La Universidad de Salamanca en la exposición ‘El Marqués de Santillana, imágenes y letras’.

EL MARQUÉS DE SANTILLANA, IMÁGENES Y LETRAS

(Museo del Prado, 4 de octubre de 2022 – 8 de enero de 2023). FOLLETO

Detalle del Retablo de los Gozos de santa María
(Jorge Inglés) donde aparecen el Marqués de Santillana y su esposa arrodillados.

En colaboración con la Biblioteca Nacional de España, el Museo Nacional del Prado ha organizado la exposición EL MARQUÉS DE SANTILLANA, IMÁGENES Y LETRAS, dedicada a los tempranamente fallecidos Javier Docampo, director del Departamento de Manuscritos, Incunables y Raros de la Biblioteca Nacional de España, y Fernando Villaseñor, profesor e investigador de la Universidad de Cantabria y doctor por la Universidad de Salamanca.

La exposición recorre los intereses culturales y estéticos de Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana, protagonista fundamental en el desarrollo de las letras y arte castellanos del siglo XV. En su persona se unían una vida pública, con intrigas políticas y actividad militar, y una vida privada con intensa vocación por la cultura y la poesía. Nacido en Carrión de los Condes (Palencia) en 1398 en una de las más poderosas familias castellanas, desde niño entró en contacto con los libros en su propia casa familiar, aunque se formó literariamente en el Reino de Aragón, durante una larga estancia juvenil que lo acercó a la cultura de otros países europeos y a los clásicos del Humanismo.

  • Inscripción: 15 minutos antes del comienzo de la actividad.
  • Horario: Consultar fechas.
  • Duración: 1 hora aproximadamente
  • Destinatarios: Público general.
  • Lugar de realización: Museo Nacional del Prado.
  • Puerta de Jerónimos
  • Punto de encuentro: Sala de conferencias.
  • Precio: Actividad gratuita para los visitantes con entrada al Museo

La exposición presenta, por primera vez, pinturas y manuscritos encargados por el propio marqués, acompañados de obras de Jorge Inglés –su pintor predilecto–, y una serie de códices propiedad de algunos personajes coetáneos que compartieron las aficiones del noble castellano, todo ello aprovechando la presencia en el Museo del Prado del magnífico Retablo de los gozos, depósito del XIX Duque del Infantado, Íñigo de Arteaga y Martín.

La Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca colabora en la exposición mediante el préstamo de su manuscrito Ms. 2655, Cancionero del marqués de Santillana, que recoge poesías propias, recopiladas a petición de su sobrino Gómez Manrique. El códice, en el que conviven el papel y el pergamino, fue copiado en el propio taller de Íñigo López de Mendoza, y, entre orlas e iniciales decoradas con oro o colores azul o rojo, destaca la presencia en varias ocasiones de su escudo, así como de la divisa familiar «Dios e vos».

Paralelamente y en las mismas fechas, podrá visitarse en la Biblioteca Nacional una exposición complementaria, que, situada en la antesala del Salón de Lectura María Moliner, incluye diversas imágenes del manuscrito salmantino como parte de la gráfica interior de la exposición.

V centenario de la muerte de Antonio de Nebrija (1522-2022): huellas del gramático en el Archivo de Simancas.

El Archivo General de Simancas (AGS) se une a la conmemoración del V centenario de la muerte (2 de julio de 1522) de Elio Antonio de Nebrija difundiendo algunos documentos vinculados con el gran humanista y gramático.

ACCEDER AL ENLACE

Lógicamente, los ejemplares impresos de las obras de Nebrija se conservan, principalmente, en bibliotecas históricas (Biblioteca Nacional de España, Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense, Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, etc.), por eso es importante tener en cuenta que los documentos de archivo vinculados con Nebrija custodiados en el AGS están relacionados, fundamentalmente, con los privilegios de impresión de sus obras.

La figura jurídica tradicionalmente llamada «privilegio de impresión» constituía una exclusiva, concedida por la autoridad a un solicitante (autor, editor o impresor), para la edición de una o varias obras, o de un tipo de ellas (bulas, cartillas, etc.), para un territorio y durante un tiempo establecido.

Bibliófilos románticos.

Antonio Rodríguez Vela, del Servicio de Información Bibliográfica de la Biblioteca Nacional de España, comparte en El Blog de la BNE un interesante y documentado artículo sobre los Bibliófilos y bibliógrafos, los eruditos españoles del siglo XIX, la edad de oro de la bibliofilia.

Acompañado de una interesante bibliografía nos presenta varios personajes fundamentales de la bibliofilia española cuyas bibliotecas, en muchos casos, forman hoy parte de los fondos de la BNE.

ACCEDER AL ARTÍCULO COMPLETO

Aquí reproducimos algunos párrafos de este excelente trabajo de manera resumida:

Destaca como figura central de la bibliofilia romántica española al extremeño Bartolomé José Gallardo (1776-1852), erudito entre los eruditos, poseedor de una memoria prodigiosa, eterno iniciador de ambiciosos empeños que por desgracia pocas veces llegaron a término, autoridad indiscutida en cualquier cuestión referente a la historia de la literatura española.

Otro de sus contemporáneos fue el malagueño Serafín Estébanez Calderón (1799-1867), conocido como El Solitario, siempre interesado por el descubrimiento de desconocidas joyas bibliográficas, su desahogada situación económica le permitió formar una gran colección en la que destacaban los libros de temática árabe.

Otro personaje importante de la la bibliofilia del siglo XIX , fue Pascual de Gayangos (1809-1897), cuyo trabajo mantiene una enorme utilidad hoy en día. También es de destacar su papel en la fundación de la Sociedad de Bibliófilos Españoles y de la Biblioteca de Autores Españoles de la editorial de Rivadeneyra.

José Sancho Rayón (1830-1900), bibliófilo, bibliógrafo y bibliotecario, continuador de la obra de Gallardo. Este había dejado a su muerte una enorme cantidad de papeletas de trabajo con proyectos que nunca llegó a culminar y que Sancho Rayón adquirió, suponemos que con unas expectativas y una ilusión desbordantes. Con este material bruto de unas posibilidades ilimitadas y con la ayuda de Zarco del Valle, Rayón elaboraría una obra que iba a cambiar el concepto de bibliografía en España, el Ensayo de una biblioteca española de libros raros y curiosos (1863), más conocido como el Gallardo.  Obra de referencia todavía vigente siglo y medio después de su publicación, que revolucionó la manera de presentar la bibliografía al incluir reseñas que aportaban datos sobre cada libro y que rescató a autores y títulos casi desconocidos hasta entonces.

Otros de los nombres destacados en la historia de la bibliofilia española del s. XIX son el compositor Francisco A. Barbieri (1823-1894), quien legó su incomparable biblioteca a la Biblioteca NacionalAgustín Durán (1789-1862) a quien la BNE le debe su primer Reglamento y su colección especializada en teatro ; Luis de Usoz y Río (1805-1865), quien , poniendo en riesgo su propia libertad, importó libros protestantes gracias a sus contactos con los círculos cuáqueros de Inglaterra. Gran patriota, decidió que los libros que con tanto riesgo había podido reunir permanecieran en España y en la actualidad forman parte de uno de los fondos más singulares y valiosos de la BNE. 

Los códices griegos de la Universidad Complutense de Madrid.

Fuente: Folio Complutense

Los códices griegos de la Universidad Complutense de Madrid proceden del Colegio Mayor de San Ildefonso de la Universidad de Alcalá, en el que ingresaron en la época del cardenal Cisneros, a principios del siglo XVI, con el fin de servir de base para los trabajos de la Biblia Políglota Complutense dirigidos, en la parte griega, por el catedrático Demetrio Ducas. Han sobrevivido sólo 7 códices de un conjunto que, con toda probabilidad, fue más amplio y que fue mermando a lo largo de los siglos debido a préstamos a otras bibliotecas e instituciones, pérdidas y la guerra civil española de 1936-1939.

En el marco de la Semana de la Ciencia y la Innovación 2021 en Madrid, se han realizado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid varias actividades de difusión de proyectos de investigación relacionados con sus fondos bibliográficos. Aquellos que no han podido asistir, podrán acercarse a estos ejemplares a través de dos vídeos de corta duración sobre los principales manuscritos griegos que alberga la Biblioteca Histórica de la UCM, alojados en la página web de Manuscritos griegos permitiendo así su mejor  visibilidad. 

Un paseo virtual por el fondo manuscrito griego de la UCM.

El más antiguo es un códice lexicográfico de los siglo X u XI procedente de la Abadía del Archimandrato de San Salvador de Lengua Fari en Mesina, que contiene el Lexicon de San Cirilo, y una variada colección de glosas, entre ellas partes abreviadas del llamado Lexicon de Zonaras y la carta de Teodosio el Gramático sobre el Léxico de cánones de San Juan Damasceno (BH MSS 30). Del siglo XIV es un Menologium Graecorum o Calendario griego, con una «Vitae Sanctorum», copiado en letra rojiza por Miguel sacerdote en el Monte Athos (BH MSS 26). Se conservan 2 códices bíblicos, un Antiguo Testamento muy deteriorado del siglo XVI, regalo del senado veneciano a Cisneros (BH MSS 22) y un volumen de Salmos (BH MSS 23). El último grupo es un conjunto de 3 manuscritos del siglo XVI con obras fundamentalmente de Ptolomeo, aunque contiene de otros autores como Heliodoro (BH MSS 27BH MSS 28 y BH MSS 29).

BH UCM 22: La recuperación de un manuscrito griego del s. XVI

Durante la Guerra Civil Española (1936-1939) la Ciudad Universitaria se convirtió en frente de combate de la defensa republicana y los libros de la biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras fueron utilizados en barricadas y trincheras y como parapeto en las ventanas. Durante varias décadas el BH MSS 22 se dio por perdido en aquella contienda, hasta que en 1973 el biblista Natalio Fernández Marcos llamó la atención sobre la existencia del manuscrito, que había quedado seriamente dañado por efecto del fuego, aunque todavía en 1974 Gregorio de Andrés lo presentaba en su Catálogo como «deperditus» (1974, 244). Los daños de este manuscrito «redivivo» (Fernández Marcos 2005) han afectado sobre todo a su parte inicial y final, al interior de los fascículos y a la sección superior de los folios, y por supuesto a la encuadernación,que ha desaparecido por completo. Por el contrario, en la parte central del códice el texto se ha conservado con mayor integridad.

Desde su «reaparición», se ha trabajado en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense en la restauración del manuscrito, cuyos fragmentos, de muy diversos tamaños, se preservan actualmente en fundas de vinilo transparentes guardadas en una caja. A comienzos de este siglo se elaboraron dos CDs con una primera -y meritoria- reproducción parcial de algunos fragmentos, aunque presentados todavía en desorden, con algunos errores de reproducción y sin identificación de los pasajes transmitidos: eran, en total, 116 imágenes correspondientes a 58 fragmentos r-v, en su mayoría de los libros i y ii de Reyes y Macabeos, identificados luego por Fernández Marcos (2005, 72-77).

En 2018, con motivo de la nueva catalogación del fondo antiguo de la Universidad Complutense, se puso en marcha un proyecto de digitalización de la totalidad de los fragmentos por Carlos Martins de Jesus (Universidad de Coimbra) y Felipe G. Hernández Muñoz (Universidad Complutense) en el marco de un proyecto coordinado con la Universidad de Salamanca sobre manuscritos griegos en España. Esta nueva digitalización y ordenación, ya casi completadas a falta de la inserción en los folios correspondientes de algunos fragmentos menores, apenas legibles, consta, a fecha de hoy, de más de 600 imágenes, correspondientes a 223 ff. r-v, en distinto grado de conservación, de los 307 que sabemos que originalmente contenía el manuscrito completo.

Libros, mediadores y redes sociales en tiempos de Alfonso X (1221-2021).

El blog amigo Folio Complutense nos informa del siguiente curso de verano que creemos puede ser de interés.

Libros, mediadores y redes sociales en tiempos de Alfonso X (1221-2021). 21-23 julio 2021.

PROGRAMA

El año 2021 se conmemora el octavo centenario del nacimiento de Alfonso X el Sabio (1221-1284), una figura estrechamente vinculada con el desarrollo cultural y científico en la península ibérica. Su producción intelectual es fundamental para el estudio de la poesía, de la música, de la pintura, de la jurisprudencia, la historiografía o la astronomía, así como de los diferentes usos lingüísticos en Castilla, y especialmente del desarrollo de la lengua castellana.

Este curso de verano de El Escorial pone el foco de atención en la producción escrita y visual alfonsí y en los agentes involucrados en su definición teórica y material, así como en las redes sociales que favorecieron que la corte de Alfonso X se constituyera como un espacio del saber interconectado con otras culturas y ámbitos de conocimiento. Astrónomos, juristas, poetas e instrumentistas, estrategas del ajedrez, diplomáticos, escribanos, pintores, cronistas, clérigos y laicos, cristianos, judíos y musulmanes, el universo de la corte castellana se presenta como un mosaico de agentes y tradiciones diversas que se articulan y confrontan, impulsadas y coordinadas por el monarca. Para analizar estos aspectos trabajaremos sobre tres ejes fundamentales: trovadores y juglaresas, intelectuales y políticos, y lenguas y libros.

Estas líneas temáticas serán analizadas desde diferentes disciplinas y enfoques metodológicos, combinando aspectos teóricos y prácticos que nos permitan reflexionar sobre la transmisión de conocimiento, sobre las comunidades intelectuales y sobre el papel de los libros como artefactos culturales, y siguiendo lo establecido por el rey Sabio “nos reuniremos con voluntad et con entendimiento de aprender los saberes».

RIT diseña un sistema de imágenes para ayudar a las bibliotecas y museos a descubrir textos ocultos

Científicos del Instituto Tecnológico de Rochester están desarrollando sistemas de imagen de precio asequible para ayudar a las bibliotecas y museos a preservar y ampliar el acceso a sus colecciones históricas. El proyecto, financiado con una subvención del National Endowment for the Humanities, tiene como objetivo crear un sistema de imágenes espectrales de bajo coste y un software que pueda utilizarse para recuperar textos oscurecidos e ilegibles en documentos históricos.

Universo Abierto

historical_document_imaging

Los científicos del Instituto de Tecnología de Rochester están desarrollando sistemas de imágenes asequibles para ayudar a las bibliotecas y museos a preservar y ampliar el acceso a sus colecciones históricas. El proyecto, tiene como objetivo crear un sistema y software de imágenes espectrales de bajo costo que se pueda utilizar para recuperar texto oculto e ilegible en documentos históricos.

Las imágenes espectrales, el proceso de recopilación de imágenes de objetos en muchas longitudes de onda de luz, pueden ser una forma efectiva de revelar texto que es indetectable para el ojo humano en documentos que tienen cientos de años. Sin embargo, los sistemas existentes son caros y requieren experiencia en el procesamiento de imágenes, lo que los hace inasequibles y poco prácticos para la mayoría de las colecciones especiales.

Actualmente, el equipo está diseñando el sistema y espera tener un prototipo funcional para fines de invierno.

Ver la entrada original

Nueva plataforma para las bases de datos del CRAI Biblioteca de Reserva (Universidad de Barcelona) : Marcas de impresores y Antiguos poseedores.

Hace unos meses hacíamos referencia a la exposición virtual llevada a cabo por el CRAI Biblioteca de Reserva (Universidad de Barcelona) «La vida privada de los libros del CRAI Biblioteca de Reserva», donde celebraban 10 años del proyecto Antiguos Poseedores, un recurso que da a conocer las personas e instituciones propietarios de los libros que custodian.

Ahora nos presentan  la actualización de dos recursos en un nuevo entorno:

Con la externalización del proyecto a cargo de la empresa Coeli, el CRAI ha hecho una apuesta por optimizar su explotación y difusión. En su blog nos resumen la gestación y proceso del proyecto para poder captar su relevancia y largo recorrido. [VER ENTRADA ORIGINAL]

Así, siguiendo el precedente del Thesaurus UB, las dos bases de datos se han migrado al software de gestión y difusión documental Coeli Platform , con una mayor presencia en la red y una optimización de su explotación y su rendimiento. También, bajo la responsabilidad de la empresa Edditio , se ha hecho un cambio radical en la presentación de los datos, ahora mucho más atractiva, donde las imágenes tienen un peso primordial. Después de unos meses de intenso intercambio para el estudio del diseño y de la migración de los datos, este es el resultado. A través del menú, podremos pasar de una base de datos a la otra sin necesidad de salir de la página.

¿Cuáles son las mejoras más relevantes?

  • Combinación de diferentes facetas en la búsqueda. Por ejemplo, podemos recuperar las mujeres impresoras que trabajaron en Barcelona, ​​o los sellos que utilizaban los benedictinos como marca de propiedad.
  • Presentación de las imágenes en una galería, que se convierte en distintivo del nuevo recurso.
  • Posibilidad de navegar a partir de un mapa y una línea del tiempo.

La función de consulta en castellano y en inglés sigue vigente, con más conceptos traducidos, y la bibliografía de los dos recursos se mantiene con otro formato. Asimismo, la actualización seguirá siendo semanal.

Os dejamos con este vídeo, donde ver una pequeña muestra de la estructura y el funcionamiento de este nuevo producto.

Los Moralia in Job.

El Área de Biblioteca Digital de la BNE ha realizado recientemente la digitalización de uno de los códices más importantes y voluminosos de la Edad Media hispana, los Moralia in Job de San Gregorio (Mss/80), fechado el 11 de abril del año 945 en el desaparecido monasterio de Valeránica, en la actual provincia de Burgos. El manuscrito fue copiado e iluminado por Florencio, cuyo nombre aparece en el colofón y en el laberinto del fol. 3r, un destacado artífice del que se conservan otros manuscritos, como la Biblia de San Isidoro de León de 960.  Posteriormente fue a parar a la catedral de Toledo, de dónde llegó a la BNE en 1869.

Las ilustraciones se concentran en los primeros folios, formando un conjunto de gran originalidad : letra alfa (fol. 1v), Cristo en majestad (fol. 2r)Crismón (fol. 2v), laberinto (fol. 3r) y pavo real (fol. 3v). El conjunto se completa con una serie de iniciales y una letra omega en el fol. 501r.

El colofón de la obra (fol. 500v) es una sorprendente confesión de su autor y una advertencia para el futuro : “Quien no sabe escribir no aprecia mucho este trabajo. Pero si quieres saber cuan ardua es la tarea del escritor trata de hacerlo tú mismo. Oscurece la vista, encorva la espalda y hace que se junten el pecho y el vientre, es una prueba terrible para todo el cuerpo. Por lo tanto, amable lector, pasa estas páginas cuidadosamente y mantén tu dedo lejos del texto. Porque así como el granizo destroza los frutos de la primavera, de la misma manera un lector descuidado es una pesadilla para los libros y la escritura”. Por ello, como homenaje al esfuerzo de Florencio y para que ningún lector descuidado acercase sus dedos al manuscrito decidimos que había llegado el momento de su digitalización más de mil años después de que fuera finalizado.

Fuente: BLOG de la BNE

Proyecto Ptolemaeus Arabus et Latinus (PAL).

Nos hacemos eco de una noticia aparecida en el blog amigo Folio Complutense : noticias de la Biblioteca Histórica de la UCM dado el interés que puede tener para nuestros lectores.

El Proyecto Ptolemaeus Arabus et Latinus (PAL) está dedicado a la edición y estudio de las versiones árabe y latina de los textos astronómicos y astrológicos de Ptolomeo y material relacionado. Incluye obras de Ptolomeo o atribuidas a él, comentarios al respecto y otras obras relevantes para comprender la herencia de Ptolomeo en la Edad Media y el período moderno temprano hasta 1700 d.C.

La base de datos PAL se publicó por primera vez en diciembre de 2016 y se está implementando casi a diario, pero los visitantes deben saber que todavía es un trabajo en progreso.

La base de datos en línea PAL ofrece los siguientes elementos:

Obras: un catálogo de obras ptolemaicas árabes y latinas en tres categorías:

  • A. Obras de Ptolomeo, entre las que están el Almagesto, el Tetrabiblos y el planetario Hipótesis, Phaseis, Analema, Planisphaerium, y las Tablas de Handy .
  • B. Pseudepigrapha (obras falsamente atribuidas a Ptolomeo), es decir, principalmente el Centiloquium, pero también otras obras astronómicas y astrológicas, unas treinta de las cuales se conocen en árabe y latín.
  • C. Comentarios sobre los textos de A y B anteriores.

Manuscritos: catálogo de manuscritos ptolemaicos árabes y latinos.

Imágenes: reproducciones en alta definición de obras ptolemaicas de un manuscrito seleccionado o una edición impresa temprana.

Textos: transcripciones de obras ptolemaicas, preparadas a partir de un manuscrito seleccionado o una edición impresa temprana.

Glosario: un glosario griego-árabe-latino-inglés de términos astronómicos y astrológicos

Más información:
Proyecto Ptolemaeus Arabus et Latinus (PAL)

La vida de un escriba medieval.

El blog amigo Medievalists nos acerca el duro trabajo de escriba antes de la invención de la imprenta, que nosotros reproducimos en el Mercurio.

[VER ENTRADA ORIGINAL]

Si una persona de la Edad Media quería una copia de un libro o un poema, obtener uno no era tan simple como visitar una librería local. Cada libro, antes de la invención de la imprenta, era copiado a mano del original lo que implica que era un proceso dispendioso. Esta es una mirada de cinco minutos al proceso de copiar un libro.

Por Danièle Cybulskie
Traducido por Pilar Espitia

Primero, el cliente tiene que ver cómo tomar prestado el códice de alguien dispuesto a desprenderse de este por los meses que tardará en ser copiado. Ya que eran bienes tan costosos, este acuerdo debía ser uno de gran confianza entre amigos, o uno de cuidado (y tal vez un intercambio monetario) entre desconocidos. Una vez se tenía a la mano el original, se tendría que encontrar un escriba para copiarlo. Los escribas eran contratados en las ciudades, pero si un cliente vivía fuera de la ciudad, lo más probable es que recurriera a alguien del clero ordenado para hacer la copia, ya que eran ellos los que enseñaban a escribir. La mayoría de monasterios tenían sus propios scriptorium para así copiar los trabajos sagrados de sus propias bibliotecas. No obstante, los encargos privados no eran desconocidos. Vale la pena notar que algunos de estos códices que han sobrevivido tienen errores de copiado que probablemente eran hechos porque el copista era analfabeto. ¡Parece que los clientes contrataban escribas de donde podían!

El escritorio de un escriba no se veía como un escritorio moderno, ni se veía como los tipos de mesas planas que usualmente vemos en películas o televisión. Los escribas hacían su trabajo en escritorios que son más parecidos a atriles. Las páginas eran sostenidas en un ángulo inclinado, de más de 45 grados. Esto parece doloroso para un escritor moderno, pero en realidad era muy útil para permitir que la tinta fluyera bien y de manera pareja desde la pluma. Si miran de cerca la tinta de una manuscrito medieval (y, afortunadamente, hay muchas páginas web que tienen copias digitales), podrán usualmente ver los lugares donde la tinta se empieza a acabar, y la pluma es sumergida de nuevo. Si alguna vez han intentado hacer ejercicios de caligrafía o pintura, podrán imaginar lo seguido que el escriba tendría que sumergir su pluma.

A veces, también se pueden ver los lugares donde el escriba ha cambiado de tinta. Recuerden que toda la tinta era hecha de manera artesana con ingredientes que tenían que ser recolectados y preparados, y cada pluma cortada y afilada a mano. Si un escriba cometía un error, tenía que rasparlo del pergamino con un cuchillo bien afilado (teniendo cuidado de no arruinar el resto del pergamino), entonces el proceso de copiado era lento. A veces se pueden encontrar en los manuscritos líneas hechas con lápiz o renglones, como guías que ayudaban a asegurar que el texto fuera escrito de forma paralela en la página en blanco. Las ilustraciones eran agregadas después de que el texto en la página estaba completo ¡Imaginen lo que significaba cometer un error en una página que ya estaba iluminada! Este era un trabajo minucioso, hecho a la luz del sol o de una vela, y podía tardar meses en completarse.

Después de que un escriba había copiado un trabajo, se dejaba a un lado hasta que había suficientes trabajos diferentes para encuadernarlos entre dos cubiertas. Esto significa que los códices eran personalizados, y podían contener un rango de trabajos que van desde poesía, historia, hasta recetas. Como pueden imaginar, esta es una de las mejores partes de un manuscrito: adivinar la personalidad detrás del cliente o clienta que había comisionado todos los trabajos de un códice. Era como ver los estantes de libros de una persona moderna para hallar pistas sobre quiénes son. La encuadernación era (de nuevo) hecha a mano, con portadas hechas de madera que usualmente eran cubiertas con cuero como decoración, y a veces con oro y joyas, dependiendo de la riqueza del cliente, y el significado del texto (por ejemplo, los trabajos religiosos usualmente exhiben más cuidado en la creación y decoración).

En un mundo de libros de bolsillos y electrónicos, es interesante pensar sobre qué textos nos importarían tanto como para pasar por el largo y arduo proceso de copiarlos a mano. Aunque esto es solo un acercamiento de cinco minutos a este proceso, podrán ver que las elecciones de lectura eran bien pensadas antes de emprender el proyecto de copiar un códice. Los libros son un lugar muy útil para comenzar a conocer a las personas del pasado.

Pueden ver algunos de los trabajos hechos por escribas medievales en el  Medieval Manuscripts Blog de la British Library

Notae Tironianae

La actualidad del mundo clásico

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

El Maravedí

Notas de numismatica

Alexandra Vidal

Histórias & Arquivos

Biblioteca de Santa Cruz

Blog de la Biblioteca Histórica de Santa Cruz

BiblioMab : le monde autour des livres anciens et des bibliothèques

Bibliothèques, livres anciens, bibliophilie, mutations

Universo Abierto

Blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca

El Mercurio salmantino

Blog de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca