El Códice más antiguo de la Universidad de Salamanca.

Hasta ahora se ha sostenido que el códice más antiguo de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca es el conocido como Liber canticorum et horarum o también como Libro de horas de Doña Urraca, terminado en el año 1059. Ciertamente se trata del códice datado más antiguo, pero no del códice más antiguo de la Universidad cuyo honor corresponde a un manuscrito griego, el Salmanticensis 2722: Catena in Esaiam prophetam [Griego], entre 950 y 975.

Catena in Esaiam prophetam [Griego]. 950. Bizancio. BG/Ms. 2722

En el siguiente artículo la profesora Teresa Martínez Manzano, autora del libro Historia del fondo manuscrito griego de la Universidad de Salamanca recientemente referenciado en nuestro blog, hace un estudio de este códice transcrito en el tercer cuarto del s. X.

Martínez Manzano, T. (2022). El Códice más antiguo de la Universidad de Salamanca. Helmantica73(207), 115–134.  ACCEDER AL PDF

Codex Climaci Rescriptus : una auténtica escalera al cielo.

Por Diego Corral Varela
Dpto. Lengua Española
Universidad de Salamanca

El Codex Climaci Rescriptus es un documento fascinante que, al parecer, todavía guardaba algunas sorpresas. Las primeras noticias que se tienen de él se deben a Agnes Smith Lewis, un nombre que, junto al de su gemela, Margaret Dunlop Gibson, es justamente célebre en los estudios bíblicos por su trabajo con los manuscritos ―especialmente los siriacos― del Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí.
Según el relato de la propia Agnes en la publicación de las primeras hojas que adquirió, un vendedor se lo ofreció en El Cairo durante la primavera de 1895. Con posterioridad, compró otras dos partes en 1905 y 1906, percatándose de que aquellas primeras hojas de 1895 eran las que faltaban entre las nuevas adquisiciones. Reunido todo ello, Agnes Smith Lewis publicó el conjunto en 1909. Tiempo después fueron halladas algunas hojas más en la colección de Mignana y entre los famosos ‘New finds’ de Santa Catalina del Monte Sinaí, confirmando su ya sospechada precedencia. Por desgracia, en 2010 la sección del codex que perteneció a las hermanas engrosó la tristemente célebre Green collection y en la actualidad es exhibido en el cuestionable Museum of the Bible, que tan pocas alegrías ha traído.

El Codex es un palimpsesto en el que el texto superior corresponde mayoritariamente a una traducción siriaca de la Κλίμαξ θείας ανόδου (‘Escalera del divino ascenso’ o Scala Paradisi en su tradición latina) de Juan Clímaco, que a su vez fue abad del Monasterio de Santa Catalina del Sinaí en el siglo VII; esto motivó el nombre dado por Agnes Smith Lewis. Sin embargo, el mayor interés, como es habitual con los palimpsestos, se encuentra en los textos subyacentes. El Codex Climaci Rescriptus preserva lo que hasta el momento es el segundo corpus más largo en arameo cristiano palestinense, una lengua aramea occidental usada principalmente por los melquitas, y consiste en un leccionario con pasajes del Antiguo y del Nuevo Testamento, así como una versión de la Dormición de la Virgen.

Bajo la escritura estrangela del siriaco subyace la característica escritura del arameo cristiano palestinense, mucho más cuadrada.

El uso geográficamente restringido del arameo cristiano palestinense apunta a que el códice, en origen, debió de producirse en el entorno de Jerusalén alrededor de los siglos V y VI. Pero el arameo no es la única lengua que subyace en el palimpsesto. Desde el principio se había detectado texto griego en uncial correspondiente a los Evangelios en una versión que se alinea con el llamado habitualmente “tipo bizantino”, la tradición textual mayoritaria del Nuevo Testamento.
Ahora, sin embargo, el Codex Climaci Rescriptus podría haber transmitido un extracto en griego de mucha mayor relevancia. En 2012, Jamie Klair, entonces estudiante de la Universidad de Cambridge, advirtió la existencia de un texto oculto griego de carácter astronómico. En octubre de 2022 se ha dado a conocer a través del Journal for the History of Astronomy que podría tratarse de una nueva evidencia del perdido “Catálogo de estrellas” de Hiparco de Nicea, un astrónomo del siglo II a.e.c. La única obra conservada de este autor es un comentario a los Φαινόμενα de Arato que la Biblioteca General Histórica conserva en edición bilingüe grecolatina de Denis Petau (1583-1652).

La influencia y pervivencia del “catálogo de estrellas” de Hiparco sigue siendo un tema abierto a la discusión, especialmente en relación con la Sintaxis de Ptolomeo. Partes de la obra de Hiparco acabarían incluidas en el conocido como Aratus Latinus, una versión medieval que no solo traducía un codex griego con el poema de Arato sino otros textos relacionados. Pues bien, este nuevo fragmento hallado en el Codex Climaci Rescriptus correspondería a uno de esos otros textos hiparqueos, lo que permitiría pensar que los códices borrados para formar el Codex Climaci incluirían no solo el leccionario arameo y el griego, sino también otro con la obra de Arato y sus adendas.

Detalle de La escuela de Atenas en la que aparecen Hiparco (con el mapa celeste) y Ptolomeo (de espaldas). La identidad de Hiparco es discutida y se ha sugerido que pudiera ser Estrabón, lo que no tiene mucho sentido al ser su obra estrictamente geográfica, o Zaratustra (¡?).

De momento, el artículo en el Journal for the History of Astronomy es lo único publicado, pero en él se anuncia que un estudio filológico más profundo aparecerá este año en The Classical Quarterly. Este nuevo hallazgo convierte el Codex Climaci Rescriptus en una auténtica escalera al cielo.

El manuscrito árabe en la España medieval y moderna.

Le livre manuscrit arabe dans l’Espagne médiévale et moderne: édition de textes aljamiados. 2022-2023

14 noviembre 2022 – 20 marzo 2023
Todos los lunes, de 10 h. a 12 h.
Información e inscripciones: nuria.decastilla@ephe.psl.eu

Seminario sobre el libro manuscrito árabe en la España medieval y moderna, donde tendremos la oportunidad de aprender a leer y editar textos aljamiados.

Códices coloniales en la BUAP.

La Biblioteca Histórica José María Lafragua de la BUAP (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla) presenta en Google Arts&Culture los dos códices coloniales del siglo XVI que guarda entre sus fondos: el Sierra-Texupan y el Yanhuitlán.

Sierra-Texupan, elaborado entre 1550 y 1564
Yanhuitlán, cercano a 1550

ACCEDER A GOOGLE ARTS&CULTURE

Ambos fueron producidos en la región de la Mixteca Alta de Oaxaca, los mismos que formaron parte de la colección de documentos de la Academia de Bellas Artes de Puebla. Tanto su biblioteca como sus documentos y colección de grabados pasaron a la Universidad de Puebla en el siglo XX.
Tras la conquista, se produjeron otra gran cantidad de documentos en los que se incorporó como soporte el papel europeo y en un formato distinto (en forma de libro) que desplazó las tiras plegadas a manera de biombo. Se agregaron glosas con caracteres latinos, escritas en castellano o en alguna otra lengua indígena. Se agregaron imágenes a la manera europea, produciendo así lo que se conoce como códices mixtos. Tal es el caso de los dos códices que conserva esta biblioteca.

En esta presentación de ambas obras podremos observar algunos detalles acompañados con su pertinente explicación para entender mejor el significado de las imágenes.

El Códice Sierra-Texupan.

Libro de contabilidad a la manera europea, que registra los ingresos y egresos del pueblo de Santa Catalina Texupan, en la Mixteca Alta del estado de Oaxaca, entre los años de 1550 y 1564. El registro se realizó asentando todo aquello que se hubiera vendido de su producción, así como sus ingresos para cubrir el pago de los impuestos, el tributo para la administración real, y el diezmo para el mantenimiento del clero como también para registrar los numerosos gastos que se hicieron para construir un nuevo pueblo a la manera de los españoles: los gastos relativos al edificio del Cabildo, la edificación de la iglesia y mantenimiento del cura que la atendía, así como el aprovisionamiento de los objetos de culto, y los gastos especiales en las celebraciones cristianas. Fue elaborado por indígenas que hablaban náhuatl y que conocían el mixteco y los glifos de la escritura de ambas lenguas, y que recientemente habían aprendido el español.

El Códice Yanhuitlán.

Fue realizado hacia la quinta década del siglo XVI, y en él se registraron eventos históricos y económicos ocurridos entre 1521 y 1544. De acuerdo a Manuel Hermann Lejarazu y Sebastián Van Doesburg, se observan en el documento cargas tributarias impuestas a los indígenas, así como servicios y trabajos obligados a realizar, ya sea para los frailes, los encomenderos o para los propios caciques. La falta de colorido aleja al códice de la tradición prehispánica de los códices mixtecos y lo acerca a la pintura conventual del siglo XVI novohispano.

El marqués de Santillana. Imágenes y letras.

El marqués de Santillana. Imágenes y letras. Exposición del 5 de octubre de 2022 al 8 de enero de 2023

Entrada gratuita y libre hasta completar aforo. Se recomienda reserva de entradas. Visitas para grupos con guía propio o visita de grupos con guía de la BNE: del 8 de noviembre al 22 de diciembre. Martes y jueves a las 11h.

Horario

De lunes a viernes, de 09:30 a 20:00 h.
Sábados, de 9:30 a 14:00 h.
Domingos y festivos cerrado.

Calendario de horarios especiales y días de cierre

Lugar

Antesala del Salón de Lectura María Moliner

Aforo: 15 personas. Reservas visitas individuales: 10

FUENTE: BNE Agenda de eventos y actividades

Esta exposición será complementaria y paralela a la que con el mismo título se inaugurará en el Museo del Prado en torno al Retablo de los Gozos de Santa María de Jorge Inglés.

Don Íñigo López de Mendoza (Carrión de los Condes, Palencia, 1398 – Guadalajara, 1458) representa el paradigma de noble castellano poderoso y culto, a caballo entre la Edad Media y el Renacimiento. Sus dos grandes pasiones fueron las armas y las letras, tal y como él mismo dejó escrito en sus Proverbios: “La sçiençia non embota el fierro de la lança ni faze floxa la espada en la mano del caballero”.

Involucrado a fondo en la compleja política de la primera mitad del siglo XV, participó en numerosas batallas, algunas de las cuales le valieron el reconocimiento del rey Juan II de Castilla, que le concedió en 1445 el marquesado de Santillana, además de otros muchos señoríos. Pero su activa vida política y militar no le impidió dedicarse también con gran aprovechamiento la lectura y a la escritura.

Al igual que otros grandes de su época, como Enrique de Villena, el conde de Haro, el conde de Benavente y el propio rey Juan II, quiso rodearse de buenos y bellos libros (todos ellos manuscritos, ya que murió antes de que se difundieran los primeros productos de la imprenta). La bibliofilia de los nobles, relativamente infrecuente en una época en la que los libros eran todavía patrimonio casi exclusivo de los eclesiásticos, se empezaba a considerar un signo de riqueza, distinción y modernidad, y otorgaba un prestigio especial a quienes la practicaban. Con este ánimo, nuestro personaje fue formando en su palacio de Guadalajara la que llegaría a ser la biblioteca peninsular seglar más rica de la época, según testimonios de sus contemporáneos.

Para ello se relacionó con una pléyade de escritores y eruditos que ejercieron como prescriptores de las obras a comprar. Frecuentaban su círculo notables literatos como Enrique de Villena, Juan de Mena, su tío Fernán Pérez de Guzmán, o su sobrino Gómez Manrique. Y también mantuvo estrecho contacto con personajes castellanos que por sus estancias en Italia tuvieron el privilegio de conocer directamente a humanistas de primera fila. Es el caso del obispo de Burgos Alonso de Cartagena, del mecenas y bibliófilo cordobés Nuño de Guzmán, y de su pariente y amigo Íñigo (o Enyego) López Dávalos, camarlengo del duque de Milán y de Alfonso el Magnánimo.

De esta forma, el Marqués consiguió hacerse con lo más selecto y avanzado del saber de la época. Junto a obras procedentes del ámbito hispano (tanto en castellano como en aragonés y en catalán) representativas del pensamiento religioso, la literatura y la historia bajomedieval, atesoró otras francesas y sobre todo numerosos frutos de la actividad humanística llegados de Italia: clásicos griegos y latinos, y modernos autores italianos. Pero, siguiendo la línea del llamado “humanismo vernáculo” en el que se movían los nobles castellanos, el Marqués prefería leerlos en su lengua: no se manejaba con soltura en latín y aunque conocía bien el italiano, el catalán y el francés, le gustaba en cualquier caso contar con buenas traducciones al castellano.

Por ello, además de adquirir copias ya existentes y encargar otras al librero y humanista florentino Vespasiano da Bisticci, don Íñigo quiso disponer de un scriptorium propio en el que mandó traducir, copiar e iluminar especialmente para él las obras que más le interesaban. En esas tareas participaron diferentes letrados adscritos a su casa, muchos de ellos judeoconversos. Además, para decorar sus manuscritos contó con artistas de la escuela del maestro Jorge Inglés, introductor del arte flamenco en Castilla.

Don Íñigo dedicaba muchas horas a la lectura de estos libros, que le proporcionaron un sólido bagaje cultural a la hora de escribir sus propias obras, en verso y en prosa. El Marqués, gracias al poso que le dejaron estas lecturas – sobre todo las de los clásicos y las de los humanistas italianos – consiguió forjar una obra literaria que está considerada, junto con las de Juan de Mena y Jorge Manrique, como una de las cumbres del prerrenacimiento castellano.

No sabemos cuántos ejemplares llegó a poseer, pues desgraciadamente en su testamento ordenó que todos ellos fueran vendidos para saldar deudas y para obras piadosas, excepto 100 o 120 que deberían escoger sus herederos. Pero los libros que han sobrevivido son indudablemente un tesoro, tanto por los textos como por la iluminación. La mayoría están ornamentados con iniciales decoradas y bellas orlas en las que aparece su escudo de armas y las divisas “Ave María” y “Dios e vos”, y algunos de ellos están encuadernados en cordobán de gran calidad con decoración mudéjar y los yelmos de su emblema.

En esta muestra se exhibirán once de los manuscritos más notables de su biblioteca, algunos de ellos cerrados, para poder contemplar sus encuadernaciones. La tradición hispana estará representada por obras como la del sabio judeoespañol Maimónides, la Grande e General Estoria de Alfonso X el Sabio, la Historia Gothica de Rodrigo Jiménez de Rada, “el Toledano”, la tercera parte de la Crónica de España encargada por el aragonés Fernández de Heredia, o la Natura angélica del franciscano catalán Eiximenis, que llegó a ser casi un “best-seller” de la época. Se podrá ver asimismo una obra francesa también muy difundida por la Europa meridional, el Arbre des batailles de Honoré Bovet. Y del humanismo y el arte italiano darán cuenta tres preciosos códices florentinos: dos obras de Petrarca y Boccaccio, y la traducción al toscano de las obras de Cicerón.

Finalmente expondremos también tres obras literarias del Marqués en copias del siglo XV que, aunque no proceden propiamente de su biblioteca, consideramos que pueden dar una idea de otros ejemplares hoy perdidos que sí formarían parte de la misma: el Diálogo de Bías contra Fortuna, el llamado Cancionero de Barrantes, que contiene 12 composiciones de su autoría y el dezir narrativo El infierno de amor que se halla dentro del bellísimo códice del Cancionero de Stúñiga.

Drôlerie: el mundo animado en los marginalia de los libros iluminados.

Aristóteles. Física. Tratados breves de historia natural. Metafísica. s. XIV (Ms. 2256) en la Biblioteca Histórica USAL

En los márgenes miniados de los libros y documentos aparecen una serie de elementos completando la iluminación del folio; los llamados Drôlerie son elementos decorativos de gran vivacidad y naturalismo, que pueden tener o no una relación con la historia principal de la página, han sido considerados tradicionalmente como iluminación marginal. Es su ubicación en el folio lo que le confiere ese carácter. Según esto es marginal toda miniatura que se desarrolle en el espacio periférico que envuelve la caja de escritura sea cual sea su significado.

La temática principal de las dolerías son escenas cotidianas tratadas desde un punto de vista humorístico y satírico. La caza, el juego, la música y los lances amorosos son probablemente los motivos principales, aunque sus protagonistas son muchas veces animales.

Salterio Gorleston, Londres, BL, Add. Ms.49622, fols. 67v y 61r.

LIBRO RECOMENDADO

Bovey, Alixe. Monstruos y grutescos en los manuscritos medievales. Madrid: Turner, 2006. ISBN: 9788475067742.

Las criaturas monstruosas que embellecen las páginas de los manuscritos medievales descienden de un extenso linaje. Desde sus orígenes en la Antigüedad clásica, la Biblia, los textos científicos y el folclore viajaron a través de siglos y civilizaciones para encontrar su más viva expresión en la religión, la literatura y el arte medievales. Es fácil olvidar que estas criaturas no son meramente decorativas y que a veces poseen importantes significados simbólicos. Grifos y sátiros, dragones y demonios, unicornios, serpientes y muchas otras criaturas expresan de forma sugerente y reveladora el pensamiento, la moralidad y el humor del medievo.

Monstruos y Grutescos en los Manuscritos Medievales describe el rico y variado simbolismo de los monstruos tal y como se representan en una amplia gama de manuscritos de las colecciones de la British Library, y nos ofrece una nueva percepción de la imaginación medieval.

LECTURA RECOMENDADA

Rosario Marchena Hidalgo. El mundo animado en la marginalia de los libros iluminados. EN: LABORATORIO DE ARTE 27 (2015), pp. 61-85, ISSN 1130-5762. ACCEDER AL ARTÍCULO COMPLETO

El Fuero de Brihuega, un códex del siglo XIII que se daba por perdido desde 1938.

La Guardia Civil ha recuperado el Fuero de Brihuega (Guadalajara), que se daba por perdido desde finales de 1938. Se trata de un documento de incalculable valor, que se encuentra en buen estado de conservación teniendo en cuenta que pudo haber sido elaborado en el año 1242, cuando el Arzobispo de Toledo, Rodrigo Ximénez de Rada, concedió el fuero a la villa de Brihuega.

El códice, que consta de más de 70 páginas, está escrito en pergamino, resguardado por dos gruesas tablas de nogal, unidas por su borde inferior al fuero con cuatro fuertes tiras de badana. Contiene la firma del arzobispo, así como la de otras autoridades eclesiásticas que lo suscribieron con posterioridad.

En la recuperación del fuero ha colaborado la casa de subastas Soler y Llach en Barcelona, que al ser consultados por el poseedor actual sobre cómo proceder a su entrega, facilitó que éste mantuviera contacto con la Sección de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. El poseedor actual hizo entrega del fuero para que la Guardia Civil se hiciera cargo del mismo, y que este documento regresara a la villa de Brihuega, cumpliendo así el deseo de su difunto padre, que fue quien pudo evitar su destrucción junto a otros muchos libros que se estaban quemando, cuando la Unidad militar de la que formaba parte tomó la localidad a finales de 1938.

Con cierta frecuencia, los poseedores de bienes culturales que tienen bajo su custodia piezas de las que no puedan acreditar su lícita procedencia, confían en la Guardia Civil para que sea ésta la que canalice su retorno a la Administración competente, de forma que se garantice su disfrute por todos los ciudadanos.  

Este documento, ahora recuperado, se reconoce gracias al trabajo realizado por el catedrático de Arqueología, Juan Catalina García, quien pudo estudiarlo antes de su desaparición, y publicar un libro en el que lo describía por completo. [VER AQUI]

«El códice, -nos dice el Sr. Catalina García,- en que está escrito el Fuero y las tres confirmaciones del mismo, consta de dos hojas blancas al principio, 70 de texto del Fuero, acabando en la última las subscriciones, y empezando á la vuelta de ella la carta del arzobispo D. Sancho. En otra más, va en su verso la carta de D. Gonzalo, y en el reverso la del otro D. Gonzalo, terminando el códice con una hoja blanca, y sumando 74 en total.

El pergamino en que está escrito con hermosísima tinta negra, que conserva toda la intensidad de su color, es blanco, fuerte y lastroso; la I con que empieza el texto es de colores, y en el centro dorada; formando otros adornos cierto entralazado muy propio de las miniaturas de aquella época. Los epígrafes de las disposiciones están trazados con tinta roja, y sus letras iniciales son de adorno y hechas de rojo y azul. Una sencilla orla de trazos de ambos colores abraza tres de los lados de la primera página.

La letra es grande, escrita por mano hábil y del carácter que los paleógrafos llaman francés. Las dimensiones de las páginas son de 23 centímetros de alto por 20 de ancho; las de la caja de lo escrito de 17 de alto por 12 ó 13 de ancho, porque hay renglones salientes. La margen inferior es más ancha.

El códice está resguardado por dos gruesas tablas de nogal,   —125→   unidas por su borde inferior al fuero con cuatro fuertes tiras de badana. Las tablas son muy antiguas, porque la segunda ofrece la particularidad de llevar escritas en su cara interior, y en letra de fines del siglo XIII ó principios del XIV estas líneas:

Al Rey mi señor por don Sanch fys ques del muy alto et muy noble rey don Alfon.

Al Rey mi señor por don Sancho.

Y en otra dirección esta escritura:

VIIJ sellos arçobispales.

uno rreal, testis pero dias

Pero Gomes5.

La margen inferior de todas las hojas tiene una tosca cortadura que casi llega hasta el borde interior. Es de presumir que se hizo para colgar los sellos que el fuero tuvo, como lo prueban los agujeros que traspasan todas las hojas en esta parte inferior, casi separadas de ellas en la forma dicha. De esos agujeros cuatro están taladrados con instrumento circular, los otros son más pequeños y menos regulares».

Practicum en la Biblioteca Histórica: estudio y análisis de dos manuscritos.

Los planes de estudio de diferentes másteres de la Universidad de Salamanca ofertan a sus alumnos un Practicum en centros afines y colaboradores. Entre ellos se encuentra la Biblioteca General Histórica donde, al finalizar las horas correspondientes al Prácticum, pedimos a los estudiantes de Máster que hagan una pequeña entrada para nuestro blog de aquello en lo que han investigado y así poder difundir su trabajo.

Andrés Mánguez Tomás, uno de los alumnos del Máster de Estudios Avanzados e Investigación en Historia, nos envía este resumen del trabajo desarrollado con dos manuscritos de nuestro fondo. Gracias Andrés, por tu trabajo y colaboración.


PRACTICUM DEL MÁSTER DE ESTUDIOS AVANZADOS E INVESTIGACIÓN EN HISTORIA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA, 2022

Andrés Mánguez Tomás

(Ms. 2610, ff. 174-183): Archiepiscoporum Tarraconensium nomina. Siglo XVI.

(Ms. 1581): Breve descripción de Tarragona y otros apuntes desde los tiempos más remotos hasta nuestros días, de Francisco Torné. Siglo XIX.

Dentro de los planes de estudio del Máster de Estudios Avanzados e investigación en Historia de la Universidad de Salamanca se oferta la posibilidad de realizar un Practicum en centros afines y colaboradores. Entre ellos, destaca la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, lugar donde he realizado el Prácticum por un tiempo de 50 horas. Mi experiencia en la Biblioteca ha consistido en el estudio y análisis de dos manuscritos, el Ms. 2610 y el Ms.1581. Estas labores han fomentado la capacidad crítica y el trabajo autónomo que tenía ya que, si bien en todo momento contábamos con la ayuda de los especialistas de la Biblioteca, el trabajo final debía ser propio y personal.

Archiepiscoporum Tarraconensium nomina (Ms. 2610)

Esta labor de investigación y profundización sobre ambos manuscritos ha suscitado interrogantes que al final del Practicum hemos podido responder. En lo concerniente al Ms. 2610, éste estaba calificado en la base de datos de la Biblioteca como «Papeles varios de Historia general y eclesiástica». Nuestra labor consistió en analizar sus folios finales, el Archiepiscoporum Tarraconensium nomina (174-183r), documento que aparecía sin autor ni fecha. Sin embargo, tras un trabajo de investigación y comparación con otras obras y documentos, pudimos acotar la fecha de redacción de esta lista episcopal a los años 1591-1597 y postular la autoría al arzobispo de Tarragona Juan Teres (1587-1603). Estas afirmaciones se deben a que el Ms. 2610 es una copia de la obra del predecesor en el asiento episcopal de Teres, Antonio Agustín (1577-1586). La hipótesis se debe a que mientras que en la obra de Antonio Agustín no aparece la fecha de su propia muerte – algo lógico – en el Ms. 2610 sí que aparece, además de que los dos documentos son prácticamente idénticos.

Torné y Domingo, Francisco. Breve descripción de Tarragona y otros apuntes desde los tiempos más remotos hasta nuestros días, 1857 (Ms. 1581)

Respecto al Ms. 1581, sí que aparecía claro que su autor era Francisco Torné y Domingo (1820-1880) y la fecha y lugar de redacción había sido Reus en 1857. No obstante, lo llamativo de este manuscrito era que faltaban los folios iniciales y que en su lomo aparece «Tomo 2». Si a ello añadimos que el Ms. 1581 acaba con el título Breve descripción de Tarragona y otros apuntes desde los tiempos más remotos hasta nuestros días, pero que, sin embargo, comienza en el año 1787, invita a pensar en la existencia de un tomo 1 desconocido. Asimismo, consultando en diccionarios y bibliografía especializada sobre este autor, no se alude en ningún momento a que redactara una historia de Tarragona, por lo que podemos aventurar que el Ms. 1581 no ha sido documentado en otras bibliotecas. De igual modo, este manuscrito recoge hasta 5 inscripciones romanas; 4 de ellas coinciden con las ya atestiguadas pero la quinta presenta diferencias con las bases de datos de inscripciones y debería ser objeto de un estudio posterior.

En conclusión, la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca ofrece un Practicum que permite al alumnado investigar de manera autónoma, manejar manuscritos y profundizar en los ámbitos personales de estudio, ofreciendo, por consiguiente, una formación personalizada y profesional.

Producción masiva de libros antes de la impresión.

‘Producción masiva de libros antes de la impresión’, conferencia conmemorativa de John Coffin en Paleografía, Escuela de Estudios Avanzados, Universidad de Londres, 8 de junio de 2022.

Conferencia: ‘Mass Production of Books Before Printing’
Impartida por: Professor David D’Avray, FBA, Emeritus Professor of History, University College London
Dirección: The Chancellor’s Hall, First Floor, Senate House, Malet Street, London WC1E 7HU
Fecha: 8 June 2022, 6:00PM – 8:00PM
Attendance is free; registration required.

Registro: https://sas.sym-online.com/registrationforms/iesbooking_12345655/done/
Más información: https://ies.sas.ac.uk/events/john-coffin-memorial-lecture-palaeography
Contacto: IESEvents@sas.ac.uk

El fondo de música antigua de la Universitat de Barcelona.

El CRAI Biblioteca de Fons Antic presenta la exposición: Acords sacres i profans: el fons antic de música de la Universitat de Barcelona en versión virtual o presencial (entre el 25 de abril y el 20 de mayo en el espacio de exposiciones del  CRAI Biblioteca de Lletres y del CRAI Biblioteca de Fons Antic) .

Se trata de un proyecto de colaboración docente, que ha permitido visibilizar la riqueza del fondo musical antiguo de nuestra colección gracias al esfuerzo conjunto de los investigadores Ezquerro y Brugarolas, y de la estudiante Clara Iniesta, un proyecto que tiene como objetivo final, acercar esta colección al público en general y animar a los músicos a sumergirse en ella

Esta exposición propone la clasificación de estos materiales musicales en los siguientes apartados: (1) tractats musicals; (2) llibrets d’òpera, villancets i oratoris; (3) partitures, siendo la impresión musical el hilo conductor entre todas estas piezas.

El CRAI Biblioteca de Fons Antic de la Universitat de Barcelona gestiona un importante fondo documental antiguo y, aunque no dispone de una sección musical propia, conserva un buen número de piezas, tanto manuscritas como impresas, de gran interés desde el punto de vista musical, y en particular, musicológico.

Como es sabido, los fondos del CRAI Biblioteca de Fons Antic proceden básicamente de las bibliotecas de los conventos de Barcelona desamortizados a partir de los acontecimientos políticos de la primera mitad del siglo XIX, lo cual explica su particular historia, así como la presencia de abundantes tratados musicales, partituras manuscritas e impresas, y libros de óperas, de oratoria y de villancicos.

La muestra se ha realizado con la voluntad de presentar en formato virtual estos valiosos fondos a partir del estudio realizado por el Dr. Antonio Ezquerro Esteban (CSIC) y el Dr. Oriol Brugarolas Bonet (UB) entre 2019 y 2021. Una vez realizado el catálogo en línea, se han consultado directamente algunos ejemplares, a modo de «catas» puntuales, encaminados a poder conformar una idea de conjunto sobre la naturaleza y características del objeto de estudio.

En febrero de 2021 se une al proyecto la ex alumna Clara Iniesta Llop, musicóloga y estudiante del Máster de Gestión del Patrimonio Cultural y Museología de la Universidad de Barcelona. En el marco de las actividades de Apoyo a la docencia que ofrece el CRAI Biblioteca de Fons Antic -concretamente, en la línea de propuestas basadas en el Aprendizaje Basado en Proyectos- y en el marco de las prácticas curriculares de este maestro, Clara Iniesta ha realizado esta exposición virtual, basándose en la investigación y selección de material realizado previamente por los profesores Ezquerro y Brugarolas, y con el apoyo técnico y documental del personal del CRAI Biblioteca de Fons Antic.

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca