Colonial North America : la vida económica y social en las colonias que se convertirían en los Estados Unidos.

Durante seis años, la Biblioteca de Harvard ha estado trabajando para que su vasta colección de materiales de archivo y manuscritos de la época colonial sea accesible en línea.

La colección digital Colonial North America de la Biblioteca de Harvard forma parte de un proyecto en curso y de varios años de duración que proporciona acceso digital a materiales destacados y de amplio alcance relacionados con la América del Norte de los siglos XVII y XVIII. [ACCEDER]

Durante seis años, la Biblioteca de Harvard ha estado trabajando para que su vasta colección de materiales de archivo y manuscritos de la época colonial esté accesible en línea. Hoy en día, aproximadamente 650.000 páginas digitalizadas de los siglos XVII y XVIII están a disposición del público de forma gratuita. Realizadas en 14 depósitos alrededor de la Universidad, las obras cuentan la historia de la vida económica y social en las colonias que se convertirían en los Estados Unidos.

A la vez que documenta la vida en Nueva Inglaterra, la colección también se extiende mucho más allá de esos límites hasta Canadá, otras áreas de Norteamérica y Sudamérica. También contiene material relacionado con las islas del Atlántico y a través del Océano Atlántico hasta Gran Bretaña, Europa continental y partes de África.

Harvard Library’s Colonial North America Project Now Provides Access to Over 650,000 Digitized Pages From 17th and 18th Centuries | LJ infoDOCKET
Mathematical notebook attributed to Thaddeus Mason Harris, ca. 1787. HUG 1445.320. Harvard University Archives. (seq 3)

Los materiales conservados y digitalizados ofrecen una mirada más profunda a varios temas -como la alimentación, la medicina, la esclavitud y otros- y sugieren formas de acercarse a diferentes tipos de materiales para obtener nuevos conocimientos.


Arcadia, la Fundación Polonsky, James B. Adler a través del Fondo de Preservación Adler, y Peter H. Darrow y William O. Nutting a través de un fondo para el Proyecto de Digitalización de América del Norte Colonial (“CNA”) en la Biblioteca de Harvard, brindan generosamente su apoyo a este proyecto de varios años de duración que aún está en curso.


FUENTE: Infodocket
Anuncios

Directrices de préstamo de obras de la biblioteca para exposiciones 2018

Cartografía del Siglo de Oro español | VIII Centenario

Directrices de préstamo de obras de la biblioteca para exposiciones 2018. Madrid: Secretaría General Técnica. Centro de Publicaciones. Ministerio de Cultura y Deporte, 2018

Texto completo

En este documento se especifican las autorizaciones y requisitos necesarios para el montaje de exposiciones realizados por el Grupo de Trabajo de Valoración del Patrimonio Bibliográfico. Se trata de una revisión de las anteriores Normas de préstamos de obras de la biblioteca para exposiciones.

Documento elaborado por el Grupo de Trabajo Estratégico de Valoración del Patrimonio Bibliográfico, creado por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, en el marco del II Plan Estratégico 2016‐2018.

  • Manuela Concepción Carmona García (coord.)
  • Margarita Becedas González (directora de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca)
  • Soledad Carnicer Arribas
  • María Jesús Cruzado Casas
  • María José Fe Trillo
  • Eulalia Iglesias Matas
  • Elena Laguna del Cojo
  • Mª Eugenia López Varea
  • Carmen Morales Mateo

Un manual de herbolaria del primer cuarto del siglo XI

 Cotton MS Vitellius C III es un increíble manual de herbolaria de más de 1,000 años de antigüedad que al fin ha sido digitalizado para su consulta en línea. [AQUI]

Manuscrito medieval de remedios herbolarios disponible en línea

Este magnífico libro del siglo XI está lleno de ilustraciones y remedios a base de plantas para curar cualquier padecimiento, desde el mal olor corporal (hay que hervir alcachofas en vino) hasta el dolor de pecho (que se resuelve con raíz de regaliz). Gracias a que está escaneado en alta resolución, es posible ver muy de cerca los textos escritos en inglés antiguo y los detallados dibujos de plantas y animales utilizados por sus propiedades curativas. Pero, si tienes problemas para entender el inglés antiguo, está a la venta una traducción al inglés moderno publicada en 2002.

Cotton MS Vitellius C III    Date 3rd quarter 9th century-1st half 17th century  Title Old English Illustrated Herbal; Medicina de quadrupedibus in Old English; Peter of Poitiers, Chronicle; Macrobius, Saturnalia, books i–ii; notes by William Harvey

Aunque los remedios herbales eran bastante comunes en la medicina anglosajona, el manuscrito de la Biblioteca Británica es el único manual ilustrado que sobrevive al día de hoy. “Nadie sabe a ciencia cierta cómo fue usado este manuscrito ni quién lo hizo”, comparte la directora del proyecto, Alison Hudson. “El estilo de decoración y escritura hacen que su producción sea asociada con los escribas monásticos de Canterbury y de Winchester, pero esto no es para nada seguro. Los monasterios en esas áreas funcionaban como centros de curación tanto natural como sobrenatural, y también como bibliotecas y centros de estudio”. Cada remedio en el manual incluye el nombre de las plantas o animales en varios idiomas; una descripción de los padecimientos que puede curar; e instrucciones para encontrarlos y prepararlos.

Oftalmología medieval: el libro de los ojos de Alcoati y sus traducciones

Alcoati escribió el «Libro de los ojos», en las ciudades de Toledo (1159) y Sevilla (1160), en lengua árabe, Kitab al uyun, un texto importante para la salud ocular medieval, fue traducido al catalán: Alcoati. Libre de la figura del uyl; al latín: Congregatio sive Liber de Oculis; al alemán: Die Augenheilkunde des Alcoatim.

Literatura médica Medieval y Renacentista de Castilla La Mancha. - Buscar con Google

Para la historiografía, los textos latinos fueron comentados en alemán a finales del siglo XIX, y en francés desde principios del siglo XX; finalmente, el quinto tratado fue traducido del árabe al castellano, en 1973. Del original árabe, perdido en África, solo se conserva una copia de la «quinta maqala» (el quinto tratado) en la biblioteca del monasterio de El Escorial; el manuscrito en catalán se guarda en la biblioteca capitular de la Seo de Zaragoza; los manuscritos latinos en la bibliotecas de Dillingen y Erfurt (Alemania) y en las bibliotecas de Metz, Carpentras y Montpellier (Francia), entre otras.

Pozuelo-Reina A. Oftalmología medieval, de Al-Ándalus a Europa: el libro de los ojos de Alcoati y sus traducciones. Apunt. Cienc.; vol.9, n.1, 2019. P.7-11. DESCARGAR PDF


Este estudio forma parte de la investigación «Libros médicos medievales y renacentistas de Castilla la Mancha», acreditado con el sello “2018 Año Europeo del Patrimonio Cultural”, del proyecto “De Antiquis Libris Sanitate”.

Pozuelo, Á. (2018). [e-Book] Literatura médica Medieval y Renacentista de Castilla La Mancha. DESCARGAR PRESENTACIÓN. 

El proyecto de investigación De Antiquis Libris Sanitate, sobre los libros antiguos para la salud, intenta rescatar del olvido, y ofrecer una nueva visión, de la literatura sanitaria, ya sea científico-médica o científico-enfermera, que ha ido configurando, a lo largo de la historia, la forma de relacionarse del profesional sanitario con el paciente, la manera de entender la medicina y los cuidados, así como los aspectos políticos, económicos, culturales, científicos y, sobre todo, sociales, si los hubiere, que han contribuido al progreso y al desarrollo de la humanidad.

Las aportaciones de sabios de Castilla a la ciencia y al saber sanitario son muy destacadas: Ibn Wafid, de Toledo, y sus recetarios, del siglo XI; Alcoati, su libro de los ojos y la aguja para abatir cataratas (siglo XII); Andrés Alcázar, de Guadalajara, su “De vulneribus capitis” y los instrumentos para neurocirugía (siglo XVI); Juan Sánchez, de Ciudad Real, su historia global y ser de los primeros en comentar la circulación sanguínea (siglo XVI); Alonso Chirino, de Cuenca, su compromiso social y el “Tratado de menor daño en medicina” (siglos XV y XVI); Juan Fragoso, de Toledo (siglo XVI), y su obra científica y didáctica, en lengua romance y en latín; los Sabuco, de Alcaraz, y su “Nueva Filosofía”  en el siglo XVI, entre otros muchos sabios.

Beatrizet, Nicolas (1510?-1577?). Graveur ; [Organes du corps humain] [Anatome corporis humani, auctore Joanne Valverdo…] (1589)  Bibliothèque-médiathèque de Nancy, 153 681

 

Hay que rescatar los libros de la dispersión que existe hoy día, y exhibirlos de nuevo, con la sabiduría que guardan entre sus páginas (sean éstas de papel, de vitela, de pergamino, de papiro, etc.). Los libros encierran el conocimiento para el aprendizaje, para el deleite de los que los leen, y hacen suyo el saber que tienen en sus palabras y letras. Sacar los libros de los estantes, saber algo de la vida de la persona que escribió ese libro y, lo que es más importante, saber qué beneficios trajeron esas páginas a los enfermos, a los médicos para hacer su trabajo, a la enfermería para cuidar a los pacientes, en definitiva, a toda la sociedad, en los diversos periodos de la historia del ser humano.

Los tipos usados entre 1459 y 1482. Jornadas Gotico-Antiqua

GOTico-antiqua - Buscar con Google
Los vídeos de las conferencias se pueden ver Vimeo.

El Simposio de dos días y la exposición Gotico-Antiqua, proto-romana, híbrida. Personajes de la XV ª  siglo entre el gótico y romana se basan en un programa de investigación en el Atelier national de recherche typographique (ANRT) que examina el periodo histórico de 1459-1482. El simposio pretendía reunir a investigadores en el campo de la tipografía, la paleografía y la historia del libro, poniendo cierto énfasis en los personajes y las formas de las letras. [INFO]

Gotico-Antiqua, Proto-Romain, Hybride.
Rationale Divinorum Officiorum, Durandus, Fust & Schöffer, 1459

Este período relativamente poco desarrollado -después de Gutenberg y antes de la estabilización del modelo de Jenson- se extiende desde los primeros vestigios de tendencias humanísticas hasta los romanos “puros”, pasando por muchos casos de diseños inciertos, hibridaciones voluntarias y formas proto o arcaicas de romano. En 1459, en Mainz, Johann Fust y Peter Schöffer imprimieron Rationale Divinorum Officiorum de Guillaume Durand, [un tratado litúrgico escrito en Italia antes de 1286, sobre el origen y el sentido simbólico del ritual cristiano] utilizando un carácter tipográfico (ahora conocido como <Durandus>) que no se parecía a ningún otro tipo de letra anterior.

Desde allí, podemos seguir una amplia variedad de desarrollos, en parte relacionados con los viajes de los primeros impresores desde la región del Rin hasta Italia y Francia. Por extensión, también estamos interesados en el movimiento de prensa privada iniciado por William Morris y Emery Walker en Inglaterra a finales del siglo XIX. Este movimiento devolvió la vida a algunos de estos personajes antes de que cayesen en el olvido.

Paralelamente a la investigación histórica, Rafael Ribas y Alexis Faudot, actuales investigadores del ANRT, han elaborado 16 fuentes con su proceso de digitalización y una excelente documentación a partir de los incunables originales. Basado en una serie de talleres realizados entre 2015 y 2018 en escuelas de arte y diseño de Francia y Alemania, con más de 150 alumnos, las fuentes digitales son el resultado de un exhaustivo análisis y rediseño de los originales. Las fuentes se publican bajo licencia Open Source. Disponible para su descarga en este sitio web, las fuentes pueden utilizarse con fines comerciales y la modificación del archivo está autorizada bajo la misma licencia.


FUENTE: Manuel Sesma
Gotico-Antiqua, Proto-Romain, Hybride.
The History of Reynard the Foxe, Caxton, Kelmscott Press, 1893 [1481]

Catálogo de manuscritos medievales UCM.

La Universidad Complutense acaba de publicar el Catálogo de manuscritos medievales de la Biblioteca Histórica, editado por Antonio López Fonseca y Marta Torres Santo Domingo. La obra incluye 150 códices en cinco lenguas (hebreo, arameo, griego, castellano y latín) copiados en distintas localizaciones entre los siglos IX-XVI y 11 manuscritos perdidos en la Guerra Civil.

Tribuna Complutense :: UCM

En la presentación del libro, celebrada en la propia Biblioteca Histórica, el rector Carlos Andradas, lo ha definido como una “impresionante obra en cuya elaboración han participado grandes profesionales, así que es obligado darles las gracias a todos ellos por su tiempo, esfuerzo, dedicación, cariño y amor que supone el trabajo bien hecho”. Añadió Andradas que “una obra de estas características solamente es posible porque está basada en el amor al conocimiento, a los textos, al patrimonio bibliográfico, cultural e histórico de la Complutense“.

Marta Torres, directora de la Biblioteca Histórica, asegura que “este catálogo era la gran carencia de nuestra biblioteca, porque a pesar de tener uno de los conjuntos medievales más impresionantes de España no estaban catalogadas”. La historia del actual proyecto, en palabras de Torres, comenzó hace unos veinticinco años, con la llegada de Manuel Sánchez Mariana y la construcción de esta Biblioteca Histórica, y con “una junta de gobierno de 1999 donde se logró el acuerdo de centralizar los fondos antiguos de todas las facultades”.

Desde entonces, continúa Torres, faltaba este pilar básico, un catálogo de los libros más antiguos y valiosos, y “durante todo ese tiempo no se pudo hacer por diversas causas, aunque sí se trabajó mucho en los manuscritos”. Recuerda la directora de la Biblioteca Histórica que hace casi tres años recibió una llamada de Antonio López Fonseca, director de Ediciones Complutense, quien la invitó a difundir los fondos de la UCM, y quien desde el principio entendió la importancia de este proyecto, tanto que se puede decir que “ha sido un editor a la manera renacentista, consiguiendo reunir a algunos de los mejores profesionales que hay en España, que han trabajado con ilusión, esfuerzo y armonía”.

El propio López Fonseca considera que “el equipo de 22 profesionales reunido para llevar adelante este catálogo es posiblemente irrepetible, y en él todos han sido generosos en el esfuerzo interdisciplinar, intergeneracional e interuniversitario“.

Con el trabajo en las manos, López Fonseca cree que “es testimonio de la más alta investigación en Humanidades y se ha hecho con un patrimonio extraordinario que además ya está digitalizado. Ahora se espera que este catálogo se convierta en un icono editorial de la máxima excelencia, heredero de aquella Biblia Políglota del Cardenal Cisneros, ya que además respeta el espíritu unitario del corpus primigenio de los fondos de la Universidad Complutense”.

Un equipo en torno a 150 códices

Álvaro Cancela, investigador contratado en la Universidad de Salamanca, ha sido el revisor del volumen y en la presentación del libro habló en nombre de los 22  colaboradores para resaltar que “el aspecto plurilingüe de este catálogo ha sido un auténtico reto, y es algo que no se suele hacer en otras grandes bibliotecas, ya que se ha llevado a cabo la labor de catalogar en un mismo volumen códices hebreos, arameos, griegos, latinos y castellanos”. De esa manera, se ha logrado la recuperación de la fisonomía originaria del fondo primitivo de esta Biblioteca, “no se ha perdido la perspectiva histórica de la conformación originaria de este fondo y la época fundacional de la Complutense queda establecida como un estrato geológico”.

Reconoce Cancela que hay más manuscritos en la UCM, pero al incluirlos se habría perdido esa perspectiva plurilingüe y arqueológica. Por el contrario, con este catálogo ahora “estamos en las mejores condiciones para editar y estudiar los antiguos fondos complutenses, comprendiendo en detalle su conformación progresiva, y de aquí saldrán artículos, tesis doctorales, investigaciones… Este catálogo es, por tanto, un punto de referencia para estudios que hoy ni siquiera podemos imaginar”. Para describir un fondo misceláneo como este de la Complutense, han hecho falta profesionales con diferente formación, en concreto veintidós especialistas que se han encargado de los 150 códices catalogados con un nivel de profundidad excelente.

Elisa Ruiz, directora técnica del catálogo y catedrática emérita de Paleografía, cree también que si ha habido algo interesante humanamente en esta aventura ha sido el equipo que se ha formado para el trabajo conjunto, en su mayor parte de la UCM, pero también de otras instituciones prestigiosas. Insiste en que el trabajo se ha realizado con una metodología en la que cada uno ha participado en el nivel de su competencia. Explica la catedrática que los manuscritos descritos tienen entre 1.000 y 500 años de antigüedad, y este es un “material que constituye el auténtico sanctasanctórum de la UCM”. Asevera que se inicia la colección con el cardenal Cisneros, quien ya se dio cuenta de que los estudios generales de Alcalá había que remozarlos y a tal fin adquirió, a través de una red enorme, las piezas más importantes del mundo para tener un fondo a la altura de los tiempos.

Universidad Complutense de Madrid

Todo ese legado es “un foro con variedad de lenguas y temáticas, que nos permite conocer los intereses y los saberes a la altura del umbral de la modernidad, porque aquella era una biblioteca moderna, actualizada y cuando se manejan estos libros, son los mismos ejemplares que consultaron, anotaron y manuscribieron figuras de la talla de Nebrija, Hernán Nuñez, Alonso Zamora…, que fueron unos humanistas espléndidos, con mentes abiertas a las corrientes intelectuales más originales y fértiles de su tiempo y que dedicaron su vida al estudio con el fin de ser los mejores en sus especialidades”.

Por todo ello este trabajo de dos años, en el que ella ha impartido el “don de consejo”, debe ser “un homenaje para estos maestros que nos han precedido y nos deben servir de ejemplo, un ejemplo a seguir para toda la Complutense”.


FUENTE: https://www.ucm.es/. NOTA DE PRENSA

‘Mapeo’ de manuscritos medievales.

Los manuscritos medievales y renacentistas son testigos de la vida y cultura de la Europa premoderna. Su rareza y belleza los sitúan entre los mayores tesoros de los museos, bibliotecas y galerías de hoy en día y también proporcionan una evidencia crucial para la investigación en disciplinas como los estudios textuales y literarios, la paleografía, la historia, el patrimonio cultural y las bellas artes. Como resultado de los cambios de propiedad a lo largo de los siglos, los manuscritos europeos se han dispersado por todo el mundo en diversas colecciones de bibliotecas, museos y galerías. La información relativa a sus historias, a menudo complicadas, está también dispersa y fragmentada en numerosas fuentes, lo que obliga a los historiadores y a otros investigadores a realizar búsquedas minuciosas y laboriosas en catálogos impresos y en línea.

"Mapping Manuscript" Migrations - Buscar con Google

  • El proyecto Mapping Manuscript Migrations [DESCARGAR INFO] [BLOG]“Mapping Manuscript Migrations” es una colaboración de dos años y 710.000 dólares dirigida por el Oxford e-Research Centre junto con las Bibliotecas Bodleianas, el Institut de Recherche et d’Histoire des Textes (IRHT), el Grupo de Computación Semántica de la Universidad de Aalto, Helsinki, y las Bibliotecas Penn.

    Este proyecto reunirá más de 500.000 registros de bases de datos clave, incluyendo la Base de Datos de Manuscritos Schoenberg de las Bibliotecas Penn y la Base de Datos Medium del IRHT. Por primera vez, los investigadores, curadores y la comunidad podrán explorar este vasto cuerpo de datos, visualizando los viajes de los manuscritos a lo largo de muchos siglos y navegando por la red de conexiones entre personas, instituciones y lugares involucrados en su historia.

  • El Proyecto Mapping manuscripts, [+INFO] dirigido por Mateusz Fafinski, busca encontrar nuevas formas de presentar espacialmente la producción de manuscritos de la Alta Edad Media. El mapeo de densidad y la inclusión de análisis de datos aproximados pueden proporcionarnos información de gran valor sobre los puntos críticos de la copia de libros medievales.

Mapping Manuscripts | Text Technologies

El proyecto permitirá generar mapas estáticos e interactivos que tengan en cuenta el carácter a menudo impreciso de los datos de los manuscritos de la Alta Edad Media, especialmente en cuanto a su localización y datación. La base de datos y los mapas resultantes constituirán no sólo una herramienta útil de investigación y enseñanza, sino también un trampolín para la visualización en red de las redes de manuscritos y scriptorium de la Alta Edad Media.



Uno de los mayores desafíos para  las humanidades digitales es la datación y ubicación inexactas de los nodos de datos. Este problema es particularmente agudo en los estudios de manuscritos. Mientras que un análisis paleográfico nos proporciona a menudo estimaciones aproximadas de la fecha y el lugar de producción del manuscrito, esta información tiende a ser difícil de presentar en un mapa. Por ejemplo, la convención cronológica estándar del catálogo de manuscritos del siglo IX de Bernhard Bischoff funciona en cuartos y a veces en tercios de siglo. La distribución espacial es aún más vaga y emplea regiones tan grandes como “Francia” o “Alemania del Sur”, que abarcan cientos de miles de kilómetros cuadrados.

Esto plantea un doble problema: en primer lugar, las descripciones son demasiado imprecisas para ser mapeadas individualmente; en segundo lugar, los mapas de distribución de la producción de manuscritos deben incluir información detallada y vaga a la vez.

Estos mapas pueden ser de gran ayuda en la investigación de la procedencia y para reconstruir las conexiones entre los manuscritos, las escrituras, las bibliotecas y las colecciones internacionales. Los manuscritos son `objetos de conocimiento’ por excelencia, y la capacidad de investigar la distribución de su producción podría mejorar en gran medida nuestra capacidad para comprender las conexiones entre los objetos y el contexto en el que fueron escritos, copiados y recibidos. La cartografía de los manuscritos nos permitirá comprender mejor las redes de conocimiento de la Alta Edad Media.