La limpieza es la salud.

BG/Planero B 3 (5)

Recientemente hemos restaurado e instalado en un planero de la Biblioteca Histórica este espectacular cartel de 98 x 65 cm que, en los primeros años del siglo XX, ilustraba acerca de las buenas prácticas de higiene que debían practicarse para evitar los contagios y luchar contra la tuberculosis, azote de las últimas décadas del siglo XIX y primeras del XX.

Diseñado por el Dr. José Verdes Montenegro y Páramo (1866-1942), médico «fundador de toda lucha antituberculosa en España» y autor de diversas publicaciones sobre la tuberculosis en España, fue dibujado por el ilustrador y reconocido pintor modernista Eulogio Varela (1868-1955) y realizado en la empresa litográfica de José Palacios en Madrid, conocida sobre todo por sus láminas de tauromaquia.

Detalle del cartel

En la parte inferior podemos ver la referencia al bacilo de Koch, la bacteria responsable de la tuberculosis descubierta en 1882 por el médico alemán Robert Koch, cuyos estudios le valieron el Premio Nobel de Medicina en 1905 y permitieron que ahora sea una enfermedad que se puede curar y prevenir.

Puesto que la tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire, es inevitable establecer comparaciones entre este artístico cartel y la infografía actual contra la Covid 19, que es desde luego más minimalista, pero persigue los mismos fines. 

Entonces, como ahora: medidas higiénicas y confianza en la ciencia.

La Peste entre los libros de la Biblioteca Histórica.

pestes - Búsqueda de Google

En muchos lugares del planeta se están viviendo cuarentenas domiciliarias a causa de la epidemia de coronavirus. Pero en cuarentenas precedentes, como por ejemplo durante la Peste bubónica (s. XIV), la Gran Plaga de Londres (a principios y a finales del s. XVII) o la mal llamada Gripe española (después de la Primera Guerra Mundial, 1918), el confinamiento en casa y el distanciamiento social seguramente favoreció que genios como BoccaccioShakespeare, Egon Schiele, Munch o Newton, con mucho tiempo y rodeados de tranquilidad, silencio y otros elementos impropios de la vida social, llevaran a cabo algunos de sus descubrimientos u obras maestras.

El poeta y escritor Giovanni Boccaccio (s. XIV) sobrevivió  refugiándose en la campiña toscana, donde escribió el Decameron. En la historia, diez jóvenes deciden aislarse de la peste en el campo durante diez días. Cada día, cada uno de los diez jóvenes cuenta una historia, de manera que al final hay 100 relatos que, con las introducciones y comentarios del autor, comprenden «El Decamerón».

El brote de 1603 fue el más grave en Inglaterra desde la Peste Negra del siglo XIV. A Shakespeare, quien para entonces ya era un actor profesional, dramaturgo y director de una empresa teatral,  le quedaba poca opción para salir de gira y se dedicó a escribir, entre otras obras, tres de sus tragedias:  «El rey Lear», «Antonio y Cleopatra» y Macbeth.

Pero, ¿cómo se estudiaban en aquel entonces y qué soluciones médicas se escribieron sobre estas pandemias? ¿Qué consejos daban a los enfermos y allegados, a la población en general, para protegerse? ¿Qué curas o antídotos eran los recomendados para evitar el contagio o la muerte?

Dentro del fondo documental de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca -que por fortuna es bastante amplio y variado- el bibliotecario Eduardo Hernández Pérez ha seleccionado y rescatado a varios autores que trataron el tema de las diferentes pandemias o pestes. Resulta curioso que lo hicieran con textos en español, teniendo en cuenta que la ciencia se escribía en latín, lo cual nos demostraría que la alta difusión de estos textos entre todos los estratos sociales era una cuestión de suma importancia.

Luis Lobera de Ávila (S. XVI). Médico de cámara de Carlos V, dedicó mucho de su trabajo al estudio de la alimentación desde un punto de vista sanitario en los círculos nobiliarios, de hecho, una de sus obras más curiosas es el Libro de las 4 enfermedades cortesanas: reuma, gota, calculosis renal y sífilis, considerada el más cortesano de todos los males. Entre el fondo de la biblioteca, encontramos dos  obras suyas que tratan sobre la peste:

Luis Lobera de Ávila Libro de pestile[n]cia curatiuo y preseruatiuo y de fiebres pestilenciales - Búsqueda de Google

 

Lobera de Ávila, Luis, Libro de pestile[n]cia curatiuo y preseruatiuo y de fiebres pestilenciales, con la cura de todos los accidentes dellas y de las otras fiebres, y habla de phlebotomia, ventosas, sanguisuelas y de las diez y nueue enfermedades subitas que son vtilisimas y ciertas preguntas muy vtiles en medicina en roma[n]ce castellano y latin y otras cosas muy necessarias en medicina y cirugia, 1542. Conocido como Libro de pestilencia. BG/35548  [VISUALIZAR]

Lobera de Ávila, Luis, Regimen cum curatione contra peste…, 1519. BG/R.33 [VISUALIZAR]

Juan Núñez de Castro Tratado uniuersal en que se declara, que sea peste - Búsqueda de Google

 

Juan Núñez de Castro (S. XVII). Médico de cámara del Duque de Osuna. El propio duque será el que le inste a escribir esta obra:

Núñez de Castro, Juan, Tratado uniuersal en que se declara, que sea peste, de que causas prouenga este contagio, con que remedios se han de preuenir sus fuerças y quales sean los antidotos con que se ha de preseruar…,1648. BG/R.15 [DESCARGAR de Europeana]

 

Avisos y documentos para la preservacion, y cura de la peste

Alonso Díez Daza (S. XVI-XVII). Autor cuya obra aparece en El ensayo de una biblioteca española de libros raros y curiosos de José Bartolomé Gallardo, uno de los repertorios bibliográficos más interesantes para autores españoles desde la Edad Media hasta el siglo XVII. Licenciado por Salamanca, su obra Avisos y documentos para la preservacion, y cura de la peste, aparece dedicado a la capital de la Giralda, Sevilla, donde este médico ejercía la profesión.

Díez Daza, Alonso, Avisos y documentos para la preservacion, y cura de la peste, 1599. BG/35793(4) [VER EN GOOGLE BOOKS]

Informacion y curacion de la peste de Caragoca y praeservacion contra peste en general porcell - Búsqueda de Google

 

Juan Tomás Porcell (S.XVI). Uno de los grandes adelantados en la anatomía patológica moderna por hacer autopsias sistemáticas de cadáveres de apestados. La obra que tenemos contiene un grabado del propio autor practicando una autopsia:

Porcell, Juan Tomás, Informacion y curacion de la peste de Caragoca y praeservacion contra peste en general, 1565. BG/35828 [Ver en Google BOOKS]
De peste in vniuersum praesertim verò de Veneta & Patauina mercuriale - Búsqueda de Google

Girolamo Mercuriale (SXVI-XVII). Médico y pedagogo que estuvo muy interesado por la educación sanitaria y el ejercicio físico, principalmente para niños y jóvenes, como principios básicos para tener buena salud.

Mercuriale, Girolamo, Hieronymi Mercurialis Foroliuiensis De peste in vniuersum praesertim verò de Veneta & Patauina ; item De morbis cutaneis & omnibus humani corporis excrementis ; Praelectiones Pat. Eruditijss, 1577. BG/12371 [Ver en Google BOOKS]

Athanasij Kircheri e Soc. Iesu Scrutinium physico-medicum contagiosae luis, quae pestis dicitu - Búsqueda de Google

Atanasio Kircher (S. XVII). Gran erudito con enorme curiosidad por todos los aspectos de la ciencia intrincados, oscuros o de difícil interpretación. Tiene obras dedicadas a la música, al interior de la tierra y su magnetismo, pasando por idiomas como el copto, chino y los jeroglíficos egipcios. Su fama como «experto» en jeroglíficos movería a uno de los primeros propietarios del Manuscrito Voynich, Georgius Barschius, a pensar en él como el único capaz de interpretar sus extraños caracteres: le escribió una carta, en 1637, en la que le pedía estudiara el texto y tratara de hallar una solución al problema; esta primera carta se ha perdido pero no parece que Kircher le haya dado ninguna importancia u obtenido algún resultado digno de mención.

Kircher, A., Athanasij Kircheri e Soc. Iesu Scrutinium physico-medicum contagiosae luis, quae pestis dicitur : quo origo, causae, signa, prognostica pestis, nec non insolentes malignantis naturae effectus, qui statis temporibus, caelestium influxuum virtute & efficacia, tum in elementis, tum in epidemijs hominum animantiumque morbis elucescunt, vnà cum appropriatis remediorum antidotis nouâ doctrinâ in lucem eruuntur, 1658. BG/36131 [Ver en Google BOOKS]

En época contemporánea, debemos destacar la labor de los médicos higienistas de finales del siglo XIX y principios del XX, que fueron los primeros en luchar por imponer las prácticas de higiene contra las enfermedades infecciosas, es decir, lavar a menudo las manos, cocer el agua, respirar aire del campo y, para los profesionales de la medicina, el uso de guantes y paños para boca y nariz.Libro de José López Alonso

López Alonso, José. Estudio histórico-clínico de la epidemia de cólera morbo asiático ocurrida en Salamanca en 1885-86, precedido de unos apuntes de la climatología de la ciudad. Salamanca : [s. n.] (Calatrava), 1895. [BG/57418]

Entre estos médicos higienistas y vanguardistas se encuentra el salmantino José López Alonso, quien, además de escribir una obra sobre la epidemia de cólera que sufrió Salamanca entre 1885-1886 (http://hdl.handle.net/10366/115662), publicó varios artículos sobre enfermedades infecciosas y buenas prácticas en la revista salmantina «La regeneración médica», como:

Revista salmantina de medicina.

 

  • «Algo de higiene urbana: abastecimiento de aguas de Salamanca».  La Regeneración médica, nº 12, 30 sep., 1895. — pp. 183-186.
  • «Las inhalaciones de oxígeno en el tratamiento de la pulmonía infecciosa».  La Regeneración médica, nº 20, 31 enero, 1896. — pp. 22-26

Las dos épocas de esta revista (1895-1898 y 1913-1935), están accesible en la Biblioteca Virtual de Prensa Histórica [ACCEDER AQUI]

 

Formalmente informal: los mundos de Luis Santos

Exposicion Universidad de Salamanca

EXPOSICIÓN: 

Del  08/10/2019 al 10/11/2019 de 18:00h a 21:00h
Lugar : Sala Patio de Escuelas de la Universidad de Salamanca
Organiza : Servicio de Actividades Culturales

Luis Santos Gutiérrez fue durante más de medio siglo uno de los personajes insustituibles de la vida cultural salmantina. Médico cirujano, profesor emérito de la Universidad de Salamanca, escritor, dibujante y coleccionista de arte, era un humanista inquieto, de extraordinaria vivacidad intelectual y de gran ingenio.

Para esta exposición la Biblioteca General Histórica presta 30 dibujos originales de su Manual de Anatomía, una parte de los que él donó a la Biblioteca en 2002.

Síntesis de Anatomía Humana [Material gráfico] : [colección de dibujos originales] / Santos Gutiérrez, Luis. 1989?. 327 láminas, b. y n. sobre papel vegetal


Casado con la nieta de su admirado Miguel de Unamuno puede ser considerado una rara avis debido a su escaso apego a los convencionalismos. Durante su docencia destacó entre el profesorado por su cercanía a los alumnos, los extraordinarios dibujos de anatomía humana con que ilustraba sus clases —a tiza, sobre la pizarra— o sus gestos de carácter, como no aceptar «recomendaciones» para sus alumnos.

Autor de varios libros de anatomía, tiene también publicado De todo lo invisible y lo visible (Salamanca, 2004), una colección de artículos de prensa en los que desgrana reflexiones sobre el arte, la política, el lenguaje o la condición humana. Pero quizá su faceta más sorprendente fuese la artística, con una notable pericia para el dibujo y por una magnífica colección de esculturas.

Un manual de herbolaria del primer cuarto del siglo XI

 Cotton MS Vitellius C III es un increíble manual de herbolaria de más de 1,000 años de antigüedad que al fin ha sido digitalizado para su consulta en línea. [AQUI]

Manuscrito medieval de remedios herbolarios disponible en línea

Este magnífico libro del siglo XI está lleno de ilustraciones y remedios a base de plantas para curar cualquier padecimiento, desde el mal olor corporal (hay que hervir alcachofas en vino) hasta el dolor de pecho (que se resuelve con raíz de regaliz). Gracias a que está escaneado en alta resolución, es posible ver muy de cerca los textos escritos en inglés antiguo y los detallados dibujos de plantas y animales utilizados por sus propiedades curativas. Pero, si tienes problemas para entender el inglés antiguo, está a la venta una traducción al inglés moderno publicada en 2002.

Cotton MS Vitellius C III    Date 3rd quarter 9th century-1st half 17th century  Title Old English Illustrated Herbal; Medicina de quadrupedibus in Old English; Peter of Poitiers, Chronicle; Macrobius, Saturnalia, books i–ii; notes by William Harvey

Aunque los remedios herbales eran bastante comunes en la medicina anglosajona, el manuscrito de la Biblioteca Británica es el único manual ilustrado que sobrevive al día de hoy. “Nadie sabe a ciencia cierta cómo fue usado este manuscrito ni quién lo hizo”, comparte la directora del proyecto, Alison Hudson. “El estilo de decoración y escritura hacen que su producción sea asociada con los escribas monásticos de Canterbury y de Winchester, pero esto no es para nada seguro. Los monasterios en esas áreas funcionaban como centros de curación tanto natural como sobrenatural, y también como bibliotecas y centros de estudio”. Cada remedio en el manual incluye el nombre de las plantas o animales en varios idiomas; una descripción de los padecimientos que puede curar; e instrucciones para encontrarlos y prepararlos.

Oftalmología medieval: el libro de los ojos de Alcoati y sus traducciones

Alcoati escribió el «Libro de los ojos», en las ciudades de Toledo (1159) y Sevilla (1160), en lengua árabe, Kitab al uyun, un texto importante para la salud ocular medieval, fue traducido al catalán: Alcoati. Libre de la figura del uyl; al latín: Congregatio sive Liber de Oculis; al alemán: Die Augenheilkunde des Alcoatim.

Literatura médica Medieval y Renacentista de Castilla La Mancha. - Buscar con Google

Para la historiografía, los textos latinos fueron comentados en alemán a finales del siglo XIX, y en francés desde principios del siglo XX; finalmente, el quinto tratado fue traducido del árabe al castellano, en 1973. Del original árabe, perdido en África, solo se conserva una copia de la «quinta maqala» (el quinto tratado) en la biblioteca del monasterio de El Escorial; el manuscrito en catalán se guarda en la biblioteca capitular de la Seo de Zaragoza; los manuscritos latinos en la bibliotecas de Dillingen y Erfurt (Alemania) y en las bibliotecas de Metz, Carpentras y Montpellier (Francia), entre otras.

Pozuelo-Reina A. Oftalmología medieval, de Al-Ándalus a Europa: el libro de los ojos de Alcoati y sus traducciones. Apunt. Cienc.; vol.9, n.1, 2019. P.7-11. DESCARGAR PDF


Este estudio forma parte de la investigación «Libros médicos medievales y renacentistas de Castilla la Mancha», acreditado con el sello “2018 Año Europeo del Patrimonio Cultural”, del proyecto “De Antiquis Libris Sanitate”.

Pozuelo, Á. (2018). [e-Book] Literatura médica Medieval y Renacentista de Castilla La Mancha. DESCARGAR PRESENTACIÓN. 

El proyecto de investigación De Antiquis Libris Sanitate, sobre los libros antiguos para la salud, intenta rescatar del olvido, y ofrecer una nueva visión, de la literatura sanitaria, ya sea científico-médica o científico-enfermera, que ha ido configurando, a lo largo de la historia, la forma de relacionarse del profesional sanitario con el paciente, la manera de entender la medicina y los cuidados, así como los aspectos políticos, económicos, culturales, científicos y, sobre todo, sociales, si los hubiere, que han contribuido al progreso y al desarrollo de la humanidad.

Las aportaciones de sabios de Castilla a la ciencia y al saber sanitario son muy destacadas: Ibn Wafid, de Toledo, y sus recetarios, del siglo XI; Alcoati, su libro de los ojos y la aguja para abatir cataratas (siglo XII); Andrés Alcázar, de Guadalajara, su “De vulneribus capitis” y los instrumentos para neurocirugía (siglo XVI); Juan Sánchez, de Ciudad Real, su historia global y ser de los primeros en comentar la circulación sanguínea (siglo XVI); Alonso Chirino, de Cuenca, su compromiso social y el “Tratado de menor daño en medicina” (siglos XV y XVI); Juan Fragoso, de Toledo (siglo XVI), y su obra científica y didáctica, en lengua romance y en latín; los Sabuco, de Alcaraz, y su “Nueva Filosofía”  en el siglo XVI, entre otros muchos sabios.

Beatrizet, Nicolas (1510?-1577?). Graveur ; [Organes du corps humain] [Anatome corporis humani, auctore Joanne Valverdo…] (1589)  Bibliothèque-médiathèque de Nancy, 153 681

 

Hay que rescatar los libros de la dispersión que existe hoy día, y exhibirlos de nuevo, con la sabiduría que guardan entre sus páginas (sean éstas de papel, de vitela, de pergamino, de papiro, etc.). Los libros encierran el conocimiento para el aprendizaje, para el deleite de los que los leen, y hacen suyo el saber que tienen en sus palabras y letras. Sacar los libros de los estantes, saber algo de la vida de la persona que escribió ese libro y, lo que es más importante, saber qué beneficios trajeron esas páginas a los enfermos, a los médicos para hacer su trabajo, a la enfermería para cuidar a los pacientes, en definitiva, a toda la sociedad, en los diversos periodos de la historia del ser humano.

Medicina, religión y género en la Cultura Medieval

Medicine, Religion and Gender in Medieval Culture

Patricia Skinner. Marking the Face, Curing the Soul? Reading the Disfigurement of Women in the Later Middle Ages. 

(Book chapter. Medicine, Religion and Gender in Medieval Culture. Ed. by Yoshikawa Naoë Kukita. Boydell and Brewer, 2015)

DESARGAR PDFACCESO AL DOCUMENTO.

Esta colección de ensayos explora las formas en que los aspectos de la cultura medieval se basaban en una interacción entre los discursos médicos y religiosos, particularmente aquellos influenciados por las ideologías contemporáneas de género. Los ensayos interrogan esta convergencia de diversas maneras: textualmente, conceptualmente, históricamente, socialmente y culturalmente. Argumentan a favor de una relación inseparable entre lo físico y lo espiritual en los relatos de salud, enfermedad y discapacidad, y demuestran cómo se integraron los discursos médicos, religiosos y de género en la cultura medieval.

Dyan Elliot ha señalado los peligros de la belleza femenina en el contexto específico de la relación medieval entre las mujeres que se confiesan y sus confesores clericales, y ha destacado la creciente atención de los observadores a evitar que tales relaciones se vuelvan carnales. Raymond de Peñafort, por ejemplo, recomendó sentarse frente a la penitente pero no mirarla a la cara durante su confesión. Más aún, el fenómeno de la mujer que confiesa con frecuencia, argumenta, llegó a ser visto no como una práctica beneficiosa sino como una práctica «patológica». Dicha terminología marca una de las maneras en las que el género, la religión y la medicina -al menos las metáforas médicas- podrían entrecruzarse, y tiene resonancia directa con los estudios de caso presentados en este capítulo.

 

 

Biblioteca Nacional de Medicina (NLM).

ht_cover

Texto completo

Sappol, Michael (ed.)  Hidden Treasure: The National Library of Medicine. NLM, 2011

Hidden Treasure, un espectacular libro con 450 imágenes, en conmemoración del 175 aniversario de la Biblioteca Nacional de Medicina (Bethesda, Maryland), la biblioteca médica más grande del mundo.

 

Con más de 17 millones de artículos que datan del siglo XI a la actualidad, la Biblioteca Nacional de Medicina, fundada hace 175 años, es la biblioteca médica más grande del mundo, una rica herencia mundial de objetos de raros libros médicos tempranos. Desde precisas ilustraciones quirúrgicas del siglo XIX a deliciosas caricaturas animadas de mediados del siglo XX.

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca