Exposiciones en la BNE

Una completa exposición sobre el mundo del tebeo, otra dedicada al ajedrez, la celebración del Día de las Escritoras… son algunas de las actividades programadas por la Biblioteca Nacional de España para este mes de octubre. (MAS INFORMACION)

  • Del 4 de octubre al 13 de enero se abrirá al público la muestra ¡Beatos, Mecachis y Percebes! Miles de años de tebeos en la Biblioteca NacionalLa muestra se dividirá en tres partes y hará un recorrido cronológico por las maneras de comunicar con imágenes, textos y una particular estructura. Primero vendrán los Beatos, antepasados lejanos que iluminaron manuscritos y contaban historias hasta en tiras de vendaje de momia. Los Mecachis van después, más cercanos a la época actual y conocidos por su aparición en las ilustraciones de la prensa periódica. Por último, cierran los Percebes, habitantes del número 13 de cierta rue de sobra conocida.

Resultado de imagen de ¡Beatos, Mecachis y Percebes!


  • AjedreZ. Arte de silencio. Ocho siglos de cultura se inaugura el 10, y está compuesta por 32 títulos, tal que las piezas sobre el tablero, y estructurada en cuatro secciones: 1. Hitos de la historia del ajedrez. 2. Libros de ajedrez. 3. Espiritualidad: libros y fragmentos del ajedrez a lo divino 4. Grandes autores de nuestra lengua: la infinita metáfora del juego.

Exposición de Ajedrez


  • Finalmente, el 24, el Día de la Biblioteca 2018 se conmemorará con una sesión del taller Scriptorium egipcio y otra sesión del taller Scriptorium griego.

Imagen relacionada

Además, otras actividades organizadas en el marco de la Semana de la Arquitectura de Madrid, con dos talleres, uno escolar, Primeras arquitecturas. Refugios, y otro familiar, El melocotón gigante.

La presentación del catálogo Dibujos de Arquitectura y Ornamentación de la Biblioteca Nacional de España. Siglo XIX, tendrá lugar el 2, coeditado por Fundación Arquia y la BNE.

Resultado de imagen de Dibujos de Arquitectura y Ornamentación de la Biblioteca Nacional de España. Siglo XIX,

Anuncios

200.000 tesoros que la BNE puede exponer en Twitter

En los archivos de la Biblioteca Nacional de España (BNE) hay 33 millones de documentos, libros, revistas, periódicos, partituras, mapas, dibujos, fotografías, manuscritos, grabaciones sonoras y vídeos. Esta institución pública lleva almacenando reliquias desde 1711. Tres siglos después, en 2011, abrió su cuenta en Twitter.

200.000 de esos tesoros han sido digitalizados, así que pueden ser compartidos en Twitter, la red social de más éxito para la Biblioteca. “Me gusta pensar que difundir las piezas de la Biblioteca supone reconocer que es patrimonio de todos. Lo acerca al público general”, dice a Verne vía telefónica Elena Sánchez, responsable del Servicio de Difusión de Contenidos Digitales, Portales y Redes Sociales de la Biblioteca.

“Hay tantas cosas en la Biblioteca que, sea cual sea el trending topic del día, tenemos algo que aportar”, añade Sánchez. Pero la BNE no fue siempre así en Twitter. Hasta 2014 se limitaban a promocionar exposiciones y dar noticias. “Por entonces fue el boom de las series históricas: Isabel, Carlos, rey emperador, El Ministerio del Tiempo…”. Un tuit sobre el testamento de la reina Isabel fue el “punto de inflexión” para la Biblioteca: “Después de compartirlo en Twitter durante un capítulo de la serie se convirtió en el documento más visto de la web de la BNE en todo 2014. Nos dimos cuenta del poder de lo que teníamos entre manos”. La cuenta de Twitter tiene 185.000 seguidores.

 

Twit BNE
Tuit sobre el testamento de la reina Isabel

“Nuestros recursos digitales son inagotables, no tienen fin”, indica Sánchez cuando le preguntamos cuándo se quedarán sin nada que compartir en Twitter. “Esta es una forma de acercar el contenido de la Biblioteca al público general, más allá de los investigadores y estudiosos que están más acostumbrados a visitarnos”, añade. En la Biblioteca hay contenidos para todos los públicos.

La responsable de redes de la Biblioteca asegura que “está previsto” abrir una cuenta en Instagram, sin precisar una fecha concreta. “Sabemos que lo que tenemos es muy de Instagram”. En Facebook, la Biblioteca tiene 280.000 seguidores, 100.000 más que en Twitter, “pero con menos interacciones, menos conversación y apenas crecimiento; Twitter es nuestra red social más importante”.

FUENTE:  Verne

Beatos en la Biblioteca Nacional

Sólo dos beatos se conservan en la Biblioteca Nacional, siendo el Beato Vit/14/2, encargado en 1047 por el rey Fernando I y doña Sancha, y realizado quizás, por Facundo, en San Isidoro de León, uno de los más bellos ejemplares con noventa y ocho miniaturas dotadas de sorprendente expresividad.

Junto a éste, el Beato Emilianense Vit/14/1 es el más antiguo de cuantos se conservan y el más próximo al prototipo original, por lo que es conocido como el Beato Primero, o Beato Antiguo.

La BNE realizó este interesante video promocional de sus dos obras:

 

ENTRADA RELACIONADA: Beatos : El scriptorium de Tábara

La BNE digitalizará 545 obras propuestas por la comunidad académica e investigadora

La Biblioteca Nacional de España digitalizará 545 obras, unas 133.000 páginas, durante 2018 y 2019 a propuesta de la comunidad académica e investigadora con el objetivo de mejorar la pertinencia científica de las líneas estratégicas de digitalización de la institución.

Resultado de imagen de digitalizar libros antiguos

El pasado 20 de marzo la BNE convocó por primera vez a grupos de académicos e investigadores para que enviaran sus propuestas de digitalización. A lo largo de estos meses, se han recibido un total de 18 peticiones, que se concretan en casi 900 títulos, procedentes de equipos multidisciplinares, tanto nacionales como internacionales.

Entre estas obras están romances de la tradición oral hispánica, gacetas impresas en España durante el siglo XVII, obras medievales impresas en castellano, textos de escritoras españolas anteriores a 1800, catálogos comerciales de libreros, editores e impresores de los siglos XVIII al XIX, tarjetas postales históricas u obras de contenidos lingüísticos.

La Real Academia Española (RAE), La otra Edad de Plata de la Universidad Complutense de Madrid, la Fundación Ramón Menéndez Pidal, el Grupo de Investigación de Patrimonio y Culturas Populares y el grupo Historia cultural del Mediterráneo, ambos del CSIC, el Grupo de Estudios Peirceanos de la Universidad de Navarra, el Proyecto Iberian Early Modern News, el grupo Clarisel de la Universidad de Zaragoza, BIESES (Bibliografía de escritoras españolas), Exemplar de la Universidad de Barcelona, VICARTE de la Universidad de Lisboa y Estudios de Literatura y Pensamiento de la Universidad de Salamanca son algunas de las entidades que han remitido propuestas a la BNE.

Una vez recibidas las propuestas, un comité de valoración de la Biblioteca Nacional de España ha revisado y analizado las solicitudes siguiendo criterios de viabilidad. A falta de estudiar físicamente todos los ejemplares, en esta fase preliminar de evaluación se han aceptado los fondos que no presentan restricciones de difusión en cuanto a derechos de propiedad intelectual y cuyos formatos no superaban el A2.

Ahora la institución trabajará en la identificación del ejemplar ideal para su reproducción y/o valorar si necesitarán o no intervención previa por parte de los equipos de restauración. Una vez completada esta segunda fase de evaluación, se procederá a la digitalización sistemática de las propuestas aprobadas a lo largo de 2018 y 2019, y posteriormente a su carga en la Biblioteca Digital Hispánica donde estos títulos pasarán a estar disponibles para toda la comunidad investigadora.

Dado el éxito de esta primera convocatoria, la BNE se reafirma en la intención de continuar con esta iniciativa que periódicamente buscará acercar aún más el patrimonio documental a quien le pertenece: la ciudadanía.

Información relacionada

Gastronomia española s. XV-XIX

«Porque la gente se ha dado / al muy sobrado comer, / que el muy harto no ha plazer / antes se halle lisiado, / que dar con hambre es buen modo / para gozar la comida / y es penosa y triste vida / andar harto el tiempo todo». 

Diálogos de medicina, del doctor López de Villalobos

Así comienza la Guía bibliográfica sobre la gastronomía española de los siglos XV al XIX presentada hace unos días por la Biblioteca Nacional de España en la que se incluyen libros, diccionarios, estudios y recursos electrónicos sobre el arte culinario.

Resultado de imagen de Guía Bibliográfica de la Gastronomía Española
ACCESO AL PDF

La historia escrita sobre la cocina en España se remonta al siglo XV, aunque anteriormente hubiera habido alguna mención puntual a la cocina o a los alimentos, como por ejemplo en el Libro de buen amor, del Arcipreste de Hita. En 1423 aparece el Arte cisoria, de Enrique de Villena, un manual sobre el arte de trinchar con cuchillos las carnes, pescados y frutas.

Consciente del valor del fondo patrimonial relacionado con este campo que se encuentra en sus colecciones, la Biblioteca Nacional de España ha emprendido diversos proyectos de difusión, investigación e incluso reinterpretación de estos testimonios históricos.

La nueva Guía Bibliográfica de la Gastronomía española de los siglos XV al XIX propone una selección de fuentes, parte de una producción elaborada a lo largo de quinientos años. Además de diccionarios y estudios, también se incluyen una amplia muestra de libros originales sobre el arte culinario, un apartado dedicado a comentar algunas de las obras más destacadas y una sección en la que se facilita el acceso a diversos recursos electrónicos (páginas web especializadas, acceso a otras bibliotecas, archivos y librerías). Por último, la Guía ofrece un vocabulario con algunos de los términos más recurrentes o curiosos de la gastronomía española.

La publicación de la Guía coincide con la publicación de una nueva colección destacada en la Biblioteca Digital Hispánica que agrupa más de doscientas obras relacionadas con la gastronomía, y otra en la Biblioteca Digital del Patrimonio Iberoamericano que reúne casi 500 documentos procedentes de la BNE y de países como Colombia, Chile, Panamá, Brasil, Salvador, Perú o Ecuador. Este grupo de obras tiene como hilo común la alimentación y las distintas relaciones que el hombre establece con ella: cocina, industria, cultura, tradición popular, higiene, sanidad…

 

 

El fondo de manuscritos iluminados franceses y flamencos de la BNE

Entre España y Europa del norte: el fondo de manuscritos iluminados franceses y flamencos de la Biblioteca Nacional del España.

Resultado de imagen de Evangeliario de Carlos de Angulema
Evangeliario de Carlos de Angulema (Madrid, BNE, Res/51), fol. 117

La Biblioteca Nacional de España organiza la Jornada de estudios Entre España y Europa del norte: el fondo de manuscritos iluminados franceses y flamencos de la Biblioteca Nacional del España, en colaboración con la Université de Lille.

La colección de manuscritos iluminados de la Biblioteca Nacional de España es poco conocida con la excepción de algunas piezas señaladas. Asciende a unas 800 obras y en ella ocupa un lugar muy destacado la colección de manuscritos franceses y flamencos. Todas las etapas de las artes del libro en el norte de Europa, desde la miniatura carolingia del siglo IX hasta los suntuosos manuscritos realizados en el siglo XVI para la corte de Francisco I, aparecen representadas en la colección y, en varias ocasiones, a través de manuscritos de gran importancia histórica y artística.

El único inventario de la colección fue realizado en 1933 por Jesús Domínguez Bordona, por ello es necesario abordar una recatalogación de este fondo que contemple las numerosas novedades ocurridas en el estudio de la miniatura nórdica desde esa lejana fecha. La colaboración entre la BNE y la Universidad de Lille va a permitir emprender este trabajo del que esta Jornada supone un primer avance a través de un plantel de destacados especialistas españoles y extranjeros.

Información práctica

  • Jueves 7 de junio de 2018, a las 9:00 h.
  • Salón de actos – Aforo limitado
  • Imprescindible inscripción previa en difusion@bne.es
  • Este acto se retransmite en directo desde la web:

Acceso a los videos:

La BNE y el depósito legal de las publicaciones en línea.

La Biblioteca Nacional de España ha lanzado la tercera recolección masiva del dominio.es, que lleva a cabo con medios propios, para la consecución del depósito legal de las publicaciones en línea.

Resultado de imagen de dominios.es

Desde la entrada en vigor de la Ley 23/2011, los sitios web son objeto de depósito legal y por tanto se consideran parte del patrimonio documental que la Biblioteca Nacional de España tiene el deber de preservar.

Como en los dos años precedentes, la Biblioteca usa el fichero de dominios que proporciona Red.es, entidad con la que tiene firmado un convenio de colaboración. Este fichero de dominios contiene este año más de 1.900.000, lo que supone un incremento de unos 50.000 por año desde 2016.

La recolección masiva se divide en 127 recolecciones (harvests) de 15.000 dominios cada una, que a su vez se dividen en trabajos (jobs), con lo que el proceso se desglosa en paquetes sobre los que trabajan las arañas (crawlers). La infraestructura de la BNE tiene configuradas para esta recolección masiva 71 arañas, que rastrean la web con un rendimiento de entre 300-350 Mb/sg. Igual que el año pasado, el límite que se ha establecido por dominio es de 150 megabytes y se calcula que durará aproximadamente dos meses.

Puesto que la exhaustividad en este campo está descartada, la BNE sigue, como muchas otras bibliotecas nacionales del mundo, un modelo mixto en el que se combinan recolecciones masivas (normalmente una vez al año), que ofrecen una visión muy amplia de la web, y recolecciones selectivas de carácter temático, de evento o del ámbito de las Comunidades Autónomas, más limitadas en número de semillas, pero seleccionadas y gestionadas de manera más detallada.

En julio del año pasado se habilitó un acceso a este archivo web para los usuarios de la BNE, así como para los de las bibliotecas autonómicas que lo han solicitado. Por los límites que establece la ley de la propiedad intelectual el acceso para los usuarios solo está disponible de momento en estos centros. La Biblioteca está trabajando para dar un acceso más abierto a esta información, tanto desde el punto de vista legal como buscando medidas tecnológicas que permitan compatibilizar la protección de los derechos de propiedad intelectual y el acceso a la información de los ciudadanos.

Fuente: http://www.bne.es