Digitalizar patrimonio documental en lugares difíciles

747

Butterworth, J., A. Pearson, et al. [e-Book] Remote Capture: Digitising Documentary Heritage in Challenging Locations, Open Book Publishers, 2018

Texto completo

Guía de lectura obligatoria si se tiene previsto emprender un proyecto académico de digitalización. Adaptado a las especificaciones de los proyectos EAP (Programa de Archivos en Peligro de Extinción) de la British Library, está lleno de consejos sólidos y prácticos sobre cómo planificar y llevar a cabo con éxito un proyecto de digitalización en condiciones potencialmente difíciles, desde establecer el alcance del proyecto, pasando por consideraciones prácticas sobre el equipo, las rutinas de trabajo, la dotación de personal y la negociación de políticas locales, hasta realizar copias de seguridad de los datos y completar con éxito el trabajo.

Este libro, repleto de consejos, sugerencias y experiencias de personas que han llevado a cabo proyectos en todo el mundo, desde América Latina hasta África y Asia, ofrece una muestra de los retos que puede encontrar y las mejores formas de encontrar soluciones. Será especialmente útil para aquellos para cualquiera que se pregunte cómo digitalizar un archivo.

Anuncios

Digitalización de monedas romanas

The Rutgers University Libraries han digitalizado 1.250 monedas de la antigua República Romana, algunas de las cuales datan del comienzo de la acuñación, y justo a tiempo para los Idus de marzo.

2018-03-14_20-01-20
Acceso al portal  Coins

La digitalización de monedas antiguas no es una versión retro de Bitcoin. A través de la colaboración de los estudios clásicos y mediante fotografías de resolución súper alta , el objetivo era poner a disposición de estudiosos y estudiantes vistas multiangulares de estas monedas, algunas de cobre, otras de bronce, plata u oro, todas ellas con fascinantes grabados, protegiendo al mismo tiempo los originales.

Cualquier persona con conexión a Internet puede ahora ampliar y desplazarse gratuitamente por entre las 1.250 monedas digitalizadas a través del portal  Coins (esta cifra se irá ampliando).

Los visitantes de la Biblioteca Alexander en la Rutgers University–New Brunswick  pueden ver varias de las monedas reales, junto con reproducciones de las nuevas imágenes digitales, en una exposición que se inaugura el 23 de marzo en el Scholarly Communication Center.

“Las Bibliotecas, el Departamento de Clásicos y la Escuela de Comunicación e Información colaboraron para que esto ocurriera”, dijo Ronald Jantz, de la Unidad de Servicios Compartidos al Usuario de las Bibliotecas de la Universidad de Rutgers, quien supervisó el proyecto de digitalización.

El grueso del trabajo fue realizado por Rick Hale, un estudiante de doctorado clásico de School of Graduate Studies, cuatro estudiantes de la escuela de biblioteconomía de SC&I, y varios empleados a tiempo parcial de la biblioteca. La digitalización, descripción de las monedas y su carga en el Repositorio Institucional de Rutgers (RUcore) duró unos cuatro años y requirió de mucha paciencia, habilidad, conocimiento de monedas antiguas, tecnología avanzada e improvisación.

 

 

La digitalización de la Biblioteca del Vaticano.

La digitalización de la Biblioteca del Vaticano

Hoy en día, la biblioteca que fundó el papa Nicolás V es mucho más amplia que la iniciada de su colección personal de 350 códices en 1448. Para acceder a ella hay que adentrarse en los muros del Vaticano y cruzar el patio del Beldevere, no accesible a los turistas. Allí, entre las paredes del Palacio Apostólico, se encuentran más de 1.600.000 libros, entre los que hay 8.300 incunables, 150.000 manuscritos, 100.000 documentos impresos y unas 300.000 monedas y medallas. La inmensa colección, que se fue almacenando en diversos salones del Vaticano, se hospeda ahora en este edificio para su tratado, consulta y digitalización. “Los manuscritos que conservamos aquí no son nuestros, son producto de la humanidad y hay que ponerlos a disposición de esa misma humanidad”, dice el viceprefecto de la Biblioteca, Ambrogio M. Piazzoni.

Algunos de los libros más preciosos de la colección, como el Códex Vaticano, uno de los manuscritos en pergamino más antiguos que se conservan de la Biblia y que data del siglo V, un manuscrito de las obras de Virgilio, el Tratado de astrología de Alfonso X el Sabio y el libro de pintura de Leonardo Da Vinci, que fue copiado en la primera parte del siglo XVI y otros materiales como medallas, monedas, grabados, fotografías antiguas hasta libros modernos, se encuentran digitalizados utilizando el formato FITS, un sistema de almacenaje creado por la NASA en 1981 y se pueden consultar desde cualquier parte del mundo. ACCESO A LA BIBLIOTECA

Si la preservación de los documentos debía ser duradera en el tiempo, preferían no confiar en formatos como .jpg o .pdf porque tienen licencia de autor y no son tan estables por sus numerosas actualizaciones. En el laboratorio de digitalización y fotografía, contiguo al de restauración, cerca de una veintena de expertos fotografían y escanean incunables y libros de todas las lenguas y materias. Antes, los documentos han pasado por el ojo clínico del taller de restauración, de donde proceden las instrucciones para la digitalización: pasar la página por el ángulo superior, tener cuidado con las fisuras o no abrir los volúmenes más de treinta grados en algunos ejemplares.

vatican-400AD_2858816c
Poesía de Virgilio e ilustración de una dama esperando a sus marineros. Códice romano del 400 d. C.

El proyecto, que necesitará todavía unos 15 años para completarse, cuenta con la colaboración de la fundación Digita Vaticana, una organización nacida en 2012 para recaudar fondos. Para su directora, la española Maite Bulgari, el objetivo no es más que el de salvaguardar el patrimonio, pero sobre todo avanzar en la investigación de los textos. “Con la digitalización habrá más descubrimientos. Para los estudiosos será más fácil comparar diferentes manuscritos al disponer de herramientas de búsqueda avanzada por palabras clave, algo los antiguos manuales no permiten”.

Resultado de imagen de biblioteca del vaticano digitalizacion
Sandro Botticelli, Divina Comedia, Inferno, fin. s. XV

 

 

Manuscritos digitalizados en la British Library

Uno de los recursos electrónicos más valiosos de la British Library es la web de Manuscritos digitalizados, en constante crecimiento . Cuenta con copias digitales completas y descripciones de miles de manuscritos en la colección de la BL, incluidos casi 2.000 elementos seleccionados por la Sección de manuscritos antiguos, medievales y de principios de la Edad Moderna.

Ahora, la British Library comparte con el resto del mundo una lista manuscritos digitalizados incluyendo el hipervínculo para su consulta, actualizada a enero de 2018. (Lista en PDF).

Image 1_cotton_ms_claudius_d_vi!1_f012v
Matthew Paris, Map of Britain, England (St Albans), 1255–1259: Cotton MS Claudius D VI/1, f. 12v

La lista refleja la amplia gama de materiales disponibles en línea a través de los recientes proyectos de digitalización en curso de la BL, incluidos manuscritos griegos y papiros, manuscritos anteriores a 1200 de Inglaterra y Francia (gracias a la financiación de la Fundación Polonsky) y manuscritos iluminados en francés y otros idiomas vernáculos europeos.

Muchas imágenes de los manuscritos también se pueden descargar del Catalogue of Illuminated Manuscripts , donde se puede buscar por palabras clave, fecha, idiomas, etc. Recomendamos también echar un vistazo a las páginas de Collection Items , con el  cuaderno de dibujos científicos de Leonardo da Vinci y la única copia del épico poema inglés Beowulf.

Image 4_add_ms_35321_f180r
Boccaccio hablando con la dama Fortuna y batalla en unaciudad amurallada de Des cas des nobles homes et femmes de Boccaccio. 3rd quarter of the 15th century: Add MS 35321, f. 180r

 

Image 2_lansdowne_ms_420_f008r
Imagen que representa el Viaje de los Magos y  Los Magos ante Herodes, England (London), 1220s: Lansdowne MS 420, f. 8r

Para saber cómo aprovechar al máximo los manuscritos digitalizados, se puede consultar este  blogpost.

 

La Biblioteca Nacional de Noruega digitaliza sus fondos y los pone gratis en línea.

Los trabajos de digitalización de museos y bibliotecas son tareas titánicas que buscan garantizar la preservación de la historia de la humanidad y todos los conocimientos que hemos adquirido a lo largo de los años. La clave está en poner todo este material al alcance del público, y si es gratis, mucho mejor.

La imagen puede contener: planta, árbol y exterior

La Biblioteca Nacional de Noruega ha terminado con su primera etapa de digitalización que consistió en el escaneo de aproximadamente 250.000 libros noruegos, es decir, casi todos los libros publicados antes del año 2000 en aquel país, disponibles en línea de forma gratuita casi para cualquier persona, ya que hay algunas restricciones: Para aquellos usuarios con IP en Noruega, ya que el resto del mundo sólo podrá acceder a una parte del acervo, que contempla sobre todo, aquellos que no tienen derechos de distribución internacional.

La buena noticia es que la biblioteca ha puesto a disposición de aquellos que no estamos en Noruega, un formulario para solicitar acceso sobre todo a los libros, el cual está disponible principalmente para propósitos de investigación, educación y traducción profesional, pero cualquier persona puede enviar dicho formulario. Una vez que se nos dé la autorización, tendremos acceso al contenido durante un periodo de seis meses con posibilidad de solicitar una extensión.

Un proceso titánico

Este proyecto, que arrancó en 2006, consiste en varias líneas de producción que se encargan de digitalizar diferentes tipos de materiales. Aquí se usan desde escáneres de hojas, de documentos y automáticos, los cuales se encargan de capturar desde los libros hasta periódicos, revistas y fotografías. De igual forma se cuenta con equipo para digitalizar películas, vídeos y clips de audio.

Una vez que se tienen los archivos digitales, estos pasan por un proceso de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) donde se “traducen” las imágenes para convertirlas en texto, y que también sirve para reconocer qué partes son encabezados o las diferentes secciones que integran un documento.

Finalmente cuando todo está listo, lo último es clasificar el material para añadirlo a la base de datos y esté disponible para los usuarios, incluso hay algunos que se podrán descargar. Los libros están disponibles en PDF, mientras que las fotografías y documentos históricos se encuentran en JPEG2000 o TIFF. Por otro lado, los archivos de audio están en WAV y los vídeos en MPEG4 H264.

Derechos de autor

La biblioteca pagará a los escritores y editores de las obras que no estén en dominio público una cantidad en concepto de derechos de autor. Este pago se hará efectivo a través de Kopinor, que agrupa a las principales organizaciones de autores y editores de ese país. En concreto, la biblioteca pagaba cuando empezó la digitalización unos 5 céntimos de euro por cada página que cuelgue en la red, aunque el precio ha ido bajando y bajará aún más cuando la cifra de digitalización llegue a los 250.000 libros. Después de la recaudación, será Kopinor quien se encargue de repartir el dinero entre sus socios.

Cada obra que se digitaliza y se “cuelga” en Internet se hace con la licencia de Kopinor, a través de la cual la Biblioteca obtiene la autorización previa de los titulares de derechos y por la que los autores y editores reciben una remuneración por esta explotación de sus obras.

En cualquier caso, y pese al acuerdo, sí ha habido editores y autores noruegos que se han declarado en oposición a esta iniciativa. En tales casos, la Biblioteca Nacional Noruega ha tenido que retirar sus volúmenes del listado original a digitalizar, unos 3.500 libros

Dan Brown realiza una donación para digitalizar textos antiguos.

El autor del código Da Vinci Dan Brown acaba de donar 300.000 euros a la Biblioteca Ritman para digitalizar  textos anteriores a 1900 sobre alquimia, astrología, magia y teosofía. Dan Brown donó el dinero a la biblioteca porque fue donde hizo una investigación exhaustiva mientras escribía sus novelas “El símbolo perdido” e “Infierno” y se dio cuenta de la necesidad que existía de dar a conocer estas obras al resto del mundo.

Entre las obras cabe destacar:  el Corpus Hermeticum (1472),  obra fuente de la sabiduría hermética ; el Spaccio de la bestia trionfante (1584) de Giordano Bruno; y la primera versión impresa del Arbol de la vida (1516): Una representación gráfica del Sefirot, las 10 virtudes de Dios según la Kabbalah. Un texto particularmente importante que se digitalizará es la primera traducción al inglés de las obras de Jakob Böhme, un místico alemán del siglo XVII.

Esther Ritman, directora de la biblioteca, afirma que “cuando muestro este libro en la biblioteca, es como viajar por un mundo nuevo. Una vez que el trabajo esté disponible en línea, podemos llevar a todos a lo largo del viaje de este libro digitalmente“.

Llevará algún tiempo digitalizar el catálogo, pero hay una guía de 44 páginas en acceso libre sobre la colección (AQUI), y un vídeo muy interesante sobre cómo los libros serán transportados, digitalizados y compartidos.

Biblioteca Nacional de Cuba digitaliza su patrimonio cultural-musical

La Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, trabaja por primera vez en la digitalización de su patrimonio cultural-musical.

El rescate de los fondos audiovisuales tiene como principal objetivo garantizar la conservación, restauración y preservación de los materiales sonoros de la sala de música Alberto Muguercia y Algerier León, según informó Juan Carlos Val Pino, especialista de Servicios Públicos de esa institución:

“Comenzamos el trabajo con lo más significativo de la discografía cubana existente antes del triunfo de la Revolución y con autores como Ernesto Lecuona, Eduardo Sánchez de Fuentes y Alejandro García Caturla”, explicó.

Para la realización del proyecto, Val Pino, su principal representante, recorrió en octubre de 2016 las bibliotecas Richelieu-Louvois y François-Mitterrand, ambas en Francia, donde se realiza un proceso similar desde hace algunos años. De acuerdo con el especialista, para la digitalización en marcha en la institución cubana fueron donados 17 equipos por la Biblioteca Nacional de Francia, los cuales arribaron a este país en junio del año pasado.

El tiempo que se dedica para digitalizar un disco depende de su estado físico y sus condiciones sonoras, y por lo general, llego a trabajar con cinco discos en un día, comentó Val Pino. Tania Barceló Suárez, bibliotecóloga especialista de la Mediateca, expresó que este proceso es de vital importancia porque permite a los usuarios acceder a la música desde modernos formatos, sin exponer los discos antiguos y deteriorados por el decursar del tiempo.

La sala de música de la biblioteca brinda actualmente al público servicio de audiciones y ofrece partituras y libros, estos últimos en formato impreso.