El Cielo de Salamanca. Arte y Astronomía en la bóveda de la antigua biblioteca universitaria.

La Universidad de Salamanca, con la finalidad de difundir su patrimonio y profundizar en su conocimiento, y para celebrar la efeméride “2022 Año del Cielo de Salamanca”, ha construido un espacio web sobre el conocido popularmente como El Cielo de Salamanca, término acuñado en 1951 por Rafael Láinez Alcalá, catedrático de Historia del Arte de esta Universidad.

ACCEDER A LA EXPOSICIÓN VIRTUAL

Se trata de un espacio que aspira a cumplir con el objetivo de evocar e ilustrar un brillante pasado, en un momento en el que surge una sorprendente obra pictórica, en la década de 1480, llamada a convertirse en el simbólico gozne que facilita el cierre de un periodo y la apertura de otro.

En la bóveda de la biblioteca universitaria asistimos a un deseo de innovación, a un proceso fascinante y a una especie de desafío de la pintura. Todo ello propiciado por la idea de que el arte no solo podía servir para representar temas sagrados en forma sugestiva, sino para reflejar también un relato astronómico.

Los materiales de este espacio web han sido elaborados por José María Martínez Frías y Carlos Tejero Prieto con el apoyo del Servicio de Actividades Culturales de la Universidad de Salamanca.

Al mismo tiempo se desarrolla una exposición presencial concebida para el recreo de la vista del visitante al contemplar este magnífico conjunto pictórico y ofreciéndole, además, la posibilidad de fijar su atención en cada una de las figuras que lo componen. El impacto visual de estas imágenes ya fue resaltado, a finales del siglo XV, por el profesor del Estudio salmantino Lucio Marineo Sículo, al considerar que eran valoradas  «con el mayor gusto que pueda caber por parte de los que las miran». Y esto es ahora lo que también se pretende: que el visitante pueda sentir al finalizar su recorrido cómo, evocando la expresión de nuestro romancero,  «el Cielo en la tierra cabe».

Del 6 de julio al 11 de septiembre de 2022. Sala de exposiciones de Patio de Escuelas y Cielo de Salamanca

Horario:
Martes a sábado de 12:00 a 14:00h y de 17:30 a 20:30h
Domingos y festivos de 10:00 a 14:00h
Lunes cerrado

La astronomía del Cielo de Salamanca.

En el patrimonio monumental de Salamanca hay un recinto, en el Patio de Escuelas Menores, donde se encuentra una bóveda conocida popularmente como “El Cielo de Salamanca”. Es una bóveda pintada con motivos astronómicos que originalmente estaba en la antigua biblioteca de la Universidad. Del original solo se conserva la tercera parte. Después de un cierre temporal se acaba de abrir de nuevo al público. En varias ocasiones se ha especulado si lo representado  corresponde a la posición de los astros en una fecha concreta y, en caso afirmativo, si ésta fue elegida por algún motivo concreto.

En el programa Eureka de Radio USAL, conducido por el científico José Guillermo Sánchez León, entrevista a Carlos Tejero quien nos cuenta la historia de esta espléndida pintura y lo que realmente sabemos sobre el contenido de la bóveda original e intentar responder a la pregunta tantas veces planteada: ¿Representa “El cielo de Salamanca” la posición de los astros un día concreto?

Ir a descargar

VER ENTRADA ORIGINAL

Simulación de la posición  con SKYXpro de los astros visto desde Salamanca el 13 de Agosto de 1475. GSL 2022

En el s. XV se conocía perfectamente la posición de las constelaciones zodiacales a lo largo del año. Recordemos que éstas son las que vistas desde la Tierra están aproximadamente en el mismo plano que la eclíptica. La eclíptica es la línea curva imaginaria por la que se desplaza el Sol, visto desde la Tierra, en su «movimiento aparente» que a lo largo del año recorre las 12 constelaciones zodiacales. También se sabía cómo los entonces llamados planetas (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) se desplazaban cada uno a través de una esfera siguiendo ciclos regulares.  En una última esfera estaban las estrellas, que se suponían fijas. El centro de todas las esferas era la Tierra. Aunque enrevesado este modelo de Ptolomeo permitía calcular con antelación al posición de las estrellas y los planetas.

En el último cuarto de s. XV la Astronomía alcanza gran predicamento en Salamanca. En su Universidad se crea una catedra de Astrología. Además, en Salamanca residía el mayor astrónomo de la época: Abrahan Zacut que, aunque oficialmente no formó parte de la Universidad probablemente por su condición de judío, su valía era reconocida.  En la Astronomía de esta época aún es la Tierra el centro del Universo, pero eso duraría poco. En 1543 Nicolas Copérnico, pondría al Sol en el centro.

Poco después de la constitución de la catedra de Astrología se construye la antigua biblioteca de la Universidad y se decide que en ésta haya una bóveda pintada con motivos astronómicos/astrológicos – entonces no había diferencia entre Astronomía (Ciencia) y Astrología (Esoterismo). La pintura se le encarga a  Fernando Gallego quien se supone fue asesorado por los catedráticos de astrología pues se pretendía que la bóveda tuviese un fin didáctico. En los siglos siguientes las pinturas se deterioran, incluso son repintadas y, por una serie de avatares,  acaba destruida parcialmente y escondida en lo que hoy es una capilla. En la década  de 1950 se traslada lo que aun se conservaba (1/3 de la original) a su ubicación actual en el Patio de Escuelas Menores.

El cielo de Salamanca

El Tribunal Supremo ha ordenado a entregar a la Universidad de Salamanca dos sinopias pertenecientes al ‘Cielo de Salamanca’, que un particular compró en 1990 al heredero del restaurador de la bóveda de la antigua biblioteca universitaria que tras realizar su trabajo en 1950 no devolvió dichos dibujos. El alto tribunal confirma que estas obras pictóricas del pintor Fernando Gallego y que datan del siglo XV son de carácter público.

Resultado de imagen de cielo de salamanca

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, en una sentencia del pasado 17 de octubre, ha ratificado la resolución de la Audiencia Provincial de Madrid dictó el 2 de diciembre de 2015, en la que se obligó a Jordi Puyol Ferrusola (no es el hijo de Jordi Pujol y Marta Ferrusola pese a la coincidencia) a devolver las sinopias –dibujo preparatorio en la pintura mural– que representan las constelaciones ‘Leo’ y ‘Centauro’ (también denominada «Phyliride»).

Estos dos dibujos se encuentran en 1950 cuando la Universidad de Salamanca encarga a José Gudiol Ricart la restauración de la pintura mural ‘Cielo de Salamanca’ debido a su mal estado. Un proyecto que se hace con la conformidad del Ministerio de Educación, que se comprometió a sufragar los costes, y con el visto bueno de la Junta Provincial de Monumentos Histórico y Artísticos, pues en 1931 la Universidad de Salamanca recibió esta condición, perteneciente al Tesoro Artístico Nacional.

Según relatan los hechos probados de la sentencia, el restaurador concluyó su trabajo pero nunca devolvió los dibujos preparatorios arrancados, pues las «poseyó» hasta su fallecimiento en 16 de marzo de 1985. Después, las sinopias fueron expuestas en la Galería Subex, propiedad de su hijo, que finalmente vendió a un tercero en 1990 por ocho millones de pesetas.

Las obras continuaron siendo mostradas al público hasta principios del año 2000, ya que las cedió a dicha galería y «al parecer no fueron compradas por la Universidad de Salamanca por falta de fondos, pese a estar interesada«, afirma los hechos probados. Pero finalmente, sí han sido reclamadas atendiendo a la acción publiciana, una acción del Derecho romano que protege un bien, es decir, la Universidad considera que tiene más derecho a la propiedad de las sinopias que un particular.

Ahora el Supremo confirma la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid y recalca que ‘Leo’ y ‘Centauro’ son «un objeto fuera del comercio» y por tanto su propiedad no es de la persona que las adquirió en 1990, sino que es «de carácter público«. Es más, los magistrados explican que las edificaciones de la Universidad recibieron la consideración de Monumento Histórico y Artístico y, por tanto, también sus bienes inmuebles. En este sentido, destaca que esta condición no queda «desnaturalizada» en los dibujos «por el hecho de su separación para su restauración«.


FUENTE: El Norte de Castilla

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca