Los libros de los Maestros de la Sorbona. Sus bibliotecas desde el s. XIII hasta el Renacimiento.

Angotti, C., Fournier, G., & Nebbiai, D. (Eds.) 2017. Les Livres des maîtres de Sorbonne : Histoire et rayonnement du collège et de ses bibliothèques du xiiie siècle à la Renaissance. Paris : Éditions de la Sorbonne. DOI 10.4000/books.psorbonne.28921

LIBRO EN ACCESO ABIERTO

El Colegio de la Sorbona fue creado en 1257 en París bajo los auspicios de los poderes real y papal. Entre los colegios seculares, se innovó al dotarse de edificios e ingresos regulares y al poner de relieve su vocación intelectual, donde la biblioteca era el elemento principal. A finales del siglo XIII ésta contaba con más de 1.000 volúmenes y estaba organizada en dos depósitos, uno de consulta in situ y otro de préstamo, para satisfacer las necesidades de los socios, estudiantes y profesores.

Esta obra estudia los libros del colegio, desde su adquisición por los maestros hasta su entrada en el establecimiento. Analiza su circulación dentro de los distintos repositorios y su uso por parte de los «sorbonistas» o de los lectores extranjeros. Aclara las relaciones del colegio con su entorno institucional y social, y la influencia cultural ejercida por la biblioteca desde la Edad Media hasta el Renacimiento. Dos instrumentos completan esta publicación: una guía codicológica de los manuscritos del colegio y una bibliografía exhaustiva de obras sobre su biblioteca.

Al reunir varias disciplinas (historia, literatura, sociología y filosofía), este libro ofrece los primeros hitos de una historia renovada de las bibliotecas universitarias.

Primeros Libros de las Américas, Impresos americanos del siglo XVI en las bibliotecas del mundo.

El proyecto Primeros Libros de las Américas. Impresos americanos del siglo XVI en las bibliotecas del mundo, del cual la Biblioteca Lafragua es socio fundador y coordinador, ofrecerá el día 10 de diciembre un programa de tres conferencias en el marco de su reunión anual de socios participantes. El evento es gratuito y se dará certificado de asistencia.

ENLACE DE REGISTRO Y ASISTENCIA

La Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca participa en este proyecto con 11 libros. 

PROGRAMA viernes 10 de diciembre (horario de México):

  • 09:30 am   Video: Presentación del Proyecto Primeros Libros de las Américas
  • 10:00 am   Demostración: Presentación del nuevo sitio web del proyecto
  • 10:30 am   Conferencia: Una nueva tipobibliolografía: la imprenta en México en el siglo XVI, Dra. Guadalupe Rodríguez Domínguez, Facultad de Ciencias Sociales yHumanidades, Universidad Autónoma de San Luis Potosí (México)
  • 11:00 am   Descanso
  • 11:15 am   Conferencia: Previniendo la “herejía”: publicación en el México del siglo XVI, Dr. Albert A. Palacios, LLILAS Benson Colecciones y Estudios Latinoamericanos, The University of Texas at Austin (Estados Unidos)
  • 11:45 am   Descanso
  • 12:00 pm   Conferencia: La «Opera Medicinalia» (1570) de Francisco Bravo, Dr. José Gaspar Rodolfo Cortés Riveroll, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (México)

El proyecto Primeros Libros de las Américas está construyendo una colección digital de impresos mexicanos del siglo XVI. Estas obras son importantes porque representan las primeras impresiones en el Nuevo Mundo y proporcionan fuentes primarias para estudios enfocados en una variedad de sujetos académicos. De los aproximadamente 220 títulos que se conoce que han sido impresos, se sabe que 136 títulos han sobrevivido hoy en día.

En este proyecto participan diversas instituciones alrededor del mundo; entre ellas se encuentran la Biblioteca Palafoxiana (Puebla, México), la Biblioteca Lafragua (Puebla, México), la Biblioteca Franciscana (Cholula, México), la Benson Latin American Collection (Texas, EUA), la Cushing Library (Texas, EUA) y la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla (Madrid, España).

La Universidad de las Américas alberga digitalmente 57 títulos de la colección de Primeros Libros de las Américas. Los datos publicados en este sitio fueron autorizados por el proyecto para tenerlos disponibles desde nuestra propia biblioteca.

Catálogo de manuscritos medievales de la Biblioteca Histórica «Marqués de Valdecilla» (Universidad Complutense de Madrid).

Catálogo de manuscritos medievales de la Biblioteca Histórica «Marqués de Valdecilla» (Universidad Complutense de Madrid). Antonio López Fonseca, Marta Torres Santo Domingo (eds.). Madrid: Universidad Complutense, 2019. ISBN: 978-84-669-3618-7

Descarga gratuita en formato PDF

El catálogo ofrece una descripción completa, moderna y sistemática, con numerosas láminas, del fondo manuscrito más antiguo de la UCM, conservado en la Biblioteca Histórica «Marqués de Valdecilla». Incluye 150 códices escritos en cinco lenguas (hebreo, arameo, griego, castellano y latín), copiados entre los s. IX-XVI en la Península ibérica, Bizancio, Italia, Francia o Baviera, entre otras localizaciones, y reunidos en Alcalá, en su mayoría en el Colegio Mayor de San Ildefonso, fundado en 1499 por Cisneros. La colección tiene carácter universitario y está marcada por la elaboración de la Biblia Políglota Complutense. Se añaden los 11 códices perdidos durante la Guerra Civil (1936-1939), descritos a partir de las noticias conservadas.

Los códices griegos de la Universidad Complutense de Madrid.

Fuente: Folio Complutense

Los códices griegos de la Universidad Complutense de Madrid proceden del Colegio Mayor de San Ildefonso de la Universidad de Alcalá, en el que ingresaron en la época del cardenal Cisneros, a principios del siglo XVI, con el fin de servir de base para los trabajos de la Biblia Políglota Complutense dirigidos, en la parte griega, por el catedrático Demetrio Ducas. Han sobrevivido sólo 7 códices de un conjunto que, con toda probabilidad, fue más amplio y que fue mermando a lo largo de los siglos debido a préstamos a otras bibliotecas e instituciones, pérdidas y la guerra civil española de 1936-1939.

En el marco de la Semana de la Ciencia y la Innovación 2021 en Madrid, se han realizado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid varias actividades de difusión de proyectos de investigación relacionados con sus fondos bibliográficos. Aquellos que no han podido asistir, podrán acercarse a estos ejemplares a través de dos vídeos de corta duración sobre los principales manuscritos griegos que alberga la Biblioteca Histórica de la UCM, alojados en la página web de Manuscritos griegos permitiendo así su mejor  visibilidad. 

Un paseo virtual por el fondo manuscrito griego de la UCM.

El más antiguo es un códice lexicográfico de los siglo X u XI procedente de la Abadía del Archimandrato de San Salvador de Lengua Fari en Mesina, que contiene el Lexicon de San Cirilo, y una variada colección de glosas, entre ellas partes abreviadas del llamado Lexicon de Zonaras y la carta de Teodosio el Gramático sobre el Léxico de cánones de San Juan Damasceno (BH MSS 30). Del siglo XIV es un Menologium Graecorum o Calendario griego, con una «Vitae Sanctorum», copiado en letra rojiza por Miguel sacerdote en el Monte Athos (BH MSS 26). Se conservan 2 códices bíblicos, un Antiguo Testamento muy deteriorado del siglo XVI, regalo del senado veneciano a Cisneros (BH MSS 22) y un volumen de Salmos (BH MSS 23). El último grupo es un conjunto de 3 manuscritos del siglo XVI con obras fundamentalmente de Ptolomeo, aunque contiene de otros autores como Heliodoro (BH MSS 27BH MSS 28 y BH MSS 29).

BH UCM 22: La recuperación de un manuscrito griego del s. XVI

Durante la Guerra Civil Española (1936-1939) la Ciudad Universitaria se convirtió en frente de combate de la defensa republicana y los libros de la biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras fueron utilizados en barricadas y trincheras y como parapeto en las ventanas. Durante varias décadas el BH MSS 22 se dio por perdido en aquella contienda, hasta que en 1973 el biblista Natalio Fernández Marcos llamó la atención sobre la existencia del manuscrito, que había quedado seriamente dañado por efecto del fuego, aunque todavía en 1974 Gregorio de Andrés lo presentaba en su Catálogo como «deperditus» (1974, 244). Los daños de este manuscrito «redivivo» (Fernández Marcos 2005) han afectado sobre todo a su parte inicial y final, al interior de los fascículos y a la sección superior de los folios, y por supuesto a la encuadernación,que ha desaparecido por completo. Por el contrario, en la parte central del códice el texto se ha conservado con mayor integridad.

Desde su «reaparición», se ha trabajado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense en la restauración del manuscrito, cuyos fragmentos, de muy diversos tamaños, se preservan actualmente en fundas de vinilo transparentes guardadas en una caja. A comienzos de este siglo se elaboraron dos CDs con una primera -y meritoria- reproducción parcial de algunos fragmentos, aunque presentados todavía en desorden, con algunos errores de reproducción y sin identificación de los pasajes transmitidos: eran, en total, 116 imágenes correspondientes a 58 fragmentos r-v, en su mayoría de los libros i y ii de Reyes y Macabeos, identificados luego por Fernández Marcos (2005, 72-77).

En 2018, con motivo de la nueva catalogación del fondo antiguo de la Universidad Complutense, se puso en marcha un proyecto de digitalización de la totalidad de los fragmentos por Carlos Martins de Jesus (Universidad de Coimbra) y Felipe G. Hernández Muñoz (Universidad Complutense) en el marco de un proyecto coordinado con la Universidad de Salamanca sobre manuscritos griegos en España. Esta nueva digitalización y ordenación, ya casi completadas a falta de la inserción en los folios correspondientes de algunos fragmentos menores, apenas legibles, consta, a fecha de hoy, de más de 600 imágenes, correspondientes a 223 ff. r-v, en distinto grado de conservación, de los 307 que sabemos que originalmente contenía el manuscrito completo.

Digitalización del fondo de manuscritos de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla.

La Biblioteca de la Universidad de Sevilla da por concluida la digitalización de los cerca de 1.200 manuscritos que custodia en la sede de la Biblioteca Rector Antonio Machado y Núñez junto con el resto de la colección histórica. El fondo de manuscritos de la BUS abarca desde el siglo XIII a la primera mitad del XX y procede tanto de las bibliotecas jesuíticas y conventuales como de donaciones y legados particulares.

Culmina así una labor iniciada hace unos años, también con otra ayuda del Ministerio, que ha permitido digitalizar 280.000 imágenes de manuscritos. El total de imágenes supera las 450.000. Estos manuscritos pueden ser consultados en la plataforma Internet Archive, donde la BUS aloja su fondo histórico digitalizado, en IDUS, Depósito de Investigación de la Universidad de Sevilla y en HISPANA.

Eduardo Peñalver, jefe de Sección Fondo Antiguo de la US, reconoce que ha sido un trabajo «laborioso y meticuloso», porque el material que se ha tenido que manipular (450.0000 imágenes en total ubicadas en la sede de la Biblioteca Rector Antonio Machado) ha requerido de tiempo, rigor y técnica. «Se trata de incunables y de libros impresos entre los siglos XVI y XIX, ejemplares únicos cuyo valor patrimonial es, sencillamente, incalculable. Muchos son piezas de museo», subraya Peñalver.

Eduardo Peñalver, jefe de Sección Fondo Antiguo de la US.

El fondo de manuscritos abarca desde el siglo XIII a la primera mitad del XX (de este último siglo, hay pocos ejemplares), por lo que son documentos clave para investigadores de campos como la Historia y la Filología. Sobre su estado de conservación, «hay de todo», reconoce el jefe del Fondo Antiguo. «Cada ejemplar ha tenido su propia vida. Ha estado en contacto con el fuego, el agua o ha sufrido ataques de xilógafos. Los libros más antiguos están mejor por la calidad del soporte», abunda Eduardo Peñalver.

Los manuscritos proceden de las bibliotecas jesuíticas y conventuales, pero también de legados y donaciones particulares, entre las que destacan las de Manuel Andérica, Antonio Delgado Hernández, Joaquín Hazañas y Luis y Santiago Montoto, entre otros.

Destacan los códices medievales, la mayoría iluminados, «algunos de una belleza extraordinaria», como la ‘Biblia’, que podría remontarse al siglo XIII o XIV, o la procedente del Colegio de San Acacio, en cinco volúmenes, datada en la primera mitad del siglo XV. Hay, además, manuscritos biográficos, como la ‘Historia de la vida del glorioso patriarca San Bruno’; religiosos, como un curioso ‘Tratado de exorcismos y exorcistas de la Iglesia católica’, e históricos, entre ellos, un traslado de la relación de cargos contra Rodrigo Calderón, marqués de Siete Iglesias.

Entre los muchos manuscritos, también «abundantes», de tema sevillano, el Fondo Antiguo resalta las ‘Reglas de la cofradía de la Santísima Vera Cruz’; el ‘Memorial de la Historia y cosas eclesiásticas de Sevilla’ y el ‘Catálogo de sus ilustrísimos arzobispos’, del abad Sánchez Gordillo; una copia del ‘Libro de las antigüedades y grandeza de la ciudad de Sevilla’, de Pablo Espinosa de los Monteros, o una interesante relación del incendio que asoló en 1792 al teatro El Coliseo de Sevilla, que lleva por título ‘Lo que sucedió en el corral de comedias del Coliseo de Sevilla’.

Fuente: Biblioteca Universidad de Sevilla

El libro científico en la Biblioteca del Conde de Gondomar.

Mesas redondas y conferencias.


La Biblioteca del Palacio Real de Madrid participa en la Semana de la Ciencia y la Innovación 2021 con dos actividades abiertas al público:

Descripción de la actividad:
Muestra virtual de los libros científicos del conde de Gondomar y presentación de su contexto histórico y tratamiento bibliográfico

Disciplina: Filología y Filosofía, Computación y tecnología informática
Público al que va dirigido: público general, público universitario, estudiantes ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos.

Plazas disponibles. Reserva de actividades a partir del 18 de octubre a las 9:00 Real Biblioteca del Palacio Real de Madrid
C/ Bailén, s.n., 28071, Madrid INF./RESERVA : Es necesario hacer reserva.
Tfno: 914548733 (Lunes – Viernes, 9:00 a 14:00)
Email: realbiblioteca@patrimonionacional.es

Recomendaciones para proyectos de digitalización de patrimonio bibliográfico y fotografía histórica.

Consejo de Cooperación Bibliotecaria Grupo de Trabajo de Buenas Prácticas en Digitalización. Recomendaciones para proyectos de digitalización de patrimonio bibliográfico y fotografía histórica. 2021. http://hdl.handle.net/10421/9200

DESCARGAR PDF

El Consejo de Cooperación Bibliotecaria acaba de publicar sus Recomendaciones para proyectos de digitalización de patrimonio bibliográfico y fotografía histórica. Este documento es fruto de la actividad del Grupo de Trabajo de Buenas Prácticas en Digitalización, conformado por expertos en digitalización, fotografía, biblioteca digital y fototeca histórica, de diversas instituciones españolas (Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, Biblioteca Nacional, Universidad Carlos III, C.A. de Galicia, FEDAC, U. de Valencia y U, de Las Palmas de Gran Canaria).

Este trabajo pretende ser una guía y referencia para aquellas instituciones o empresas que gestionen o ejecuten proyectos de digitalización de fondos patrimoniales en el ámbito español y latinoamericano.

El documento aborda la digitalización de todo tipo de materiales textuales, impresos, gráficos y cartográficos como pueden ser libros, periódicos, revistas, mapas, dibujos y grabados, partituras, manuscritos, microfilms, etc. y de materiales fotográficos.

Se cubren además, en este trabajo, todas las fases de los proyectos de digitalización de patrimonio bibliográfico y fotografía histórica, desde la planificación inicial hasta la entrega de los materiales digitalizados. Esto incluye, entre otras cosas, la selección de materiales, los espacios de trabajo, la preparación y elección de los equipos, la manipulación de los documentos, el transporte de los materiales, los procesos y parámetros de captura, el procesamiento de imágenes, la gestión del color, el reconocimiento óptico de caracteres, la generación de copias, los metadatos asociados, la estructura de carpetas y el nombrado de archivos, la documentación de los proyectos y su planificación y evaluación.

Gracias a esto, estas Recomendaciones pueden servir tanto a gestores que tengan que planificar o evaluar proyectos de digitalización, o redactar planes o políticas para este tipo de proyectos, como para el personal técnico que tenga que llevarlos a cabo. Aunque han sido redactadas por personal de instituciones públicas con fondos patrimoniales, pueden ser útiles de hecho, obviando algunas referencias a temas institucionales, por instituciones privadas, empresas o particulares.

Además, aunque se hace especial hincapié en la consideración de los materiales como objetos históricos, y por tanto, en la importancia de conseguir reproducciones fieles de los originales, se han tenido en cuenta, sobre todo en lo referente a la fotografía histórica, que existen contextos u ocasiones en los que otras metodologías pueden ser necesarias o válidas. Se ha pretendido, en definitiva, que estas recomendaciones sirvan para todo tipo de proyectos de digitalización de materiales bibliotecarios y fotográficos, aunque sobre todo para los de fondos patrimoniales.

375 años de la Biblioteca Palafoxiana: de Puebla al mundo. 

DESDE LA BIBLIOTECA HISTÓRICA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA ENVIAMOS NUESTRA FELICITACIÓN A LA BIBLIOTECA PALAFOXIANA POR SU CONMEMORACIÓN DE 375 AÑOS, SIENDO UN REFERENTE EN EL MUNDO DE LAS BIBLIOTECAS HISTÓRICAS.

La Biblioteca Palafoxiana, es un tesoro universal que alberga el Centro Histórico de Puebla, y forma parte del Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO desde 2005 al ser un fiel reflejo de la herencia europea en América.

El fondo antiguo de la biblioteca incluye más de 45 mil volúmenes, 7 impresos mexicanos y 9 incunables siendo el libro más antiguo del año 1475. En cuanto a manuscritos, la Biblioteca Palafoxiana resguarda 5.348 en su colección, así como más de 800 impresos sueltos y cerca de mil 500 grabados, este fondo abarca una amplia variedad de temas y forma parte de una colección que pertenece al periodo comprendido entre 1473 y 1821, como señala la UNESCO.

Entre sus obras más importantes se encuentran La ciudad de Dios de San Agustín (1475); la Crónica de Nüremberg, de Antón Koberger (1493) y De Humani Corporis Fábrica, de Andreas Vesalio (1543). 

Para conmemorar sus primeros 375 años de vida, se puede visitar desde el 7 de septiembre una exposición con una cuidada y representativa selección de textos, de entre los 45 mil volúmenes que conserva, denominada  “Biblioteca Palafoxiana, 375 años de Puebla para el mundo: Palabras, Saberes y Memoria”  que busca reconocer la riqueza de la biblioteca.

[VER NOTICIA]

Dividida en tres secciones, lo mismo para mostrar ejemplos de volúmenes científicos, así como las “piezas más bellas” que refieren a libros vistos como objetos estéticos, la exposición estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2021, de martes a jueves de 10:00 a 17:00 horas y de viernes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. 

Paralelamente, cada mes, de septiembre a diciembre, habrá una serie de conferencias sobre la Biblioteca Palafoxiana: en septiembre sobre la educación en la Puebla virreinal; en octubre sobre los saberes de la biblioteca; en noviembre, en torno a la riqueza artística y científica de los libros que resguarda; y en diciembre, dedicado a la importancia de la imprenta y la propia Palafoxiana. La celebración cerrará en diciembre con un concierto de guitarra antigua y laúd.

Fundada el 5 de septiembre de 1646 por el obispo Juan de Palafox y Mendoza, quien donó 5 mil volúmenes de su colección particular a los seminaristas de los Colegios Tridentinos, se ubica en el corazón de la ciudad de Puebla, en lo que fuera el Colegio de San Juan. El deseo de Juan de Palafox fue que los volúmenes de su biblioteca personal pudieran ser consultados por todo aquel que quisiera leer o estudiar, por lo que se le considera la primera biblioteca pública del continente americano.

En 1773, el obispo Francisco Fabián y Fuero dio nombre a este recinto en honor a Palafox, donó libros para el acervo y ordenó la construcción de los dos primeros niveles de estantería en madera de cedro. La estantería que se puede apreciar en la actualidad es la original, se ubica en una sala de estilo de barroco, que recuerda inevitablemente a la Antigua Librería de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

Hoy en día, desde 1981, la Biblioteca Palafoxiana funciona como museo del libro y es el único lugar en el continente que resguarda un acervo de su tipo, correspondiente en concepto y estructura al de una biblioteca novohispana, de acuerdo con la Secretaría de Cultura, si bien aún brinda servicio a investigadores de todo el mundo. Asimismo, su acervo y los esfuerzos por conservarlo fueron reconocidos al decretarla como Monumento Histórico de México, como señala la Fundación ILAM.

La Biblioteca Palafoxiana cuenta también con la Sala Fabián y Fuero de exposiciones temporales; la Sala de Referencia, que es un espacio gratuito para quienes deseen consultar el Catálogo en línea; y la Sala Lúdica que es un espacio interactivo para niños.

Recuperan un Atlas Portulano manuscrito del siglo XVI.

Según ha informado la web de la BNE, se acaba de producir un valioso e interesante hallazgo cartográfico: Agentes de la Policía Nacional han recuperado un valioso Atlas Portulano manuscrito del S.XVI. Firmado por Battista Agnese,  se trata de un manuscrito sobre pergamino, con aplicaciones en oro fechado en torno a 1542-1546 cuya valoración ronda los 2 millones de euros. Una información anónima recibida en la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional sobre una posible salida ilícita del territorio nacional del atlas permitió iniciar una investigación que culminó con su recuperación tras la identificación del ciudadano británico que lo tenía en su poder.

El atlas ha sido finalmente donado a la Biblioteca Nacional de España. Esta restitución supone un enriquecimiento para la importante colección de cartografía de la Biblioteca Nacional de España. Este Atlas Portulano pertenece a los Atlas Tipo 2, llamados ‘post Californian’, por aparecer la península de California, que falta en los de tipos anteriores. Battista Agnese (circa 1500-1564) fue un cartógrafo italiano nacido en Génova, que trabajó en Venecia entre 1536 y 1564 y se convirtió en una de las figuras más importantes de la cartografía renacentista. Creó aproximadamente 100 mapas manuscritos, de los cuales se conservan unos 70 en todo el mundo, ya sean firmados o atribuidos a su escuela. Sus atlas, considerados obras de arte por su calidad y belleza, son en su mayoría atlas portulanos y náuticos, impresos en vitela para oficiales de alto rango o para ricos mercaderes.

También realizó numerosos mapas para Felipe II

Según el informe desarrollado por José Luis Gonzalo Sánchez-Molero, Decano de la Facultad de Ciencias de la Documentación de la Universidad Complutense “por la calidad de éste (menor que las de los encargos directos del Rey) da la impresión que el mapa le fue solicitado a Agnese por algún noble o potentado, con el propósito de ofrecérselo al joven Felipe II como regalo”. Se trata de una copia de taller, explica el informe: “Agnese hacía copias de una gran calidad, pero este ejemplar no es uno de sus mapas de mayor lujo. Para otros clientes disponía de copias de taller, no personalizadas, con menos elementos cartográficos, pero gracias a su ejecución “en serie” el cartógrafo italiano podía disponer siempre de ejemplares en su almacén con los que satisfacer a cualquier cliente que solicitara un mapa de su afamado taller”, añade el Decano en su informe.

Se pierde su pista a finales del s. XVIII

Para el profesor Gonzalo todo apunta a que “este Atlas Portulano […] fue un regalo que Diego Hurtado de Mendoza, embajador de Carlos V en Venecia, remitió al príncipe Felipe en 1546 o 1547”. Como explica el experto: “Hurtado de Mendoza fue embajador de Carlos V en Venecia, ciudad donde Agnese tenía precisamente su taller. La procedencia del obsequio se recoge en las cuentas del Libro de Cámara del príncipe en 1547. Aquí se anota una libranza (o pago) a Rodrigo Espinosa, cajero, «por vna caxa para vn libro de cosmografia que embio desde beneçia a su alteza don diego de mendoça, doçientos e setenta y dos maravedis.» (Archivo General de Simancas, Casa y Sitios Reales).

Según las pesquisas de Gonzalo, el mapa de Agnese permaneció desde entonces en la Biblioteca Real ya que se detecta su presencia en el Catálogo de los libros de su Magesta, un inventario de las obras que todavía tenía el monarca en el Alcázar Real de Madrid, tras haber enviado la mayor parte de su biblioteca personal al monasterio de San Lorenzo de El Escorial. “Se reservó para ser enviado a la biblioteca de San Lorenzo de El Escorial (así lo atestiguan las iniciales “S. L.”), pero no tenemos evidencia de que se enviara nunca a esta Biblioteca en 1611”, explica el profesor de la UCM en su informe. El ejemplar no presenta la típica cubierta monástica de los libros de El Escorial. Tampoco en sus hojas de guarda existe signatura topográfica alguna que revele una procedencia. El Atlas Portulano carece de tejuelos, exlibris, superlibris, o de signaturas topográficas que permitan detectar su propiedad, o en qué biblioteca estuvo. Solo aparece el escudo de Felipe II, siendo príncipe, al inicio del volumen.

La última de las pistas está en la encuadernación. No es del siglo XVI, no es la original, sino bastante posterior, del siglo XVIII, y puede afirmarse sin duda que el encuadernador del Atlas Portulano fue Gabriel Gómez Martín (1751-1818). Se conservan libros encuadernados y firmados por él, cuyas tapas y guardas son prácticamente idénticas a las de este volumen de Agnese. “Los hierros dorados que decoran las cubiertas de este Portulano son suyos, así como el estilo decorativo en general. Sabemos que Gómez trabajó para el rey Carlos IV, y que las tapas de algún libro con el exlibris de este monarca, encuadernado por Gómez, son gemelas a las tapas de este Portulano”, clarifica el informe. Tales coincidencias permiten situar este libro en Madrid, y en el propio Palacio Real, o muy cerca de la Corte, a fines del siglo XVIII o principios del XIX.

Una joya de la cartografía.

Los Atlas Portulanos de Battista Agnese, de los que sólo existe un único ejemplar en España, concretamente en la BNE (signatura RES/176), constituyen uno de los grandes tesoros de la cartografía internacional. Considerados como uno de los manuscritos más importantes confeccionados en Europa, son “joyas cartográficas” para las instituciones que los conservan.

El ejemplar que ha sido recuperado y donado a la BNE está en muy buen estado de conservación, con apenas alguna mancha de humedad poco apreciable. Su calidad media/alta se aprecia en numerosos detalles, como en el acabado de las cabezas de algunos de los vientos, o en el mapamundi dorado del final, que parece inacabado, pero no lo está. “Esto no desmerece la importancia de este ejemplar, pues solo se conservan unos 71 mapas de este cartógrafo italiano, manuscritos y, por tanto, piezas únicas cada una de ellos”, concluye Gonzalo. El precio estimado de esta obra, comparada con otras iguales o similares recogidas en la base de datos del Servicio de Valoración e Incremento del Patrimonio y con los precios de mercado, sería de unos 2 millones de euros.

El Atlas Portulano recién donado ya se puede consultar en la Biblioteca Digital Hispánica. La BNE agradece la colaboración del despacho Ramón y Cajal Abogados en el proceso de recuperación y donación de la obra.

Nuevo Portal de Guías Bibliográficas de la BNE.

La BNE publica esta semana un nuevo recurso digital: el Portal de Guías Bibliográficas de la Biblioteca Nacional de España. [ACCEDER]

Este nuevo espacio digital ofrecerá guías temáticas, que podrán abarcar una gran variedad de materias, y que incluirán amplios apartados informativos y numerosos recursos y servicios relacionados (bibliografía y referencias, fondo digitalizado, etc.).

Se inaugura el portal con estas tres guías:

El portal utiliza la herramienta LibGuides, sistema de gestión de contenidos utilizado por numerosas bibliotecas de todo el mundo para compartir información, elaborar guías temáticas que profundizan en materias diversas y difundir recursos bibliotecarios.

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca