Catálogo de manuscritos medievales de la Biblioteca Histórica «Marqués de Valdecilla» (Universidad Complutense de Madrid).

Catálogo de manuscritos medievales de la Biblioteca Histórica «Marqués de Valdecilla» (Universidad Complutense de Madrid). Antonio López Fonseca, Marta Torres Santo Domingo (eds.). Madrid: Universidad Complutense, 2019. ISBN: 978-84-669-3618-7

Descarga gratuita en formato PDF

El catálogo ofrece una descripción completa, moderna y sistemática, con numerosas láminas, del fondo manuscrito más antiguo de la UCM, conservado en la Biblioteca Histórica «Marqués de Valdecilla». Incluye 150 códices escritos en cinco lenguas (hebreo, arameo, griego, castellano y latín), copiados entre los s. IX-XVI en la Península ibérica, Bizancio, Italia, Francia o Baviera, entre otras localizaciones, y reunidos en Alcalá, en su mayoría en el Colegio Mayor de San Ildefonso, fundado en 1499 por Cisneros. La colección tiene carácter universitario y está marcada por la elaboración de la Biblia Políglota Complutense. Se añaden los 11 códices perdidos durante la Guerra Civil (1936-1939), descritos a partir de las noticias conservadas.

Los grabados en la imprenta cordobesa (1588-1826).

Los grabados en la imprenta cordobesa (1588-1826)xilografías y calcografías conservadas en los ejemplares de la Biblioteca Central. María Dolores López-Mezquita Santaella; Álvaro Holgado Manzanares (il.), Rafael Ruiz Pérez (coord.) Córdoba: Ayuntamiento de Córdoba, 2021.

DESCARGAR PDF

Iniciales xilográficas renacentistas con orlas, fondo blanco. Temática de juegos infantiles

En este elaborado trabajo se ha plasmado el catálogo o relación de motivos ornamentales incluidos en los ejemplares cordobeses del fondo antiguo de la Biblioteca Central, desde 1588 a 1826. Su objetivo no es otro que contribuir al conocimiento de la imprenta local profundizando en la descripción de sus productos, relacionando y cuantificando su producción y proyectando luz sobre algunos de los agentes que trabajaban alrededor del libro, tanto en oficios directos como en los indirectos que generaban las distintas imprentas o librerías de Córdoba.

Catálogo bibliográfico de la colección de incunables de la BNE.

Catálogo bibliográfico de la colección de incunables de la Biblioteca Nacional de España / elaborado por Julián Martín Abad. – Madrid : Biblioteca Nacional de España, 2010. 2 v. ISBN 978-84-92462-12-4

ACCEDER

Desde el primer catálogo de 1945 no sólo la colección se ha ido incrementando por la incorporación de nuevos ejemplares, sino que se ha ido avanzando en el conocimiento y en la investigación de este complejo mundo del libro incunable. La adopción de normas y criterios internacionales ha llevado a determinar atribuciones y a identificar ediciones de una manera más precisa, tal y como queda reflejado en el catálogo elaborado por Martín Abad, que recopila 2.297 ediciones y 3.158 ejemplares.

Manuscritos bibliográficos en las Bibliotecas REBIUN

El Grupo de Trabajo de Patrimonio Bibliográfico de REBIUN publica “Manuscritos bibliográficos en bibliotecas de REBIUN”. Este catálogo da noticia de quinientos cincuenta manuscritos de interés bibliográfico conservados en 10 bibliotecas universitarias españolas y centros del CSIC. Fuente imprescindible para la investigación en la formación de las colecciones universitarias, así como en las diferentes situaciones, algunas trágicas, que les han afectado, estos manuscritos son en su mayoría índices, inventarios, listas de lotes fundacionales, donaciones, legados o compras, e inventarios de bibliotecas particulares, que permiten estudiar y profundizar en la historia de las bibliotecas.

Desde el Grupo de Patrimonio de REBIUN invitamos a bibliógrafos, investigadores y estudiantes a utilizar este recurso, con la convicción de que servirá de estímulo para desvelar, en futuro quizás no muy lejano, fuentes documentales y bibliográficas inéditas, que permitan escribir nuevas páginas de la historia de las bibliotecas españolas.

Más información y descarga

La Universidad de Salamanca está representada por 26 manuscritos, entre ellos el más antiguo de los que se conservan en universidades: la donación de la biblioteca de Juan de Segovia a la Universidad el 9 de octubre de 1457 (Ms. 211, número 260).

Ms. 211, f. 8v: Donación de la biblioteca de Juan de Segovia (1457)
Ms. 211, f. 8v: Donación de la biblioteca de Juan de Segovia (1457)

Figuran también los catálogos elaborados por los bibliotecarios, sobre todo en los siglos XVIII y XIX, así como los índices de otras bibliotecas que terminaron integradas en la colección de la Biblioteca General Histórica, pertenecientes a instituciones, como el Colegio Real de la Compañía de Jesús, el Convento de San Esteban o el Colegio Trilingüe, o a particulares, como Lorenzo Velasco.

Ms. 593, portada: Volumen II del índice general redactado por José Ortiz de la Peña (1776)
Ms. 593, portada: Volumen II del índice general redactado por José Ortiz de la Peña (1776)

Este catálogo es, en definitiva, una fuente peculiar y en gran medida novedosa para el estudio de la historia de las bibliotecas universitarias y sobre todo de la formación de sus colecciones. En la actualidad se encuentra a libre acceso a través del Repositorio de REBIUN y será objeto además de una publicación digital realizada por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Castilla-La Mancha.


Acceso al texto completo de los Manuscritos bibliográficos de la Universidad de Salamanca

Biblioteca di Scienze Sociali de la Università degli Studi di Firenze. Catálogo

Resultado de imagen de Catalogue of books printed before 1601 in the legal historical section of the Biblioteca di Scienze Sociali dell'Università degli Studi di Firenze

Catalogue of books printed before 1601 in the legal historical section of the Biblioteca di Scienze Sociali dell’Università degli Studi di Firenze. Osler, Douglas J.Firenze University Press, 2005.

Texto completo

El presente catálogo pretende ofrecer un registro exhaustivo de los 1.532 impresos de los siglos XV y XVI que se encuentran en la sección histórica legal de la Biblioteca de Ciencias Sociales de la Universidad de los Estudios de Florencia.

Esta biblioteca es la sucesora de la Facoltà di Giurisprudenza, cuyo núcleo sigue siendo la colección histórica del Collegio degli Avvocati di Firenze adquirida en 1924. Complementada por otras importantes adquisiciones, incluyendo la biblioteca de la Corte de Apelación de Florencia, la colección se ha convertido en una de las más importantes de Italia. En ella se expone una amplia gama no sólo de los famosos autores medievales del ius commune, sino también del creciente número de juristas contemporáneos del siglo XVI.

Y los impresores de libros se multiplican sobre la tierra : incunables en Albacete.

«… et impressores librorum multiplicantur ¡II terra»
[y los impresores de libros se multiplican sobre la tierra]
(frase humorística de W. Rolevinck en su Fasciculus temporum, 1474)

luz tras las tinieblas albacete - Búsqueda de Google

Francisco Mendoza Díaz-Maroto . La luz tras las tinieblas: incunables en Albacete. [Catálogo de exposición ]. Albacete : Diputación Provincial, Biblioteca Digital de Albacete «Tomás Navarro Tomás», 2008. ISBN: 978-84-691-0937-3

VER ONLINEDESCARGAR PDF

Los especialistas están de acuerdo en que el término incunable debe reservarse a los impresos del siglo XV, es decir, desde la invención de la imprenta por Gútenberg (hacia 1452/1453) hasta el año 1500 inclusive. Sin embargo, la palabra se aplica también a los primeros libros impresos en América, ya en el siglo XVI, en los virreinatos de Nueva España y Perú. En general, el número de impresos de ese período histórico es muy limitado, y suelen constituir la parte más preciada de las bibliotecas, tanto públicas como privadas.

La provincia de Albacete no reunía, hasta ahora, las condiciones ideales para la conservación en ella de estos incunables. Aquí no hubo impresos de esta naturaleza por la sencilla razón de que la imprenta no llegó a esta provincia hasta 1811.
De ahí la importancia de dar a conocer estas preciosas y raras piezas, algunas de las cuales pueden considerarse únicas, de este Patrimonio Bibliográfico, especialmente aquellas que, por ser de propiedad privada, no son accesibles para los investigadores, que muchas veces ni siquiera saben de su existencia.

Que nosotros sepamos, sólo una vez se han reunido en una Exposición incunables de bibliotecas públicas y privadas, y nunca se han expuesto juntos incunables propiamente dichos (europeos) y americanos (en concreto, mejicanos).
Los que aquí pueden contemplarse son 36 (incluyendo un trío de incunables americanos), y conviene resaltar que dos de ellos están impresos en Castilla-La Mancha: en Toledo y en Huete (Cuenca).

CORPUS IURIS CIVILIS. CODEX JUSTINJANUS, cum glossa ordinaria Francisci Accursii et Summaria Hieronymi Clarii. Venetiis, Baptista de Tortis, 31 de julio de 1495.
Folio 189 vº. reconstruido mútilo, con capitales lombardas, manecillas y apostillas manuscritas.

Aunque no sean muchos y gran parte de ellos se encuentren en estado fragmentario, algunos de ellos son muy interesantes, por ejemplo el impreso con los tipos de Peter Schoeffer, principal colaborador -y sucesor- de Gutenberg (se trata del primer libro de viajes que vio la luz de la imprenta: la Peregrinatio in Terram Sanctam, Maguncia, 1486), la primera enciclopedia impresa en el mundo (Rudimentum novitiorum, Lübeck, 1475) o el más antiguo libro español con grabados (Fasciculus temporum, de Sevilla, 1480).

Además  de algunos ejemplares únicos en el mundo:
Es el caso del magnífico Cuaderno de alcabalas impreso en Huete en 1485, e igualmente de al menos cuatro fragmentos de propiedad particular: un Floretus realizado en Burgos c. 1500 por el maestro Fadrique de Basilea, unas Horae para uso de la diócesis de Lieja que vieron la luz en París c. 1500, un Breviarium también parisino de c. 1499 y un bello Graduale mejicano anterior a 1570.

Memoria de Sefarad

Memoria de Sefarad (eBook). Isidro Bango Torviso (dir). Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior, 2002.
VISUALIZAR DESCARGAR


Este catálogo perteneciente a la exposición del mismo nombre celebrada en Toledo en 2002/2003, facilita una visión de los principales aspectos del universo histórico de Sefarad, de los testimonios fragmentarios de su vida cotidiana, pautada por la cadencia litúrgica y el solemne esplendor festivo, de las actitudes colectivas ante la muerte, de los espacios sagrados y profanos, públicos y privados, que poblaban los más diversos núcleos urbanos de los reinos de España y, por supuesto, de la reinterpretación del gusto y las técnicas artísticas, expresión de una sensibilidad hondamente compartida con los fieles de las otras creencias pero capaz de desarrollar una creatividad propia, específicamente sefardí, al igual que sucede en el cultivo de las letras y los notables avances de unos saberes que contribuirían a cambiar de manera substancial la cosmovisión de Occidente.

Muy interesante para nuestro ámbito de conocimiento la parte correspondiente a : Imágenes de libros: manuscritos iluminados en Sefarad durante los siglos del Medievo

El primer catálogo de incunables de la Biblioteca Histórica y los incunables desaparecidos.

bg_ms_1617-portada.jpg
Ms. 1617

En la Universidad de Salamanca, entre 1861 y 1862, el bibliotecario José Bonilla Ruiz llevó a cabo el primer catálogo de la colección de incunables. El resultado es un volumen manuscrito (Ms. 1617) en formato apaisado, distribuido en tres partes:

  • Un prólogo en el que se explica el germen del catálogo y se aborda la historia del libro manuscrito y del origen de la imprenta, terminando con una valoración de la colección incunable salmantina.
  • Un cuerpo central ordenado por autor, que incluye la descripción pormenorizada de cada incunable.
  • Finalmente, dos apéndices por orden alfabético: breves biografías de los autores y una relación de los impresores del siglo XV, indicando la ciudad en la que trabajaron.

José Bonilla distinguió como incunables 432 obras, aunque doce en realidad no lo son. El estudio ha aportado datos acerca de ejemplares de los que ahora podemos afirmar que ya estaban en la Biblioteca en 1862, pero sobre todo ha descubierto la falta de dos incunables –tal vez tres–, que estuvieron un día en la Biblioteca pero desaparecieron entre 1862 (Catálogo de José Bonilla) y 1949 (Catálogo de Fulgencio Riesco).
Sin duda no fueron simples desapariciones, sino sustracciones plenamente conscientes, pues se trata de obras de las que no se conservan muchos ejemplares y tienen en común el interés bibliográfico de ser obras en castellano o latín, con xilografías, de tema literario o médico y bastante conocidas dentro de la historia de la primera imprenta. El artículo continúa

Catálogo de manuscritos medievales UCM.

La Universidad Complutense acaba de publicar el Catálogo de manuscritos medievales de la Biblioteca Histórica, editado por Antonio López Fonseca y Marta Torres Santo Domingo. La obra incluye 150 códices en cinco lenguas (hebreo, arameo, griego, castellano y latín) copiados en distintas localizaciones entre los siglos IX-XVI y 11 manuscritos perdidos en la Guerra Civil.

Tribuna Complutense :: UCM

En la presentación del libro, celebrada en la propia Biblioteca Histórica, el rector Carlos Andradas, lo ha definido como una «impresionante obra en cuya elaboración han participado grandes profesionales, así que es obligado darles las gracias a todos ellos por su tiempo, esfuerzo, dedicación, cariño y amor que supone el trabajo bien hecho». Añadió Andradas que «una obra de estas características solamente es posible porque está basada en el amor al conocimiento, a los textos, al patrimonio bibliográfico, cultural e histórico de la Complutense«.

Marta Torres, directora de la Biblioteca Histórica, asegura que «este catálogo era la gran carencia de nuestra biblioteca, porque a pesar de tener uno de los conjuntos medievales más impresionantes de España no estaban catalogadas». La historia del actual proyecto, en palabras de Torres, comenzó hace unos veinticinco años, con la llegada de Manuel Sánchez Mariana y la construcción de esta Biblioteca Histórica, y con «una junta de gobierno de 1999 donde se logró el acuerdo de centralizar los fondos antiguos de todas las facultades».

Desde entonces, continúa Torres, faltaba este pilar básico, un catálogo de los libros más antiguos y valiosos, y «durante todo ese tiempo no se pudo hacer por diversas causas, aunque sí se trabajó mucho en los manuscritos». Recuerda la directora de la Biblioteca Histórica que hace casi tres años recibió una llamada de Antonio López Fonseca, director de Ediciones Complutense, quien la invitó a difundir los fondos de la UCM, y quien desde el principio entendió la importancia de este proyecto, tanto que se puede decir que «ha sido un editor a la manera renacentista, consiguiendo reunir a algunos de los mejores profesionales que hay en España, que han trabajado con ilusión, esfuerzo y armonía».

El propio López Fonseca considera que «el equipo de 22 profesionales reunido para llevar adelante este catálogo es posiblemente irrepetible, y en él todos han sido generosos en el esfuerzo interdisciplinar, intergeneracional e interuniversitario«.

Con el trabajo en las manos, López Fonseca cree que «es testimonio de la más alta investigación en Humanidades y se ha hecho con un patrimonio extraordinario que además ya está digitalizado. Ahora se espera que este catálogo se convierta en un icono editorial de la máxima excelencia, heredero de aquella Biblia Políglota del Cardenal Cisneros, ya que además respeta el espíritu unitario del corpus primigenio de los fondos de la Universidad Complutense».

Un equipo en torno a 150 códices

Álvaro Cancela, investigador contratado en la Universidad de Salamanca, ha sido el revisor del volumen y en la presentación del libro habló en nombre de los 22  colaboradores para resaltar que «el aspecto plurilingüe de este catálogo ha sido un auténtico reto, y es algo que no se suele hacer en otras grandes bibliotecas, ya que se ha llevado a cabo la labor de catalogar en un mismo volumen códices hebreos, arameos, griegos, latinos y castellanos». De esa manera, se ha logrado la recuperación de la fisonomía originaria del fondo primitivo de esta Biblioteca, «no se ha perdido la perspectiva histórica de la conformación originaria de este fondo y la época fundacional de la Complutense queda establecida como un estrato geológico».

Reconoce Cancela que hay más manuscritos en la UCM, pero al incluirlos se habría perdido esa perspectiva plurilingüe y arqueológica. Por el contrario, con este catálogo ahora «estamos en las mejores condiciones para editar y estudiar los antiguos fondos complutenses, comprendiendo en detalle su conformación progresiva, y de aquí saldrán artículos, tesis doctorales, investigaciones… Este catálogo es, por tanto, un punto de referencia para estudios que hoy ni siquiera podemos imaginar». Para describir un fondo misceláneo como este de la Complutense, han hecho falta profesionales con diferente formación, en concreto veintidós especialistas que se han encargado de los 150 códices catalogados con un nivel de profundidad excelente.

Elisa Ruiz, directora técnica del catálogo y catedrática emérita de Paleografía, cree también que si ha habido algo interesante humanamente en esta aventura ha sido el equipo que se ha formado para el trabajo conjunto, en su mayor parte de la UCM, pero también de otras instituciones prestigiosas. Insiste en que el trabajo se ha realizado con una metodología en la que cada uno ha participado en el nivel de su competencia. Explica la catedrática que los manuscritos descritos tienen entre 1.000 y 500 años de antigüedad, y este es un «material que constituye el auténtico sanctasanctórum de la UCM». Asevera que se inicia la colección con el cardenal Cisneros, quien ya se dio cuenta de que los estudios generales de Alcalá había que remozarlos y a tal fin adquirió, a través de una red enorme, las piezas más importantes del mundo para tener un fondo a la altura de los tiempos.

Universidad Complutense de Madrid

Todo ese legado es «un foro con variedad de lenguas y temáticas, que nos permite conocer los intereses y los saberes a la altura del umbral de la modernidad, porque aquella era una biblioteca moderna, actualizada y cuando se manejan estos libros, son los mismos ejemplares que consultaron, anotaron y manuscribieron figuras de la talla de Nebrija, Hernán Nuñez, Alonso Zamora…, que fueron unos humanistas espléndidos, con mentes abiertas a las corrientes intelectuales más originales y fértiles de su tiempo y que dedicaron su vida al estudio con el fin de ser los mejores en sus especialidades».

Por todo ello este trabajo de dos años, en el que ella ha impartido el «don de consejo», debe ser «un homenaje para estos maestros que nos han precedido y nos deben servir de ejemplo, un ejemplo a seguir para toda la Complutense».

La colección de manuscritos de la Biblioteca Complutense es, con casi 11.000 documentos, una de las más notables de entre las bibliotecas universitarias españolas tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. De ellos, la Biblioteca Histórica reune más de 6.000. Dentro de la colección destacan los 149 códices medievales y los más de mil manuscritos de los siglos XVI al XVIII.


FUENTE: https://www.ucm.es/. NOTA DE PRENSA

Fichas y catálogos de bibliotecas 1548 – 1929

Paper Machines cards - Buscar con Google

Krajewski, Markus. Paper Machines About Cards & Catalogs, 1548 – 1929 translated by Peter Krapp. MIT, 2011

DESCARGAR PDF

Hoy en día cualquier oficina tiene un ordenador. Hace ochenta años, los escritorios estaban equipados con una máquina de escribir o un archivo de tarjetas. En máquinas de papel, Markus Krajewski traza la evolución de este proto-ordenador de piezas reactualizables (tarjetas de archivos) que se convirtió en habitual en las oficinas entre las guerras mundiales.

La historia comienza con Konrad Gessner, un gran pensador suizo del siglo XVI que se describe un nuevo método de procesamiento de datos, cuando cortó una hoja de papel con las notas escritas a mano que le permitía disponer de fichas individuales. A finales del siglo XVIII, el catálogo de fichas se convirtió en la respuesta del bibliotecario a la amenaza de sobrecarga de información. Luego, a comienzos del siglo XX, el sistema fue adoptado la tecnología de la tarjeta de catálogo como una herramienta de contabilidad.

Krajewski explora este desarrollo conceptual y considera los archivos de tarjetas como “máquina universal de papel” que lleva a cabo las operaciones básicas de almacenamiento, procesamiento y transferencia de datos. Al contar su historia, Krajewski habla de como surgieron los catálogo de fichas, y como en la Universidad de Harvard fue pionera en el primer desarrollo de un sistema de fichas legibles por ordenador ante la incapacidad de los bibliotecarios de mantener el catálogo actualizado, también nos habla de como Melvil Dewey (creador del Sistema Decimal Dewey) contribuyó con su negocio de diseño de fichas y mobiliario para las tarjetas a mejorar la transferencia de una tecnología a otra.


FUENTE: universoabierto.org

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca