El primer libro del ajedrez moderno.

En el período de transición entre los manuscritos y los libros impresos, entre 1450 y 1500, se sitúan los incunables que, en muchos casos, reproducen los textos ya existentes como manuscritos pero que eran muy demandados, como los libros de carácter litúrgico o los de finalidad académica, pero también alguna joya especial de entretenimiento como los cancioneros.

"Repetición de amores y arte de ajedrez" Luis de Lucena

Es en este segundo grupo donde encontramos “Repetición de amores y arte de ajedrez”, uno de los tesoros incunables de la Biblioteca general Histórica de la Universidad de Salamanca, que destaca tanto por su contenido como por su historia.

Al autor de la obra que firma sólo como LUCENA se le conoce como Luis de Lucena por las referencias que nos da en la dedicatoria (nombre y cargo de su padre). En muchos incunables es habitual que no figure dónde y cuándo se publicaron. Eso mismo ocurre en esta edición, pero se sabe que fue publicada en Salamanca, por Leonardo Hutz y Lope Sanz, hacia 1496/1497, ya que el libro está dirigido a Don Juan, hijo de los Reyes Católicos que falleció en esta ciudad en 1497.

"Repetición de amores y arte de ajedrez" (Incunable. Salamanca, 1496)

Lo primero que llama la atención es que recoge dos textos “a priori” sin relación: la repetición de amores y el arte del juego del ajedrez. Pero no es casualidad, ya que los dos textos tenían una única portada con un tablero de ajedrez con una jugada en la parte superior y en la inferior el título.  La Repetición era un género académico, una conferencia especial y, en este caso, se utilizaba para argumentar sobre el amor y la mujer en tono irónico. Un tema recurrente en el s. XV. El arte de ajedrez se centra, como su nombre indica, en explicar la teoría y la práctica del popular juego con los cambios que conllevan los nuevos movimientos de la reina. Parece extraño que ambos textos se concibieran como un único libro, pero lo cierto es que ambos se dirigen a un público culto y cortesano y además, el juego del ajedrez estaba considerado como una invención bélica y en “Repetición de amores” se concluye que era más digno de amor el hombre que se dedicaba a las armas que a las letras, por lo que existe un nexo común.

Pero el contenido de la “Repetición de amores” se conoce por los ejemplares conservados en otros lugares (existe una veintena de ellos) , ya que el que guarda la Universidad de Salamanca está mutilado: las hojas correspondientes a esta primera parte están arrancadas, sólo cuenta con la parte dedicada al ajedrez. Oscar Lilao, jefe de Fondo Antiguo, considera que no fue censurado, ya que no figura como tal en los índices, sino que explica que el texto muy probablemente no fue del agrado de sus propietarios, ya que llegó a través del Colegio de los Jesuitas.

LA POLÉMICA

Esta obra ha sido objeto de polémicas entre los actuales estudiosos del ajedrez. Lucena hace en esta obra una pequeña introducción sobre las reglas del ajedrez moderno, es decir, cuando la figura de la reina se convirtió en la más poderosa del tablero. Esa nueva figura, ágil y poderosa parece que se inspiró en la Reina Isabel la Católica y vino a sustituir a otra vieja pieza de menos juego: el alfarje. Acompañando al texto hay 150 jugadas.

¿Pero inventó Lucena esos nuevos movimientos o simplemente los recogió de lo que había visto o leído?. Hay autores que defienden que las novedades en el juego tiene su origen en Valencia del que se conocen dos textos: “Schachs d’Amor” (Ajedrez amoroso, 1475) y el incunable, hoy perdido “Llibre dels jochs partits dels schachs en nombre de 100” (“El libro de los juegos y partidas del ajedrez en número de 100”, publicado en 1495 por Francesch Vicent), que según el historiador valenciano José Antonio Garzón , es el primer tratado de ajedrez moderno, aunque la desaparición del libro impide asegurar tal origen y considera a Salamanca su lugar de nacimiento basándose en el libro de Lucena.

POST RELACIONADOS: 


Luis de Lucena
La Gaceta de Salamanca 30/06/2018 : Tesoros de la Biblioteca Histórica
Anuncios

San Esteban Cultural disfruta de la Biblioteca de la Universidad a través de una charla

Maribel Rodríguez Fidalgo, Adriana Paino Ambrosio y Eduardo Hernández Pérez

El técnico de la Biblioteca del Edificio de Escuelas Mayores de la Universidad de Salamanca, Eduardo Hernández Pérez, ofreció una charla mostrando los tesoros de la Biblioteca Histórica en ‘San Esteban Cultural’ este lunes. (+INFO)

Así, recorrió la ubicación, arquitectura y constitución de una de las bibliotecas más antiguas y bellas del mundo, para continuar describiendo las particularidades de ciertos libros, seleccionados con diferentes criterios, con el fin de resaltar la gran riqueza de conocimiento que puede ser hallado en su interior.

El pautado, la iluminación, lo que esconden las portadas, curiosidades como el camino seguido por algunos de los libros hasta llegar a esta librería, así como saberes que fundamentan algunas de las teorías económicas actuales; libros manuscritos e impresos que muestran importantes descubrimientos científicos, como la geometría euclídea o transcendentales obras de la literatura española, como el Libro del Buen Amor o espectaculares como el Ptolomeo, con dos mapas de la Península Ibérica. Todo ello tuvo cabida en la conferencia.

IMG 2877

Asimismo, el evento se enriqueció con una producción universitaria en la que, entre otros, han participado Maribel Rodríguez Fidalgo y Adriana Paino Ambrosio en la que se presenta el esplendor de la biblioteca mediante una grabación de vídeo con cámara de 360º y realidad virtual, así como el relato histórico llevado a cabo por Ana María Carabias Torres y Margarita Becedas González.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente: www.salamanca24horas.com

Los tesoros de la Biblioteca Histórica: conferencia.

El próximo lunes 4 de febrero de 2019 Eduardo Hernández Pérez, bibliotecario de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca impartirá una conferencia sobre “La biblioteca histórica y sus tesoros”. 

Por su parte, Maribel Rodríguez Fidalgo y Adriana Paíno Ambrosio presentarán un proyecto de realidad virtual del que ya hicimos mención en este POST.

Las palabras de la sabiduría se oyen en silencio.

Fotografía Javi Calvo.
Port (n.5, otoño-invierno 2018/2019). ISSN 2462-6651. [ACCEDER A LA WEB] 

Las palabras de la sabiduría se oyen en silencio [Joaquín García Palacios].

La Universidad de Salamanca es una de las universidades más antiguas de Europa. De hecho este año [se refiere a 2018] celebra el octavo centenario de su fundación por el rey Alfonso IX de León en 1218. Un motivo más que suficiente para hacerle un homenaje desde estas páginas.

Pero Port ha querido llegar hasta sus puertas alejándose de celebraciones y fastos. Recordando, eso sí, las palabras de uno de sus antiguos alumnos, Juan de Yepes, quien anduvo por sus aulas allá por 1565, antes de ser conocido por la profundidad de sus escritos, la belleza de sus poesías y su trayectoria como santo con el nombre de San Juan de la Cruz. Decía que las palabras de la sabiduría se oyen en silencio. Algo que ahora puede parecernos alejado de nuestro mundo, pero que cuando lo conseguimos oír nos pone tras la pista de lo que realmente es esencial.

A oír el silencio y a acceder a la sabiduría nos ha abierto la puerta la Universidad cuando nos ha invitado a entrar a un lugar al que pocos acceden. Un rincón único, al fondo de la Biblioteca Antigua, en el que lo material y lo inmaterial se juntan. Al enorme valor de las joyas que encierra, se unen las palabras sabias (y únicas) de algunos de los tesoros que esconde.

El lugar que ocupa el saber más antiguo recogido en esta universidad se encuentra custodiado en una cámara acorazada. La sala de manuscritos e incunables de su Biblioteca Antigua es un lugar protegido (como no podía ser de otra manera), mimado por sus cuidadores y tratado con los últimos avances de la tecnología. Pero en cuanto entras en esa sala olvidas el frío del acero y las luces de las alarmas. Unos armarios multicolores, con pinturas en sus puertas que recuerdan las clases de antaño, en las que incluso se retratan bromas de los alumnos quienes, igual que ahora, se pasan secretos a espaldas del profesor, nos llevan a unas verjas de madera y a unas puertecitas numeradas. Unos pequeños escondrijos donde se salvaguardan de manera ordenada los 15 ó 20 volúmenes que encierra cada una de ellas.

Una mesita a modo de pequeño altar, y encima un cojín donde, con mimo, la directora de la Biblioteca Antigua, Margarita Becedas, va dejando los libros que nos muestra. Sobre las plumas del cojín reposa una edición del Libro de las virtuosas e claras mujeres, de Alvaro de Luna (s. XV), con bellas letras capitulares cromadas. La mano enguantada en un blanco de algodón nos va mostrando algunas de las páginas más apreciadas: el Liber canticorum et horarum del s. XI; también una de las primeras copias del Libro de Buen Amor (s. XIV-XV). Monumentos al amor profano y libros que muestran lo avanzado del saber salmantino en el siglo XV y en los albores del XVI, una edición antiquísima y bellamente ilustrada del Tratado de medicina de Dioscórides en griego, o la Cosmographia de Pomponio Mela (1498). Otra puertecita, otro número y otro estante, de donde ahora sale un testimonio del saber y la tolerancia de su autor, Luis de León, quien deja anotaciones autógrafas en su traducción del Libro de Job (s. XVI), un empeño por la expresión en lengua vulgar que le llevó a la cárcel.

Si atravesamos una de las paredes de esta sala nos encontramos en la famosa fachada plateresca de la Universidad, a donde posiblemente estarán mirando y rastreando una rana esculpida sobre una calavera grupos y grupos de turistas ruidosos. Hay también actos protocolarios en el Paraninfo. Y muchas celebraciones por este aniversario tan sonado.

Pero eso es afuera. Aquí sólo se oye el silencio.

Joaquín Gacía Palacios es catedrático de Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca. 
Fotografías de Javi Calvo

Patrimonio : revista de la Fundación Santa María la Real.

Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca. Revista Patrimonio.

Monografías, guías, libros infantiles y juveniles, cuadernos de restauración, revistas científicas, etc… son una muestra de todo lo que la Fundación Santa María la Real publica. Entre su fondo bibliográfico encontramos la revista ‘Patrimonio: revista de patrimonio y turismo cultural’, que se distingue por su cuidada presentación y espectaculares fotografías

El número 10 de esta revista cuenta, entre otros reportajes, con uno sobre la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca que hoy compartimos con agrado en nuestro blog.

ACCEDER A LA REVISTA

 

 

Un “best seller” en el s. XIV

Aunque se trata de una obra muy alejada del currículo que se estudiaba en la Universidad de Salamanca en los últimos años de la Edad Media, la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca presume de albergar una de las tres copias existentes del manuscrito del “Libro de Buen Amor”, una de los principales testimonios de los inicios de la lengua y la literatura castellanas.

Libro de buen amor Juan Ruiz, Arcipreste de Hita
Libro de Buen Amor de Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita. Códice en lengua vulgar, sin grandes lujos, escrito en buen papel, con tinta negra y letra gótica cursiva del que destacan sus encabezamientos, rúbricas y calderones en rojo, así como los dibujos de manos, perfiles o animales en los márgenes.

Escrito en las primeras décadas del siglo XIV por Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita, el “Libro de Buen Amor” representa la evolución de los contenidos de los textos que se copiaban manuscritos, que pasan a utilizar las lenguas romances y a tener carácter literario, estén escritos en verso o en prosa. aunque en sus más de 1.700 estrofas predomina la métrica propia del mester de Clerecía, la obra tiene un prólogo en prosa con el que quizás el Arcipreste de Hita trató de darle un aire más serio a un libro que narra las peripecias amorosas, supuestamente, del autor. Lo cierto es que el escritor juega a la ambigüedad, por lo que no sabemos si su propósito era ejemplarizante o si quería divertir, ya que el tono irónico y burlesco es constante a lo largo de la obra.

“…hice este pequeño escrito en muestra de bien, y compuse este nuevo libro en el que hay escritas algunas mañas, maestrías y sutilezas engañosas del loco amor del mundo, del que se sirven algunas personas para pecar. Y al leerlas y oírlas el hombre o la mujer de buen entendimiento, que se quiera salvar, elegirá y hará el bien (…). No obstante, como es cosa humana pecar, si algunos quisieran, no se lo aconsejo, servirse del loco amor, aquí hallarán algunas maneras para ello”.

Libro de Buen Amor (Arciprete de Hita)
 Scripta. Exposición en la BNE y Casa Museo Unamuno en 2017

Como recuerda Oscar Lilao, jefe de Fondo Antiguo de la Biblioteca Histórica, sólo hay tres manuscritos medievales de la obra: el más antiguo, de finales del s. XIV, se conserva en la Real Academia española y es conocido como manuscrito de Gayoso ; el de Toledo, de principios del s. XV custodiado en la BNE ; y el de Salamanca, también del s. XV.

La importancia del códice de Salamanca radica en que es el más completo de los existentes, ya que parece que su copista, el humanista Alfonso de Paradinas, completó o corrigió la obra en base a los otros dos manuscritos. Alfonso de Paradinas (Paradinas de San Juan, Salamanca, 1395 – Roma,1485), colegial de San Bartolomé, fue catedrático de la Universidad de Salamanca y obispo de la Orden Carmelita, lo que le llevó a participar en numerosos encuentros en tiempos de Juan II y su valido Alvaro de Luna. Con sólo 28 años ya estaba en Roma tomando decisiones como secretario apostólico y como auditor del Sacro Palacio en la Curia Pontificia.

Todo un ‘best seller’ escrito en el s. XIV, aunque probablemente en aquella época su importancia fue mucho menos, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en uno de los grandes hitos de la literatura española.

Arcipreste de Hita
Tesoros de la Biblioteca Histórica. La Gaceta (07/04/2018)

Realidad virtual : experiencia inmersiva en la Biblioteca Histórica de la Usal

«Omnium scientiarum prínceps Salmantica docet». Una experiencia inmersiva en 360º.


Documentos audiovisuales sobre “La producción de ideas científicas en la Salamanca del Renacimiento (Escuela de Salamanca)”, que han sido grabados en varios formatos: de forma tradicional (subtitulados al inglés) y en Realidad Virtual (360º).

CANAL DONDE ESTÁN TODOS. LINEALES Y 360º 


Los vídeos son el resultado de un proyecto de investigación financiado por la Fundación “Memoria de D. Samuel Solórzano Barruso”. bajo el título: “Estudio piloto sobre el empleo de la Realidad Virtual como nueva herramienta para la difusión y promoción inmersiva del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca”. Dicho proyecto centra su tema objeto de estudio en la Realidad Virtual, como nuevo formato audiovisual inmersivo. A partir del planteamiento de los usos que puede adoptar esta nueva tecnología la citada investigación hace hincapié en el conocimiento de la RV como una nueva herramienta efectiva para el desarrollo del periodismo de marca y que por lo tanto serviría de forma muy eficaz a la la hora de difundir y promocionar la imagen e identidad de marca del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

El proyecto ha sido coordinado por la profesora de la Usal, Maribel R.Fidalgo como IP del proyecto y ha contado con los siguientes miembros dentro del equipo investigador: Mª Begoña Gutiérrez, Javier Herrero, Elena Calvo, Lucía Jiménez, Adriana Paíno y Yanira Ruiz. (Facultad de Ciencias Sociales)

Este proyecto ha contado con la participación de Ana Mª Carabias profesora de Historia Moderna de la Usal y Margarita Becedas, directora de la Biblioteca Histórica de la Usal. Asimismo, se ha contado con la participación técnica de Yipikayei Producciones. Por último, se ha realizado una colaboración con la universidad americana Wake Forest University, que ha realizado el subtitulado al inglés de dichos vídeos.