Felices fiestas.

La Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca quiere desear a sus amigos y usuarios unas felices fiestas y un año venturoso en los que el viaje a través de los libros amplíe nuestros horizontes.

La biblioteca permanecerá cerrada desde el día 23 de diciembre hasta el 10 de enero (ambos incluidos).

Despedimos este extraño 2020 con una imagen del Libro de Horas de Carlos VIII de Francia, (BNE) en la que vemos al Niño Jesús aprendiendo a andar con un taca-taca ayudado por los ángeles mientras San José está cocinando y la Virgen, como figura principal de la imagen coordina todo mientras descansa sentada.

El Libro de Horas de Carlos VIII (s. XV) se inicia con el calendario (f. 1 a 6v.) y sigue con los oficios escritos en latín con letra francesa (f. 7 a 112) y numeración a tinta. La decoración del códice es muy abundante: más de doscientas orlas marginales, en las que sobre un fondo de oro se enroscan palmas, frutas y flores. En los márgenes hay hasta 190 pequeñas miniaturas intercaladas con motivos del Antiguo y el Nuevo Testamento, la vida de la Virgen y, en alguna ocasión, escenas bélicas.

El tema de las miniaturas de media página suele ser la representación de un santo, san Cristóbal, san Pedro y san Pablo, etc. La Trinidad (f. 102), el triunfo de la vida (f. 110), y la danza de la muerte (f.111) son la excepción. Las miniaturas a toda página escenifican momentos de la vida de la Sagrada Familia, de la Pasión, escenas del Nuevo Testamento.

El principal y casi único miniaturista del Libro de Horas de Carlos VIII es el Maestro de Jacques de Besançon. La única excepción sería la cabeza del rey retratado en el f. 13v., que fue manipulada posteriormente: se trata del retrato de Luis XII, aunque la figura de Carlomagno y la leyenda hiciesen referencia inequívoca a Carlos VIII.

Al parecer, Luis XIII entregó el códice a un personaje español, embajador de Francia o confesor de la reina Ana. Después perteneció al Conde de Peñaranda y al Marqués de Mejorada, pasando a la Biblioteca Real en 1708. Se trata de uno de los libros de horas más espectaculares de la Biblioteca Nacional y está catalogado como TESORO DE ESPAÑA.

‘Porcones’ o Alegaciones en derecho.

Biblioteca Nacional d'Espanya

El Blog amigo de la BNE, de la mano de Sergio Melón Rodilla (Jefe de Sección del Servicio de Manuscritos e Incunables), nos ofrece un excelente estudio sobre las Alegaciones en derecho, un tipo de documentación cuya función viene marcada por los conflictos surgidos en el día a día, y que permiten conocer aspectos de esa parte de la sociedad que vive lejos de los grandes palacios y de los campos de batalla.

Conocidos coloquialmente como porcones por su forma habitual de comenzar con los términos Por y Con, en donde se identifican demandante y demandado respectivamente, son un instrumento del abogado de cada parte destinado a ayudar a resolver los litigios en los Consejos y Audiencias a favor de sus interesados.

Aunque la mayor parte de estos pleitos tratan sobre cuestiones hereditarias (mayorazgos, vínculos y sucesiones), así como de hidalguías y otros asuntos relacionados con los derechos de nobleza, los casos que nos presenta el Blog responden, en esta ocasión, a causas criminales.

ACCEDER

Colabora en el Plan estratégico de la BNE para los próximos 5 años.

La Biblioteca Nacional de España quiere contar para sus planes con las propuestas de sus usuarios y de los agentes del sector cultural, que podrán participar en la Consulta Pública destinada a enriquecer la ‘hoja de ruta’ de la Institución para los próximos cinco años.

La BNE ha desarrollado su Plan Estratégico 2021-2025 con la voluntad de devolver a la sociedad todo el valor que ha atesorado a lo largo de su historia. Para ello, se ha marcado unos objetivos y unas líneas de actuación orientadas, además de a la conservación y difusión de los fondos bibliográficos, documentales y audiovisuales propios de las colecciones de la Biblioteca, como parte fundamental de nuestro patrimonio cultural, también a la fidelización de públicos, al encuentro con nuevos usuarios, al apoyo a la investigación y a las industrias culturales, a la defensa de temas de interés social como son las cuestiones de género, el medioambiente o el respeto a las minorías, la superación de la brecha digital…

¿Cómo puedes aportar ideas para que la BNE cumpla su misión? ¿Cómo puede colaborar la institución a tu sector? ¿Qué puedes proponer para que la Biblioteca refuerce su apoyo a la investigación o a la educación? Estas y otras cuestiones se plantean en la Consulta Pública orientada a recabar opiniones, ideas y aportaciones de sus usuarios pero también de la sociedad civil, instituciones y asociaciones culturales públicas y privadas, así como de los agentes del sector de las industrias creativas.

La presentación-resumen y la propuesta completa del Plan Estratégico 2021-2025 están alojadas en la web de la BNE. La Consulta Pública estará abierta hasta el próximo domingo 29 de noviembre en este enlace.

La Hemeroteca Digital de la BNE gratis en formatos abiertos libres y reutilizables.

La Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España ya es descargable en formatos abiertos, libres y reutilizables

La Biblioteca Nacional de España ha anunciado que el texto completo de las publicaciones de dominio público de la Hemeroteca Digital ya pueden descargarse en formatos abiertos libres y reutilizables. Gratis, por supuesto.

Desde una nueva página incorporada al portal, es posible descargarse el texto de cada una de las publicaciones y utilizarlos libremente para su análisis, procesamiento o reutilización. Son más de 2000 cabeceras de prensa en dominio público, cuyos números se ofrecen ahora como ficheros descargables.

Disponer de estos los textos permite aplicar sobre ellos tecnologías de procesamiento de lenguaje natural y otras nuevas herramientas propias de las llamadas humanidades digitales, cuyo uso está cada vez más generalizado. Los textos que se ofrecen proceden del reconocimiento óptico de caracteres (OCR) que se realiza en el momento de la digitalización, por lo que pueden contener errores. Mediante su puesta a disposición en estos formatos también se facilita la detección de estos errores y la mejora de los resultados del proceso automático de OCR.

Este nuevo servicio se inscribe en la estrategia general de la BNE para impulsar la investigación y reutilización de su patrimonio digital (materializada en BNElab), y concretamente en una línea específica de trabajo centrada en el análisis, apertura y publicación de los datos que la BNE genera, en formatos abiertos y reutilizables y siguiendo políticas y estándares RISP (Reutilización de la Información del Sector Público). Todos los conjuntos de datos así generados han sido publicados en el portal de datos abiertos de la Administración, datos.gob.es (y con ello también en el Portal Europeo de Datos).

Entre lo publicado y ya disponible se incluyen los grandes conjuntos de datos generados por la BNE, como el Catálogo Bibliográfico y el de Autoridades o la Bibliografía Española, pero también otros de carácter estadístico e institucional. En todos los casos se ha hecho un esfuerzo por transformar los registros en formatos libres, y accesibles para público no estrictamente bibliotecario. De este modo, se ha realizado una adaptación a formatos como JSON, CSV, ODS, TXT o XML. Todos los datos se actualizan periódicamente.

Los dos nuevos conjuntos de datos incorporados como resultado del trabajo con Hemeroteca Digital completan esta línea de trabajo desarrollada en los últimos dos años; suman un total de 278 conjuntos de datos, bibliográficos e institucionales, de gran valor tanto para bibliotecas como para investigadores y reutilizadores en general. No obstante, la iniciativa se plantea como una actividad abierta a la colaboración, un punto de partida para encontrar líneas de experimentación, trabajo y explotación de estos datos, como recurso de valor en campos como el procesamiento del lenguaje natural, la investigación académica o el desarrollo de software. 

[VER NOTICIA]

La belleza del Cosmos: Astronomicum Caesareum

La Biblioteca Nacional de España expone una de las grandes joyas que conserva entre sus fondos, el “Astronomicum Caesareum”, valorado como el libro impreso más espectacular del siglo XVI..

Obra de Petrus Apianus, publicada en 1540 y dedicada al emperador Carlos V. Está considerada una obra maestra de la imprenta y una verdadera obra de arte por el cuidado de su impresión y el valor de sus ilustraciones, siendo el trabajo astronómico más importante antes de la edición de la obra de Nicolás Copérnico “De Revolutionibus orbium coelestium” (1543).

Astronomicum Caesareum resume el conocimiento de Apiano sobre astronomía e instrumentos astronómicos, revelándonos al mismo tiempo un compendio de las ideas sobre astronomía a comienzos del siglo XVI.
Este magnífico libro, explica el uso del astrolabio y otros instrumentos utilizados para calcular la posición de los planetas. Para ello el autor recurrió al diseño de discos móviles de papel y coloreados a mano, que crean impresionantes ilustraciones simulando verdaderos astrolabios, siendo el aspecto más llamativo de la obra.

Con esta pequeña exposición, tan sencilla de explicar y tan difícil de entender, vamos a conocer cómo ha evolucionado la representación del Universo y las leyes que lo rigen, vamos a realizar un viaje a las estrellas. Un viaje que nos permitirá profundizar en una época muy interesante de la historia de la ciencia, mostrar muchos aspectos ocultos y así descubrir cómo se fusionan la ciencia y el arte para crear uno de los libros impresos más hermosos de la historia.

Biblioteca Nacional de España

La exposición, pequeña en espacio pero grande en contenido, está distribuida en dos áreas: en la antesala del Salón de Lectura y a lo largo del vestíbulo y escalinata de la Biblioteca Nacional de España.

La primera parte situada en la antesala del Salón de Lectura María Moliner está estructurada en torno a la obra principal Astronomicum Caesareum, de esta manera conoceremos el contexto en el que se desenvuelve la obra principal dando a conocer otras obras de Apiano, que aunque menos espectaculares estéticamente, reflejan el pensamiento y las aportaciones de un gran astrónomo y el conocimiento que sobre el Cosmos se tenía en el siglo XVI.

Un momento histórico en el que se inicia la llamada “Revolución científica” y que, a lo largo de dos siglos, originó grandes cambios, entre otros, la modificación de la superficie terrestre y la nueva visión del Universo contribuyendo directamente a la transformación del pensamiento, dominado, hasta ese momento, por las leyes divinas. Se desafió a Dios y a la Iglesia.

Presentar el Universo implica mencionar a algunos de los grandes astrónomos de la historia, como Copérnico, Kepler, Galileo o Newton, mostrar los libros que recogen sus ideas, que transformaron la forma de entender el mundo estableciendo las bases de la ciencia moderna y de nuestro progreso. Investigaciones que rompieron con las estructuras sólidas que habían permanecido inalterables durante muchos siglos, como considerar la Tierra el centro del Universo. Junto a ellos encontramos el nombre de una astrónoma del siglo XVI, María Cunitz, ensalzada como la mujer más erudita en astronomía desde Hipatia de Alejandría, y autora de un libro Urania propitia que supuso la simplificación de las conocidas Tablas rudolfinas de Kepler proporcionando nuevos datos, corrigiendo errores y ofreciendo una solución más elegante al problema de Kepler sobre el movimiento planetario.

Las siguientes vitrinas muestran una serie de obras en las que se enseña cómo ha evolucionado la representación de los cuerpos celestes, pasando de ser Dioses con verdaderos poderes a ser pequeñas luces brillantes en el cielo, las estrellas. Estrellas y planetas que, provistos de una energía interior y una fuerza exterior, nos explican quien manda en el Universo.

La segunda parte de la exposición discurre a lo largo de un recorrido que se inicia en la entrada y escalinata interior de la Biblioteca Nacional de España donde, a través de una serie de paneles, se pueden contemplar algunos de los discos móviles incluidos en el libro de Apiano, Astronomicum Caesareum. Espectaculares en forma y contenido, una belleza visual, que se construye sobre el complejo mundo de las matemáticas.

Comisaria: Carmen García Calatayud.

Información práctica
Del 9 de septiembre al 9 de enero de 2021
Antesala del Salón de Lectura María Moliner (2ª planta)
-De lunes a viernes de 11 a 17:30 h. [Sábados y domingos cerrados]. Último pase media hora antes del cierre. Entrada gratuita.
-Aforo limitado, máximo: 8 personas. Los pases son cada 15 minutos, tiempo máximo de duración de la visita

“Astronomicum Caesareum” EN LA BIBLIOTECA GENERAL DE LA USAL

La biblioteca del Inca Garcilaso de la Vega.

la biblioteca del inca garcilaso de la vega - Búsqueda de Google

EXPOSICIÓN VIRTUAL

El 23 de abril de 1616 moría en su casa de Córdoba, el Inca Garcilaso de la Vega, primer escritor mestizo del Perú, cronista bilingüe, traductor de León Hebreo y autor de la historia de aquel territorio antes y después de la llegada de los españoles.

Nacido en el Cuzco en 1539 de madre inca, la princesa Isabel Chimpu Ocllo, y de padre español, el capitán Sebastián Garcilaso de la Vega, el autor de los Comentarios Reales de los Incas (1609) forma parte de la primera generación de mestizos del Perú. Educado en las dos culturas, la andina y la hispana, participará desde muy pronto de los dos códigos, ofreciendo como ejemplo de su encuentro y convivencia una obra en prosa que se admira hoy y se considera entre lo más señalado y destacable de la importantísima producción literaria de su época.

Pocos días después de su muerte, sus albaceas testamentarios realizan un inventario de los libros pertenecientes a su biblioteca, hasta un total de 188 entradas, que el trabajo bibliográfico de diversos especialistas ha permitido identificar casi en su totalidad.

inca garcilaso dela vega - Búsqueda de Google

Esta exposición virtual celebrada físicamente en la BNE en 2016, que conmemoraba los cuatrocientos años de la muerte del Inca Garcilaso de la Vega, se presenta ahora de manera virtual y pretende hacerlo reconstruyendo su archivo letrado con apoyo del inventario de bienes, en tanto depósito de textos, documentos, piezas, objetos de cultura y elementos de identidad que sirvan a la definición de este primer intelectual mestizo y a la comprensión de las tensiones que esta condición implica.

El recorrido expositivo se proyecta, por tanto, como homenaje a este importante autor de dos mundos y dos lenguas; pero también como viaje, con su mediación, por la nueva cultura híbrida, surgida del diálogo entre el humanismo europeo y el pasado incaico del Perú recién conquistado.

Libros de música litúrgica en la BNE. Cantorales.

"Libros de música litúrgica en la BNE" - Búsqueda de Google

En 2014 la Biblioteca Nacional de España realizó una exposición sobre los cantorales:  “Libros de música litúrgica en la BNE”. Ahora es posible visitar su versión virtual o descargar el catálogo de la exposición.

VISITA VIRTUALCATALOGO DE LA EXPOSICIÓN EN PDF

El cantoral es un tipo de libro musical que puede contener polifonía (es decir, música escrita para varias voces superpuestas) o, con mucha mayor frecuencia, canto llano del repertorio gregoriano, usado en la liturgia de la Iglesia Católica. Entre los siglos XV y XIX estos libros corales fueron muy abundantes y hubo gran demanda de ellos en todos los establecimientos eclesiásticos.

"Libros de música litúrgica en la BNE" - Búsqueda de Google

Cantorales : libros de música litúrgica en la BNE : [exposición del 19 de septiembre de 2014 al 18 de enero de 2015] / [organiza, Biblioteca Nacional de España ; comisario, José Carlos Gosálvez Lara ; textos, José Carlos Gosálvez Lara … et al.]. — [Madrid] : Biblioteca Nacional de España, 2014

La colección de grabados de la BNE

La colección de grabados  de la Biblioteca Nacional de España se puede considerar una de las más importantes del país, tanto por su cantidad como por su calidad. Conserva obras de los mejores artistas, desde finales del siglo XV hasta la actualidad.

[ACCEDER A LOS GRABADOS DIGITALIZADOS]

A través de estas obras se pueden estudiar los diferentes estilos artísticos desde el último gótico hasta las últimas tendencias del grabado actual y las diferentes técnicas del grabado desde la xilografía hasta las nuevas técnicas digitales, pasando por las técnicas calcográficas, la litografía, la serigrafía, las técnicas aditivas y las técnicas digitales.

Están representadas las principales escuelas del grabado, principalmente europeas, destacando la colección de grabado español. Esta colección, especialmente, se continúa incrementando, gracias a la Ley de Depósito Legal y a las donaciones de editores de obra gráfica, talleres y artistas individuales.

La temática es de lo más variado: un apartado importante son estampas religiosas y mitológicas, históricas, grabados que reproducen cuadros, vistas de ciudades y paisajes; arquitectura y ornamentación, tipos y trajes, retratos, escenas de género, etc.

Historia de la colección

En 1868 el Estado adquiere la colección de grabados, dibujos y libros con grabados que a lo largo de su vida había reunido el pintor Valentín Carderera destinándola a la Biblioteca Nacional Con este motivo se crea entonces una Sala de Estampas donde se conservarían estas obras y las del mismo género que había dispersas por la Biblioteca. A este fondo Carderera se unieron las estampas sueltas y las que había en libros con grabados en la antigua Biblioteca Real.

En 1880 se compran a José María Galván una serie de dibujos y pruebas de estado de sus estampas más famosas. El mismo año el sobrino y heredero del pintor Manuel Castellano vende a la Biblioteca cerca de seis mil grabados que habían pertenecido a este gran coleccionista. En 1904 ingresan las estampas y libros con grabados de la llamada Colección Izquierdo que Eugenio Izquierdo había comprado en París.

Otras donaciones muy importantes son las de grabados de Ricardo Baroja en 1910 y en 1951 la viuda de Mariano Fortuny Madrazo lega a la Biblioteca Nacional una carpeta con grabados de su marido y otra de Mariano Fortuny Marsal, estampados por el primero.
En 1968, junto con la biblioteca del coleccionista Juan Sedó Peris Mencheta, se compraron sus dibujos y grabados de temas cervantinos. En 1975 ingresan en la Sección dos colecciones muy importantes de estampas de devoción: la que donó D. Florentino Zamora y la que se compró a la muerte de D. Isidro Albert.

En el año siguiente, 1976, la Calcografía Nacional entrega un centenar de estampas de artistas contemporáneos como Cuní, Echauz, Prieto Nespereira, Marcoida, etc. Al mismo tiempo se siguen comprando grabados antiguos: en 1963, 125 estampas japonesas del siglo XIX, en 1985 las “Camere sepolcrali degli antichi” de Piranesi y “L´Espagne a vol d´oiseau” de Alfred Guesdon, en 1986 la segunda edición de “Los Proverbios” de Goya y la séptima de “Los Desastres”, en 1988, las ediciones quinta y décima de “Los Caprichos”, etc. Asimismo, se compraron grabados de artistas contemporáneos, entre los que destacan algunas obras de Picasso, Dalí, Miró, Tàpies, Chillida, Millares, Alberti y otros muchos.

A través del Depósito Legal han ingresado libros con grabados originales o álbumes muy importantes; entre éstos habría que destacar la “Tauromaquia” de Picasso, el “Cantic al Sol” ilustrado por Joan Miró, “Caminos” de A. Machado, ilustrado por Redondela, “La vida del Lazarillo”, ilustrado por Pelayo, “Variaciones sobre el Entierro del Conde de Orgaz” por Alberti, “Aguafuertes” de Solana, etc.

También se ha conseguido que muchos grabadores hagan importantes donaciones de su obra y gracias a ello la Biblioteca Nacional cuenta en estos momentos con una importante colección de grabado español contemporáneo. La colección continua incrementándose con donaciones de artistas y coleccionistas, cambios de duplicados, obras ingresadas por Depósito Legal y adquisiciones de todo tipo de materiales gráficos tanto antiguos como modernos.

También puede interesar:

Transcripción de pliegos poéticos del siglo XVI : trabajo colaborativo de la BNE

Aqui comiençan dos roma[n]ces con sus glosas - Búsqueda de Google

La Biblioteca Nacional de España estrenó la semana pasada (4 de mayo) un nuevo proyecto dentro de su plataforma ComunidadBNE, pensada para el trabajo colaborativo en el enriquecimiento de sus colecciones y desarrollado en colaboración con Red.es.

En esta ocasión se propone un proyecto de transcripción del documento de 1560, Aqui comiençan dos roma[n]ces con sus glosas, que permitirá poner el texto a disposición de todos en nuestra Biblioteca Digital Hispánica, para su búsqueda y localización.

Información relacionada

El documento es un ejemplo de los llamados pliegos poéticos, una variedad de los pliegos sueltos (conocidos también como “de cordel” por su forma más habitual de distribución), que fueron el género editorial más popular de todos los que se imprimieron entre los siglos XVI y XVIII. Son, además, muy representativos de la lírica del momento, especialmente de la popular (romances, coplas, villancicos), por lo que su contenido ha sido muy estudiado por los especialistas en la literatura de este periodo. Se trata de documentos de poca extensión, impresos generalmente en formato 4º (lo que hoy vendría a ser una cuartilla) y concebidos para ser vendidos sin encuadernar y a un precio modesto, por lo que eran accesibles para una parte de la población que no podía acceder a otro tipo de productos literarios.

Aqui comiençan dos roma[n]ces con sus glosas - Búsqueda de Google

Dentro de los pliegos poéticos, destacan por su interés y antigüedad los que, sobre todo en el siglo XVI (aunque existe algún ejemplo del XV), fueron impresos con tipografía gótica y que se conocen generalmente como “pliegos góticos”. La edición que se propone en este proyecto consta de dos romances con contenido heredero de los cantares de gesta del ciclo carolingio, como se observa en el personaje de Durandarte. Presenta el texto a dos columnas, algo muy frecuente en estos documentos, y un grabado xilográfico en la primera página, también muy característico de este producto editorial.

En el proyecto de ComunidadBNE, se han marcado previamente las áreas de transcripción para facilitar la tarea; también se han especificado las pautas de transcripción recomendadas (en el propio proyecto y en un pequeño videotutorial), para adaptar la ortotipografía a usos actuales y así facilitar la búsqueda y recuperación del texto transcrito.


ComunidadBNE dispone además de otros proyectos abiertos a la colaboración, mediante la transcripción y etiquetado de diversos materiales, como carteles de teatro, fotografías o registros de grupos musicales. Muchas historias, escritas entre nuestras colecciones, aún están por descubrir. 

Cómo actuar con los libros ante el riesgo de contagio por COVID -19

Desde el blog de la Biblioteca Nacional de España (BNE) nos informan cómo se debe actuar en las bibliotecas ante el riesgo de contagio por COVID-19 a través de los libros. 

REPRODUCIMOS AQUÍ PARTE DE LA ENTRADA DEL BLOG. [VER ENTRADA ORIGINAL]. Arsenio Sánchez Hernampérez. Cómo actuar con los libros ante el riesgo de contagio por COVID -19. [2 abril, 2020]

Algunas enfermedades no necesitan el contacto directo entre individuo infectado y sano, sino que se transmiten de forma indirecta por la propagación en el aire de partículas microscópicas de saliva o agua producidas por la persona infectada al toser o estornudar. Esas gotas pueden recorrer pequeñas distancias, habitualmente no más de dos metros desde el emisor. También pueden permanecer suspendidas en el aire durante varias horas, como es el caso del sarampión. Sin embargo, la mayoría de estas gotas microscópicas entran en contacto con superficies próximas como un teléfono móvil, un vaso, la barra de un bar o un producto colocado en la estantería de un supermercado. Lógicamente, todos los objetos que rodean a las personas enfermas pueden ser un foco de infección y los virus pasan a los individuos sanos que han tomado contacto con los objetos contaminados y después han tocado con las manos sus ojos, la nariz o la boca.

Las enfermedades que se trasmiten por esta vía son, entre otras, la varicela, el resfriado común, la conjuntivitis, el sarampión y el COVID-19.

Afortunadamente, el virus no puede permanecer activo durante mucho tiempo fuera del cuerpo humano. En estos últimos días han aparecido los primeros estudios sobre la permanencia del COVID-19 en el ambiente. Un trabajo publicado en The New England Journal of Medicine[1] analiza la persistencia del virus en diferentes superficies y concluye que puede mantenerse viable, en el aire, hasta 3 horas, 4 sobre el cobre, hasta 24 horas en el cartón. En los plásticos y el acero inoxidable el virus se mantenía en niveles de actividad hasta 72 horas después. Sin embargo, otro artículo reciente[2] plantea tiempos de permanencia más elevados dependiendo de las cepas. En el caso del metal podría prolongarse entre 5 y 9 días y hasta 4 días en el papel.

Cómo actuar con los libros ante el riesgo de contagio por COVID -19 - El Blog de la BNE

La permanencia del virus depende de las condiciones ambientales de temperatura, humedad e iluminación. Por ello en el exterior su comportamiento puede ser muy diferente al que se produce en laboratorio. El coronavirus TGEV, en condiciones de laboratorio tiene una estabilidad de 3 a 28 días a 20ºC, pero a 4ºC su permanencia se incrementa a 28 días. A 30ºC, desaparece entre 4 y 96 horas (Kampf, 2020). También es lógico pensar que, en ambientes húmedos, el virus tendría una estabilidad mayor que en condiciones de sequedad. Finalmente, es de sobra conocido el efecto desinfectante de la radiación ultravioleta: la excesiva iluminación natural en días fuertemente soleados contribuye a reducir la carga viral en el ambiente.

desinfeccion coronavirus - Búsqueda de Google

Además de la profilaxis, las medidas activas son las más efectivas en la lucha contra COVID-19. La limpieza con desinfectantes es muy efectiva y en ello inciden continuamente las autoridades sanitarias. Lavarse con jabón las manos durante más de 20 segundos es sin duda la mejor medida de protección personal.  En cuanto a la limpieza de las superficies contaminadas, las soluciones diluidas de lejía doméstica, con un contenido mínimo en hipoclorito sódico del 0,1%, las que contienen 0,5% de agua oxigenada, las soluciones alcohólicas con un contenido superior al 70% de etanol o de alcohol isopropílico y la mayoría de los desinfectantes domésticos comunes registrados por la EPA deberían ser efectivos contra el coronavirus[3].

Llegados a este punto, deberíamos plantearnos si es necesario desinfectar los libros para evitar contagios. Nuestra opinión es contraria a la desinfección:

  • Los productos que son efectivos en superficies duras o para desinfectar plásticos o la ropa son dañinos para el papel o las tintas y podrían causar oxidación e hidrólisis ácida de la celulosa, la disolución de las tintas de tampón y de las anotaciones en bolígrafo o rotulador además de atenuar el color. Al utilizar agua como vehículo son doblemente inapropiados, pues generan debilitamiento del soporte, deformaciones y solubilización de los adhesivos de la encuadernación.
  • Podría parecer más inofensiva la esterilización con radiación UV, pero causaría una fuerte oxidación en los soportes y sólo sería efectiva en las partes expuestas a la radiación, quedando sin desinfección las más ocultas como la zona de la costura en los libros encuadernados o el interior de las solapas de las encuadernaciones rústicas modernas. Todas estas zonas son inaccesibles a la radiación UV y, por tanto, podrían seguir reteniendo su carga viral durante horas. Por ello tampoco la radiación UV es una buena solución.

Cómo actuar con los libros ante el riesgo de contagio por COVID -19 - El Blog de la BNESin embargo, dado que el virus puede permanecer durante días en el papel y el plástico, es necesario mantener precauciones con los libros que han estado expuestos al virus, especialmente si se trata de material que ha estado en contacto directo con enfermos afectados por COVID-19. Paradójicamente, la desinfección más efectiva sería no hacer nada, esperar y mantener los libros en cuarentena durante, al menos, 14 días. De esta manera prevendríamos de forma segura la transmisión indirecta sobre cualquiera de los materiales con los que están elaborados los libros (papel, cartón, tela o plástico) y no correríamos el riesgo de dañarlos al aplicar productos que tienen efectos químicos y físicos en los documentos.

A pesar de que el COVID-19 lleva entre nosotros apenas unos meses, ya se han publicado diversas recomendaciones sobre cómo actuar en archivos y bibliotecas ante el problema de la transmisión indirecta del virus. Hace sólo unos días, Lara Ewen publicó un excelente resumen sobre el impacto del virus en las bibliotecas en el cual se incide en la importancia de la cuarentena como medida más efectiva de control [Artículo completo] Además, el prestigioso NEDCC ha publicado una hoja informativa, breve y clara [VER] . Finalmente, Mary Striegel, conservadora científica del National Center for Preservation Technology and Training (NCPTT) publicó la semana pasada un vídeo en el que describe los cuidados básicos de diferentes materiales culturales ante el riesgo de infección por coronavirus.

 

Conclusión

Los materiales documentales pueden ser transmisores indirectos de la enfermedad siempre que hayan estado en contacto con personas enfermas. Sin embargo, el virus no puede permanecer efectivo durante largo tiempo y el tratamiento con viricidas de las superficies contaminadas es una medida efectiva para su control, aunque, en la práctica, no es recomendable para los materiales culturales.  Afortunadamente, la cuarentena sí es efectiva. El tiempo juega en contra de la estabilidad del virus y, en el caso del papel desaparece, según los estudios publicados, en unos cinco días.

Es recomendable seguir un sencillo protocolo de actuación para la manipulación de los materiales que han estado en contacto con enfermos de COVID-19[4]:

  • Lávese las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o, preferiblemente con agua y jabón durante 40 segundos.
  • Evite el contacto cercano con las personas enfermas.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente como picaportes, bandejas, etc.
  • Las mascarillas son una primera barrera de defensa para evitar el contagio, pero deben ser utilizadas correctamente. Lávese las manos antes de ponérsela.
  • La mascarilla debe cubrir bien la nariz, la boca y la barbilla.
  • Evite tocar la mascarilla mientras la lleva puesta.
  • No recicle los guantes ni las mascarillas.
  • No toque la mascarilla con las manos y retírela de forma segura para desecharla después de usarla.
  • Los libros que han sido utilizados por personas enfermas deberán ser introducidos en una bolsa de plástico con doble autocierre. Una vez dentro el libro, limpie el exterior de la bolsa con un producto viricida (agua y lejía). Tenga cuidado de que la solución limpiadora no penetre al interior. Una vez limpio, manténgalo en una zona segura durante 14 días.
  • Una vez superada su cuarentena, el libro podrá volver a ser consultado sin riesgo.

Finalmente, sólo decir que las bibliotecas públicas y otros establecimientos en los que hay material bibliográfico deberán permanecer también en cuarentena mínima de 14 días. No será necesario esterilizar los documentos, pero sí mantener la higiene apropiada dentro de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

NUEVA INFORMACIÓN:

Recomendaciones sobre procedimientos de desinfección en bienes culturales con motivo de la crisis por COVID 19. Madrid : Ministerio de Cultura y Deporte, Instituto del Patrimonio Cultural de España, 2020. (acceso 22/04/2020)