Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2019

El Área de Restauración del Museo Nacional del Prado, Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2019

Trabajos de restauración en los talleres del Museo del Prado

El jurado del Premio Nacional ha propuesto la concesión del Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales correspondiente a 2019 al Área de Restauración del Museo Nacional del Prado. Este premio, concedido anualmente por el Ministerio de Cultura y Deporte, está dotado con 30.000 euros.

El jurado ha destacado “una trayectoria profesional marcada por la calidad del trabajo llevado a cabo desde la creación de la institución, en el bicentenario de su constitución. Se galardona especialmente la multidisciplinariedad del equipo humano, integrado mayoritariamente por mujeres, así como los criterios y metodología que han guiado la intervención en la práctica totalidad de la colección de obras de arte del museo. El jurado premia también la singularidad y alcance del proyecto didáctico y pedagógico desarrollado por el Área de Restauración. Asimismo se reconoce la complejidad del trabajo ejecutado, habida cuenta de la problemática laboral que el sector de la restauración presenta en la actualidad”.

Desde su creación el 19 de noviembre de 1819, las funciones de conservación y restauración en el Museo Nacional del Prado se consideraron imprescindibles. Los trabajos de restauración durante la primera mitad del siglo XIX no sólo se centraron en las pinturas del Museo sino que también fueron restauradas obras pertenecientes a la Corona en los diferentes Reales Sitios.

Durante la Guerra Civil, el taller de restauración del Museo llevó a cabo los trabajos más urgentes para garantizar la salvaguarda de las obras. En este periodo y bajo la dirección de Jerónimo Seisdedos, el Museo prosiguió con su labor de conservación y salvamento del tesoro artístico. La actividad tras la guerra continuó en los talleres a pesar de la precariedad y las dificultades materiales.

Durante los últimos 40 años la tarea del Área de Restauración ha sido inmensa. La importancia y el elevado número de obras en las que se ha intervenido permiten al visitante actual, hacer un recorrido por las salas del Museo disfrutando de sus colecciones en el más óptimo estado de conservación. Es reconocido internacionalmente como un Museo donde la técnica de los artistas se muestra al espectador en el estado más próximo al original.

Paralelamente a las actividades propias de la restauración, se ha realizado una importante tarea de formación de jóvenes restauradores nacionales e internacionales.

Durante 200 años, el taller de restauración ha integrado en su plantilla un elevado número de restauradores, consiguiendo mantener unos criterios altamente valorados por el resto de museos de Europa. Destaca la colección de obras de Velázquez, incluyendo ‘Las meninas’, ‘La familia de Carlos IV’, las majas y la colección de Goya, ‘El Descendimiento’ de Van der Weyden, y las obras de Tiziano o Rubens como algunos ejemplos de la excelente conservación del conjunto de la colección del Prado.

Jurado

El jurado, presidido por Román Fernández-Baca Casares, director general de Bellas Artes y actuando como vicepresidente José Javier Rivera Blanco, subdirector general del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), ha estado formado por: José María Pérez González, Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2018; Gemma María Contreras Zamorano, subdirectora del Instituto Valenciano de Conservación, Restauración e Investigación; Celestino García Braña, presidente de la Fundación DOCOMO Ibérico; Xerardo Estévez Fernández, arquitecto; Ana Yáñez Vega, secretaria general de ICOMOS-España e Isabel Tajahuerce Ángel, miembro del Instituto de Investigaciones Feministas, Universidad Complutense de Madrid.

Fuente: https://www.culturaydeporte.gob.es/actualidad/2019/10/191017-pnprado.html

Guía de técnicas para la conservación del fondo bibliográfico.

Imagen relacionada

Cruz Guaranda, Janet Narcisa. Normas de preservación para la conservación del fondo bibliográfico: Diseño de una guía de técnicas para la conservación. [Trabajo de investigación dirigido por Rosa Cortez Castro]. Guayaquil: Universidad de Guayaquil, 2019
DESCARGAR PDF


La Biblioteca Ing. Alfredo Hincapié Segura, de la Universidad de Guayaquil, no cuenta con un personal administrativo especializado o con experiencia en el área de Bibliotecología y Archivología, por tanto, no emplea técnicas adecuadas para la protección de sus bienes bibliográficos.

El objetivo principal de este proyecto es desarrollar unas Normas de Preservación para la Conservación del fondo Bibliográfico, mediante el Diseño de una guía Técnica para la Conservación del acervo documental y que sirva de apoyo al personal bibliotecario en el buen resguardo de los mismos.

El Instructivo contiene: reglas, métodos y procedimientos técnicos relacionados al mantenimiento, almacenamiento, manipulación y restauración de los ítems. La propuesta es garantizar y lograr que el fondo bibliográfico de dicha institución, extiendan su permanencia y utilidad en las estanterías de la biblioteca, ya que ellas contienen información con temas de investigaciones científicas, sociales y culturales, las cuales servirán para las futuras generaciones, de este modo contribuimos a la custodia del patrimonio cultural de la humanidad.

Las reparaciones “de época” en libros medievales

Apadrinar un libro

Vargas Mejía, Maria helena. Las reparaciones ‘de época’ en libros medievales : trabajo de fin de máster. Tutor: Josep Antoni Iglesias-Fonseca. Universitat de LLeida. Facultat de lletres, 2017.
ACCEDER AL PDF


Los libros medievales con evidencias de acciones de reparación ejecutadas están escasamente explorados y documentados por la conservación y restauración -CR- y la investigación histórica, debido a que las formas de reparación ejecutadas en el pasado no están plenamente reconocidas como fuentes históricas y, por tanto, están en riesgo de pasar inadvertidas, obviadas o infravaloradas en la valoración previa a la intervención del ejercicio del restaurador.

Esta situación ha hecho que, en muchos casos, las reparaciones sean alteradas o removidas sin haber sido lo suficientemente estudiadas ni documentadas y que de ellas quede sólo una escasa información inútil, para su reconstrucción o estudio por la investigación histórica posterior. A esta situación se suma que el lenguaje que enmarca las reparaciones sea impreciso y que no se les haya denominado con una terminología normalizada o estandarizada o recopilada en aras de obtener información unívoca de acuerdo con las disciplinas involucradas en su estudio integral.

La Biblioteca Histórica de la USAL, estudiada por su «conservación preventiva»

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) con sede en Sevilla acoge estos días un curso sobre conservación preventiva del patrimonio cultural dentro del proyecto europeo HeritageCare, en el que participan otras dos entidades españolas: la Universidad de Salamanca y la Fundación Santa María la Real.

El principal objetivo de HeritageCare es mejorar la conservación preventiva de edificios históricos, mediante el desarrollo de una metodología, basada en buenas prácticas, que involucre a los propietarios de los edificios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico. Por otra parte, la Fundación Santa María la Real está detrás de muchas intervenciones en la región.

biblioteca-15

Las actuaciones en la Biblioteca Histórica de la Universidad son un ejemplo de «conservación preventiva» y el mayor contraste imaginable con la Lista Roja del Patrimonio.

En la biblioteca de la Universidad de Salamanca la actuación fue completa y la sinergia entre la Fundación y el Grupo TIDOP del Departamento de Ingeniería Cartográfica y del Terreno de la Escuela Politécnica Superior de Ávila permitió la monitorización del estudio salmantino y su sala de incunables mediante la instalación de una treintena de sensores y dispositivos que permiten controlar las condiciones de temperatura, humedad, luminosidad, el ataque de insectos xilófagos o la radiación solar. (VER PROYECTO).

Los datos de la monitorización se combinan con la digitalización tridimensional de la Biblioteca y del conjunto de las Escuelas Mayores realizada con un sistema láser de cartografiado móvil, capaz de facilitar información a medida que nos desplazamos por el edificio, ofreciendo así una herramienta muy útil para la gestión, conservación y difusión de la cátedra salmantina.

Además los participantes en el seminario sevillano pudieron conocer otras experiencias de conservación preventiva como la de la muralla de Ávila, donde la Fundación Santa María la Real junto con Telefónica pudo aplicar su sistema de monitorización del patrimonio.

El principal objetivo del proyecto es mejorar la conservación preventiva de edificios históricos mediante el desarrollo de una metodología basada en buenas prácticas, que involucre a los propietarios de los edificios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico. Para ello los participantes en el seminario pudieron conocer los objetivos del proyecto y algunos de los casos prácticos desde su puesta en marcha en 2016, entre los que también se encuentran la iglesia de Becerril del Carpio en Palencia.


Fuente: https://www.leonoticias.com

Conservación de publicaciones periódicas impresas con bajos niveles de uso.

Resultado de imagen de UKRR Research Reserve

Feasibility study on monographs: final report (2017). [Kirkcudbright]:  Information Power. June. 46 p. DESCARGAR en PDF

La UKRR (UK Research Reserve) es un programa colaborativo coordinado entre las bibliotecas universitarias y de investigación británicas y la British Library, para gestionar de manera eficiente y sostenible a largo plazo la conservación de publicaciones periódicas impresas con bajos niveles de uso.

Las grandes colecciones de revistas representan una valiosa fuente de conocimiento, y por tanto las bibliotecas deben proporcionar su acceso a los investigadores para que puedan utilizar su contenido. Sin embargo, los bajos niveles de uso de algunos de estos títulos hace que las colecciones puedan almacenarse off-site, más allá de los espacios de las bibliotecas, lo que debe permitir liberar espacio para otros usos.

La UKRR ha procesado más de 104 km de fondos ofrecidos por los miembros participantes y ha facilitado a las bibliotecas la toma de decisiones estratégicas sobre sus colecciones y espacios. También ha contribuido a cambiar aspectos de cultura organizativa dentro y fuera del sector de la educación superior.

Preservación y reparación básica de libros en bibliotecas.

Salvador Mut Prado ; Chelo Genovés Peris. Preservación y reparación básica de libros en bibliotecas: “Más cuidados, menos reparaciones”. 2a. ed. Valencia: Universidad Politécnica de Valencia, 2006. DESCARGAR PDF

Este curso y este manual  surgió, entre otras, de la voluntad de la dirección de la Biblioteca de la UPV por la formación de sus empleados y como un empeño de la empresa Biblipegus por encuadernar en todas sus acepciones.


SUMARIO:

  • Conservación preventiva
  • El libro: conceptos básicos
  • Métodos de protección
  • Selección de libros para su reparación
  • Reparaciones básicas
  • Glosario de términos

Día europeo de la Conservación/Restauración

Cartel

El 14 de octubre se celebra el Día Europeo de la Conservación-Restauración y con motivo de ello, la Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de España (ACRE) ha coordinado diversas acciones de promoción de la profesión que pueden seguirse en: EN ESTE ENLACE 

El art. 46 de la Constitución Española establece: “Los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. La ley penal sancionará los atentados contra este patrimonio”
Según definición de la ECCO (Confederación Europea de Organizaciones de Conservadores/Restauradores) “el rol fundamental de la profesión de Conservación-Restauración es la preservación del Patrimonio Cultural en beneficio de las generaciones presentes y futuras. La profesión de la Conservación-Restauración contribuye a la percepción, apreciación y comprensión del Patrimonio Cultural con respecto a su contexto ambiental y su importancia y propiedades físicas.”

Pese al potencial social y económico del Patrimonio Cultural, al mandato expreso de la Carta Magna y a la incorporación de la profesión de Conservación-Restauración a los niveles más altos del Sistema Universitario Español, parece ser que los poderes públicos aún no le han dado la importancia suficiente en cuanto a regulación de la profesión, estableciendo unas competencias que incluyan la toma de decisiones a niveles de dirección, manteniéndose de momento aquellas que solo valoran las habilidades manuales propias del oficio de restaurador, siempre sujeto a la intrusión tanto en la formación como en la ejecución de los trabajos, incluso en obras públicas.

Todo ello llevó a la ACRE hace poco a la redacción del manifiesto “Por el Patrimonio, por una profesión necesaria” cuyo texto completo puede leerse en EN ESTE ENLACE 


FUENTE: BIBLIOTECA HISTORICA UCM