‘Del aula al escaño’ : exposición

El hall de la tercera ampliación del Congreso de los Diputados, en la madrileña Carrera de San Jerónimo, acoge  la exposición ‘Del aula al escaño. 800 años de la Universidad de Salamanca y 40 de la Constitución de 1978’, incluida en la programación del VIII Centenario. Puede visitarse de lunes a viernes de 10 a 20 horas hasta el próximo 13 de julio.

Cartel de la Exposición 'Del aula al escaño' 800 años de la Universidad de Salamanca y 40 de la Constitución de 1978

La propuesta, inaugurada este jueves por el rector Ricardo Rivero, y la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, sitúa al Estudio salmantino en el trayecto del complicado camino a la democracia y ensalza la trascendente labor realizada por sus estudiantes a lo largo de los siglos. En esa línea, remarca las figuras de alumnos de Salamanca sin cuya aportación, a buen seguro, el sistema democrático no hubiera alcanzado los actuales niveles de madurez.

Durante su intervención, Rivero apeló a la concordia, “trasladada también a esta exposición” y apuntó que el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca “supone una ocasión perfecta para reivindicar un modelo constitucional que nos hace mucho más libres y mucho mejores”.

Seis apartados

La muestra se compone de cerca de 150 referencias, entre documentos, pinturas, objetos e imágenes, aportadas por la propia Universidad de Salamanca, el Congreso de los Diputados, el Senado, el Centro Documental de la Memoria Histórica y la Filmoteca de Castilla y León junto a algunos préstamos de particulares.

‘Del aula al escaño’ se divide en seis apartados que diseccionan el pasaje hacia la democracia a lo largo de los siglos y el importante papel que la Universidad de Salamanca va jugando en cada uno de esos trascendentales episodios históricos. Así, y tomando como punto de partida la Escuela de Salamanca, profundiza también en las reformas ilustradas de finales del siglo XVIII y transita por las últimas décadas del siglo XIX y primeras del XX, cuando la institución académica ha conseguido superar los riesgos de desaparición planteados por el centralismo liberal, cuenta con representación propia en el Senado y con mayor protagonismo gracias al rectorado de Unamuno, el hombre que lideró el tránsito del liberalismo a la democracia, un mérito que se le reconoce con una sección propia en ‘Del aula al escaño’.

Comisariada por el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Salamanca, Mariano Esteban, la muestra integra un apartado sobre el delicado camino hacia el tránsito democrático vivido en el siglo XX en nuestro país y capitaneado, entre otros, por ilustres alumnos de la Universidad de Salamanca como el siempre recordado Adolfo Suárez. Se detiene, además, en los lazos entre Universidad de Salamanca y Constitución, evidentes no solo por detalles como la presencia del rector Muñoz Torrero como impulsor de la Carta Magna de 1812, la Pepa, sino por aspectos como la elección de los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía, quienes legitimaron el destacado papel de la Universidad de Salamanca en todos estos años eligiéndola para la apertura del curso académico 1976-1977, el primero de su reinado.

Inauguración del curso académico 1976-77 por SS. MM. los Reyes de España. Foto: Candy

En primera persona

La exposición se complementa con la proyección de un video –producido por USAL TV- en el que cuatro protagonistas de este proceso relacionados con Salamanca y su Universidad (Marcelino Oreja, Alberto Estella, Salvador Sánchez Terán y Ciriaco de Vicente) ofrecen testimonios en primera persona respecto al papel que les tocó asumir en el periodo de Transición hacia la ratificación definitiva de la Carta Magna aprobada en 1978.

 

 

Anuncios

Fundación Reale impulsará la restauración de cuatro libros de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

El convenio firmado entre la USAL y la Fundación Reale contempla la restauración de cuatro libros de los siglos XVI y XVII sobre las tierras descubiertas al otro lado del Atlántico.
La conservación y restauración del patrimonio bibliográfico de la USAL está incluida dentro de la programación oficial del VIII Centenario.

Gracias a este acuerdo, se restaurarán cuatro joyas bibliográficas de los siglos XVI y XVII que forman parte del patrimonio de la Biblioteca General Histórica de la Universidad, y que versan sobre las nuevas tierras al otro lado del océano Atlántico, centrándose especialmente en Chile.

Entre los ejemplares que se restaurarán destacan la primera, segunda y tercera parte deLa Araucana” de Alonso de Ercilla y Zúñiga, poema épico nacional chileno y primero sobre tema americano; relata la primera fase de la Guerra de Arauco entre españoles y mapuches. La edición de “La Araucana” impresa en 1596 en Perpiñán se conserva tan solo en cuatro bibliotecas españolas, aunque gozó de varias ediciones en el propio siglo XVI, tanto en España como en los Países Bajos, Portugal o Francia, siempre en castellano original, dado su éxito inmediato. El propio Miguel de Cervantes salvó de la quema un ejemplar en la famosa escena del escrutinio de la biblioteca del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Además, se restaurará también la única biografía publicada de Alonso de Sotomayor, gobernador del Reino de Chile entre 1583 y 1592. Esta obra puede considerarse la primera crónica de la historia chilena, anterior en 25 años a la famosa “Histórica relación del Reyno de Chile”, de Alonso de Ovalle. La “Biografía de Alonso de Sotomayor” fue escrita por Caro de Torres, licenciado por Salamanca, e impresa en Madrid en 1620.

Asimismo, se restaurarán dos crónicas generales sobre la conquista. Por un lado, el libro con los viajes de Cabeza de Vaca cuando se adentró en el sur de Estados Unidos, obra impresa en 1555 en Valladolid y de la que solo existen siete ejemplares en España, según el Catálogo Colectivo de Patrimonio Bibliográfico.

Por otra parte, se restaurará el ejemplar de la edición impresa en Salamanca en 1547 de la “Crónica de las Indias”, de Gonzalo Fernández de Oviedo, una de las crónicas generales de América más antiguas y completas. Según la bibliografía especializada, solo cinco bibliotecas españolas poseen ejemplares de esta edición. Dada su importancia, la encontramos también en Estados Unidos, en la Biblioteca Pública de Nueva York, y la Biblioteca del Congreso en Washington.