‘Las siete Partidas’ e ‘Infortiatum’ : joyas de la Biblioteca Histórica

Tesoros.jpg
La Gaceta de Salamanca, sábado 10 de marzo de 2018

PRESENTAMOS DOS OBRAS JURÍDICAS MUY DISTINTAS PERO DE SINGULAR RELEVANCIA:

  • Las Siete Partidas es un cuerpo normativo redactado en la Corona de Castilla, durante el reinado de Alfonso X (1252-1284), con el objetivo de conseguir una cierta uniformidad jurídica del Reino. Su nombre original era Libro de las Leyes, y hacia el siglo XIV recibió su actual denominación, por las secciones en que se encontraba dividida. Esta obra se considera uno de los legados más importantes de Castilla a la historia del Derecho, al ser el cuerpo jurídico de más amplia y larga vigencia en Hispanoamérica (hasta el siglo XIX). Incluso se le ha calificado de «enciclopedia humanista», pues trata temas filosóficos, morales y teológicos (de vertiente greco-latina), aunque el propio texto confirma el carácter legislativo de la obra, al señalar en el prólogo que se dictó en vista de la confusión y abundancia normativa y solamente para que por ellas se juzgara.

En la Biblioteca General Histórica se conservan varias ediciones de “Las Siete partidas”, pero la edición de 1576, publicada en Salamanca, es la primera que aporta los comentarios de Gregorio López de Tovar (Valladolid, 1547-1636). Los comentarios y explicaciones de este jurista, uno de los más prestigiosos del momento, enmarcan la obra y la enriquecen. Prueba de la importancia de la edición es que el ejemplar conservado en Salamanca procede de la Gran biblioteca de los Duques de Osuna.

Alfonso X ‘el Sabio’ creó para la universidad de Salamanca su primer estacionario o bibliotecario y es precisamente en Las siete partidas donde se describen minuciosamente las funciones que tiene encomendadas, como cuidador y corrector de las pecias o cuadernos que debían alquilarse a los estudiantes, una vez autorizado el texto por los catedráticos del estudio.

  • Por otro lado, encontramos en la biblioteca un espléndido códice jurídico de origen y uso puramente universitarios, confeccionado e iluminado en la Universidad de Bolonia en el s. XIV. Se trata de una copia del Infortiatum, uno de los libros que formaban parte del derecho civil, que en esta ocasión va rodeado por las glosas de uno de los más famosos juristas medievales, Francisco de Accursio.

Glosa y texto constituían en estos libros un cuerpo indivisible. Conviene destacar en nuestro códice la articulación de texto, desde las escenas que anticipan el contenido del libro, al resto de las iniciales y calderones, que van guiando al lector en las diferentes divisiones y subdivisiones del texto. La relación entre texto y glosa está garantizada por unas letras en superíndice que remiten del uno a las otras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s