades en periódicos históricos

Demostración del uso de Wikidata para identificar y buscar entidades nombradas en la colección de periódicos de la Biblioteca Nacional de los Países Bajos mediante un portal experimental.

xportal

Esta página es la interfaz de investigación para todas las colecciones de Koninklijke Bibliotheek. Se utiliza para demostrar, investigar y probar nuevos desarrollos y características como:

    1. Uso de entidades con nombre vinculadas en artículos periodísticos para información de contexto y búsqueda semántica ( ver demostración ) 
      Ejemplo: Ingrese [los beatles] para los artículos que mencionan uno o más beatles o pruebe una consulta SPARQL . Al ingresar una palabra o frase entre corchetes, esta palabra o frase se expandirá.
    2. Mostrar nuevas características como búsqueda de imágenes: [gracht] y image_type = compilación de artículos que mencionan un “canal de la ciudad” y contienen una imagen con un edificio
    3. Investigación de herramientas para la mejora de OCR en línea y corrección de OCR por parte de los usuarios
    4. Corrección por parte de los usuarios de enlaces en artículos periodísticos para entidades nombradas ( vea el final de la demostración ) 
      Cuando vea un enlace incorrecto, elimínelo, intente corregirlo o eliminarlo. Cuando ve un enlace faltante, por ejemplo, como resultado de errores de OCR, puede agregar un nuevo enlace manualmente (se requiere registro de Google).
    5. Integración de servicios y personalización de servicios.

Nota: Este sitio representa el trabajo experimental en progreso. Por lo tanto, los enlaces para las entidades nombradas a DBpedia y Wikidata aún no son fiables (pero pueden ser corregidos).

Los manuscritos hebreos de la BNE

Fragmento de un Tratado de medicina BNE
Fragmento de un Tratado de Medicina

El Edicto de Granada de 1492 por el cual se expulsaba a los judíos de la Corona de Castilla y de la Corona de Aragón  determinó en buena manera el destino de los libros hebreos sefardíes :  muchos libros salieron de la Península mientras otros muchos fueron destruidos. Esta circunstancia ha sido determinante en la formación de las colecciones de libro hebreo de las  bibliotecas españolas, inferiores en número al de otras grandes bibliotecas europeas.

La mayor parte de los 46 manuscritos que forman la colección de la BNE se incorporaron más tarde y muchos fueron copiados fuera de la Península.  En su mayor parte proceden de conventos u otras instituciones de la Iglesia desamortizadas; solo siete códices proceden de compras a particulares y de los ocho restantes se desconoce la procedencia.

  • Los más numerosos son los procedentes de la catedral de Toledo y del convento de San Martín de Madrid. Los llegados de Toledo (21 códices en total),  excepción hecha de una biblia, formaban parte de la colección personal del cardenal Francisco Javier Zelada, quien fuera bibliotecario de la Biblioteca Vaticana, por lo que la mayoría son de factura italiana.
  • De la colección de diecinueve códices hebreos reunida por el bibliotecario y hebraísta Martín Sarmiento en el convento de San Martín sólo siete u ocho se conservan en la BNE, quizá debido a los sucesivos traslados sufridos hasta llegar a la sede actual de Recoletos.
  • Del convento de Sto. Tomás de Ávila, aunque adquirido por compra, procede el manuscrito Vitr/26/6, una magnífica biblia iluminada.

Pese a este reducido número, es notable la variedad de formatos y contenido de los manuscritos de esta colección. Como es de esperar, varios de los ejemplares son biblias hebreas, de diferentes tipos:

Los manuscritos hebreos de la BNE: una aproximación al pasado y presente - El Blog de la BNE

 

Las biblias masoréticas incluyen  la TaNaK completa (Torah, Profetas y Escritos o Hagiógrafos) o partes de la misma e incorporan las dos masoras, parva y magna, comentarios gramaticales que clarifican el significado del texto. Se trata de un ejemplar de entre los siglos XIV a XV delicadamente iluminado, con el texto en escritura sefardí cuadrada a dos columnas y las masoras en los márgenes. Se conservan otras tres biblias masoréticas pero incompletas.


 

Otro tipo muy común es la biblia litúrgica. Contiene el Pentateuco con una disposición especial que se corresponde con las perícopas semanales del ciclo anual de lecturas sinagogales, las haftarot (lecturas de los Profetas) y los cinco rollos que se leen las fiestas judías más señaladas.

La colección incluye además cinco rollos sinagogales, cuatro de los cuales contienen el rollo de Ester. Este texto se lee en la fiesta de Purim y conmemora la victoria de Ester, esposa del emperador persa Asuero, sobre los enemigos del pueblo judío.

Siete códices de tamaño reducido con textos destinados a guiar la oración personal.  Reciben el nombre de ma ḥzorim y, a excepción de uno de ellos, de origen askenazi, se ajustan todos al rito de los judíos de Roma.

No faltan en la colección ejemplares que constaten la  dedicación de los judíos al cultivo de la filosofía y las ciencias, con traducciones al hebreo de obras como el Sefer Ḥobot ha-lebabot de Yosef b. Paquda , la Ética de Aristóteles o una copia de la conocida Moreh nebuqim o Guía de perplejos de Maimónides .  Entre la producción científica encontraremos  una miscelánea de obras sobre geometría de autores griegos (Mss/5474), un tratado sobre cosmografía o un fragmento de una obra médica.

Fuente: El Blog de la BNE. Rocío Blasco Fernández.

 

Biblioteca digital de peregrinaciones a Tierra Santa

 

Ancient Pilgrimage in Holy Land - Digital Library
Ancient Pilgrimage in Holy Land Digital Library, [Biblioteca Digital de Tierra Santa]

La  Ancient Pilgrimage in Holy Land Digital Library es una gran base de datos destinada a albergar descripciones bibliográficas de todas las ediciones antiguas de Itinera ad Terram Sanctam impresas.

[ACCEDER AQUI]

APHL [Biblioteca Digital sobre Peregrinación Antigua en Tierra Santa] es un proyecto colaborativo entre la CRELEB de la Universidad Católica de Milán, la Custodia de Tierra Santa y la Asociación ATS pro Terra Sancta.

Los registros se complementan, en la medida de lo posible, con reproducciones digitales (en acceso abierto) de copias conservadas en las bibliotecas más importantes del mundo, transformando el recurso en una verdadera biblioteca digital. Una sección del sitio web de la Biblioteca General de la Custodia de Tierra Santa está totalmente dedicada a este proyecto, convirtiéndose así en el mayor centro de información a nivel mundial sobre literatura de viajes en Tierra Santa.

La base de datos, primera fase del proyecto finalizada y en linea desde 2018, incluyó las ediciones del siglo XV. La indización de las ediciones de los siglos XVI, XVII y XVIII continuará en 2019, 2020 y 2021.

Ancient Pilgrimage in Holy Land - Digital Library

 

El catálogo manuscrito perdido de la biblioteca de Hernando Colón

Investigadores de las universidades de Granada y Cambridge han confirmado que un volumen de 2000 páginas, depositado desde finales del siglo XVII en  la Universidad de Copenhague, es uno de los catálogos más importantes que Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, confeccionó para clasificar su enorme biblioteca, la Biblioteca Colombina

Hallan en Copenhague un importante manuscrito dado por perdido perteneciente a Hernando Colón, hijo del descubridor - Canal UGR
Manuscrito del siglo XVI del “Libro de los Epítomes”, que los investigadores han confirmado es obra de Hernando Colón (1488-1539). (Fotos : Arnamagnæa Institute , Univ. Copenhague)

Hallan en Copenhague un importante manuscrito dado por perdido perteneciente a Hernando Colón, hijo del descubridor - Canal UGRLo asegura la Universidad de Granada en un comunicado, en el que lo define como “uno de los documentos más importantes entre los catálogos elaborados por Hernando Colón y sus bibliotecarios a comienzos del siglo XVI.” Los profesores José María Pérez Fernández, de la Universidad de Granada, y Edward Wilson-Lee, de la Universidad de Cambridge, se desplazaron a Copenhague  para examinar el manuscrito y constatar que no deja lugar a dudas sobre su naturaleza original.

LA BIBLIOTECA COLOMBINA

D. Hernando Colón formó una de las bibliotecas privadas más importantes de la primera mitad del siglo XVI. Poseía más de quince mil títulos, conformada por numerosos incunables, piezas rarísimas y únicas por las anotaciones marginales. Son de importancia los fondos en lengua francesa, italiana, flamenca, alemana. La importancia del fondo manuscrito reside en su rareza y calidad. El manuscrito más antiguo que posee la Colombina es del siglo IX. En la colección podemos encontrar clásicos y grandes autores del momento además de opúsculos que custodia sobre literatura popular siendo muy interesante porque refleja el ambiente político y social de la época. Las ilustraciones predominan en muchos de ellos. La Biblioteca nos brinda una extensa visión de la imprenta y el mercado de libros en la Europa de la primera mitad del siglo XVI por la singular costumbre de D. Hernando Colón de anotar en cada ejemplar las condiciones de su adquisición: lugar, precio y moneda de compra.