Hypnerotomachia Poliphili o Sueño de Polifilo.

En el antepecho exterior de los ventanales que ocupan la parte correspondiente a la Antigua Librería de la Universidad, en la segunda planta del claustro del Edificio Histórico de la Universidad de Salamanca, podemos ver los relieves anteriormente denominados Enigmas. Se trata de figuraciones extraídas del libro Hypnerotomachia Poliphili o Sueño de Polifilo.

Paulette Gabaudan. El mito imperial : estudio iconológico de los relieves de la Universidad de Salamanca. Salamanca: Junta de Castilla y León, 1998. ‘EXPLICACIÓN DE LOS ENIGMAS’

Hypnerotomachia Poliphili o Sueño de Polifilo (Venezia, 1499), es uno de los incunables más curiosos y enigmáticos salido de una prensa. Desde el siglo XVI, el Sueño de Polifilo se ha visto rodeado de un aura de esoterismo y preciosismo enfermizo, que está, todavía hoy, envuelto en misterio.

Hypnerotomachia Poliphili - Buscar con Google

ACCEDER A LA OBRA

En realidad, es un injerto de poema alegórico de estirpe medieval y enciclopedia humanística de vocación totalizadora, ya que contiene una ingente amalgama de conocimientos arqueológicos, epigráficos, arquitectónicos, litúrgicos, gemológicos y hasta culinarios. De la mitología al ajedrez, de la astronomía al arte de recortar setos, en él están vertidos todos los conocimientos del autor, al que no es necesario imaginar experto en una u otra arte concreta.

Pese a que se trata de uno de los libros más atractivos del Renacimiento, salido de la imprenta de Aldo Manuzio y adornado con abundantes y preciosas xilografías, se ignora el nombre del artista que diseñó los grabados y la razón que impulsó al mecenas, Leonardo Grassi, a sufragar la edición. Sólo se conoce su autor por conjeturas, existiendo al menos dos candidatos a serlo: un veneciano y un romano. Uniendo las primeras letras de cada uno de los 38 capítulos que integran el libro se lee:

“Poliam frater Franciscus Columna peramavit” (“el hermano Francisco Colonna adoró a Polia”) 

Pese a ello, hay numerosas hipótesis que estudian la autoría de la obra no llegando a ninguna conclusión exacta y siendo varios los nombres y oficios que se barajan.

El texto del libro está escrito en un latín italiano ‘extraño’, lleno de palabras basadas en raíces latinas y griegas sin explicación; sin embargo, también incluye palabras de la lengua italiana, así como ilustraciones que incluyen palabras árabes y hebreas; el autor también inventó nuevos idiomas cuando los que tenía disponibles eran inexactos.

La obra se divide en dos libros, asimétricos en cuanto a extensión, escritos con distinta técnica literaria y de contenido aparentemente contradictorio, aun que no hay duda que escritos por la misma persona: En el primer libro, Polífilo narra en primera persona un complicado viaje en sueños a través de regiones y construcciones alegóricas de carácter amoroso. En el segundo, que se enmarca dentro del mismo sueño del personaje, el relato está en boca de su amada Polia, que cuenta su propia historia y la de Polífilo como amante suyo. Cuando la narración de Polia termina, Polífilo despierta y maldice la luz del nuevo día, que le arrebata las delicias y tormentos del amor.

Preceden al texto los elementos usuales en la época: una dedicatoria del mecenas de la edición, Leonardo Grassi, al Duque de Urbino en reconocimiento por su generoso comportamiento con un hermano suyo que había militado bajo su mando en el asedio de Bibbiena; unos versos laudatorios de los humanistas Giambattista Scita y Andrea Marone y, algo menos común, una dedicatoria del propio Polífilo a Polia, a quien se dirige como si estuviera viva, pese a que en la obra hay tres epitafios que la lloran.

David Pankow, antiguo conservador de la Colección Cary del Instituto de Tecnología de Rochester, habla en este video sobre la copia que la Biblioteca Fisher tiene de la Hypnerotomachia Poliphili. Específicamente, de la traducción al francés de 1546 del impresor Jacques Kerver, y cómo se compara con la edición italiana original de 1499 de Aldo Manuzio.


REFERENCIA: Francesco Colonna. Sueño de Polífilo ; edición y traducción de Pilar Pedraza. Barcelona: El Acantilado, 1999. ISBN 8495359057.
Anuncios

Las llaves del conocimiento : gramáticas y diccionarios de las lenguas antiguas

Las llaves del conocimiento. Gramáticas y diccionarios de las lenguas antiguas en la Universidad de Salamanca
Sala Alfonso X el Sabio. Edificio Antiguo de la Universidad (C/Libreros)
13 de mayo – 21 de julio de 2019
De lunes a sábado, 10:00 a 20:00 h.
Domingos y festivos, 10:00 a 14:00 h
«Tú que arrostras sin miedo las fatigas, / aplícate dispuesto a la gramática, / madre que nutre todos los saberes, / y si logras la dicha de alcanzarla, / por entre las marañas de las ciencias, / tendrás al fin la luz a que aspirabas»
Pedro Nunes 1533

Las lenguas clásicas y orientales –el latín, el griego, el hebreo, el arameo, el árabe–, aun cuando cada una posee un estatuto distinto dentro del conocimiento y la enseñanza, tienen en común ser el vehículo de obras esenciales de la ciencia, la literatura y la religión, que han configurado nuestra cultura europea occidental. Precisamente en la península ibérica se percibe especialmente el resultado de esta confluencia enriquecedora.

La exposición nos muestra el papel esencial que en este proceso desempeñó la Universidad de Salamanca: no solo estaba pertrechada abundantemente con las obras fundamentales que se utilizaban en la enseñanza de estas lenguas, sino que los libros testimonian con sus comentarios y notas el estudio atento que merecieron por parte de sus usuarios, entre los que figuran ilustres profesores de la casa. De hecho, estos –algunos de tanto renombre como Antonio de Nebrija o Francisco Sánchez de las Brozas, el Brocense– emprendieron también la elaboración de sus propias obras. Es tarea de la Universidad, que celebra sus 800 años de vida, reconocer la labor de los que contribuyeron a su fama y a su longevidad.

Exposicion Las llaves del conocimiento : gramáticas y diccionarios de las lenguas antiguas

Esta es solo una pequeña muestra de los abundantes fondos que posee la Biblioteca General Histórica de la Universidad. La selección ha sido, por tanto, difícil y, sin duda, discutible. En esta tarea se han manejado diferentes criterios: la relevancia en las disciplinas implicadas, la atención al libro material y a su historia, la presencia representativa de los grandes autores, el papel de la Universidad de Salamanca en la enseñanza de estas lenguas. En cualquier caso, la intención ha sido mostrar al gran público un territorio ignorado que constituye el fundamento del conocimiento.

El entorno web ha permitido completar el contenido de la exposición física, de modo que, a través de la exposición digital (https://llavesdelconocimiento.usal.es/), quien esté interesado podrá tener acceso no solo a lo que está presente físicamente en aquella (29 libros), sino a otros tantos libros que no han sido expuestos (49 libros). Cada una de las obras seleccionadas va acompañada de una presentación de su autor, contenido e importancia, así como de varias imágenes.

Como acto de presentación de la exposición, contaremos con las intervenciones de dos profesores, especialistas en alguna de las lenguas objeto de la exposición.

Lunes, 13 de mayo, 18:00 h.
Aula Salinas del Edificio Histórica (C/Libreros)

Teresa Martínez Manzano
«Un tesoro bibliográfico poco conocido: los manuscritos griegos de la Universidad de Salamanca».

Santiago García-Jalón de la Lama
«La Europa del XVI: el dominio de la gramática hebrea».


Se ofrecerán dos tipos de visitas guiadas: unas pensadas para los alumnos de Bachillerato, que deben ser solicitadas a la profesora Susana González (sana@usal.es) y otras dirigidas al público en general, que deben solicitarse a través de la página web de la Unidad de Cultura Científica de la USAL (http://culturacientifica.usal.es/). Estas últimas tendrán lugar los martes 21 y 28 de mayo, y los martes 4, 11, 18, 25 de junio, a las 18 h.

Asimismo, en este marco el martes 14 de mayo, de 9:45 a 20:00 en el Aula Salinas del Edificio Histórico (C/Libreros) tendrá lugar una jornada sobre lenguas semíticas, organizada por Diego Corral Varela: Linguis hebraicae, chaldaicae, arabicae… publicum ludum: Jornada trilingüe de arameo, hebreo y árabe.

Exposición Las llaves del conocimiento : gramáticas y diccionarios de las lenguas antiguas


Diseño y producción de la exposición: Miguel Battaner, de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación.

Página web: Pilar Vega Pérez, del Servicio de Producción e Innovación Digital.

Los libros de Salvador Vila en la Biblioteca Histórica

Hace unos meses, en el curso de la catalogación retrospectiva, encontramos en la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca un libro firmado que, según constaba en el libro de registro, formaba parte de una desconocida hasta entonces “Donación de Salvador Vila”. Investigando un poco más y consultando en la Memoria del año académico 1968-1969 de la Universidad de Salamanca [p.148], encontramos la siguiente información:

La Biblioteca Universitaria, además de los trabajos de registro y catalogación de libros adquiridos por las 4 Facultades y por la Biblioteca General, […] ha puesto especial cuidado en la catalogación de los libros procedentes del Colegio de Irlandeses... asimismo se han catalogado los libros donados por los hermanos del Prof. D. Salvador Vila y por D. Luis Peña Mantecón.”

salvador vila - Buscar con Google
Retrato del rector Salvador Vila . Cuadro realizado e incorporado a la Galería de Rectores de la Universidad de Granada en el año 1976

¿Quién era Salvador Vila?

Salvador Vila (Salamanca 1904-Granada 1936) fue discípulo y amigo personal de Miguel de Unamuno, brillante arabista, profesor universitario en la Universidad de Madrid y en la de Granada y nombrado rector de esta última en abril de 1936. Republicano de izquierdas, intelectual con formación internacional, fue cesado del cargo de rector el 24 de julio, detenido poco después en Salamanca y finalmente fusilado en Víznar (Granada) el 22 de octubre de 1936.

Sus relaciones con destacados intelectuales de la época como Unamuno, Wenceslao Roces, Manuel de Falla y los arabistas Miguel Asín o Emilio García Gómez, así como sus profundos conocimientos lingüísticos y culturales, auguraban que se convertiría en una figura de referencia de la educación y la cultura españolas.

Durante el curso 1928-29 se acuerda conceder a Vila una beca de la Junta de Colegios de la Universidad de Salamanca para completar su formación en la Universidad de Berlín. Allí conocerá a la que será su esposa Gerda Leimdörfer, hija del redactor-jefe del principal periódico judío de Berlín. Gerda fue quien introdujo a Salvador Vila en la vida cultural e intelectual berlinesa, lo que enriqueció notablemente sus horizontes intelectuales.

Salvador_Vila_Hernández - Buscar con Google
Salvador Vila en su época estudiantil

LA DONACIÓN

En el libro de registro de la Biblioteca General Histórica, consta, desde el nº 126525 hasta el 126822 (julio 1969), la mención: «Donativo Vila». Entre el fondo encontramos un número elevado de obras en alemán, así como otras en francés, inglés, árabe o hebreo, además del castellano. Muchas de ellas dedicadas y firmadas por sus autores o por amigos de la pareja, algunas pertenecientes a Salvador Vila y otras a Gerda o Emil Leimdörfer, padre de Gerda, como unos preciosos libros litúrgicos en hebreo de finales del s. XIX. 

Consultar BD Antiguos poseedores: Salvador Vila Gerda Leimdörfer

Libros de autores clásicos (Oscar Wilde, Shakespeare, Schopenhauer, E.T.A. Hoffmann, Virgilio) conviven con autores coetáneos (Walter von Hollander, Thomas Mann, Charles Chaplin, José Palanco Romero, Rainer Maria Rilke); novelas y libros de poesía con tratados sobre el mundo árabe o libros en hebreo: un crisol de lenguas y culturas que, muchos años después del asesinato de quien los reunió, fue donado a la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

CONSULTAR FONDO

Desgraciadamente algunos ejemplares están faltos de anteportada u hojas preliminares donde posiblemente se encontrase alguna dedicatoria comprometida para la familia, y otros en mal estado de conservación debido a la humedad.

Resulta muy gratificante para la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca ser depositaria de esta colección de libros pertenecientes a una figura destacada en la historia de Salamanca y, más concretamente, de esta Universidad.

Conferencia impartida por Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, después de una visita a la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca en la que hace referencia explícita a la figura de Salvador Vila como humanista. La conferencia titulada “Las humanidades: una forma de compromiso”, fue organizada por el Centro Internacional del Español de la Universidad de Salamanca (dic. 2018). [VIDEO]


FUENTE:

  • Mercedes Del Amo (2005). Salvador Vila: El rector fusilado en Víznar. Editorial Universidad de Granada. ISBN 84-338-3517-3.

 

 

 

 

La Biblioteca Histórica de la USAL, estudiada por su «conservación preventiva»

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) con sede en Sevilla acoge estos días un curso sobre conservación preventiva del patrimonio cultural dentro del proyecto europeo HeritageCare, en el que participan otras dos entidades españolas: la Universidad de Salamanca y la Fundación Santa María la Real.

El principal objetivo de HeritageCare es mejorar la conservación preventiva de edificios históricos, mediante el desarrollo de una metodología, basada en buenas prácticas, que involucre a los propietarios de los edificios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico. Por otra parte, la Fundación Santa María la Real está detrás de muchas intervenciones en la región.

biblioteca-15

Las actuaciones en la Biblioteca Histórica de la Universidad son un ejemplo de «conservación preventiva» y el mayor contraste imaginable con la Lista Roja del Patrimonio.

En la biblioteca de la Universidad de Salamanca la actuación fue completa y la sinergia entre la Fundación y el Grupo TIDOP del Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Escuela Politécnica Superior de Ávila permitió la monitorización del estudio salmantino y su sala de incunables mediante la instalación de una treintena de sensores y dispositivos que permiten controlar las condiciones de temperatura, humedad, luminosidad, el ataque de insectos xilófagos o la radiación solar. (VER PROYECTO).

Los datos de la monitorización se combinan con la digitalización tridimensional de la Biblioteca y del conjunto de las Escuelas Mayores realizada con un sistema láser de cartografiado móvil, capaz de facilitar información a medida que nos desplazamos por el edificio, ofreciendo así una herramienta muy útil para la gestión, conservación y difusión de la cátedra salmantina.

Además los participantes en el seminario sevillano pudieron conocer otras experiencias de conservación preventiva como la de la muralla de Ávila, donde la Fundación Santa María la Real junto con Telefónica pudo aplicar su sistema de monitorización del patrimonio.

El principal objetivo del proyecto es mejorar la conservación preventiva de edificios históricos mediante el desarrollo de una metodología basada en buenas prácticas, que involucre a los propietarios de los edificios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico. Para ello los participantes en el seminario pudieron conocer los objetivos del proyecto y algunos de los casos prácticos desde su puesta en marcha en 2016, entre los que también se encuentran la iglesia de Becerril del Carpio en Palencia.


Fuente: https://www.leonoticias.com

Chronicon mundi: el origen del estudio salmantino

Chronicon mundi. Lucas de Tuy

“Alfonso rey de León, por los tiempos en que estuvo en relación pacífica con su hijo, sometió por la fuerza a algunos rebeldes en los dominios de su reino. Con la ayuda que le prestaba su hijo Fernando, y tras reunir un ejército numeroso, emprendió una guerra contra los sarracenos, y arrasó a hierro y fuego cuanto había en torno a Cáceres; esto es, árboles, viñedos y sembrados. Y regresó a sus territorios. Él, gracias a una eficaz resolución, hizo reunir profesores muy expertos en la ciencia bíblica y estableció institucionalmente que en Salamanca tuviera lugar el Estudio”.

 

Con estas palabras, aunque en latín, se refiere Lucas de Tuy a la creación por parte de Alfonso IX de León de la Universidad de Salamanca. No es de extrañar que eligiera esta ciudad, según cuentan los historiadores, el monarca nunca perdió los vínculos afectivos con la ciudad que visitó de niño con su padre Fernando II.

El manuscrito “Chronicon mundi”, escrita hacia 1237 sobre pergamino, es la primera mención escrita sobre el origen del Estudio salmantino y forma parte de los grandes tesoros custodiados en la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca y, más en concreto en el llamado ‘Sancta Santorum’, una pequeña sala restaurada en 1774 dedicada hoy a albergar manuscritos e incunables, que contiene además el arca de la Universidad y los armarios del s. XVII decorados por Martín de Cervera.

1519382059_992576_1519382658_album_normal
Sala de manuscritos e incunables

Pero este manuscrito del que hoy hablamos, el “Chronicon mundi”, no sólo es la primera mención sobre el origen de la Universidad, sino que , dentro de las pocas copias que se conservan, la del manuscrito de Salamanca es la más antigua de las existentes, según destaca la directora de la Biblioteca, Margarita Becedas.

Y, aunque no es una obra que destaque por tener grandiosos dibujos y oro, es un manuscrito elegante que cuenta con dibujos de rasgueo y colores. “Es una copia elegante -añade Margarita Becedas-, probablemente escrito en algún lugar del Reino de León y posiblemente vinculado a San Isidoro, ya que Lucas de Tuy era por aquella época canónigo de la Catedral de León”.

El libro recoge, como indica su nombre, una crónica del mundo escrita en latín desde el principio de los tiempos hasta la toma de Córdoba en 1236. Este “Chronicon mundi”, en concreto, es un encargo de Doña Berenguela con el objetivo de mostrar la grandeza de su marido Alfonso IX de León y, especialmente de su heredero Fernando III “el Santo”. 

Chronicon Mundi
La Gaceta de Salamanca 10/02/2018 : Tesoros de la Biblioteca Histórica

Pero la obra no siempre ha estado en manos de la Universidad de Salamanca. Procedente del antiguo Colegio de San Bartolomé, cuando a finales del s. XVIII se cierra el colegio, fue a parar a la Biblioteca Real de Madrid. Allí estuvo hasta 1954 cuando la institución académica celebró su séptimo centenario y recuperó buena parte de los manuscritos que salieron dos siglos antes. 

Fruto de aquella época es su encuadernación en pasta española de piel marrón y con hojas de guarda en papel de aguas con un exlibris del rey. Oscar Lilao, jefe de Fondo Antiguo de la Biblioteca General Histórica, recuerda que sólo hay once copias medievales de este manuscrito y otras ocho del s. XVI al XVII. La de Salamanca es la más antigua, ya que existen otras copias del s. XIII pero ligeramente posteriores a la conservada en la Universidad. Se trata de una custodiada en la Colegiata de San Isidoro de León y otra en Madrid, en la Biblioteca Nacional, procedente de la Catedral de Toledo.

Son precisamente las copias más antiguas las que sirven para reconstruir el texto de las copias siguientes. Además, el “Chronicon mundi” de Lucas de Tuy es una de las más famosas escritas en latín, junto a las de Rodrigo Jiménez de Rada, ambos considerados los primeros historiadores medievales, de forma que son la fuente de la que se nutre Alfonso X “el Sabio” para hacer la primera historia en castellano.

 

Nebrija y el castellano.

Elio Antonio de Nebrija no necesita presentaciones, tampoco su Gramática castellana, la primera impresa de una lengua romance y, además, en los primeros tiempos de la introducción de la imprenta en Salamanca.

Elio Antonio de Nebrija no necesita presentaciones, tampoco su Gramática castellana, la primera impresa de una lengua romance y, además, en los primeros tiempos de la introducción de la imprenta en Salamanca.
Retrato de Nebrija en la edición de  Reglas de Orthographía

Sin embargo, en los siglos XV y XVI y hasta el XVIII se estudió a Nebrija por sus gramáticas latinas. Como consecuencia la Universidad de Salamanca cuenta con varios ejemplares de las gramáticas latinas pero no de la castellana. “No se estudiaba, así que nadie la necesitaba y por eso probablemente no se conserva”, explica Margarita Becedas, directora de la Biblioteca General Histórica. Nada que ver con sus estudios en latín, que tuvieron multitud de ediciones.

“El Antonio”: así es como fue conocida popularmente la gramática latina, lo que refleja la popularidad del texto pero también del autor.
Y es que Nebrija fue un adelantado a su tiempo. Consideraba que la filología podía iluminar a todas las demás ciencias, pues desde su punto de vista el conocimiento de la lengua era esencial. Con este argumento elaboró comentarios e incluyó vocabularios de términos especiales en grandes obras de diferentes disciplinas, sirva de ejemplo “El Dioscórides“.
Junto con la Gramática, es autor de otras importantes y pioneras obras sobre el castellano, como el Diccionario latino-español y las “Reglas de Orthographía” de 1517. Es decir, estudió todos los aspectos de la lengua tal y como haría dos siglos después y continúa haciendo la Real Academia Española  (RAE).

Con Nebrija empezó una tradición por el estudio de la lengua española que después continuaron otros importantes autores como Sebastián de Covarrubias, autor del primer diccionario monolingüe en una lengua vulgar que bebió de los conocimientos de Nebrija, “Tesoro  de la lengua castellana o española” (1611). En este caso no se trata de un profesor de la Universidad de Salamanca, aunque tenga vínculos con la ciudad y con la institución. Varios familiares eran de Salamanca y él también se formó en el Estudio. Además, el prólogo de la citada obra lleva la firma de un colegial del San Bartolomé.

El Tesoro  de la lengua castellana o española de Covarrubias era un estudio etimológico de las palabras que incluía curiosas definiciones de su origen como en el caso de Salamanca que, según el lexicógrafo de Toledo, venía de la palabra hebrea "Shalom" (paz) y también, desde el punto de vista griego, tiene vínculos con el mundo de la magia, lo que vincula el autor con la Cueva de Salamanca, aunque añade: "Yo creo que esto es leyenda".Pero lo cierto es que, aunque tiene forma de diccionario, el de Covarrubias era más bien un estudio etimológico de las palabras que incluía curiosas definiciones de su origen como en el caso de Salamanca que, según el lexicógrafo de Toledo, venía de la palabra hebrea “Shalom” (paz) y también, desde el punto de vista griego, tiene vínculos con el mundo de la magia, lo que vincula el autor con la Cueva de Salamanca, aunque añade: “Yo creo que esto es leyenda”.

El diccionario de Covarrubias dio paso en 1726-1739 al primer diccionario de la RAE, conocido como “de autoridades” porque todas las palabras iban ejemplificadas con citas de autores y obras españolas, lo que enriquecía el texto considerablemente. En este caso, la Biblioteca Histórica cuenta con más de un ejemplar.

Gramática
La Gaceta de Salamanca 16/06/2018 : Tesoros de la Biblioteca Histórica

IMAGO UNIVERSITATIS : La imagen de la Universidad de Salamanca

Imago Universitatis

Del 27 de noviembre al 3 de marzo de 2019
Sala de Exposiciones Hospedería Fonseca
Universidad de Salamanca

Horario: 
Martes a sábado de 12:00 a 14:00h y de 17:30 a 20:30h
Domingos y festivos de 10:00 a 14:00h
Lunes cerrado


A través de cuatro “ejes fundamentales”, el visitante puede ver en las salas desde el sello que desde finales de la Edad Media acompaña a la USAL y las distintas representaciones de la fachada en grabados o fotografías, hasta la utilización del vítor como “símbolo oficial”. También, la Universidad ha utilizado “como parte sustantiva” de su imagen el paso por su claustro de profesores tan reconocidos como Miguel de Unamuno y Fray Luis de León, entre otros, pero han sido ellos dos los más partícipes en este apartado de marca.

ACCEDER AL VIDEO

La  Universidad  de  Salamanca ha alcanzado  el  siglo  XXI después  de  una  larga vida, sobreviviendo a los inevitables cambios que a lo largo de sus ocho siglos de existencia se han producido, y que en algún momento pudieron haber entrañado su desaparición. Esa es la razón por la que una de sus señas de identidad más notable es la de haber llegado hasta nosotros sin que se pueda dudar de que la institución actual es la misma que la  que en el siglo XIII dio sus primeros pasos.

Tras la apertura de la muestra, el siguiente propósito es elaborar un catálogo con lo presente en la Hospedería Fonseca y, a partir del 3 de marzo -fecha de cierre de la exposición-, la posibilidad de que los interesados puedan realizar visitas virtuales de todos los documentos y de otras posibles incorporaciones a través de la red.